Citation
Bohemia

Material Information

Title:
Bohemia
Place of Publication:
La Habana
Havana, Cuba
Publisher:
Publisher not identified
Publication Date:
Frequency:
weekly
regular
Language:
Spanish
Physical Description:
volumes : illustrations (some color) ; 30 cm

Subjects

Subjects / Keywords:
Periodicals -- Cuba ( lcsh )
Cuba ( fast )
Revistas -- Cuba ( qlsp )
Genre:
Revistas ( qlsp )
History ( fast )
Historia ( qlsp )
serial ( sobekcm )
periodical ( marcgt )

Notes

Dates or Sequential Designation:
Began with época 1, no. 1 (7 mayo 1910)
General Note:
Issues for Sept. 11, 1960-Feb. 4, 1962 include supplements.
General Note:
Ediciones del 11 de septiembre de 1960 hast feb. 4, 1962 incluyen suplementos.
Dates or Sequential Designation:
Comenzó con época 1, no. 1 (7 de mayo de 1910)

Record Information

Source Institution:
University of Florida
Holding Location:
University of Florida
Rights Management:
The University of Florida George A. Smathers Libraries respect the intellectual property rights of others and do not claim any copyright interest in this item. This item may be protected by copyright but is made available here under a claim of fair use (17 U.S.C. §107) for non-profit research and educational purposes. Users of this work have responsibility for determining copyright status prior to reusing, publishing or reproducing this item for purposes other than what is allowed by fair use or other copyright exemptions. Any reuse of this item in excess of fair use or other copyright exemptions requires permission of the copyright holder. The Smathers Libraries would like to learn more about this item and invite individuals or organizations to contact Digital Services (UFDC@uflib.ufl.edu) with any additional information they can provide.
Resource Identifier:
036254854 ( ALEPH # )
562277051 ( OCLC )
0864-0777 ( ISSN )
0523-8579 ( Canceled ISSN )
0864-0777 ( LCCN-L )
Classification:
056 .B676 ( ddc )

Full Text

























Afj t
S i -


4fkr1'j


,. r-
LWA
I-


Lwi


i
t '".


'~laR
~~.....~
ig '''"




,fmnr ) carr
,.I. L I t~C-~7 ~)











LOS RUBIES Y EL CAMARADA IVANOVICH


No hay duda de que nin-
gun buen camarada hu-
biera soAfado siquiera en
robarse los rubies de Pe-
dro el Grande... except,
tal vez, un ruso enamo-
rado. Un divertido cuento
sobre las inconsistencies
de la mente rusa, de un
excelente author ingles.


P- r

R. S. SABOR





CUANDO Ivan Ivanovich tenia
catorce afios, sus compafieros
de clase escenificaron una fuga en
masade la escuela. Ivan se qued6
dormido y lleg6 a ser el primero
de la case y jefe de sus condisci-
pulos.
Dlez afios despuis Annushka, la
muchacha mas rica de Poltava, ex-
periment6 aI influencia ofuscadora
del voldka en la facultad de dis-
cernir e inform a Ivan Ivanovich
que se casaria con 61.
-Vanya, palomo mio -le dijo con
ternura, empleando el diminutive
familiar de Ivan, mientras 6l la es-
trechaba en sus brazos.
A los treinta y cuatro afios de
edad, regordete, con el cabello ra-
lo, Vanya era el marido serenamen-
te dichoso de Annushka, cuyo buen
juicio le fuera devuelto poco des-
pues de la boda. Sin aspavientos
61 se habia sometido a las decisio-
nes y deseos de ella en todos los
asuntos de menor cuenta. Cosas
mayores, asf como hijos, habianle
sido negados hasta entonces a Va-
nya y Annushka.
El sibado, vispera de su d4cimo
aniversario de boda, Vanya pulia
las espadas y yelmos del museo
local hasta que le era dado ver sus
tristes ojos reflejados en su brufii-
da superficie. Nunca, nunca podria
satisfacer el viejo deseo de su es-
posa, el, nico que ella jams con-
virtiera en mandate.
El bigote color de miel de Va-
nya adquiri6 un tinte rojo maca-
bro cuando encendi6 las altas bu-
jfas de treinta y seis horas que ro-
deaban el objeto de que mas or-
gulloso estaba el pueblo. En una
urna de crystal, reposando en un
cojincillo de seda y terciopelo, ful-
guraba la sortija de rubies de Pe-
dro el Grande.
-Hoy lo haras en mi obsequio
-dijdrale Annushka aquella mafa-
na-. No es verdad. Vanya, mi
pichoncito? Unicamente por un dia
y una noche. S61o me la pondrd en
la casa. iLa sortija del zar ef la
ruda mano de tu Annushka! El lu-
nes por la pafiana te la vuelves a
levar, y nadie se enterari nunca.
SVanya encogi6 los hombros lle-
,no de desesperaci6n, mientras con-
tinuaba pullendo.
-iC6mo podr6 hacerlo? -mur-
mur6 a la voz que oia dentro de
si-. Sigo dielndote que la sortija


de Pedro es sagrada. Pertenece b
la Madre Rusia. Ademas, hace mu-
cho frio en Siberia.
-Pero ti tienes la Have -insis-
tia la voz.
-Y el camarada Petrov quiere
ver la sortija primero que todo, el
lunes por la mafiana -replicaba
Vanya.
-Puedes colocarla en su sitio
antes de que I6 league -decia la
VOZ.
Vanya no tuvo tiempo de con-
testar. Un campanillazo lo llam6 a
la oficina del comisario que tenia
a su cargo el museo.
Vladimiro Petrov termin6 de co-
mer su pan con salchicha, vigilado
por la efigie inc6modamente bend-
vola del Padre de Todas las Rusias.
-iViva la Revoluci6n! -le dijo
a Vanya y alz6 un pufio velludo.
-Si, camarada, -respondi6 Va-
nya mansamente.
Petrov nuso dos manos pecosas
en los hombros de Vanya.
-iQui honor para la ciudad!
-Si, camarada comisario.
-Y para tu esposa. Annushka
estara orgullosa. Sin embargo se-
ran noches frias y solitarias para
ella
Petrov que gustaba de las obser-
vaciones tan pimentosas como su
alimento, le pestafie6 a su custodio
desde tan cerca que Vanya dese6
que no lo hiciera.
No obstante, forz6 una sonrisa
vacua que podria tomarse como
una insinuaci6n de perfecci6n con-
yugal.
-He recibido instrucciones de
decirte -continu6 el comisario-,
que deberAs representar a Poltava
en la exposici6n del Estado la se-
mana que viene. El lunes tomards
el tren de las diez y treinta y cin-
co para Moscu. Eso nos da tiem-
po para empaquetar la sortija que
entregaras al camaradar secretario
del Comitd de la Exposici6n el jue-
ves. Ven a verme el lunes una hora
antes de salir eLtren. Y dile a An-
nushka que tu retrato saldra en
"El Obrero de Poltava". Yo ir6 a
verla el jueves por la noche para
ensefifrselo.
Vanya procur6 mostrarse arro-
bado.
-iMueran los belicistas! -dijo
Petrov.
-iMueran! -respondi6 Vanya y
abri6 la puerta. "Mi fltima oportu-
nidad", pens6 al echar las cortinas
en el museo. Luego se dirigi6 a la
urna de cristal.
No habla mAs que dos visitantes
en la galeria. A decir verdad, ha-
bian estado sentados frente al 61eo
de las "Pesquerias del Dnleper"
desde el mediodia. Cogidos de la
mano y enamorados del arte como
uno de otro.
Vanya apag6 la lImpara de pe-
tr61eo para que la amorosa pareja
no viera y busc6 a tientas sus Ha-
(Continua n la Pig. 132)






S46N.

La abn


Vanya casi se sintio poseido de pdnico al bajarse a
recoger las leaves.
3 -













MI HUA TENDRA


C UANDO naci6 mi hijita yo era
adn muy joven. Me sentia des-
bordante de gozo, de vigor, plena de
la alegria de vivir. Vivia entonces
en un cuadro que podrd parecer ex-
trafio a mis compatriotas america-
nos, pero que yo encontraba de lo
mfs natural. Habitabamos entonces
cerca de un pueblecito rodeado de
un muro de barro, en el norte de
China. Mis ventanas daban sobre
kil6metros y kil6metros de campos
Ilanos que el verano cubria de un
tapiz verde de trigo y de sorgo y
el invierno de un manto gris de pol-
vo. La primavera era la mas bella
estaci6n, pues sobre el verde tierno
del trigo o del sorgo danzaba el
muard de los espejismos. No habia
lago ni montafia en los alrededores,
pero los espejismos nos los daban.
Permanecian en suspense como sue-
fios locos sobre el horizonte. Difi-
cilmente se persuadia uno de que
Sno representaban la realidad.
Como muchas otras j6venes, yo
4.. ,.. tenia mis suefios. Queria escribir
cuando conociera suficientemente
la vida. Siempre le habia pedido
a la vida una gran abundancia y,
cuando consult mis recuerdos,
pienso que siempre he corrido al en-
cuentro de sus does. Siempre he
deseado tener hijos. Asi, pues, cuan-
do un bello dia de primavera, me
apercibi de que mi esperanza iba a
realizarse, senti una inmensa ale-
gria. En este moment, mal podia
Simaginarme que este primer hijo
iba a ser el ultimo. Todo me habia
salido bien en la vida. Habia nacido
S bajo una buena estrella. Encontra-
ba-mi felicidad de lo mAs natural
y veia ya mi hogar Ileno de nifios.


J:1






,r\ t4
t'


AC




Nt


i k2


1.'


La primer mirada que cambid con
mi hijita, la recuerdo tan bien...
Fud una dulce mafiana de marzo.
Una amiga china me habia traido
ramas floridas de ciruelo y fud la
primer cosa que vi al abrir los ojos.
Luego me mostraron mi bebd, que
la joven enfermera china habia en-
vuelto en una frazada rosada. La
encontr6 de una belleza excepcional.
Tenia rasgos bien disefiados, ojos de
mirada tranquil y reflexiva. Inter-
cambiamos una mirada de com-
prensi6n y yo rei.
Recuerdo haber dicho a la enfer-
mera:
-Mi hijita no tiene un aire de-
masiado reflexive para su edad?
Tenia menos de una hora.
-Si, es verdad -respondi6 la en-
Sfermera-. Y qu6 linda es! Este
bebe tendra un papel important en
la vida.
ICon cuAnta frecuencia he recor-
dado estas palabras! Al comienzo
me sentia orgullosa de ver a la pe-
quefia tan inteligente y en tan bue-
na salud. No tenia mAs que dos me-
ses cuando uno de mis amigos la
vid por primer vez. La pequefa no
habia visto jamAs a un hombre con
bigote negro; le mir6 un moment,
luego los extremes de su boca se
bajaron, pero por alguna suerte de
orgullo contuvo las lgrimas.

Comenz6 entonces el largo calva-
rio que los padres que levan es-
ta misma cruz conocen bien".


, -


i,1








l l 0 0 -a 0 M a d r e T ia0


SIEMPRE LA EDAD MENTAL DE


-Es extraordinario --dijo mi
amigo-; observe ya lo que para
ella es nuevo.
Un mes despu4s partimos de via-
je y recuerdo haberla subido en su
canasta al puente del barco para
que aprovechara el fresco de la ma-
fiana. Los pasajeros se detenian fre-
cuentemente para mirarla y yo me
Ilenaba de orgullo cuando observa-
ba su belleza exceptional y la in-
teligencia de sus profundos ojos
azules.
*
Yo no s6 cudndo ni c6mo su in-
teligencia dej6 de desarrollarse. En
mi familiar no habia nada que pu-
diera infundirme el temor de tener
un hijo normal. Podia, incluso,
sentirme orgullosa de mis antepa-
sados. Del lado de mi padre, se ha-
bian distinguido en literature y en
idiomas y la rama materna era
tambi6n muy cultivada. En la fa-
milia de mi marido la salud era
perfect; y tambi6n la inteligencia.
Yo no tenia el menor temor ni la
menor raz6n de temer. No habia
visto jams sino un nifo normal,
el hijo de un misionero, y no me
habia inspirado piedad ni amor.
En China el caso debe presentarse
rara vez y, si existen, tales nifios-
son probablemente retenidos en ca-
sa-y cuidados tiernamente. Es posi-
ble, igualmente, que mueran j6ve-
nes. En todo caso, ninguna madre
joven hubiera podido estar menos
preparada para esta prueba.
Mi hijita seguia creciendo vigo-
rosamente. Habiamos abandonado
la China del Norte y viviamos en
Nankin, sin duda la ciudad de Chi-
na, despues de Pekin, mas rica en
recuerdos hist6ricos y humans.
En el interior de la ciudad vivia-
mos como en el campo. Nuestra ca-
sa daba sobre un cesped, jardines,
- un bosquecillo de bambis y grandes
Arboles. Cuando edificaron los mu-
ros de la ciudad, hace siglos, los
constructores previeron la posibili-
dad de un asedio y dejaron campos
en el interior. Nuestro "compound"-
estaba rodeado de fincas y lagos
con peces. Era un lugar sano y
agradable para criar un nifio. La
pequefia seguia siendo linda, como
lo seria todavia hoy si la luz del es-
piritu iluminara sus rasgos. Yo
creo haber sido la ultima persona
que se di6 cuenta de la anomalia.
Era mi primer hijo y no tenia nin-
gfn punto de comparaci6n precise.
Cuarfdo tenia tres afios, comenc6 a
asombiarme de que no hablara to-
davia.
~-4
Rica en experiencia adquirida mas
tarde con mis bebis adoptivos, yo
s6 abora que el niio aprende a
pronunciar las palabras de manera
tan natural como a respirar; habla
a media que crece, no tiene nece-
sidad de que se le ensefie. Oye ha-
blar en derredor, acumula incons-
cientemente los medios de expresar
sus pensamientos cada vez mis nu-
rnerosos. En mi agradable ambien-
te, en el interns despertado por.un
profundo cambio en la historic de
China, cuando el gobierno naciona-
lista tom6 el poder y parecia leno
de promesas, yo hallaba la vida


LA PRIMERA INFANCIA


por


PEARL


BUCK


Fama, Tortuna, salud, belleza... Todo
le ha sido propicio a la talentosa hija
de misioneros que fleg6 a conquistar el
premio Nobel. Pero a Jo largo de esa
carrera de triunfos ha venido arras-
trando una cruz que ninguno de sus
muchos lectures podia siquiera sospe-
char. Es la historic de ese calvario
Io que cuenta en su ultimo libro. He
aqui uno de los capitulos mas en-
ternecedores.


apasionante y maravillosa. Sin em-
bargo recuerdo que sentia subir en
mi una sorda inquietud. Mi hijita
lucia tan bien, con sus mejillas ro-
sadas, sus cabellos rubios y fuertes,
sus ojos azules tan puros... ;Por
qu6 no hablaba?
Recuerdo las ansiosas preguntas
que hacia a mis amigas sobre sus
propios hijos. Las respuestas eran
tranquilizadoras; quizas demasiado.
Me decian que los nifios empezaban
a hablar a edades muy variables,
que un hijo Onico aprendia mas
lentamente que los otros. Me pro-
digaban todas las palabras vacias


y consoladoras de la amistad bien
intencionada. Yo les creia. Mis tar-
de, cuando conocia la tragica ver-
dad, pregunt6 a mis amigas si se
habian dado cuenta. Recibi una res-
puesta afirmativa; las de mis edad
estaban seguras de no haberse equi-
vocado, pero se abstenian de decir-
melo por no causarme pena.
Jamas he comprendido sus es-
crupulos. La verdad me es mis pre-
ciosa que todos los falsos consuelos;
la encuentro de tal modo mas pre-
ciada que la huida o la evasion, que
para mi el mejor amigo es el que
tiene el coraje de no ocultarme na-


La gran escritora Pearl Buck, autora de "La Buena Tierra",
en la fecha en que fui a Estocolmo a reclbir el Premlo
Nobel de Iateratura.


da. Una herida brutal pero util tie-
ne su valor. Mi bebe tenia cerca de
cuatro afios cuando descubri final-
mente que su espiritu habia dejado
de desarrollarse. Todos tenemos
tristes despertares. A veces son
bruscos, a veces (como para mi)
progresivos. Hasta el filtimo mo-
mento me negu6 a career en la evi-
dencia.
Mis primeras inquietudes datan
de un verano que pas6 al borde del
mar de China. El estado del tiempo
era dulce, agradable, las olas venian
a morir suavemente a la playa,
las montafias descollaban sobre el
horizonte. Yo pasaba mis mafianas
en la playa con mi hijita; por las
tardes tomabamos a veces esos pe-
quefios asnos gris que alquilan en
la playa y nos ibamos a pasear por
el valle.
La nifia comenzaba a hablar;
muy poco, pero suficiente para cal-
mar momentAneamente mi inquie-
tud. Hay que recorder que yo no
poseia ninguna experiencia en el
dominio de los nifios defectuosos.
Ahora los reconozco al primer gol-
pe de vista, entire un gentio. Miro
primero al nifio, luego veo a la ma-
-dre tratando de sonreir, de hablar-
le alegremente, hacidndole de su
sonrisa una cortina para ocultarlo
de los demas. Antes yo no veia si-
quiera a mi hija tal como era. Com-
prendia todos sus gestos y sus frag-
mentos de palabras.
-Ella no habla porque obtiene
todo lo que quiere sin tomarse nin-
gun trabajo -me dijo una amiga.
Yo trat6 entonces de forzar a mi
hija a pedir lo que queria. No pa-
recia comprender.
La ansiedad debe de haberme con-
movido mas de lo que yo percibia,
pues recuerdo el dia que asisti a
una conferencia dada por una psi-
quiftra americana. Habl6 del nifo
de edad escolar y escuchAndola des-
cubri las anomalias de mi hija. La
doctor indic6 los signos de peli-
gro que yo no habia sabido obser-
var. Los retrasos en el andar, el
hablar, la inestabilidad y la impo-
sibilidad de permanecer quiet en
un lugar... todas estas sefiales in-
dicabaiTun nifio normal. Lo que
yo habia tomado como la vitalidad
de un cuerpo magnifico no era si-
no la incapacidad del espiritu para
controlar los movimientos del cuer-
po.
Despues de la conferencia, pedi
a la doctor que fuera a examiner
a ml hijita. Prometi6 venir el dia
siguiente. Yo no habl6 con nadie
de mi temor creciente y pas una
noche en vela, asi6ndome a todas
las buenas sefiales, a todo lo que la
nifia sabia hacer: comia sola, se
vestia (sin embargo sin abotonarse)
gustaba de mirar los libros de imA-
-genes, y comprendia mejor de lo
(Continua en la--Pg. 112)










iAQUELLOS


TIEMPOS!...


EN las noticias y los comentarios
referentes a que los estudiantes
universitarios de otras 6pocas so-
lamente se dedicaban al studio y
permanecian ajenos a la political,
hay much de fantasia y de igno-
rancia y tambien una buena dosis
de mala intencidn de los politicas-
tros deseosos de que no les. moles-
ten en el diafrute del festin. Asi
piensan, ademis, todos los ele-
mentos reaccionarios cuyo maximo
anhelo consist en el cierre de la
Universidad de La Habana por tra-
tarse de in centro de ensefianza
liberal y progresista.


El general Concha, tires veces go-
berador de Cuba, pas6 el mal
rato de que le enfrentasen en la
Universidad de La Hahana, en
1851, tin iViva Narciso L6pez!

Con Ia excepci6n de los meritisi-
mos esfuerzos dei Prof. Luis F. Le
Roy para fijr algunas de las mis
importantes contribuciones de la
Universidad de La Habana en la
historic de la cultural cubana, no se
hace much entire nosotros acerca
de la historic universitaria, y la me-
moria que al efecto pub. o hace al-
g6n tempo el fallecido Dr. Juan
M. Dihigo constitute hoy en dia
una rareza bibliogrfica que el pro-
pio Dr. Le Roy debiera completar
par que la Umnversidad de La Ha-
bana la imprimlese y la dlstribuye-
se per Cuba y por el mundo entero.
En estos dias, mientras llevaba
a cabo una investigaci6n en el rico
archive de la Universidad de La
Habana, cuya documentaci6n se re-
monta a doscientos afios, me encon-
tre con expedientes de consejos de
discipline inooados en el siglo pa-
sado contra estudiantes de la dpo-
ca que despuds fueron sesudos le-
trados, medicos famosos, ingenie-
ros notables y profesores muy dis-
tinguidos, todos ellos con legitima
aura de respetabilidad en la era re-
publicana; pero conocidos come re-
voltosos agitadores en las aulas
universitarias. "iLos estudiantes a
sus libros!", dicen con aires de dig-
nidad ofendida no pocos de los que
hoy, ya graduados, se olvidan de los
traspils y las caidas que caracte-
rizaron sus studios, traspids y cai-
das de los cuales quedan abundan-
tes pruebas documentales en el ar-
chive de la Universidad de La Ha-
bana.
La investigaei6n que me llev6 a
consultar la papeleria universitaria
toaia algo que ver, en cierto mode,
con las protests, el descontento y


las agitaciones estudiantiles cuba-
nas en los afios tormentosos de la
colonial. El estudiantado universita-
rio habanero tuvo en su seno a Car-
los Manuel de Cmspedes, Ignacio
Agramonte, Tomas Estrada Palma,
Pedro Figueredo, Rafael Morales y
a tantos y tantos patriots que ilus-
traron sus nombres con el herois-
mo y la abnegaci6n con que lucha-
ron per Cuba libre y, per supuesto,
no era possible desdoblar las vidas
de aquellos cubanos en dos tipos
en todo y per todo diferenciados:
sumisos, dedicados al studio e in-
diferentes a los problems nacio-
nales durante cierto nilmero de
afios y, de repente, consagrados a
la protest, la agitaci6n y al eo-
vimiento revolucionario por la in-
dependencia. Los hombres dignos,
civicos, resueltos y animados por
altos ideals de justicia y de liber-
tad, siempre fueron asi y a poco
que se estudie su desenvolvimiento
en el hogar, en la escuela, en los
negocios y en el club, se compro-
baran esas caracteristicas, mus o
menos desarrolladas. Por fortune
para Cuba, el "dictum" de Marti
sobre "... las universidades pare-
cen inultiles; pero de ahi salen los
martires y los ap6stoles...", se
cumpli6 y sigue cumplidndose en
la Universidad de La Habana. Es
asi a pesar de todo, hasta por en-
cima de los errors de los hombres
maduros y de los j6venes que pa-
san por ella.
Result muy c6modo, sin embar-
go, para aqudllos que pretenden la
digestion tranquila de lo bien habi-
do y de lo mal habido, el quejarse
de las cosas que ahora ocurren y
decir que en "sus tiempos", o sea,
en "aquellos tiempos" acerca de los
cuales no hay otra informaci6n que
el poco conocido archive universi-
tario, una nota periodistica ya ol-
vidada, y un caso correccional del
oue no queda memorial, los estu-
diantes eran distintos y estaban
consagrados a los libros, sin pen-
sar en nada mAs...
Recientemente, cuando ordenaba
para su publicaci6n el tercero y fl-


timo volume de mi "Narciso L6-
pez y su Epoca", me he topado con
algunos interesantes dates de las
protests y la agitacion revolucio-
narias entire los .estudiantes univer-
sitarios de 1851. La primer infor-
macion recuerda bastante el caso
de la encendida protest de Julio
Antonio Mella, en 1923, en -plena
Aula Magna, cuando el entonces se-
cretario de Instrucci6n Pdblica y
Bellas Artes del gobierno de Zayas
acudio a presidir la apertura del
curso universitario. Fud un inciden-
te que hizo rugir de rabia y de des-
pecho al Capitan General de Cuba,
que lo era Jose Gutidrrez de la Con-
cha, despuds Marques de La Haba-
na, personaje siniestro, cruel y pdr-
fido a quien en su tercer period
de gobierno los mambises le obliga-
ron a tragarse sus palabras sobre
que los cubanos eran unos perros
falderos, incapaces de convertirse
en leones; porque leones fueron los
invasores de Mlximo Gomez, Ree-
ves, Cecilio Gonzalez, Antonio Ma-
ceo, etc, que en 1875, frescos los
laurels de El Naranjo, Las Guasi-
mas, Palo Seco, La Sacra, Mojaca-
sabe, etc, llegaron combatiendo
hasta las cercanias de Gilines y le
obligaron a presenter su dimision,e
fracasado en la promesa que habia
hecho de aplastar la Revoluci6n cu-
bana.
Corria el mes de junior de 1851 y
las noticias de la inminente inva-
si6n de Narciso Lopez estaban en
todos los labios. Los rumors res-
pecto a los alzamientos en Santia-
go de Cuba, en Camagiiey, en Tri-
nidad, en Pinar del Rio y en la pro-
pia ciudad de La Habana, que es-
taban al producirse, eran corrien-
tes. Todo el aparato represivo del
coloniaje funclonaba dia y noche
contra los sospechosos de ideas re-
volucionarias y los buques de gue-
rra y las tropas espaiolas estaban
en situaci6n de alert para lanzarse
a la lucha.
La Universidad de La Habana
celebraba los actos de graduaci6n
al terminarse el curso de 1850-1851
y las representaciones oficiales. so-


El viejo Convento de Santo Domingo, donde estaba
de La Habana en Ia 6poca colonial.


la Universidad


por

HERMINIO PORTELL VILA


ciales y culturales llenaban el pa-
raninfo universitario en el ya des-
truido Convento de Santo Domingo.
El general Gutidrrez de la Concha
presidia el acto, conjuntamente con
el Dr. Manuel G6mez Marafin,
rector de la Universidad, y las otras
dignidades acaddmicas. Las cere-
monias iniciales se habian celebra-
do sin incident alguno bajo la se-
vera mirada del d6spota, cubierto
de entorchados y condecoraciones,
con su uniform de gala. Todo es-
taba dipuesto en el scenario para
que los graduados Ilevasen a cabo
sus ejercicios a la usanza de la dpo-
ca, con discusi6n de tesis filos6fi-
cas o cientificas para las cuales se
utilizaria una enorme pizarra. Al
levantarse el tel6n, sin embargo, sin
que hubiese modo de evitar el es-
cindalo, se produjo este cuando to-
da la concurrencia, incluyendo al
Capitan General de Cuba, represen-
tante del despotismo colonial, pu-
dieron leer en la pizarra un letre-
ro, escrito con grades caracteres,
que decia: "iViva Narciso L6pez y
mueran los realistas!" En el acto
se suspendieron l eeiosjerccio de
grade, se borr6 el letrero y Concha
orden6 que se hiciera una investi-
gaci6n para la averiguaci6n y el
castigo de los culpables. Casi ense-
guida se supo, por confesi6n del es-
tudiante que se declare responsa-
ble de lo ocurrido quien habia es-
crito aquel reto a la dominaci6n es-
panola que cuidadosamente evitaba
toda declaraci6n anexionista y pro-
clamaba su identificaci6n con Nar-
ciso Lopez y su enemiga del colo-
niaje. Cirilo Ponce de Le6n y de
la Guardia, estudiante del tercer
aMo de la Facultad de Filosofia y
Letras, era el author del letrero y se
present para confesarlo asi y para
aiadir que simpatizaba con Narci-
so Lopez y que estaba en contra del
regimen colonial .
Ahora bien, el joven Ponce de
Leon pertenecia a una antigua e-
influyente f am ilia cubana, muy
bien relacionada en la sociedad
criolla de la epoca. Era el primo-
genito del licenciado Cirilo Ponce
de Le6n y Espinosa, abogado que
habia sido de los Reales Consejos
y antiguo Auditor de Marina, falle-
cido en 1840, cuando l1 apenas si
tenia cinco afios de edad. Vivia al
abrigo de su seiora madre, doia
Mercedes de la Guardia y Alfonso,
con sus hermanos menores, Rodri-
go, Jose Nestor (el insigne patricio
Ndstor Ponce de Le6n, amigo de
Aguilera, de Cdspedes, de Marti,
etcetera, y abuelo de "Cuqui" Pon-
ce de Le6n y Pdrez del Castillo, cu-
yo nombre esti hoy asociado con
los mis notables 6xitos de la tele-
vision entire nosotros), y Patricio
Ponce de Le6n y de la Guardia.
La noticia de este incident apa-
reci6 en el peri6dico "Delta", de
Nueva Orleans, edici6n de junior 30
de 1851, enviada desde La Habana
por el bien informado corresponsal
de esa publicacion, que esta llena
de datos -acerca de la historic revo-
lucionaria de Cuba. En la informa-
ci6n se afiadia que el joven Ponce
de Le6n contaba solamente dieci-
sdis afios de edad.
Quise comprobar lo relative al
caso personal del estudiante Ponce
de Le6n, y allL me fui al archive
de la Universidad de La Habana.
La colaboraci6n de sus amables
empleados me permiti6 consultar el
expediente de Cirilo Ponce de Le6n
(Continua en Ia Pig. 118)






Sus ratios libres

valen dinero

Principle usted su preparaci6n en el Idioma
INGLES cuanto antes si realmente desea salir de
los empleos mal pagados.
Aumente su personalidad distinguiendose hablan-
do INGLES. -
Nunca antes hubo tantas oportunidades para el
HOMBRE o la MUJER que tbnga conocimiento
del Idioma INGLES. La escasez de personal que o0 I
sepa INGLES estS aumentando dia tras dia.
Usted puede aprender el INGLES bien y rapida- DES DICIE
mente por medio del mundialmente famoso "Siste-
ma LOGICO Hemphill". El "Sistema LOGICO
Hemphill" le asegura un aprendizaje breve y fAcil,


atractivo y divertido. La ensenanza es tan sen-
cilia que cualquiera puede aprender. No se ne-
cesitan conocimientos de gramatica 6nico re-
quisito es saber leer y escribir. Aproveche Sus
Horas Libres prepara'ndose en el idioma INGLES.


Cas ggtz 94 Veic Bld.
Lo A glel, aif. U. A
Sucrsle: G l oNo 10 2, La .abna Cuba.
S10 6 o 2 1,Cloba



N


.GRATIS

Pida este libro
Envie el Cup6n a la Oficina
mis cercana a su Domicilio.

Hemphill Schools International
SUCURSAL EN CUBA
GALIANO 102 LA HABANA.


(IV-1O-6c)
I


Sirvanse enviarme sin comptomibo se interetinte folleto GRATIS,
iobre el curso del Idioma Inglis.


thmbre-


Edod


(Escriba con derided) I
Pobloiin Edo. o Prov.
- w mm M am am a ai -I a -u m a olwm.m uJ








L s Ga ds Epsdo 0 0 5 ric 0_0


La Humillacion de CANOSA


CUANDO Worms se hubo rendido
y se le asegur6 al Obispo su
mas pacifica posesi6n, los sajones
y suavos retornaron orgullosamen-
te felices. Habian enviado legados
a fin de asegurarse su presencia
el dia sefialado para calmar las
tormentas civiles en Galia (es de-
-eir, Germania). El rey (Enrique IV)
por su parte, comprendia que su
seguridad dependia de que obtuvie-
ra la absoluci6n de su anatema an-
tes de terminar el afio. Ademfs,
por razones propias, no consideraba
muy seguro ventilar su caso ante
el Papa en presencia de acusado-
res tan hostiles. En tales circuns-
tancias, pues, lleg6 a la conclusion


La historic de la dramatic humillaci6n del
emperador alemin Enrique IV per el papa Gre-
gorio VII en Canosa, relatada por un contem-
poraneo, sencillo pero claro y perspicaz cro-
nista cuya narraci6n ha Ilegado justamente
encomiada, hasta nosotros.

por

LAMBERT DE HERSFELD


otros excomulgados que acudian
presurosos a Roma con el mas ar-
diente deseo de obtener la absolu-
ci6n; pero por temor a los princi-


I NA de las mAs dramAticas peripecias hist6ricas de la Edad
Media es la lucha entire el Pontificado y el Imperio que
dur6 luengos afios. Una de sus etapas culminantes la esceni-
ficaron el pontifice Gregorio VII y el emperador y rey de
Alemania, Enrique IV. Sublevado 6ste contra la pretensi6n
pontifical de supremacia, tanto en lo spiritual como en lo
temporal, intent, en connivencia con algunos magnates
eclesiasticos y laicos, deponer al sucesor de San Pedro, a
quien acusara de simonia y otros crimenes. El papa Grego-
rio no tard6 en responder al reto de Enrique, pronuncian-
do solemnemente su excomuni6n y relevando a sus sdbditos
del juramento de fidelidad. Fu6 entonces abandonado Enri-
que de casi todos, y perseguido por no pocos de sus grandes
vasallos, y para no perder el trono corri6 a pedir perd6n al
papa, cuando se disponia 6ste a partir hacia Alemania con
el fin de resolver, en el terreno, la situaci6n del rebelde mo-
narca. En el castillo de Canosa, en Toscana, recibi6 el pa-
pa al emperador tras humillante penitencia que nos descri-
be a continuaci6n un reporterr" de la 6poca, el monje con-
temporaneo de aquellos sucesos, Lamberto de Hersfeld, ad-
mirable, si sencillo cronista, como veremos.


de que seria mejor ir al encuentro
del Papa en Italia, justamente
cuando este salia para Galia. Alia
trataria de conseguir la absoluci6n
del anatema en cualquier forma
que pudiera. Una vez obtenida ssta,
sus demas dificultades deblan disi-
parse facilmente. Entonces ningdn
escripulo religioso estorbaria su ce-
lebraci6n de una reunion con los
principles y podria obtener el conse-
jo y la lealtad de sus amigos con-
tra sus enemigos. Habiendo salido,
pues, de Spira pocos dias antes de
Navidad, comenz6 el viaje con su
mujer y su joven hijo. No le acom-
pafiaba ningin alemAn de alcurnia
en este viaje fuera de su reino, si-
no un hombre de rango inferior.
Necesitado de provisions para tan
largo viaje rog6 la ayuda de mu-
chos a quienes ayudara 61 en sus
dias mAs dificiles. S61o unos cuan-
tos, ya sea que estuvieran agrade-
cidos por pasados favors o sintie-
ran compasi6n por la situaci6n pre-
sente del Rey, le proporcionaron
socorros. iA tal estado de calami-
dad e infortunio habia caido de re-
pente desde la cima del powder y la
opulencia! Habia, al mismo tiempo,


pes o, ain mas, al Papa, no deja-
ban que el Rey se les juntase.
El invierno de este afio fu6 su-
mamente violent e inclemente. El
Rin, helado, pudo ser cruzado per
los petatones desde la fiesta de
San Martin (noviembre 11) casi
hasta las Calendas de abril. Las
vides en la mayor parte de los lu-
gares se marchitaron, reventadas
sus races por el frio. El rey Enri-
que. en su ruta hacia Italia, cele-
br6 la Nochebttena en Borgofia, en
un sitio llamado Besanz6n. Fue re-
cibido alli con bastante magnifi-
cencia, considerando su situaci6n
de entonces y fuN agasajado por su
tio materno, el conde Guillermo,
que tenia alli muy grandes y pr6s-
peras posesiones. La raz6n que lo
indujo a desviarse del camino rec-
to, hacia Borgofia, fu6 el haber
comprobado que todas las carrete-
ras y access a Italia, comdnmente
Ilamados pass, habian sido cerra-
dos con guards por los duques
Rodolfo, Gfielfo y Bertoldo, preci-
samente con el objeto de impedirle
pasar. Despuds de la debida obser-
vancia de la Pascua de Navidad
parti6 de alli y Ileg6 a un lugar


nombrado Cinis. Alli se avist6 con
su suegra y el hijo de 6sta, Ama-
deo, hombre de eminente autoridad,
extensas posesiones, y muy hoho-
rable reputaci6n en aquellos para-
jes. Al acercarse Enrique lo reci-
bieron con honor. Sin embargo, se
negaron a facilitarle una escolta
para que le acompaiara por sus te-
rritorios, a menos que les pagase
con los cinco obispados italianos
adyacentes, como precio del viaje.
Esto lo consideraron excesivo e in-
Stolerable los consejeros del Rey. Pe-
ro como era absolutamente necesa-
rio para 61 procurarse el paso de
cualquier form que pudiera, y
puesto que madre e hijo no se de-
jaron afectar por lazo alguno de
parentesco o compasi6n per sus in-
fortunios, fud de mala gana acor-


dado, despuds de muchas negocia-
clones, que recibirian cierta pro-
vincia de Borgofia, rica en todas
las cosas, como precio del paso
(por sus dominios). De esta suerte
la indignaci6n del Sefior apartaba
de 61 no s61o a personas a 61 vincu-
ladas por juramentos y muchos be-
neficios, sino a amigos y deudos...
Su dificultad en obtener permiso
para cruzar fu6 seguida por otra.
El invierno era muy riguroso y las
montafias por donde estaba el sen-
dero, y que se extendian por do-
quier con picachos que se perdian
cast en las nubes, se hallaban ates-
tadas de grades masas de hielo
y nieve. El paso a caballo o a pie
por aquel resbaladizo y despefiadizo
declive era impossible sin gran pe-
ligro. Pero el aniversario del dia
en que el Rey habia sido excomul-
gado se hallaba amenazadoramente
cerca y no permitia tardanza algu-
na en el viaje. Enrique sabia que,
a menos que fuese absuelto del ana-
tenm para este dia, estaba decre-
tado, en una sentencia general de
los principles, que su causa se per-
diera para siempre y se le quitara
el reino sin esperanza de restitu-
ci6n. Por consiguiente, se procur6
unos habitantes de la region, fami-
liarizados con el pais y acostumbra-
dos a la fragosa euspide de los Al-


Gregorio VII (Hildebrando) que oblig6 al emperador y rey Enrique
IV a pedirle perd6n, humillAndosele, en el castillo de Canosa...








pes, para ir por delante y mitigar
en todas las formas posibles las
dificultades que ofrecia el viaje a
su sdquito. Guiados por aquella
gente llegaron a la cresta de la cor-
dillera con alguna dificultad; pero
el descenso, despefiadizo, y como ya
se ha dicho, resbaladizo con hielo
glacial, desafiaba to d o ulterior
advance. Los hombres, emperor, es-
taban dispuestos a desafiar todos
los peligros a la fuerza. Ya gatean-
do sobre manos y rodillas, ya re-
costados a los hombros de los guias,
tambaleAndose sobre los sitios res-
balosos, cayendo a veces, deslizAn-
dose las mas, y con riesgos graves
de su vida, se las agenciaron al fin
para llegai a tierra lana. La Reina
y las mujeres que la servian fueron
colocadas sobre pieles de buey y
arrastradas por los guias a cargo
del grupo. De los caballos, unos
fueron colocados en ciertos artefac-
tos, mientras que otros eran arras-
trados con las patas atadas jun-
tas. Muchos de ellos murieron
mientras los arrastraban los mAs
enfermaron, mientras que fueron
pocos los que pasaron ilesos e in-
afectados por aquel peligro.
Cuando se difundi6 por Italia el
rumor de que venia el,Rey, de que
habia vencido los peligros de las
montafias y se hallaba dentro de
los confines de Italia, todos los
obispos y condes de la region acu-
dieron a l1 y lo recibieron con el
mayor honor y magnificencia, co-


IEl papa Gregorio VII excomulga al emperador Enrique IV que in-
tentara deponerlo como pontifice...


v- ,4


Enrique IV y los ciudadanos de Worms, donde el rey convocara Un
sinodo para deponer al papa a quien envi6 un mensaje insultante,
No tard6 en ser excomulgado Enrique y a poco se siguid el episo-
dio de su humillaciOn que se describe en el texto.


mo cuadraba a un Rey. A los-pocos
dias estaba rodeado de una hueste
innumerable. Porque alli se encon-
traban aquellos que desde el prin-
cipio mismo de su reinado habian
deseado aquel advenimiento. Italia
se hallaba constantemente infesta-
da de guerras, contiendas partidis-
tas, robos y asaltos de varias cla-
ses a los individuos. Esperaba
aquella gente que Enrique corregi-
ria con la censura real istas y to-
das las demAs infracciones de la
ley y de los derechos de los mu-
chos por unos pocos presuntuosos.
Tambidn se vociferaba que el Rey
venia presuroso y poseido de gran
c6lera a deppner al Papa. Esto
complacia asimismo a muchos, por-


que les brindaria la oportunidad de
obtener adecuada venganza contra
quien por tan largo tiempo los tu-
viera suspendidos de la comuni6h
eclesiastica.
Entre tanto el Papa se hallaba
camino de Alemania. Los principles
que se reunieron en Oppenheim ha-
bianle enviado cartas instAndolo
con urgencia a encontrarlos en
Augsburgo el dia de la Purifica-
ci6n de Santa Maria (2 de febrero)
para discutir el caso del Rey. Por
consiguiente, a pesar de la disua-
si6n de los nobles romanos que te-
mian el resultado incierto del asun-
to, apresur6 su partida cuanto pudo
a fin de estar alli el dia sefialado.
Su escolta se la suministr6 la con-


desa Matilde (de Toscana)... Cuan-
do habia iniciado la jornada se en-
ter6 inesperadamente de que el Rey
estaba ya en Italia. A instancias
de Matilde, pues, se retire a cierto
sitio muy bien fortificado lamado
Canosa, a esperar alli hasta haber
comprobado mis cuidadosamente el
prop6sito de la venida del Rey.
Queria saber si el Rey venia a pe-
dirle perd6n, o si buscaba airado
vengar por la fuerza la excomu-
ni6n.
El rey Enrique, sin embargo, ce-
lebr6 una conferencia con la con-
desa Matilde y la envi6 al Papa,
cargada de ruegos y promesas. Con
ella envi6 tambien a su suegra, a
su hijo, al margrave Azzo, y el
abad de Cluny, asi come a algunos
principles de Italia que no necesi-
tamos mencionar. Todos rogaron al
Papa que lo absolviera de la exco-
muni6n y que no pusiera fe teme-
rariamente en las acusaciones de
los principles alemanes que eran
movidos mis por la pasi6n del ren-
cor que por el amor a la justicia.
Cuando el Papa oy6 este mensaje
dijo que era impropio y asaz con-
trario a la ley eclesiastica ventilar
el caso de un acusado en ausencia
de los acusadores. Es mas, les ma-
nifest6 que si el Rey estaba seguro
de su inocencia dadi dar de lado
a todos los escrfipulos de temor y
presentarse confiadamente en Augs-
burgo el dia que los principles ha-
bian acordado reunirse. Alli, cuan-
do se hubieran oido l aaos alegatde
ambas parties, se le impartiria la
mas recta justicia en todos los pun-
tos, sin prejuicio o favor, de acuer-
do con el derecho eclesiastico. A
esto contestaron ellos que el Rey
jams evadiria un juicio que sabia
habia de ser la mAs inexpugnable
vindicaci6n y recomendaci6n de su
equidad e inocencia. Pero, apunta-
ban ellos con apremio, el aniversa-
rio del dia en que el Rey habia sidoj
excomulgado se acercaba, y los
principles del reino que se- retraje-


ran hasta entonces en espera del
resultado del asunto en cuesti6n
tornabanse impacientes. Si Enrique
no era absuelto antes de ese dia,
segfin el derecho palatino, se le
tendria por indigno de la realeza
y no merecedor de que se volvie-
ran a oir sus arguments en pro
de su inocencia. Por esta raz6n,
decian, busca l1 la absoluci6n tan
resueltamente, y estA dispuesto a
ofrecer cualquier form de satis-
facci6n que pueda demandar el,
Papa a fin solamente de que lo ab-
solviera del anatenia y recibir la
gracia de la comuni6n eclesiastica.
En cuanto a las acusaciones que
sus acusadores habian hecho con-
tra 61, estaria dispuesto a respon-
der plenamente a ellas, como si na-
da se hubiera hecho con este con-
venio, cuando y done el Papa le
ordenara. Luego, de acuerdo con la
sentencia del Papa, estaria dispues-
to a recibir el reino otra vez si re-
futare las acusaciones, o a renun-
ciarlo con ecuanimidad si perdiere
su causa.
Durante largo tiempo el Papa se
neg6 a tomar en consideraci6n las
peticiones, porque temia que el Rey
fuese inconstante y de disposici6n
fAcilmente influible por sus servi-
dores inmediatos. Vencido al fin
por las importunidades de aquellos
celosos abogados, asi como por el
peso de sus opinions, dijo: "Si es-
ta verdaderamente arrepentido, que
entregue a nuestro powder su coro-
--na y otras insignias de su reino co-
mo prueba de a verdad y como ac-
to depenitencia: y despues de ha-
ber sido tan obstinado, que se de-
clare indigno del reino." Los envia-
dos consideraron esto muy duro, e
instaron al Papa a templar su sen-
tencia y no destruir tan completa-
mente un junco, ya quebrantado.
con la severidad de esta decision.
Ante esta exhortaci6n Gregorio VII,
de muy mala gana, convino en que
el Rey viniera en persona y, si ha-
cia una verdadera penitencia por


r
.

J
...










LA HUMILLACION DE CANOSA... Continuaci6a


El emperador y rey de Alemania, Enrique IV, con traje de peniten-
te, se humilla ante la santidad del papa Gregorio VII, en el castilo-
de Canosa.


sus confeqados errors. el pecado
que cometiera infligiendo contume-
lia a la sede apost6lica, ahora po-
dria expiarlo obedeci6ndola.
El Rey fud come se le habia or-
denado; y estando el castillo ro-
deado por una triple muralla, se
le admiti6 dentro del recinto de la
segunda muralla mientras que sus
acompafiantes fueron dejados afue-
ra. Alli, con-sus insignias reales de-
jadas a un lado y sin la menor
muestra de su realeza u ostenta-
ci6n alguna de pompa, permaneci6
en pie como un humilde penitente,
con los pies desnudos, de la ma-
fiana a la noche en espera de la
sentencia del Papa. Lo mismo hizo
el dia siguiente, y de nuevo el ter-
cer dia. El cuarto dia fud admitido,
per fi, a la presenefa del Papa y
despubs de much discusi6n per
ambas parties fud, per fin, absuelto
de la excomuni6n bajo las siguien-
tes condiciones: Primera, que el dia
y en el lugar que el Papa designa-
ra, compareceria ante los principles
alemanes reunidos en concilio ge-
neral y contestaria a las acusacio-
nes que se le hicieran. Alli, con el
Papa como juez, si de tal manera
se abreviaban las cosas, debia 61 de
aceptar su decision, retener su rei-
no si refutaba los cargos o aban-
donarlo con ecuanimidad si las acu-
saciones eran probadas y se le te-
nia per indigno-del trono, de acuer-
do con el derecho eclesidstico. Se-
gunda, que retuviera o perdiera su


reino, no tomaria venganza de na-
die per sus sinsabores. Tercera, que
hasta el dia en que, despues de la
debida discusi6n, se hubiere finiqui-
tado su _aso, no ostentaria orna-
mento real alguno, ni insignias de
la dignidad real; no debia de hacer
por derecho propio en la adminis-
traci6n nada de lo que tenia por
costumbre hacer; no decidiria nada
que con derecho debiera de ser con-
siderado; y, finalmente, no recau-
daria impuestos reales o piblicos
except para su mantenimiento y
el de sus servidores inmediatos.
Cuarta, que todos los que le hubie-
ren jurado lealtad permanecerian
entire tanto en presencia de Dios y
los hombres libres y sin estar ata-
dos por los lazos de ese juramento
y las obligaciones de la lealtad.
Quinta, que despediria para siempre
de su intimidad a Roberto, obispo
de Babenberg, a Oudarico de Cos-
heim, y a otros per cuyo consejo
se habia 6l traicionado a si mismo
y a su estado. Sexta, que si eran
refutados los cargos y retenia su
reino, seria siempre obediente al
romano pontifice y cumplirfa sus
decretos, y de acuerdo con Il, he
destacaria come poderoso coopera-
dor secular en la correcci6n de los
abuses contra las leyes de la Igle-
sia que per una perniciosa costum-
bre habian proliferado en el reino.
Y, por iltimo, que si convenia fal-
samente en cualquiera de estas
condiciones pondria en peligro la


absoluci6n que con tanto empeieo
procurara; es mis, se le considera-
ria come ya convict y confeso.
Entonces no debia de procurar
mas audiencias para probar su ino-
cencia, y los principles del reino, li-
bres con tal motive de todos los
escrupulos religiosos respect de su
juramento, elegirlan otro Rey sobre
quien pudieran ponerse de acuer-
do. Estas condiciones las acept6
el Rey agradecido y prometi6, con
las mas sacras afirmaciones posi-
bles, que las observaria todas. Y no
fug un caso de la aceptaci6n de la
buena fe de uno que hiciera pro-
mesas temerarias, porque el abad
de Cluny, aunque su religion mo-
nistica le 'impedia pronunciar ju-
ramentos interpuso su fe ante los
ojos omnividentes de Dios, mien-
tras que el Obispo de Zeitz, el Obis-
po de Vercelli, el margrave Azzo, y
los otros principles alli congregados
confirmaron el juramento, sobre
santas reliquias, de que el Rey ha-
ria como habia prometido y que
no lo apartarian de su palabra nin-
gun apuro temporal ni cambio al-
guno en los acontecimientos veni-
deros.
Cuando se le absolvi6 y se le le-
vant6 la excomuni6n, el Papa cele-
br6 miss solemne. Cuando la sacra
ofrenda estaba presta llam6 al Rey
y al resto de la gente al altar. Ten-
diendo el cuerpo del Sefior en la
mano, dijo: "Por algdn tiempo he
recibido cartas tuyas y de tus ad-
herentes en que sosteniais que yo
ocupo la Sede Papal gracias a la
herejia de simonia y que mi vida
estA manchada con varies otros cri-
menes antes y despues de haber
recibido el episeopado, que, de
acuerdo con los canones, hubieran
impedido todo acceso a las sagra-
das 6rdenes. Esto lo pude yo refu-
tar con el testimonio de muchos
adecuados testigos, tanto de aque-
los que ban conocido intimamente
mi carrera desde el princlpio, come
de aquellos que son responsables de
mi elevaci6n al Episcopado. Sin
embargo, no vaya a ser que parezca
que yo confio mis en el testimo-
nio human, oque en el divino y a
fin de poner rtpido termino a todo
ese escandalo delante de todos, con-
templad este cuerpo del Sefior que
estoy a punto de tomar. ;Que sea
esto para mi este dia la prueba de
mi inocencia! ;Que el Omnipotente
Dios con Su juicio me exonere del
crime de que se me acusa si soy
inocente o me fulmine con una
muerte sibita si soy culpable." Con
tas y otras terrible palabras ro-
g6 al Seior que fuese el mfs just
juez de su causa y aseverador de
su inocencia, y luego tom6 part
de la formal consagrada y la con-
sumi6. Esto lo hizo libremente
mientras que gente e entonaba en
voz alta sus alabanzas a Dies y da-
ba gracias per rl inocencia de Gre-
gorio. Luego, imponiendo silencio,
iste se volvio hacia el Rey y dijo:
"Haz, pues, hijo mio, si te place,
lo que me has visto hacer a mi.
Los principles de Alemania par mu-
cho tiempo ban confundido nues-
tros oidos con acusaclones. Amon-
tonan una gran multitud de crime-
nes sobre ti per los cuales creen
que no solamente debes de ser sus-
pendido de today administraci6n de
los asuntos pfblicos, sino tambien
de la comunl6n de la Iglesia, y has-
ta de cualquier comercio en la vida
secular, par siempre. Estin espe-
cialmente deseosos de fijar un dia
y un lugar para aIs discusi6n de las


acusaciones que han hecho contra
ti. Y tW sabes mejor que nadie que
-los juicios humans con frecuencia
vacilan, y que la falsedad es a ve-
ces mAs persuasive que la verdad.
Un embuste adornado con los orna-
mentos de los vocablos, con suavi-
dad, y per el genio y la facilidad
de palabra de los hombres elocuen-
tes, recibe unaaudici6n mas pron-
ta que la verdad sin la gracia de
la elocuencia que es a menudo des-
preciada. Puesto que, por tanto, yo
te deseo buen consejo, tanto mis
cuanto que en tus calamidades has
buscado la protecci6n de la Sede
Apost61ica come suplicante, asi,
pues, te amonesto. Si td sabes que
eres inocente jr que tu reputaci6n
ha side atacada con falsas acusa-
clones por tus enemigos en el es-
piritu de la calumnia, toma el resto
de esta sagrada hostia y asi, libe-
ra, en un moment, a la Iglesia del
escandalo de Dios y a ti liberate de
la incertidumbre de una larga
dispute. Entonces tu inocencia sera
probada por el testimonio de Dies,
sere acallada toda boca vuelta con-
tra ti en escandalo, y conmigo co-
mo abogado tuyo y el mAs vehe-
mente mantenedor de tu inocencia,
los principles se reconciliaran con-
tigo, el reino te sera restaurado, y
se aplacaran las tormentas de la
guerra civil, que lo han azotado du-
rante tanto tempo." El Rey, asom-
brado ante esta inesperada situa-
cidn, se desconcert6 much, mir6
en torno en busea de excuses, y
apartndose de la multitude, discu-
tid con sus amigos c6mo evadir tan
terrible prueba, lo cual era algo
muy dificiL Cuando hubo recobrado
el animo habl6 con el Papa de la
acusaci6n de los principles que le
habian permanecido files en su tri-
bulaci6n; oue sin el acuerdo de los
acusadores el efecto de semejante
prueba quedaria destruido, y que
los incrdulos pondrian en entredi-
cho una satisfacci6n dada en pre-
sencia de los pocos alli reunidos.
Por tanto, suplicaba encarecida-
mente al Papa que difiriera todo el
asunto para un concilio general
done, come los acusadores esta-
rian congregados, y las acusaciones
y las personas de los acusadores se
discutirian segun el derecho ecle-
siastico, segin habian propuesto los
principles del reino, dl podria refu-
tar los cargo. Con gran dignidad
el Papa le concedi6 su petici6n, y
cuando se termin6 la misa solem-
ne invite al Rey a comer. Y cuan-
do se concluy6 la comida y le hu-
bo dado instrucciones cuidadosa-
mente sobre lo que debia observer,
el Papa lo despidi6 con afabilidad
y en paz, a fin de que se reuniera
con los hombres que par tan largo
tiempo habian permanecido fuera
de las murallas. Ademrs, envi6 pri-
mero al obispo de Zeitz, Eppe, pa-
ra que absolviera-de su excomuni6n
a los cue hablan incurrido en ella
per asociarse indiferentemente con
el excomulgado antes de su abso-
luci6n, advirtiendoles bandadosa-
mente que no dieran lugar a que
cayera macula alguna sobre la co-
munibn que acababan nuevamente
de recibir.


Asi cierra el monje Lamberto,
contemporaneo de aquellos sucesos,
su curioso e interesante "reporta-
je" sobre la mayor humillaci6n que
sufri6 el poder temporal de parte
del poder spiritual, en la Edad
Media.-(T. T.)







Famosos Medicos Espuaoles


comprueban que



HIVERICA
L es positivamente la medicine mns efectiva para nor-
malizar los funciones biliares, hep6ticas y renales.

Preparado a base de la triple destilaci6n de plants medici-
nales de alto poder terapeutico, HIVERICA actia energica
..- y rApidamente, elevando la cantidad de purinas urifarias,
especialmente del acido firico y de sus sales. En los casos de
calculos o piedras, en la vesicula biliar, rifi6n o vejiga, los
V resultados de HIVERICA son evidentes desde las primeras
tomas, logrando casi siempre la disoluci6n de los cilculos. En
las congestiones hepaticas, cirrosis, ictericias catarrales y en
las inflamaciones de las vias biliares, HIVERICA proporciona
:: curaciones no igualadas por ninguna otra medicaci6n. Y en
las congestiones del rifi6n, pielonefritis y cistitis, HIVERICA
es el medicamento de elecci6n, segun recomiendan famosos
ur6logos. Tambien en el grupo artritico, tales como reuma,
gota, ciitica, con HIVERICA se obtiene notable mejoria.

E Dr. Lostau CACHON, Medico de la Beneficencia Muni-
cipal de-r drid, nos describe: "He tratado a mi ma-
dre de una litiasis biliar por medio de IIIVERICA y
obtuve un resultado tan bueno que desde entonces
no he dejado de. emplearlo en todossmis pacientes,
obteniendo siempre los mis satisfactorios resultados".
La "POUCUNICA GRATUITA" de la Coruia, nos confirm:
"Que vienen usando con sorprendentes resultados el
Spreparado HIVERICA en todos los casos de litiasis
biliar y renal, adoptindolo como preparado insusti-
tuible".
El Dr. Bdrcena, de VaNadolid, afirma: "Que desde hace
anos viene empleando el preparado HIVERICA en
S* todos los casos de calculosis hepaticas, prostAticos y
*^ ^ ** S litiasis renales, obteniendo siempre magnificos resul-
** -tados, facilitando asi el mas rhpido tratamiento de
sus pacientes".



Preparado por p
LABOR ATORIOS
PUNYED
REUS (Espaofia)









SORMENTI, EL ASESINO DE





JULIO ANTONIO MELLA


Nueva y original version del asesinato de Jullo
Antonio Mella, Le6n Trotsky y el periodista
Carlos Tresca, ofrecen en este articulo, Rein-
hardt y Hess, al mismo tiempo que un vivo re-
trato del siniestro Sormenti, el archi-criminal
al servicio del Kremlin, que sembr6 la muerte
en Espafia y deja de sus pasos por el mundo una
estela de sangre.

por

GUENTHER REINHARDT
y KARL HESS


Ni



%4a


,- 1


Original retrato de Julio Antonio Mella, en su epoca de combatiente
revolucionario-


E N Trieste, un hombre rechoncho
que vestia un jacket de cuerQ
avanz6 hacia el coraz6n de un ba-
rio obrero. Inmediatamente des-
pugs lo rodedba un grupo de tra-
bajadores a los que no tard6 en
arengar abordando un tema en que
se ha especializado desde su Ilega-
da a la ciudad: paz, una paz al mol-
de soviitico, en un mundo sovidtico.
A media que hablaba, hacia am-
plios gestos con su mano derecha
- como para dar mayor 6nfasis a su
discurso pronunciado en italiano,
dejando ver al propio tiempo que
le faltaba el pulgar. Cuando termi-
n6 de hablar, regres6 a su oficina
establecida en el cuartel general de
una organizaci6n comunista cuyas
actividades se orientan aparente-
mente a fomentar la "paz".
Muy pocos de los que lo escucha-
ron saben mis de este individuo,
que el nombre, Vittorio Vidali, por
el que se le conoce en la gran ciu-
dad adribtica. Algunos viejos y pro-
bados comunistas puede que sepan
algo mas. Pueden saber entire otras
cosas que el camarada Vidali, el


hombre que en la actualidad es res-
ponsable de todas las actividades
del partido en Trieste, fu6 conocido
con el Nombre de Carlos Contreras,
cuando dirigi6 la Brigada del Te-
rror de la policia secret soviitica
en Espafia. Otros, sin duda, podrAn
recorder que su verdadero nombre
es Enea Sormenti y que nacid a
pocas millas de Trieste.
Unos pocos y no sin miedo pueden
reconocerlo por lo que en realidad
es y ha sido: uno de los asesinos
mis peligrosos que andan por el
mundo al servicio de Rusia.
Pero aun los camaradas que lo
conocen bien, pueden haber borra-
do de su mente las fantisticas es-
tadisticas que Enea Sormenti ha es-
crito con sangre alrededor del mun-
do.
Desde que comenzo a trabajar pa-
ra la policia secret roja, en la dd-
cada del 20, Sormenti es responsa-
ble de mis de 225 asesinatos co-
metidos a sangre fria.
Agentes de los Servicios de Inte-
lligence tratan desde hace mis de
treinta afios de conocer todas las


actividades de Sormenti. Los ar-
chivos oficiales, lo mismo que per-
sonas que han estado intimamente
ligadas a este hombre, pueden de-
cirnos todo lo que ha hecho, sin
que sus revelaciones se aparten un
Apice de la verdad.
Con anterioridad a 1923, afio en
que vino a Amdrica por primer
vez, Sormenti militaba en el Par-
tido Comunista Italiano. Audaz, te-
merario, urgi6 a sus camaradas a
realizar actos de sabotaje y terro-
rismo que trajeron como consecuen-
cia inmediata una formidable per-
secuci6n policiaca. Palmiro Toglia-
tti, jefe nominal actualmente de los
comunistas de Italia hizo que lo
expulsaran del Partido 'y, adn hoy,
a pesar de las 6rdenes de Mosed
para que dejaran sin efecto la me-
dida, continda siendo uno de sus
enemigos personales mas encona-
dos.
A despecho de su expulsion del
Partido Comunista italiano, Sor-
menti sigui6 actuando en la conspi-
raci6n international soviitica. En
esos dias estaba en los comienzos de
su carrera, formindose una repu-
taci6n de hombre decidido y de ma-
no dura.
En America, Sormenti escribi6 la
segunda etapa de su carrera. Des-
puis de injertarse en la organiza-
ci6n del partido en New York, fu6
nombrado secretario de la Federa-
ci6n Italiana del Partido Comunis-
ta. El 25 de enero de 1926, acentu6
su reputaci6n de violent y determi-
nado, desempefiando un papel de
suma importancia en la huelga tex-
tilera de Passaic, en New Jersey.
La huelga de Passaic comenz6 en
la Botany Mills, no tardando en ex-
tenderse a otras fAbricas y parali-
zando en total a mAs de diecisiete
mil obreros. El movimiento huel-
guistico fue una maniobra comunis-
ta para provocar disenciones, pero
sus finalidades no se conocieron
claramente durante todo el afio que
tard6 en solucionarse el conflict.
El hombre que estaba detras de los
obreros -el 20 por ciento de los
cuales era extranjero- sin permi-
tirles apartarse de la linea que les
habia trazado, a pesar de lo largo
y angustioso del paro, fu6 precisa-
mente Enea Sormenti.
La misi6n que le confiaron des-
puas de la huelga- de Passaic, lo
Iliev6 a las unions obreras de las
pieles y los cueros, radicadas en
Manhattan; unions que desde su
fundaci6n estaban minadas por los


comunistas. En los dias que Sor-
menti concluy6 de hacer sus "visi-
tas nocturnas" a los dirigentes que
se oponian al control comunista, las
golpeaduras sangrientas y los ata-
ques brutales eran frecuentes entire
el proletariado afecto a estas orga-
nizaciones.
Como consecuencia de este reina-
do de terror, las autoridades dis-
pusieron en 1928, la deportaci6n de
Sormenti. Ain cuando el caso no
tuvo much publicidad, la impor-
tancia del acusado se evidenci6 al
designer los comunistas para que
lo defendiera, al famoso abogado
Clarence Darrow.
Los esfuerzos del eminent letra-
do no pudieron evitar la deporta-
ci6n. Sormenti tuvo que salir de
los Estados Unidos, yendo a Ciudad
M6xico, donde se present con po-
deres substanciales del Partido Co-
munista. Durante 1928 y 1929 se hi-
zo notar en los consejos secrets
del partido, ofreciendo al mismo
tiempo conferencias y lectures en
tono grandilocuente en las salas
anexas al cuartel general comunis-
ta. Al cabo de un afio controlaba el
movimiento juvenile comunista me-
xicano.
Ya entonces no habia duda algu-
na de que el lugar ocupado por Sor-
menti en la jerarquia comunista ha-
bia sido fijado directamente desde
el Kremlin. Entre otras funciones
de sefialada importancia tenia la de
seleccionar los delegados mexica-
nos a todas las reuniones y confe-
rencias de la Internacional Comu-
nnista.
En marzo de 1929, Sormenti hizo
su primer gran movimiento en M&-
xico. Actuando cuidadosamente en-
tre bastidores y situAndose en el
piano de agitador, movi6 los hilos
de la revoluci6n -que se malogrd--
encabezada por los generals Agui-
rre y Escobar contra el gobierno de
Portes Gil.
En un informed debido a un fun-
cionario official ex comunista, que
hasta ahora no haba sido dado a
conocer en los Estados Unidos, se
asegura que Sormenti actu6 en el
episodio revolucionario mexicano
para "hacer mdritos ante los ojos
de sus superiores en Mosci y con-
seguir amplios fondos... en todo
tiempo se mostr6 indiferente a la
suerte de los camaradas de M4xi-
co."
El resultado del pequefio bafio de
sangre fria fue la supresion inme-


- w. -. r'"


r*.


e
t
i








diata del Partido Comunista en Me-
xico.
Mientras se desarrollaban estos
acontecimientos, uno de los jefes
titulares del Partido Comunista
mexicano, el hombre, en fin, que lo
habia fundado, era Julio Antonio
Mella. Entre 61 y Sormenti que re-
presentaba el poder secret, no
existian lazos de simpatia. La des-
avenencia sin embargo, no era mo-
tivada enteramente por criterios
opuestos en el seno de lo organiza-
ci6n. Quizas la esposa de Mella, Ti-
na Modotti, que habia sido modelo
y amiga intima de Diego Rivera fue
un factor de la rivalidad entire los
dos hombres.
Durante la noche del 10 de enero
de 1929, Sormenti mand6 a Tina a
una oficina de telegrafos en Ciudad


tard6 en hacerle una vista. Pero
saliendo y entrando fraudulenta-
mente en el pais, logr6 burlar los
esfuerzos anti-comunistas de las au-
toridades mexicanas.
En un desolado suburbio de Mix-
coac, Sormenti fund una escuela
de adiestramiento de character se-
creto para Ios camaradas que, lo
mismo que 6l, habian rebasado la
fase te6rica de la revoluci6n y esta-
ban listos para entrar en acci6n.
La casa fu6 amueblada en estilo es-
partano y Sormenti vestido de obre-
ro la visitaba con frecuencia. Ban-
cos de dura madera servian por
igual a los "estudiantes" para aten-
der a las classes y dormir.
Todas las tdcnicas desde la muti-
laci6n criminal de una parte del
cuerpo hasta el asesinato y desde Is


Le6n Trotsky, el bolchevique disidente, unos dias antes de su
asesinato.


Le6n Trotsky en su lecho de muerte, despues de haber sido abatido
porf el hacha de Ram6n Mercader.


Mexico, con instrucciones de que
Ilamase por telefono a Mella y le
dijera que se le reuniera en dicho
lugar. Despues, como mediaa de
precauci6n" ella debia caminar de-
tras de el, a diez pies de distancia,
siguiendo ambos en direcci6dr a la
calle de Abraham GonzAlez.
Sormenti envi6 otros camaradas
a la calle de Abraham GonzAlez, or-
denandoles que fuesen armados. En
el moment en que los pass de Me-
Ila y luego los de Tina se sintieron
en el silencio de la tranquila via,
loshombres salieron de su escondi-
te entire las sombras, sacaron sus
armas y con la precision de un pe-
lot6n de fusilamiento, dispararon
contra Mella, que cay6 en la calle,
dejando su viuda y su partido en
manos del rufianesco hombrecito
nombrado Sormenti.
La suerte de Tina se diferenci6 de
la de su marido fnicamente en lo
que respect a la longevidad. En
1942, la viuda de Mella rompi6 con
el partido. Aunque su salud habia
sido excelente hasta entonces, su-
fri6 repentinamente un ataque al
coraz6n. La introdujeron en un au-
tom6vil de alquiler que arranc6 ve-
lozmente en direcci6n al hospital.
Pero de un modo u otro, lo cierto es
que falleci6 en el camino.
Como Sormenti se ha encargado
de divulgarlo jactanciosamente, la
supresi6n del Partido Comunista
en MXxico, no constituy6 un obs-
taculo para su labor. Primero, esta-
bleci6 un bien disimulado cuartel
general en un apartamento en lai
Avenida de Hidalgo. La policia no


calumnia y la difamaci6n a la de-
gollina en gran escala eran mate-
rias de ensefianza en la escuela de
Sormenti, donde se produjeron de
cuando en vez incidents de extre-
ma violencia. Uno de los primeroos
ejercicios prActicos de los alumnos
consisti6 en la explosion de bombas
de dinamita en los dos grandes-pe-
ri6dicos anti-comunistas, "Excel-
sior" y "El Universal".
Cuando estall6 la guerra civil en


Espafia, en 1936, la misi6n de Sor-
menti fu6 como de costumbre, sem-
brar la muerte. Con el nombre de
coronel Carlos Contreras, desempe-
fi6 el cargo tremendamente impor-
tante de comisario de la Quinta Bri-
gada espaiola, que era en el fondo
una brigada de policia secret en-
cargada de "purgar" a los disiden-
tes izquierdistas en las filas de las
fuerzas que luchaban contra Fran-
co. Entre sus auxiliares en estas te-
nebrosas funciones, figuraba un in-
dividuo de aspect siniestro, un ase-
sino brutal que sac6 de los muelles
de Filadelfia, ex chofer de autom6-
viles de alquiler, conocido como
George Mink que habia ganado sus
galones actuando contra los que se
desviaban de la line del Partido
Comunista de los Estados Unidos.
Un funcionario ex comunista re-
cuerda perfectamente a Sormenti y,
al evocarlo dice: "Tuve que verlo
para conseguir un salvo-conducto y
salir de Espafia. Era frlo como el
acero".
Hasta ahora se desconoce el nfd-
mero exacto de los hombres que
Sormenti mat6 en Espafia, pero los
casos comprobados legan a la cifra
de ciento ochenta.


-- -
El 10 de enero de 1939 cay6 Julio Antonio Mella en Ciudad M3xico
abatido por las balas del asesino.


En la primavera de 1939, Sormen-
-ti sali6 de Espafia, para volver a
M6xico, donde asumi6 las funciones
de president de la Federaci6n de
ex Combatientes de la Rep6blica
Espafiola. El Gobierno de Cardenas
habla abierto las puertas del pais
a los refugiados de la peninsula ibd-
rica, adoptando una actitud de
franco contrast con el lejano gri-
to de persecuci6n contra los comu-
nistas de los tiempos de Portes Gil.
Ahora se les daba la bienvenida,
considerandolos her6icos defensores
de la democracia.
El general de la Guerra Civil es-
pafiola, Valentin GonzAlez, mejor
conocido como El Campesino, re-
cientemente revel6 el contenido de
la primer gran series de 6rdenes
rusas enviadas a Sormenti despu6s
de su regreso a Mexico. Los encarga-
dos de entregArsela hicieron el via-
je directamente desde Moscd, y pu-
sieron en sus manos una list con
el nombre de diecinueve personas
que debian ser asesinadas. Los prin-
cipales en esta relaci6n eran los de
Le6n Trotsky, que en 1937 habia
establecido su residencia en una ca-
sa fortificada en las cercanias de
Ciudad Mexico, despues de su rup-
tura con Stalin; y Carlo Tresca,
editor italiano, anarquista y una
de las voces anti-comunistas mAs
escuchadas en New York.
El 25 de mayo de 1940, el comu-
nista mexicano David Alfaro Si-
queiros, c6mplice de Sormenti, de
quien fuera auxiliar en la G. P. U.
en Espafia, dirigi6 un atentado con-
tra la vida de Trotsky, durante el
cual uno de los guarda-espaldas del
famoso lider ruso fud secuestrado
y mAs tarde asesinado. El 20 de
agosto, el segundo complot tuvo
buen 6xito. Trotski moria en manos
de un asesino.
El nuimero dos en la list envia-
da a Sormenti desde Mosci, el edi-
tor anarquista Carlo Tresea se con-
virti6 en un blanco de la mas alta
prioridad al extenderse la Segunda
Guerra Mundial. En New York,
despuds que Hitler invadid a Rusia,
los comunistas comenzarpn a rea-
lizar un esfuerzo coordinado para
Integrar frentes unidos con otras or-
ganizaciones. Uno de sus objetivos
mAs importantes lo constitula la
prensa editada en idiomas extran-
jeros. (Continua en la Pig. 131)





/


lostora LE
SCABELLO PEIAO HORAS Y HORATI
EL CABELLO PEINADO HORAS Y HORA


un restaurad


Glostora es algo m6s que una brillantina: es
del pelo...


Glostora.act6a directamente sobre el cabello fortificdndolo
restaurdndolo. Por eso es que GIOStora deja el cabello sua
y con su color natural durante horas y horas...


S!
7i

























tA










E4


for

y
'1
ve
!


lY tambi6n el maravilloso oR fiool


iHORAS Y HORAS SU CABELLO BIEN PEINADO SI EL PELO ESTA GLOSTORADO!'


O.AP.


t..-...







Glostora
Tipo grueso

Glostora
S61ida











I s c r i I


Escribe:
MIGUEL ANGEL MARTIN

-1-

OMO se llama usted? Debi decir mejor: ,C6mo o laman a
C usted? Porque uno mismo no se llama. Lo llaman. Bueno,
mi curiosidad tiene una explicaci6n. Resulta que cada nombre
tiene un significado distinto, diferente. Etimol6gicamente, y has-
ta filos6ficamente compulsados, el nombre propio y el nombre de
familiar, o apellido, que hoy usamos, no se diferencian. Apellidos
y nombres fueron adjetivos sustantivos, apodos en su origen o
sefiales distintivas para el comercio social y la distinci6n necesa-
ria entire una y otras personas. Para darnos una mejor idea, va-
mos a decir algunos nombres actuales y su significado. AdAn
quiere decir "terrifacto", o sea, hecho de tierra. Aniceto es "in-
vencible". Baldomero significa "audaz" Claudio es "cojo". Eduar-
do es "guardian". Cloro es "palido". Fulgencio viene a ser "reful-
gente". Sin comentarios! Tito es "honrado". Yo crei, hasta hoy,
que era Tito Hernandez! Y en esto de los nombres hay sus falls,
porque Marta es "hacendosa", y yo tengo una hermana de ese
nombre y conozco el patio! No ha dado un golpe en su vida! Y
encuentro en la lista a Liborio, que viene a ser "labrador". Y se
me figure que por eso Landaluce escogi6 ese nombre para bau-
tizar al noble guajiro que simboliza a Cuba. Pero, eso no lo ga-
rantizo. Lo supongo, nada mas.
-2-

El escritor francs Jean Pierre Rossny escribi6 una novela, y la
titul6 "Cabellos en los Ojos". Luego, en un interesantisimo expe-
rimento, reparti6 por todas parties ejemplares del libro, conte-
niendo cada uno un billete de cien francs. El lector encuentra
el billete, y si empieza a leer la novela, tropieza con la siguiente
nota: "Si no le gusta la novela, devuelva el dinero", pero si le
agrada, envie al autor la suma de 500 francs. El problema, has-
ta el moment, es que no se sabe si el experiment darA resul-
tados econ6micos, o no! Porque muchos lectures se quedan con la
novela y con los 100 francs, aunque les encante la obra! Por
eso yo sigo insistiendo en que me envien primero los 30 kilos, y
entonces mando el Tomo III de Gotas! Experimentos no, amigo!
-3-
Y al comenzar esta tercera Gota, o ensalada de gotas, le dire
que cuando un ave cierra los ojos, son los parpados inferiores
lds que se mueven hacia arriba. Y los toros Brahma -quien di-
ce toros dice vacas y terneros por igual- tienen glAndulas su-
doriparas. Son los (inicos que las tienen entire el ganado. Y la
raz6n es 16gica: al poder sudar, les es mAs fAcil soportar el terri-
ble calor de su pais de origen.-Y sepa usted que 6n 1911, desde
julio 14 hasta julio 17, ambos inclusive, las compuertas del cielo
se abrieron de tal modo sobre Baguio, Islas Filipinas, que fueron
rotos todos los records! Cay6 un promedio de 88 pulgadas de
Iluvia! MAs de 7 pies! Ese es considerado el mayor aguacero de la
historic, si nos olvidamos del Diluvio Universal.- En Quemado
de Gilines, mi pueblo, por si ustedes no lo saben, hay una frase
para describir los grandes aguaceros. Dicen los quemadenses:
"Llovi6 tanto como el dia en que se cas6 Fulano de Tal". Y men-
cionan el nombre de un amigo de todos.- Y hablando de agua-
ceros, pasemos a las nevadas, y le dire que a pesar de que caen
millones de cops de nieve, no hay dos que sean exactamente
iguales! Siempre hay una pequefia diferencia, y esto es tanto
mas sorprendente cuanto que todos los copos de nieve son basi-
camente plans, seisavados.- Y en Lapleux, Francia, un rayo ca-
y6 en un prado en que pastaba un gran rebafto de ovejas. Y ma-
t6 a todas las de color negro, sin lastimar lo minimo a las blan-
cas. Ni siquiera una herida caus6 a las de blanco vell6n. Y no
crea eso de que el rayo nunca cae dos veces en el mismo sitio,
porque los ingenieros de la General Electric Company tomaron
varias series de fotos sucesivas durante varias tormentas el&ctri-
cas, en las Montaftas Berkshire, y qued6 demostrado que el rayo
cay6 hasta diez veces seguidas en el mismo lugar.- Y fijese en
esto: usted puede recibir una buena sacudida si mete la mano
en un socket, con corriente de 115 volts. Y un simple relAmpago
se estima que lleva una carga de 100,000,000 de voltios!- Y los
meteor6logos han calculado que si todas las chispas de todos
los dinamos de los Estados Unidos pudieran unirse, el hombre
podria producer la mitad de un rayo! Como para embullarse a
que a uno "lo parta un rayo", zverdad?- Y le dird que la au-
reomicina y la cloromicetina, dos antibi6ticos muy famosos ya,
hacen que los gusanos de seda crezcan much mas rApidamente.
Pero, esos gusanos de ritmo acelerado produce bastante menos
seda que los criados naturalmente. De modo que, si usted tiene
gusanos de seda, no les vaya a dar antibi6ticos, porque se le atra'
saran en la producci6n.- Y..., hasta la pr6xima semana, lector
amigo!


=49"""Mtff ff ---------------------

La Mascara es mas
Antigua que el Idolo.

Los Colores y el
Caracter.


LA MAGIA DE LAS
MASCARAS
MILES de afios de conocimientos
mAgicos se hallan resumidos
en las mAscaras que todavia lie-
van tribus primitivas y civilizadas.
La mAscara que Ileva el antiguo
salvaje, el nifio en la fiesta de To-
dos los Santos, y la linda corista
maquillada tienen bAsicamente el
mismo prop6sito y la misma histo-
ria. La pintura del guerrero indio
y la de la debutante difieren ini-
camente en colors. La intenci6n
es la misma.
Ambas ofrecen el mismo baluar-
te psicol6gico que acrecienta el co-
raje y la autoconfianza de la per-
sona que las Ileva. Presentan una
especie de magia a la que se acude
como auxiliar de la misi6n a reali-
zar. Posibilita el liberarse de la in-
hibici6n.


La mAscara es mAs antigua que
el idolo. Represent el primer in-
tento del hombre primitive de apa-
ciguar, coercionar y engafar a los
espiritus que vivian en todo lo que
le circundaba. La mAscara fu6 el
comienzo de lo que llamamos ma-
gia. Se podia dafiar a los enemigos,
se podia precipitar la Iluvia, y se
podia proveer abundancia de ani-
males que matar si se conocia el
rito indicado.
Las mAscaras de guerra se ha-
cen a veces de los crAneos de jefes
muertos. Se cree que el espiritu re-
side en el craneo y, como mAscara,
presta coraje y astucia al_ que la
Ileva.
Otras mAscaras -por ejemplo, en
New Britain- eran a veces cascos
de madera o metal con dos cars.
Estas mascaras, adn sin poderes
magicos, eran indudablemente sufi-
cientes para confundir a cualquier
enemigo.
En la prehistoria, cada hombre
hacia su propia magia. Iniciaba el
acontecimiento que queria que ocu-
rriera -y ocurria-. Vertia agua
desde un Arbol, y luego venia la llu-
via; se paseaba con una mAscara
con cuernos imitando un venado, y
el venado se presentaba, y lo ma-
taban. Pero pronto aparecierbn los
especialistas en magia.
En lo sucesivo el curandero Ule-


COMO CRECEN LOS ARBOLES...
En estas fotos tomadas en la plantaci6n de Euel Screws, en Opelika,
Alabama, durante un period de seis aflos, puede apreciarse el dife-
rente ritmo de crecimiento de los series humans y el de ciertas es-
pecies arboreas. En la foto de la izquierda, el pequeflo Wallace
Whatley tenia 4 aflos de edad y el diminuto arboito que aparece a
su lado, habia sido plantado hacia uno. En la del centro, el nifio, de
7 afios, ya ha sido considerablemente sobrepasado por el pino, que
estfL en su cuarto afio. Y en la de la derecha, Wallace, que ha cum-
plido 10 afios, tiene que echarse hacia atras y mirar hacia arriba
para ver la copa del viejo compafnero.- (Fotos de Wide World).


EN PA






PALABR:S






'u ii~r -


LA ESPLENDOROSA GINA.
La glamorosa estrella del cine ilaliano Gina Lollobrigida posa para
los fot6grafos a su Ilegada al Paris Theater, de Nerk York, con nio-
Hvo de asislir al estreno de su nueva pelicula "Pan. Anor y Sue
hos". La escultural artist es la mAs encarnizada adversarial del ce-
lebre modisto Christian Dior, desde que este ha lanzado la disculi-
da moda H, a la que tambien podria Ilamarse hacha. por su im-
placable poda de las curvas femeninas que la naturaleza ha prodi-
gado tan generosamenle en la maraillosa anatomia de Gina. No du-
damos de que cuantos la contemplen en esta foto se uniran a su
causa.


v6 una complicada mascara pinta-
da imitando este o el otro animal,
para beneficio de la tribu.
La mascara fud adquiriendo cada
vez mas importancia en el espiritu
mAgico del hombre primitive. Por
medio de la mascara puede ejercer
el control de los espiritus. Todos
los pueblos y tribus tienen en su
historic alguna traza de mAscara.
Las miscaras son usadas ain por
las tribus primitivas de Nueva Gui-
nea, Africa, Surambrica, Ecuador,
Nuevo Mexico, Alaska y por los re-
sidentes (mis modernos) de Tracia,
Siberia y los pauses alpinos.
Como quiera que se haya origi-
nado la mAscara, sabemos de cier-
to que ha terminado en el drama.
Cuando el hombre primitive se pu-
so una mAscara por primer vez
empez6 a imitar, y la imitaci6n se
desenvuelve en el cuento, que vie-


ne a ser leyenda y, finalmente,
drama. Con el tiempo el rito con
mAscaras vino a ser teatro comer-
cial.
Cada tribu y civilizaci6n tiene
sus mAscaras particulares y mu-
chas de ellas pueden verse en nues-
tros museos. Las primeras masca-
ras fueron tal vez cabezas de ani-
males Ilevadas por un cazador, al
acercarse a su pieza. Luego el hom-
bre primitive capta la idea del sim-
bolismo y talla y pinta mAscaras de
animals. Algunas de ellas son
obras de arte, e interpretan bella-
mente la gracia del animal que re-
presentan.
Al desarrollarse ideas mAgicas, el
hombre primitive se di6 cuenta de
que su cuerpo era una cosa fragil
y vulnerable. De esto brot6 la idea
del totem. El salvaje adopt el fie-
ro le6n, el enorme elefante, o el
poderoso gorilla y mand6 su espi-
ritu al cuerpo de este animal para
que se lo guardara y defendiera.
Mientras vive el animal, vive el
hombre. De esta idea provienen na-
turalmente los tabts tribales sobre
la caza de animals tot6micos. Del
aumento y protecci6n del animal
tot6mico surgieron festivales y ri-
tos; y 6sta fud tal vez la primer
religion del hombre. Durante estos
festivals el brujo y los bailadores
representaban al animal tot6mico,
y llevaban mascaras talladas de ese
animal.
El animal totemico asumi6 gra-
dualmente el papel de dios. Y de
esto brotaron inevitablemente las
eyes del pecado y del incesto. Los


--
11y

..I








MILLONES EN PERLAS.
Becientemente, se ha celebrado en la ciudad japonesa de Atami el
annual "Mercado de las Perlas", al que concurren eomerciantes del
mundo entero y exportadores domesticos, en preparaci6n para la
pr6xima temporada de Christmas. La industrial perlifera constitute
el mAs important de los negocios nipones de exportaci6n, con un
ingreso annual de mis de $5.000.000, calculAndose su rendimiento en
el 95% de Is producci6nomundial de perlas de cultivo. En la foto,
una muchacha, empleada del eentro de comerciantes de Atami, ma-
neja con delectaci6n los centenares de hilos de perlas que fueron
vendidos en este mercade.


k!
r


xrr' i"
^t"t
~*/ j3'


S A


..


P
n ~~
r ;r


hijos del mismo antepasado totemi-
co no se pueden casar entire si ni
matarse unos a otros El animal to-
temico traza normas morales, y de
Sstas provienen las normas sacia-
les. Si no puede uno matar a un
miembro del propio clan, ni casarse
con el. viene a ser vergonzoso co-
mer en compania de un himbre cu-
yo antepasado no es tan antiguo
o tan poderoso como el propio.
De los totems descienden simbo-
los modernos (el le6n ingles, el
aguila americana, etc.l de las na-
clones.
El negro africano que convierte
en dios un antelope o un gorila ter-
mina por bailar con su mascara
animal s6oo por el placer de bailar.
El brujo espanta al demonio de la
enfermedad del cuerpo del sufrien-
te poniendose la mascara y el dis-
fraz adecuados al demonio que cau-
as la enfermedad.
Por este medio el demonio es se-
ducido a salir del cuerpo de su vic-
tima
Las procesiones fdnebres en la
antigua Roma inclulan hombres que
llevaban mascaras que representa-
ban los famosos antepasadcs del di-
funto. MAscaras de oro cubrian los
rostros de los reyes muertos en
Siam y Cambodia. Los habitantes
de Alaska enterraban mascaras con
sus muertos para que pudieran
usarlas en la otra vida. Desde lue-
go, las mas conocidas de estas mas-
caras mortuorias son las de las mo-
mias egipcias. En el Peru, tambian
se practicaba la momificacion y las


r a "
L~P ri








momias peruanas eran tambien co-
ronadas por complicadas cars fal-
sas o mascaras,
En Nueva Guinea y algunas de
las islas al norte de Australia, in-
cluyendo New Britain, el craneo del
muerto era rescatado del entierro
para hacer una mAscara con 6l.
El espiritu del difunto, segin se
crela, residia en este crAneo y era
natural que se preservara el crAneo
y el espiritu para que guiaran a la
tribu. Se le recomponia la nariz y
se le afiadia color y cabello. En Md-
xico, algunos crdneos de los azte-
cas eran incrustados delicadamente
de mosaicos turquesa. Se pasaba
una vara de oreja a oreja del crA-
neo y el que lo llevaba cogia esa
vara con los dientes mientras dan-
zaba.
Durante mas de veinte siglos la
mascara danz6 en toda Europa. Los
campesinos paganos Ilevaban mas
cars en sus festivales. Roma, Es-
pafia, Alemania, Asia Menor y la
Gran Bretafia enmascaraban sus
celebraciones. Algunas de ellas, co-
mo nuestro Santa Claus, Todos los
Santos, y Carnes Tolendas han lie- -
gado hasta nuestros dias.
La iglesia Cristiana reprob6o la
mascara y la prohibi6, pero en va-
no. Las representaciones milagre-
ras con sts demonios enmascara-
dos, continuaron celebrando las
fiestas cristianas. Hasta el siglo
XV no consigui6 la iglesia catdlica
eliminar la mascara del ritual cris-
tiano,


La mAscara e'std Ilena de misterio
y temor para todos los pueblos. De-
trds de una mAscara un hombre se
torna desconocido e ingonoscible.
Su expresi6n deja de revelar sus
sentimientos. Se halla libre de ru-
bor y de responsabilidad. Asume
una nueva personalidad y un nue-
vo ser: los de la mascara que lle-
va. Y ademas de esto, se cree en
los poderes magicos de la masca-
ra.
En algunas parties, algunas mas-
caras eran bellas, asi como temi-
bles. Representan la interpretaci6n
de la naturaleza, con todos sus te-
mores y creencias. Las mascaras
son algo mas .y algo menos que la
naturaleza. Y tambidn son arte: tal
vez el arte mAs antiguo del mun-
do.- MARY FULLER, "Fate".
0
LOS COLORS
Y LA PERSONALIDAD

UN mariners americano, durante
la filtima guerra, compareci6
ante un Consejo de Guerra por ha-
berse quedado dormido tres veces
estando de servicio en alta mar.
Sus superiores le encontraron en
las tres ocasiones pacifica y pro-
fundamente dormido sobre el puen-
te.
El marinero se defendi6 y afir-
m6 que habia sido "sumergido por
una impresi6n de aniquilamiento"
y que 61 no era sofioliento ni pere-
zoso. Declar6 al Tribunal que no


EL MERCADO DE LAS PERLAS.
Las transacciones en el "Mercado de las Perlas" de Atami se hacen
en torno a esta larga mesa; los compradores, a la izquierda, frente
a los vendedores, a la derecha. En las cajitas con una ranura en el
centro, los vendedores depositan sus ofertas, despuns de haber
examinado con escrupulosa atenci6n las muestras de la mercancia.
-Los inspectors, que velan por la integridad de las -negociaciones,
abren al final las cajas y compran las ofertas con los lotes de perlas
adjudicandolos al mejor postor.


[ HqiHHiM


BLANCO Y NEGRO
El "fifie" contempla una foto tomada el dia de la boda de sus pa-
dres.
-. Por qu6 ibas toda vestida de blanco? -pregunta a la madre.
-Porque el blanco es el color de la alegria, de la felicidad y el
matrimonio es el dia mAs bello en la vida de una mujer.
El "fiie" echa una mirada de reojo a la imagen de su padre y dice:
--Y por eso es por que los hombres se casan siempre de negro?

DIPLOMACIA ACREDITADA
En las oposicioAes al cuerpo diplomatico, un miembro del tribunal
pregunta al opositor:
--iY por que se cree usted especialmente dotado para la carrera
de la diplomacia?
-Bueno -responde el aspirante- llevo ya seis aflos de casado y
mi esposa todavia cree que tengo un amigo enfermo.

;ASI ES MI NOVIA!
El enamorado ponder a su adorada:
-Habias de conocer a mi novia. Es bella como un espejismo.
-No es una comparaci6n muy apropiada -observa el amigo-. Un
espejismo es algo que puedes ver, pero no puedes tocar con tus ma-
nos.
-iAsi es mi novia! -se apresura a confirmar el enamorado.

HONRADEZ PROFESSIONAL
Una sefiora llega alocada a la consult del Dr. Honorio y dice a
la enfermera:
-Mi hijita acaba de tragarse una moneda de medio d6lar y hay
que operarla. Me pregunto si puedo confiar en el Dr Honorio.
-iOh, sefiora! Puede usted tener absolute confianza -responde la
enfermera-. El doctor es incapaz de quedarse con la moneda!

EN EL JUST MEDIO
La linda coqueta estaba tratando de cuquear al enamorado.
-Dime, si te dejo besar una de mis mejillas, LcuAl escogerds?
No tard6 61 en contestar:
-Probablemente vacile much tiempo entire una y otra.

SEMANA RELAMPAGO
Una sefiora muy beata tenia un loro que decia muy malas pala-
bras. Para evitar que profiriese sus terrible juramentos el dia del
Sefior, todos los domingos cubria la jaula con un patio y hasta el lu-
nes no la destapaba. Pero un lunes vi6 desde la ventana que el cura
- venia a visitarla. Entones volvi6 a cubrir la jaula. Y cuando el sacer-
dote entraba en la sala, oy6 que el loro gritaba:
-iQue vaya al infierno el que ha hecho una semana tan corta!

PECADOR DISCRETO.
En una pequefa ciudad del interior, un joven va a confesarse:
-Acdsome padre de haber pecado much.
-Bien zY con qui6n?- pregunta el sacerdote.
El joveni baja la cabeza y se queda callado.
-Bueno, hijo mio, voy a tratar de ayudarte: con la hija del alcal-
de? (padsa), con la joven mujer del farmaedutico? (pausa) icon la
nueva telefonista?
El pecador sigue encerrado en su mutismo.
-Si no me das el nombre no hay absoluci6n.
~El joven no responded y se va. A la salida, un amigo que le estfi
esperando le pregunta:
-zTe di6 la absoluci6n?
-La absoluci6n no, pero en cambio me ha dado-tres notese" for-
midables.


POR CAMINOS OPUESTOS

AIENTRAS descansan en el curso de unas maniobras, dos solda-
dos discuten sobre la vida military y uno de ellos le pregunta al
otro:
--Por qud te alistaste?
-Porque soy soltero y me gusta la guerra. .Y tt~?
-Yo, porque soy casado y me gusta la paz.

DE CAMPEON A CAMPEON
Un tipo muy corpulento entra en un bar, pide un "high-ball en
la barra y, antes de ir a hablar por teldfono, describe en un papel a
fin de que nadie le beba su high-ball: "Este vaso es del campe6n de
boxeo".
Cuando vuelve un moment despuds, el vaso estA vacio y debajo de
lo escrito por 61, lee:
"Este vaso se lo ha torado el campe6n de carreras a pie".

RETRASO JUSTIFICADO
La joven dactil6grafa Ilega a su trabajo con much retraso. El je-
fe de la oficina la reprende por eso y ella le explica:
-Es que me vino siguiendo un hombre. Y caminaba tan despaci-
to...
0*







Problema S 0ri ntac


El ARTE de DESCANSAR

Vejamen de la rueda y.el elogio de la almohada.- Ne-
cesidad de acostar a la rueda y movilizar a la al-
mohada.- De c6mo la velocidad conduce a la tum-
fn ba mas rapidamente.- Desconecte su acelerador
y free su actividad.- Necesidad y principios ba-
sicos del reposo-- Como economizar las fuerzas
f durante el trabajo.- Conveniencia de las interrup-
ciones periddicas en las actividades para 'descan-
sar.- Ekercicios fundamentals para la relajacion
y el descanso.- El metodo de la relajaci6n progre-
siva es uno de los metodos mas director y especi-
ficos para lo que se llama frecuentemente
"nerviosidad".

peGUSTAVO TORROELLA
cL L I GUSTAVO TORROELLA


te de encontrarse ausente del Area
de devastaci6n. podrd darse cuen-
ta de lo que significa vivir en un
mundo sin ruedas. Se ha observa-
do por t6cnicos que si esta terrible
arma se empleara en la pr6xima
guerra, los hombres sobrevivientes
quedarian en tal estado que ten-
drian que empezar por inventor
otra vez la rueda para comenzar
de nuevo a darle vueltas a la noria
de la civilizaci6n.
La ausencia de la rueda equival-
dria seguramente a un retorno al
comienzo de la humanidad. Pero
todos los extremes son malos. El
excesivo uso o abuso de la rueda
y sus derivados y parientes ha con-
ducido a los hombres a una pen-
diente peligrosa. Vivimos en una
6poca de gran actividad febril, de
extraordinaria rotaci6n. EL ritmo
de la vida se ha acelerado consi-
derablemente en virtud del uso


creciente de las maquinas, de la
rapidez de los medios de trans-
porte, de las facilidades para la co-
municaci6n del pensamiento, de
los automatismos, estimulos y ex-
citaciones de la vida modern y
la aguda competencia econ6mica y
professional.
Esta aceleraci6n en el ritmo de
la vida humana ha traido consigo,
como sabemos, numerosos efectos
perjudiciales tanto a la salud fisi-
ca como a la mental. Las leyes del
trAnsito castigan con multas las
infracciones por exceso de veloci-
dad, pero tambidn las leyes de Ja
fisiologia y de la psicologia casti-
gan con las several multas de las
enfermedades de todo g6nero, las
violaciones por exceso de acelera-
ci6n vital.
Schopenhauer profetiz6 desde
la altura del siglo pasado que el
occidente se infiltraria lentamente


"...El Oriente invent la almohada y el Occidente la rueda. He
ahi dos obras que simbolizan las almas de ambos mundos... El oc-
cidental le ha impreso un ritmo acelerado, vertiginoso a su vida...
Actualmente abusa de la rueda... Necesitamos ponerle freno a
nuestra incesante rotaci6n, mirar al oriented y pedirle prestada su al-
mohada. Urge acostar un rato a la rueda y movilizar a la almohada.
El occidente necesita descanso y relajaci6n..."


La rueda y la almohada
CADA uno se revela en sus ac-
ciones y en sus obras. "Por
sus obras le conocereis". El Orien-
te invent la almohada y el Occi-
dente la rueda. He aqui dos obras
que simbolizan las almas de ambos
mundos. La almohada represent
en cierta media la actitud del
4riente hacia la vida con su exce-
oncia y su limitaci6n. Por otra


parte, la rueda ha sido la respon-
sable de gran parte de la gran-
deza y servidumbre de Occidente.
~,Ha pensado el lector lo que se-
ria nuestra civilizaci6n si se le su-
primieran las ruedas? Desaparece-
ria todo nuestro adelanto tecnico e
industrial, los medios de transpor-
te y comunicaciones. Es una cul-
tura sqbre ruedas. QuizAs si Ilega
a usarse la bomba at6mica o la de
hidr6geno y el lector tiene la suer-


"El problema principal es saber economizar las fuerzas durante el
trabajo, hasta donde sea posible... es decir, saber' desconectar o
aflojar la tension muscular ly nerviosa precisamente durante la ac-
tividad diaria, para adquirir asi gradualmente el hibito de la relaja-
ci6n diferencial... Pocas personas se dan cuenta de la importancia
de esto y de c6mo es possible conseguirlo sin perjudicar al ren-
dimiento .,








de las ideas y modos de vida espi-
rituales y reposados del oriented. Y
buena falta que le hace en parte.
Cada tipo de civilizaci6n y de
cultural produce un estilo de vida
que descubre y vive ciertos valo-
res determinados. QuizAs el futu-
ro ideal de la humanidad seria
crear un tipo de cultural y de hom-
bre que fuera capaz de similar y
de vivir los valores de las diferen-
tes civilizaciones y que supiera
apreciar y aprovechar el aporte de
cada una. Se realizaria de ese mo-
do un tipo de vida mas plena, equi-
librada y armoniosa.
El occidente, deciamos, invent
a la rueda y desde entonces le ha
impreso un ritmo acelerado, verti-
ginoso. Actualmente sin duda que
abusamos de la rueda y lo peor es
que el destiny del hombre occiden-
tal va uncido a la misma, como el
de la bestia al yugo.
Necesitamos ponerle freno a
nuestra incesante rotaci6n, mirar
al oriented y pedirle prestada su al-
mohada. Urge acostar un rato a
la rueda y movilizar a la almoha-
da. Conviene que el occidental sepa
usar mAs de los sentidos para re-
cibir impresiones y de su mente
para contemplar las ideas y aban-
done a ratos la acci6n frendtica
en la que estA enviciado. Import
much que aprendamos a disfrutar
simplemente mirando el perfil gra-
cioso de las cosas, oyendo el hit-
mo de los sonidos, observando la
corriente de nuestros pensamien-
tos. Para esto sin duda que es mu-
cho mejor consultar con la almo-
hada que consultar con la rueda.
Por la importancia que tiene el
descanso y el reposo para el hom-
bre modern como cura para mu-
chos de sus males, creemos Citil di-
vulgar algunas ideas y recomenda-
ciones bisicas de la higiene men-
tal.
Principios fundanlentales del repo-
so: la economic le las fuerzas
durante el trabajo.
Como principio fundamental pa-
ra la conservaciOn Ve la salud fi-
sica y mental y la obtenci6n de un
alto nivel de eficiencia en las ac-
tividades, es necesario que el indi-
viduo organic y emplee sus fuer-
zas en la forma mas economic po-
sible, esto es, evitando toda fatiga
innecesaria y obteniendo los me-
jores resultados que pueda del
tiempo dedicado al reposo. Para
esto debera tenerse en cuenta las
cuatro recomendaciones siguientes:
1) economizar las fuerzas durante
el trabajo hasta donde sea possible;
2) hacer en el trabajo interrup-
clones peri6dicas y de duraci6n
adecuada para descansar y repo-
ner las energies; 3) realizar un re-
poso efectivo y complete y no tan
solo aparente; 4) cambiar las acti-
vidades siempre que la nueva labor
emprendida ponga en acci6n otras
parties distintas del cuerpo que las
que se encuentran fatigadas.
Segin la creencia corriente la
laxitud o descanso es una condi-
ci6n fisica y mental que debe ser
creada una vez que hemos termi-
nado la labor diaria. Pero el pro-


"...Basta en muchos casos que
el sujeto sea capaz de obtener,
mediante el metodo de la relaja-
ei6n progresiva, el total afloja-
miento de sus musculos, para
que los estados emocionales per-
turbadores decrezean o se supri-
man... Se ha sostenido por
hombres de ciencia que la rela-
jaci6n efectiva es el tratamien-
to mis director y especifico para
lo que se llama frecuentemente
"nerviosidad"...


blema principal consiste en saber
desconectar o aflojar la tension
muscular y nerviosa precisamente
durante la actividad diaria, para
poder adquirir asi, gradualmente,
el hAbito del reposo y de la rela-
jaci6n.
Pocas personas se dan clara
cuenta de la importancia de econo-
mizar las energies mientras se tra-
baja y de c6mo es possible conse-
guir esto sin perjudicar el rendi-
miento, en cantidad o calidad. Asi
por ejemplo en una actividad mus-
cular cualquiera el esfuerzo debe
limitarse a lo estrictamente indis-
pensable. Es convenient en todo
trabajo, ya sea fisico o intellectual,
tener los utensilios y medios que
se emplean en la labor al ancance
de la mano, organizer las activida-
des de modo que se eliminen los
actos superfluos o innecesarios y
adoptar cuando se trabaje, ya con
las manos, ya con la palabra ha-
blada o escrita, posiciones apro-
piadas extentas de toda tension in-
necesaria. En esta forma va ha-
cidndose habitual la prictica del
relajamiento muscular, y se dismi-
nuye, en gran media, la fatiga ge-
neral que se experiment a veces
en el trabajo.
Solemos hacer, sin darnos cuen-
ta, numerosos esfuerzos, gestos y
flexiones indtiles durante el traba-
jo y nos sorprenderiamos conocer
la cantidad de energia que podria-
mos ahorrar, si s61o empleAsemos
las fuerzas que realmente la labor
require. Un individuo puede estar
preparado para realizar sus tareas
y sin embargo emplear en ella de-
masiados mdsculos. Al subir la es-
calera o manejar el autom6vil qui-
zas extremamos nuestra tension
muscular; la sefiora de su casa es
possible que emplee demasiados
misculos y movimientos para la
limpieza y cuidado de la casa; el
espectador pone excesiva tension
muscular y emotional cuando estd
en el especticulo, y asi podriamos
multiplicar los casos de la vida
diaria en donde se ven c6mo gas-
tamos y malgastamos much ener-
gia cuando podriamos realizar las
mismas actividades con menos es-
fuerzo.
Conveniencia de interrupeiones
periddicas en el trabajo para
descansar
Tambidn economizariamos ener-
gias y reduciriamos la fatiga si pu-
dieramos descansar efectivamente
cortos periods durante el traba-
jo. Por ejemplo, para la labor inte-
lectual se consider acceptable un
reposo de 5 minutes por cada ho-


S olaiio,, hater, sil darnos cuenta, numerosos esfuerzos, gcstos
y flexiones inutiles durante el trabajo y nos sorprenderiamos cono-
cer la cantidad de energia que podriamos ahorrar, si solo emplea-
semos las fuerzas que realmente la labor require. Un individuo pue-
de star preparado para realizar sus tareas y sin embargo emplear
en ella demasiados musculos..."


ra de trabajo. Desde luego, hay
que considerar que si los periods
de reposo son demasiado largos, no
solo se pierde ese exceso de tiem-
po, sino que hay tambidn que con-
sumir otro tiempo adicional en
volver -a "coger el hilo" o en "ca-
lentarse el brazo".
Por otro lado, si los periods de
actividad se prolongan mAs de lo


convenient, hasta que la fatiga
aparezca, no trabajariamos enton-
ces con economic de las fuerzas,
porque el tiempo de reposo que ne-
cesitariamos para reponerlas seria
muy largo. Tengamos en cuenta el
principio prActico de que el des-
canso debe comenzar siempre en
el moment en que se nota que em-
pieza a disminuir el rendimiento
del trabajo. Toda actividad conti-
nuada mas alia de este moment,
no solo es indtil sino perjudicial,
porque se empleara much mis
tiempo para hacer algo y se hard
con menor rendimiento, ademas
del riesgo de los errors y acci-
dentes en el trabajo a causa de la
fatiga.
Hay varies casos que ilustran las
ventajas del reposo a tiempo, es
decir, antes de que se sienta el
cansancio. Por ejemplo, experi-
mentos realizados han demostrado
que los obreros que doblan pafiue-
los en una fAbrica produce un
rendimiento tres veees mayor du-
rante el dia, si descansan un mi-
nuto por cada seis de labor, que si
hacen el mismo trabajo varias ho-
ras seguidas, sin periods de des-
canso. Se decia que T. Roosevelt
tenia el don de echar today clase
de preocupaciones a un lado por
espacio de breves minutes y a cor-
tos intervalos, durante el torbelli-
no de actividades que se sucedian
durante el dia en la Casa Blanca.
(Continua en la Pag. 126)


r r~












ASESINATO CON





TODAS SUS LETRAS


El alguacil Wallings, lento policia rural,
resolvio el crime a su manera. Un hom-
bre mas list podia haber enredado
la pita...

p r


ROBERT M


EL hombre que estaba sentado en
el gran butac6n tapizado de ro-
jo era corpulento, apuesto y muy
nervioso.
-Parece que usted no compren-
de -dijo-. Puede significar la
cdrcel.
Al otro lado de la vieja mesa de
pino, el sujeto que vestia un tra-
je gris de verano mostrabase tan
tranquil como el cielo perlino de
aquel atardecer.
-No me gustan las penitenciarias
-repuso- pero la idea no me des-
moraliza.
Las cigarras cantaban en los ar-
ces, el bien cuidado prado velase
excesivamente verde a los oblicuos
rayos del sol. La piscina de nata-
ci6n reflejaba los abedules de la
orilla.
-Hay que aclarar la cosa -de-
clar6 el hombre corpulento- y
pronto.
El que estaba al otro lado de la
mesa habl6 con dulce acento,-co-
mo una enfermera tranquilizando
a un paciente.
-Puede ser.
Su portfolio se hallaba sobre la
mesa. Alz6 la mano derecha y la
coloc6 con cuidado en el brazo de
su butaca de cuero. Se dobl6 un
tantito a la derecha para martillar
la automatica.- Sus movimientos
eran lentos, ligeros y ocultos por la
carter de piel de becerro.
-Y pronto- dijo con suave acen-
to. Luego apart lentamente el
portfolio de el medio y le dispar6
tres veces al hombre corpulento.
Este ech6 atras sus anchos hom-
bros, a sus ojos asom6 una intense
mirada y expire.
Movidndose despacio por las ca-
rreteras que corren por las ricas
tierras labrantias de Illinois, el
asesino fud visto por bastantes per-
sonas, ninguna de las cuales lo vi6
en realidad. En su destefiido sedan,
aquella t a r d e somnolienta, era
practicamente invisible...
Y por otra parte, el alguacil Wal-
do Wallings no despleg6 brillantez
alguna al dar comienzo a la inves-
tigaci6n del asesinato de Sewell
Hackett, un acaudalado traficante
en rezagos de guerra, que fue muer-
to a tiros en la biblioteca de su
hermosa casa de campo. Una mues-
tra de brillantez habria estorbado
una notable exhibici6n- de la mas
destacada labor policial en muchos
anos.
No se necesitaba ni se esperaba
brillantez, seg6n advirti6 el algua-

Luego apart lentamente el por-
tafolio de en medio y le dispar6
tres veces al hombre corpulento.


|. YODER


cil al Ilegar temprano la noche del
crime. Dos capaces voluntarios
respondieron a todas las preguntas
usuales antes de que pudiera hacer-
les las de rigor. Tanto Jason Sla-
gle como Cameron Cole eran hom-
bres listos y competentes, aunque
posiblemente uno o dos eran reos
de un asesinato reciente. Resultaba
cosa natural en el filos6fico algua-
cil dejarles hacer su trabajo. Slage
y Cole no lo sabian, pero el com-
partir el efecto era una regla car-
dinal de los mdtodos policiales un
poco heterodoxos del alguacil Wa-
llings.
No es que desdefiara los procedi-
mientos usuales. Pero con frecuen-
cia se salia de ellos, en direcciones
curiosas, y era su c6moda creen-
cia que la manera mas facil es
siempre la mejor. Ciertamente que
las cosas se le facilitaron en aquel
caso. Slagle y Cole, en un diestro
intercambio de estocadas, le ofre-
cieron dos posibles sospechosos:
entrambos.
Y lo hicieron con entereza. El
alguacil, hombre bondadoso, le ten-
di6 a Cole la mano.
-Yo no conocia a su padrastro,
el difunto Mr. Hackett -dijo-, pe-
ro todo el mundo hablaba...
Cameron Cole habia sido el co-
mandante Cole, del Servicio de In-
teligencia Militar, hasta muy re-
cientemente. Favoreci6 al alguacil
con una mirada de pocos amigos.
Cort6 el pdsame con una breve
frase:
-Ya se -dijo y prosigui6 su de-
claraci6n:- Encontre a Mr. Ha-
ckett cuando regress a casa a las
seis -declar6 con minucia-. Co-
mo usted lo ve, en el butac6n. Se
hallaba solo. El ama de Ilaves estA
libre los miercoles por la tarde. Yo
voy al hospital de veterans para
someterme a un tratamiento. S6-
lo estabamos aqui los tres. Mr. Ha-
ckett se cas6 con mi madre duran-
te la guerra. Ella muri6 el afio pa-
sado. Yo he vivido aqui desde que
me lesions la espalda en un acci-
dente de aviaci6n hace ocho me-
ses. Este caballero...
-Jason Slagle, alguacil -dijo el
otro hombre-. De Chicago. Socio
de Mr. Hackett. Vine en mAquina
a verle. Llegud aqui inmediatamen-
te despuds que el medico forense.
No me acostumbro a la idea... Era
el mejor socio del mundo -hizo
un ademAn hacia el suave cres-
pisculo-.Y en un lugar tan apa-
cible. Sin embargo, alguien pudo
haber venido desde la carretera.
-- Y qud me dicen de su billete-
ra? -pregunt6 el alguacil.
El doctor Anderson, el medico fo-








rense, la sac6 del bolsillo de atras
de Hackett.
-Ochenta d6lares -anunci6 el
alguacil.
-Eso significa que no fud ro-
bado -manifest6 Mr. Slagle-. Mas
i por qu6 otra cosa habria de ma-
tarle nadie? Todo el mundo queria
a Hackett. Y no habia estado de-
masiado active iltimamente como
para echarse enemigos en los ne-
gocios. No se sentia muy bien.
--.Sale usted al campo con fre-
cuencia, Mr. Slagle? -La pregun-
ta del alguacil sorprendi6 a Slagle
encendiendo un cigarrillo. Cole res-
pondi6 por el secamente.
-Raras veces -dijo-. Lastima
que coincidiera su visit con esto.
-Mr. Hackett me pidi6 que vi-
niera -repuso Slagle-. Me llam6
por telifono al mediodia. No me
dijo para que, s6lo explic6 que se
trataba de algo important. Pare-
cia intranquilo..., pero desde hace
algfn tiempo estaba un poco ner-
vioso.
-LSabe usted por qud?
-Por causa de su salud, segin
creo -hizo una pausa, afiadiendo
luego--: Que yo sepa, al menos.
-Mr. Slagle sali6 precipitada-
mente -dijo con acento de inocen-
cia Cole.
-La realidad es que me entre-
tuve -explic6 como apesarado--.
Mirando las tierras labrantias.
Pens6 detenerme en el hospital pa-
ra recogerlo a ustad, comandante.
iPero era tan tarde! No tenia idea
de que sus tratamientos duraran
tanto.
-Me dan luz alpina. Mientras
mas tiempo mejor.
Los honors maliciosos, seguin
anotaci6n del alguacil, eran com-
partidos por igual, poco mas o me-
nos. Cada cual habia sugerido que
el otro no podia explicar d6nde
habia estado en el moment criti-
co. Aquellos dos espadachines pa-
recian bastante emparejados, aun-
que eran muy diferentes. Cole ten-
dria unos treinta y cinco afios. Del-
gado y de rostro angosto, parecia
literalmente un ser agudo. Su na-
riz era puntiaguda, su barbilla casi
igual. La calva incipiente le dotaba
de una aguda V de cabello negro.
Slagle era un hombre rechoncho,
seguro de si mismo, de algo mas
de cincuenta afios, con largo rostro
ovalado, y una spectacular papa-
da. Su traje gris de verano habia
costado dos veces mAs que el tra-
je gris de verano de Cole; sus mo-
dales eran dos veces mias amigables.
Y parecia un poco entristecido por
la muerte de Hackett, mientras que
el austero hijastro de Hackett to-
maba la cosa con gran estoicismo.
-Ni el menor indicio de force-
jeo -observ6 Slagle-. Como si hu-
biese estado hablando con alguien
a quien conocia y creia amigo.
S61o en el tono de voz de Slagle
podia interpretarse "probablemente
un miembro de la familiar, alguien
de la casa". Y en respuesta a eso
Cole no dijo directamente que muy
bien convendria investigar c6mo
andaba la sociedad de Slagle con
el muerto. Simplemente se limit
a decir:
-Cualquier cosa que usted quie-
ra saber sobre los negocios de mi
padrastro, alguacil, Mr. Slagle pue-
de informarsela. El ha venido ad-
ministrandolo todo.
-Har6 todo lo que pueda, desde
luego -contest6 con acento ama-
ble Slagle-, y lo mismo hara el co-
mandante. Yo se que 61 era un gran
consuelo para Mr. Hackett, afin
cuando no hace much tiempo que
esta aqui. La mayor parte de los
fltimos diez afios los ha pasado en
ultramar, hacienda su carrera en
el Ejdrcito.
-Mr. Slagle quiere decir que no


hay vinculos de sangre -dijo con
calma Cole-, o tan siquiera un
largo conocimiento.
--Yo no estaba sugiriendo que
ustedes dos no se hallaban en los
mas esplendidos terminos -adujo
con calor Slagle-. Si hasta Hackett
lo hizo a usted su heredero, I no
es asi?
Un punto para Mr. Slagle: Cole
se iba a beneficiary con la muerte
de Hackett.
-Si -contest6 Cole-. Por su-
puesto que no sabremos lo que eso
significa en dinerp hasta que Mr.
Slagle aclare los asuntos de la com-
pafiia. El socio superviviente, i sabe
usted...?
Se detuvo antes de afiadir "puede
hacer casi lo que le plazca". Punto
para Mr. Cole: Slagle tambien pu-
diera beneficiarse.
Era un duelo mortal, al par que
una conversaci6n politica... y po-
dia tambien ser teatro. Slagle y
Cole habrian constituido una buena
pareja; con el dinero considerable
de Hackett, podian ambos ir muy
lejos. Estarian lanzdndose acusa-
ciones para ocultar una alianza?
Era muy possible. Empero el algua-
cil pens6 que advertia alli verda-
dera malicia.
-Me reprocho -dfjo tristemente
Slagle- por no haber llegado aqui
antes. Pero supongo que no habria
servido de gran ayuda. Con el co-
mandante hubiera sido distinto. Tie-
ne experiencia en armas y todo
eso. Tiene usted todavia aquella
pequefia pistola, Cole?
-Corri a buscarla. Ha desapare-
cido.
-iQu6 pena! Usted me dej6 dis-
pararla un domingo. Linda arma,
afn cuando no pude hacer blanco
siquiera en la pared del garaje.
Mr. Slagle no le hizo al alguacil
un croquis con el garaje... ese edi-
ficio en que esta el autom6vil. Pero
le dej6 ver con claridad que en las
paredes y por los alrededores ha-
bia huellas de balas que podian
compararse con la bala que mat6
a Hackett.
El doctor Anderson advirti6 la
mirada inocente del alguacil y alzo
sus rubias cejas inquisitivamente.
Habianle ofrecido al alguacil una
docena de prometedoras pistas. Ya
era hora de tomar nota de ellas. El
forense cpnocia con cuanta astucia
sabia el alguacil interrogar en ese
tono suyo que desarmaba a cual-
quiera. Los caballeros podian lle-
varse una sorpresa; iban a descu-
brir que tenian enfrente una men-
talidad de primer magnitude.
Pero el alguacil puso cara de tai-
mado y enunci6 una teoria que ig-
noraba cuanto habia oido.
-Lo que buscaba el asesino -di-
jo- tal vez seria un arma de fue-
go. QuizAs se trate de un penado
fugado. De la penitenciaria.
-De ahi es de donde suelen es-
caparse los penados -declar6 Cole
con cierta aspereza.
-En efecto. Mr. Slagle, no nece-
sita usted quedarse. Simplemente
deme su direcci6n en Chicago.
Mr. Slagle dict6 despacio y con
claridad. El alguacil escribi6 como
con dificultad la direcci6n dictada.
en una cuenta vieja.
--iYa estd! -dijo triunfante.
El comandante Cole suspiro.
El doctor Anderson sigui6 al al-
guacil a la penumbra de afuera.
-Alguien me ha cargado con un
asesinato rdpidamente congelado
-dijo el alguacil con tono ama-
ble-. Lo inico que tengo que hacer
es seguir las directrices sencillas
y me meters por el camino error


Ech6 atris sus anchos hombros,
a sus ojos asom6 una intense mi-
rada y expir6,






Seo. Doctor, estoy metido en un
atolladero. w
-b C6mo @s eso?
-No me atrevo a investigar. Se
supone que yo haga lo de costum-
bre y me extravie. Tengo que evi-
tar trabajar como evito el pecado.
-Seria una torture -contest6 el
medico con aspect de hombre ape-
nado-, para un castor human co-
mo usted.
-Me sonrio como el perro cuan-
do lo pican las avispas y lo sopor-
to. Por otra parte, alguien va a ir
a la circel por dsto. Puede que se
trate de uno de esos complicados
asesinatos por razones de negocios.
Y si.hay algo illegal en este pais,
es el, asesinato que involucre en 1l
la teneduria de libros.
El alguacil no tenia la intenci6n
de hurgar en nada que fuese in-
trincado si podia evitarlo. Hizo co-
mo que se iba para la ciudad y
luego di6 vuelta, retornando en
circulo. Manejando al travys de la
noche serena iba meditando en los
hechos conocidos, con la piadosa
esperanza de poder trabajar con
esos datos sin excavar mis.
Como siempre aplicaba al caso
una de sus nociones predilectas:
que el crime no es un fen6meno,
sino que lo perpetran hombres y
mujeres comunes y corrientes y es-
ta sujeto a los mismos tropiezos y
deslices que toda otra cosa. La plu-
ma de fuente se seca en moments
inoportunos -y lo mismo le pasa
a la del falsificador-. El fugitive
se ve obstruido por un desfile ca-
Ilejero tonto, el horno quema los
pastelitos del envenenador, las dos
esposas de un bigamo se encuen-
tran y conocen trabajando en la
Cruz Roja...
Podia ocurrir un leve tropiezo
hasta en un proyecto tan aparen-
temente perfect como el asesinato
del pobre Hackett. Regresando a
la casa, ahora a oscuras, de Hac-
kett -Cole habia ido al pueblo a
preparar el tendido- el alguacil
hall la habitaci6n de Cole. Prac-
tic6 un studio de los asuntos co-
tidianos de Cole, seg(n los revela-
ban sus cheques cancelados.
Iba en busca de alguna apertura
pequefia, sencilla, por donde colar-
se, algin Angulo tan prosaico que
ordinariamente pasaria inadverti-
do. Y crey6 haber captado un vis-
lumbre...
-Tres disparos -report6 el doc-
tor Anderson a las once-. Y cual-
quiera de ellos habria sido fatal.
Un arma pequefia. Probablemente
la pistol desaparecida del Amigoo
Cole. Por supuesto que eso no prue-
ba que la disparraa dl-. Se halla-
ban en sesi6n en la soturna oficina
del alguacil: dste, su pequefio dele-
gado con cara de zorra, Ed Shull,
Mr. Ford, el acusador piblico, y el
mddico forense.
-No -dijo el alguacil-, hay bue-
nas posibilidades entire las cuales
elegir. Fud Slagle, fu6 Cole, fueron
los dos juntos. No fu6 ningunolde
los dos, pero ambos ven la oportu-
nidad de cargarle la culpa al otro.
Pero nosotros si sabemos una cosa.
-iQud bueno! -exclamd Ed
Shull-. LY qu6 es ello?
-La verdadera pista esta muy
bien cubierta. Slagle, por todo lo
que he averiguado, pudiera ser el
mrs perfect tipo del negociante
bandolero. Se necesitarian diecisdis
sabuesos para hallar cualquier co-
sa que l6 hubiera sepultado. Si fud
Cole, ei~ple6 toda la habilidad que
aprendi6 en diez u once afios como
detective del Ejdrcito. Esta faena
exige demasiado esfuerzo.
-- Tiene usted alguna idea me-
jor? -pregunt6 Mr. Ford.
-Tal vez. Oiga usted, Mr. Ford,
con Hackett casi al borde de una.


ASESINATO CON TODAS SUS... (Continuaci6n)


postraci6n nerviosa, c6mo lo ha-
bria matado usted?
-Con un tiro en la cabeza, de-
jando luego el arma cerca de su
mano derecha. Un case claro de
suicidio.
-Exactamente. Pero alguien que-
ria que el caso pareciese asesinato.
Elimin6 el suicidio de tres o cua-
tro maneras. Por qu ?
-Es obvio que porque debia ser
important hacer reconocerlo como
asesinato. Posiblemente para car-
girselo a una persona inocente, qui-
zAs por razones de seguro de vida.
Nadie podria dejar de career que
fuera asesinato.
-Yo si -dijo con divertido acen-
to el alguacil-. Parece que el au-
tor ha dado parcialmente per sen-
tado que habria una investigaci6n
un tanto lerda. Pues bien, quizas
.trastorne planes, que nos finjamos
mas patanes de lo que cualquier
hombre razonable pudiera esperar.
iPor qud no fallamos en todo?
-Pero hombre -dijo Mr. Ford-.
i Que es lo que vamos a pensar que
sucedi6?
El alguacil fingi6 fumar en una
imaginaria pipa.
-Me parece que suicidio -con-
test--. i No le parece lo mismo al
resto de ustedes, zafios funciona-
rios rurales?
-iQue barbaridad! -exclam6 el
doctor Anderson-. Se necesitarian
brazos de ocho pies de longitud. Y
uno de esos disparos perform de le-
no el coraz6n.
-Veo su estrategia, desde luego
-manifest6 Mr. Ford-. Es tan
esencial hacer que Ilamen a esto
asesinato que used confia en que,
quien lo perpetr6, vays un paso


mas lejos de lo que proyectara y
deje ver la punta de la oreja. Pero
no puede volver a matar a Hackett,
para aclarar las cosas.
-No, pero puede enderezar lae
prueba. Dejarnos encontrar el ar-
ma, tal vez, o sefialar un m6vil.
Probablemente se suponia que yo
advirtiera un m6vil que no adverti
-dijo el-alguacil.
--Caballeros -protest6 el doctor
Anderson-, cuando una persona
muere instantAneamente le queda
muy poco tiempo pars andar por
ahi escondiendo el arma...
-No debidramos haber enviado a
este Anderson a la Universidad
-dijo tristemente Mr. Ford-. De-
masiados libroh le han embotado el
ingenio.
-Les dird lo siguiente -repuso
Anderson-. No hay nadie que hu-
biera podido actuar tan.estipida-
mente que pensase semejante cosa.
Pero en este pequefio grupo hay
aptitudes naturales...
Mr. Slagle lleg6 a la oficina del
alguacil a las once y treinta de la
mafiana siguiente.
-i Suicidio! ,a&m6--. No pue-
de ser. -El 1l2IFerrazo pardo
que yacia echado a la puerta de
la oficinita del alguacil se desper-
t6 y movid la cola, volviendo des-
puds a su posici6n primera-. Es
fisicamente impossible -arguy6 Mr.
Slagle-. Aquella extemportnea ex-
citaci6n le gan6 una fea mirada de
una gallina de raza retrepada en
el armario de los archives, y que-
tenia amarrada una etiqueta que
decia "Prueba C".
--Quisiera saber a que caso per-
tenece esa gallina --dijo el algua-
cil-. Mr. Slagle, lo lamentamos


Cuando hubo oscurecido bastante, ocup6 una posici6n... Todavia
no sabia si estaba persiguiendo a un hombre o a dos.


much. Nos damos cuenta de suM
sentimientos.
-Dice usted que Mr. Hackett fud
herido en el pecho --dijo Slagle--.
Fijese c6mo doblo el brazo. Pars
pegarse un balazo directamente en
el coraz6n, un hombre tiene que
acercar much el arma al cuerpo.
3D6nde estan las quemaduras de
p6lvora? Y ic6mo puede un suicl-
da hacerse tres disparos?
-Queriendo star seguro de con-
seguir su prop6sito -contest6 el
doctor Anderson.
Mr. Ford vestia una camisa a
franjas con cuello blanco postizo,
y nada de corbata.
-Estaban ustedes tratando de&
ahorrarle a Mr. Hackett la deshon-
ra de la destrucci6n auto-infligida
-dijo-. Muy correct de su part,
amigo. Pero habrian debido dejar
el arma.
-De ese modo -terci6 el doctor
Anderson-, podiamos haber dicho
que habia sido un accident. Lim-
piando una pistols, es 1o que suele
decirse. Se cubren las apariencias.
-No engafiaron ustedes al al-
guacil ni un minute -dijo Mr.
Ford-. ~ Quin hubiera querido'
matar a Mr. Hackett? Usted no le
habria pegado un balazo a su so-
cio. El comandante Cole no hubie-
ra matado a su padrastro.
-Aguarden un moment -dijo
Slagle-. Hallaron ustedes algu-
nos plomos en la pared del garaje?
-Aqui los tiene -contest6 el al-
guacil.
--Por qud estAn tan lustrosos?
-grit6 Slagle.
-Los limpi6 Albert. Es mi hom-
bre de confianza. Les sac6 brillo
con papel esmerilado.
-;Mentecato! Eso los echa a per-
der para usos de balistica.
-Al se figure que los queriamos
para la vitrina de los souvenirs.
No es muy listo que digamos.
Mr. Slagle estaba contemplando
lo que era probablemente la mds
lerda labor policiaca en diez afios.
Pero contuvo la tentaci6n de decir
que el taL Albert vivia entire gen-
tes de.su misma calafia y simple-
mente profiri6 por lo bajo un jura-
mento...
El alguacil encontr6 a Mr. Cole
en la funeraria. Crey6 al principio
que iba a agredirlo cuando oy6 la
nueva.
--~Esta usted loco? -se limit
a decir Cole-. En la investigaci6n
judicial declarard que eso del sui-
cidio estA fuera de toda posibili-
dad.
El alguacil le did unos golpecitos
en el hombro.
-La gente comprendera su ac-
titud --dijo amablemente.
Lo que fuera a hacerse proba-
blemente se haria en la escena del
asesinato. DespuBs de la demostra-
ci6n de ineptitud de aquel dia na-
die pensaria que el alguacil Wa-
Ilings iba a buscar pistas dejadas
en otras parties. Por eso el algua-
cil dej6 a Al, su hombre de con-
fianza, a cargo de la carcel y ocu-
p6 una posici6n, cuando hubo obs-
curecido bastante, para ver quidn
hacia qud. Todavia no sabia si es-
taba persiguiendo a un hombre o a
dos, que laboraban conjuntamente.
Per6 si s6lo uno de sus sospecho-
sos estaba complicado, sentiase
bastante seguro ahora de saber qud
hombre habia matado a Hackett.
La noche era nebulosa, con una
brisa que presagiaba lluvia. Regis-
trando la casa, evidentemente que
Cameron Cole habia hallado algo:
un sobre carmelita. Sin duda se ha-
bia supuesto que el alguacil lo en-
contrara si hubiera practicado la
investigaci6n ortodoxa. Cole estaba
sentado contemplando el sobre, en
la biblioteca de Hacket, visible des-
(Continua en la PAg. 106)


















J. ROSENKRANZ, Presidente de
NATIONAL SCHOOLS
S EST. 1905 .


Una institution aealca-
da a la ensefianza tecnico-prActica
mediante su sistema comprobado de
APRENDER HACIENDO


Pila estos
prospects y
I I Lecciones Muestras!

TIENE USTED A SU ALCANCE LAI
CONTESTACION A TODAS SUS PRE-
GUNTAS. iENVIE EL CUPON-HOY!


Cuatro Grandes Campos Llenos de Oportunidades -
IDIGAME CUAL DE ELLOS DESEA!


RADIO, TELEVISION Y ELECTRONIC
El campo de la Radio estd Ileno
de oportunidades. iNo las des-
aproveche! Usted puede tener
su propio taller de repara-
ciones, o un buen empleo. Pien-
se en las ganancias que pueden
ser suyas. iENVIE EL CUPON
HOY!
O MECANICA AUTOMOTRIZ Y DIESEL
Un buen mecanico tiene su por-
venir asegurado. ;Usted puede
ser uno de ellos! Buen dinero,
buenos empleos, su propio taller
mecAnico. iEsta es su oportuni.
dad! iENVIE EL CUPON HOY Y '.;'
PRINCIPLE SU CARRERA!
ELECTROTECNIA Y REFRIGERATION
Vea lo que la industrial le
ofrece: buenos empleos con
buenos sueldos! Yo lo prepa-
rard para que gane mAs dinero
en esta progresista industrial.
ENVIE EL CUPON HOY-VEA LO
QUE PUEDO HACER POR USTED!

O SINGLES PRACTICE CON DISCOS
iSu Ilave para el triunfo!
HAgase traductor, intdrprete,
comisionista. Hay muchos
empleos para quienes saben
Ingl6s ademAs de Espaflol.
Y ousted puede aprenderlo fAcil-
mente, CON DISCOS.
IMANDE EL CUPON HOY!

OFICINAS ARGENTINA: H. Yrigoyen 1556, Buenos Aires .
CHILE: Ahumoda No. 131 (Of. 305/307) Santiogo COLOMBIA:
Colle 22 No. 8-38, Bogotd CUBA: Edif. Sudroz, Borotillo 9,
Habona MEXICO: Ave. Morelos No. 85, Mexico, D. F. *
PERU: Edif. "Lo Nocional," Lima URUGUAY: Av. 18 de Julio
2204, Montevideo VENEZUELA: Conde a P. Sierra 4, Caracos.
i I


Nuestras lecciones, espe-
cialmente preparadas en la
Escuela Principal de Los
Angeles, lo capacitarAn sin
que tenga que estudiar li-i
bros tediosos. iUsted a -
prende rdpidamente con
nuestro sistema de ense-
ftanza!

LEA LO QUE DICEN ESTOS
ALUMNOS
Sus ensenanzas son
completes y faciles
de aprender. No me
fue dificil compren-
der a fondo la mate-
ria, gracias a su
famoso SISTEMA ROSENKRANZ.
J. Pablo Medina V.

El curso que me im-
partieron ha hechode
mi un hombre pre-
parado. Agradezco su
buena ensefianza a
National Schools.
Miguel Mondrag6n Salinas


VEA EL MATERIAL DE
PRACTICE QUE.RECIBE:
RADIO-
un probabor y
partes para un receptor
superheterodino;
MECANICA-
herromentas
profesionales y
aparatos de medicion;
ELECTROTECNIA-
herramientas
aparatos de medicion
y un motor professional;
INGLES PRACTICO-
discos para facilitar su
aprendizaje y un
diccionario bilingUe.
iEsta es la gran ventaja del
SISTEMA ROSENKRANZ!


NATIONAL SCHOOLS
de Los Angeles, E. U.A. Enseianza T~nice-Prdctica desde 1905


I National Schools, Dept. (SGA-e-104)
S Borotllo No. 9. Eq a Obispo.
HABANA, CUBA
MAndeme su libro gratis de la carrera que he seleccion-
3 ado y marcado con una "x." (Marque solamente una.)
I Q Radio-Television-Electrdnica [ Mecdnica Automotriz
O Electrotecnia Y Refrigeracidt O Ingles PrBfctico
II
Sg= Nombre
SDirecci6n_
Ciudad I
PROV. I
m m mm mi mmm IImmmmm













ENTIRE EN UN ASTILLERO CUBANO;




VEA HACER UN BARCO


Texto: NIVIO LOPEZ PELLON Fotos: AMADOR VALES.


AL venir la Repdblica, Cuba ha-
cia todavia magnificos barcos
de madera, porque el cabotaje era
su principal via de comunicaci6n
con el interior. No existia entonces
la carretera central, y el ferroca-
rril principiaba. Afios mas tarde,
cuando en el primer period de Ma-
chado se construy6 la carretera
central, se di6 muerte al cabotaje.
No se puede aspirar ahora a resu-
citar una cosa que ya pertenece al
pasado, pero si se puede pensar en
otras muchas embarcaciones, y a
ese efecto nosotros presentamos
aqui, entire las fotografias, una de
un barco camaronero, en plena
construcci6n actualmente, que tie-
ne de eslora (largo) 60 pies, y de
manga (ancho), 15 pies y 4 pulga-
das. Sin embargo, cuando hace po-
co menos de un afio se descubri6
la riqueza del banco camaronero de
Bataban6, Cuba gast6 dos millones
y medio de pesos en la compra de
barcos americanos para la pesca
.del camar6n acaramelado. Y es que
no acabamos de salir de este circu-
lo vicioso: falta de pedidos gran-
des a los astilleros cubanos, por-
que no se tiene una producci6n er
series, y falta de una producci6n
en series porque se va a comprar al
mercado extranjero. A los efectos
de entender los datos que posterior-
mente daremos sobre el estado ac-
tual de los astilleros cubanos, es
precise familiarizarnos primero con
la siguiente clnsificaci6n mari-
na en tipos de barcos: *Lista 1".


iS~PS- I~J!


- .


Tan cierto es que desconocemos nuestros polenciales de riqueLlx IilCllw.
nales, que seguramente muchos ignoran los barcos de madera que aqu.
se hacen y la gran producci6n que de los mismos debiera haber. Pars
la fabricacion de este articulo, dos son los elements basicos: buenas
maderas y excelente obra de carpinteria, y con ambos podemos contar.
En nuestra historic patria, desde los prim.ros moments, aparece Cu-
ba brindando a la metr6poli espaftola, magnificos astilleros: aqui esta-
ban los mejores de America, y tanto es asi, que de fabricaci6n cubana
fueron, en los siglos 17 y 18 los mAs grande barcos de guerra de en-
toncas: en Cuba se hizo el "Santisima Trinidad", con 180 cafones. que
pele6 en la batala die Trafalgar; en Cuba se hizo el "San Juan Nepo-
muceno", con 80 cafiones, famoso en la armada hispanica. Cuando fina-
lizando el siglo 18, Roberto Fulton cre6 la nategacion movida por vapr-.
en sustituci6n de los barcos de vela, la madera result poco resistente
para surcar los mares, y temiendose por otra part que la construction
de hjerro fuese muy pesada, se hacian-embarcaciones de madera forra-
da con planchas metalicas; Cuba todavia siguid fabriecndole a Esparia
excelentes barcos. A mediados del 'siglo 19, el mundo se lanz6 a la labrn-
caei6n de barcos de hierro, y nuestra falta de industrial metalurgica res-
t6 rapidamente importancia a los astilleros cubanos. De entonces para
aca, qued6 el pais haciendo s61o goletas, viveros y barcos de pequefia
carga; el hierro se hizo el material indispensable en los barcos de gue-
rra, travesia y de gran tonelaje. Aunque al final de este reportaje. en
las "Notas parsa una Economia Cubana", nos ocuparemos detalladamrn-
te de los barcos que hoy se construyen aqui y de los que se pudieran
y debieran hacer, sdpase desde ahora que recien salido esta de uno de
nuestros astilleros un barco deportivo, para regatas, por valor de mais
de 150,000 pesos, y con mis de 5,000 pies de madera -empleados en s6lo
casco y cubierta; jtenemos, pues, razon o no, para encabezar este repor-
taje invitando a que se entiree an un astillero cubano y se vea hacer
un barco"?...


En plena faena de construction, aparece aqui este barco camaronero, de
60 pies de largo, hecho todo con maderas cubanas (sabict, que result
de superior resistencia, caob, roble, jucaro, majagua, etcetera). Las ve-
las se hacen en el pais tanibi6n, e inclusive los gruesos clavos que se
emplean, son de fundici6n cubana.


9 ~' '~'
~s
--
;

...
:
rr; ...u. y


i







































El process de calafatear el barco es el que recoge la lente de nuestro fo-
t6grafo ahora. Para esa labor, en la uni6n de las tablas se pone algo-
d6n y estopa, se da masilla y se procede luego a pintar. Este barco ca-
maronero sera el primero que bote Cuba al agua en su clase; tambien
estAn en construction otros mas.


Cuba empieza ahora la construcci6n de barcos camaroneros, y debe in-
tensificar esa producci6n. La fabricacidn de barcos pesqueros es uno
de los objetivos actuatas de los arsenals eubanos. Yea el lector un
copo, con la recogida de la pesca del camar6n. En la noche se hacen
tres tiros o lances con esta malla, arrastrAndola cada vez en el agua
durante 3 6 4 horas.


Este barco es una joya cubana. El palo mayor tiene 82 pies, 7 pulga-
das; la roda que sa utiliz6 en la proa fu6 tallada en una pieza enter,
sacada de uno de nuestros majestuosos arboles orientales. En la horza
o quilla tiene, para su estabilizacidn, 30,600 libras de plomo. De largo
pasa de 70 pies, y de calado tiene mas de 9 pies. (Foto cortesia).


El barco de recreo a yate es otra de las buenas construcciones que hoy
se hacen en los astilleros de Cuba. La proa del que vemos aqui com-
petira el prdximo aflo en las regatas Habana-San SebastiAn, en un reco-
rrido de 6,000 mills. Las regatas de Habana-S. Petesburgo conocen de
victorias cubanas con yates hechos en los astilleros del pals.


comprende los barcos de travesla
o viajes al exterior; "Lista 2", com-
prende los barcos de cabotaje o
viajes entire los puertos de la isla;
"Lista 3", barcos de pesca, y ahi
entran los viveros, los neveros, los
beniteros y los camaroneros; "Lis-
ta 4", que comprende los barcos de
trdfico interior de puerto, como son,
por ejemplo, las chalanas; "Lista
5" embarcaciones de recreo o ya-


tes, y "Lista 6", embarcaciones del
Estado. Segin la legislaci6n mari-
tima vigente en Cuba, en una de
estas clasificaciones se tiene que
inscribir cualquier embarcaci6n. A
esta clasificaci6n nos hemos de
atener despubs para los datos de
nuestro studio. de hoy. Hablar de
astilleros en Cuba es hablar de al-
go que se conoce poco, pero done
(Continda en la Pag. 117)


'F

.-,





Ai







=



CIO
L_
CIO
V2
M
=


C43
M
8m
El
a)


CD





L_








C=
U)
a,

a)

2


4E
0)
5,


Le.rikon


'iludiup I I

%uuffrne i.;


Letter 22


Olivetti, la mayor empresa industrial europea
de mbquinas para oficina, se caracteriza por
el constant desarrollo de sus metodos de pro-
ducci6n, la severisima selecci6n de sus t6cni-
cos y operarios, el empleo de materials primas
de calidad universalmente reconocida, el ri-
guroso control de todas las piezas de sus m5-
quinas.
Conforme a la tradic;in latina, la claridad
geomitrica y la exactitud cientifica armonizan
con el equilibrio y belleza de las formas. Du-
rante cuarenta y cinco aios, las maquinas
Olivetti han demostrado su calidad en todo
el mundo. Son los auxiliares mis c6modos y
seguros para el trabajo del hombre.


-- a I- -U


SUINSA Suministros Industriales, S. A.

Infanta 455-457
Compostela 255
Telefono U-8966
Apartado 2736
Habana


784s


SOCIEDADES ALIADAS

Officina Mecanica Olivetti Ivrea
Austro-Olivetti A. G, Wien
British Olivetti Ltd. London-Glasgow
Deutsche Olivetti A. G. Frankfurt a M
Hispano Olivetti S. A. Barcelona
Olivetti Africa Pty. Ltd. Johannesburg
Olivetti Argentina S. A. Buenos Aires
Olivetti Australia Ply. Ltd. Sydney
Olivetti Colombiana S. A. Bogota
Olivetti Corp. of America New York
Olivetti Industrial S. A. Rio de Janeiro
Olivetti Mexicana S. A. Ciudad de Mexice
Olivetti S. A. Beige Bruxelles
S.A.M. P.O. Olivetti Paris


olivetti


DiriNsumin


Els I roswmamoa














PLEBISCITO POPULAR EN TORNO


DOCE millones de brasile-
nos concurririn a las ur-
nas hoy para definir los rum-
bos politicos de su pals. El
debate electoral se ha reali-
zado en un clima de sorda
espectativa. Primero, cuando el pis-
toletazo del palacio Catete desplo.
m6 la vieja figure de Getulio Var-
gas, el pueblo mir6 ansiosamente
hacia los cuarteles. Detrds de sus
muros, los generals desgranaban
-ansias y tejian prop6sitos sinies-
tros. Muchos aprendices de salva-
dores se entrenaban en esos mo-
mentos bajo el brillo reluciente de
los entorchados. Pero el desfile de
las multitudes, con banderolas de
duelo, paraliz6 las voluntades que
ya sofiaban con asaltar el Palacio
de Gobierno. En las called, conmo-
vido por el dolor, el pueblo brasile-


A GETULIO VARGAS


SLas peculiaridades de la political brasilera. Las fuer- f
zas que hoy lucharan en las urnas son casi igual- i
Smente poderosas. Radiografia del Partido Laboris-
ta y sus contradicciones. La Union Democratica y e
el Partido Social Dem6crata, voceros de un conser- P
vatismo social. El pistoletazo de Vargas, gesto su- c
premo. ;Quin triunfara? Brasil no retrocedera z
permanentemente.

por DOMINGO ALBERTO RANGEL


Especial para "BOHEMIA"


t
t
r


calls de Rio de Janeiro o
Sao Paulo, el observador
comprende las razones oue se
esconden en la prudencia de
los 6rganos periodisticos del
exterior. Y es que result di-
icil saber cual de los platillos se
nclinarA al peso de la victoria. La
olitica brasilefia es muy fuida. Los
:ambios de alineaci6n se operan en
se pais con una facilidad casi de-
,ortiva, especialmente en escala lo-
al, donde los caciques electorales
lejan flotar en torno a sus fuer-
as la incertidumbre para afiliarse,
i ltima hora, a la corriente que
Lcapare los mejores vaticinios. Pa-
a un latinoamericano del Caribe,
rcostumbrado a una political de in-
r6pida franqueza, donde cada par-
ido tiene su domicilio y hace sus
naniobras electorales al comenzar


m,


J :


"Con un pistoletazo di6 un vuelco a toda la situaci6n
Brasilefia".


"Ha Ilamado al Poder a las gentes de la oligarquia carioca y a los
oficiales mAs retr6grados del Ejercito".


fio salv6 sus instituciones. Ahora
en las urnas va a ejercitar conscien-
temente el derecho a que apel6 un
poco tumultuosamente cuando son6
el disparo que hizo ingresar a Ge-
tulio Vargas en la historic.
Sin embargo, la inquietud no ha
Ilegado al extreme del desborde
emotional. En otros paises de la
America Latina un debate electoral
inaugurado por un suicidio y ade-
lantado en medio de tensa crisis
political, hubiese sido ocasi6n pro-
picia a la exaltaci6n tribunicia y al
choque enardecido de las multitu-


des en pugna. Los brasilefios han
sabido peinar las emociones y ha-
cer de su vida pfiblica un tinglado
de ideas constructivas que a veces
se encrespan pero sin alcanzar los
peligrosos remolinos de la algara-
da. Quienes crean que la madurez
political, en el sentido del dominion
sobre las fuerzas elementales del
alma, es patrimonio de los anglo-
sajones, debieran asomarse a las
avenidas de Rio donde el pueblo
mantiene su serenidad adn en pre-
sencia de las peores amenazas. Y
cuando el pueblo brasileio pierde
sus cauces, sacudido en sus fibras


afectivas, va en pos del peri6dico
enemigo o del edificio odiado sin
furia ciega como si estuviese cum-
pliendo una tarea a la cual hay
que ponerle mis entusiasmo que a
la acci6n de .todos los dias.
Quidn ganarA las elecciones, es
la pregunta que aflora a los labios
de todas las personas que han se-
guido minuciosamente el process
politico del Brasil. Las revistas ex-
tranjeras -y adn las agencies no-
ticiosas tan adictas a la conjetura-
han guardado un silencio cargado
de cautela. AdentrAndose al hervi-
dero de comentarios que son las


la campafia, el panorama del Bra-
sil result un tanto traicionero y
dificil. Ni el paciente y super-tec-
nificado Mister Gallup podria apli-
carle a las elecciones brasilefias la
magia de sus "surveys" llenos de
porcentajes y explicaciones mate-
miticas.
Para desentrailar la clave de los
horizontes electorales del Brasil
-que hoy van a culminar- es ne-
cesario apelar al mdtodo mAs lati-
no, pero en todo caso superior en
sus proyecciones, de recorder los
antecedentes de las principles
fuerzas que descenderAn a la pista


I






productora, rodeada por el dogal
del cafe cuyos precious internacio-
nales condenaban a los trabajado-
res brasilefios, alternativamente, a
las doradas perspectives de una efi-
mera prosperidad o al abismo si-
niestro de las depresiones sin al-
bas inmediatas de recuperaci6n. Ge-
tulio Vargas redujo implacablemen-
te la influencia del cafd por dos
procedimientos que exigian coraje.
El primero, la tala de plantaciones
que fueron sustituidas por el algo-
d6n y otros cultivos. Y el otro, el
desarrollo sistemAtico de la indus-
tria de transformaci6n. Para edifi-
car sobre bases mAs o menos sanas
esa political, Vargas elev6 los sala-
rios y mejor6 la condici6n de las
classes medias, creando una capaci-
dad de consume que en otros tiem-
pos, signados por el predominio oli-
gArquico, no habian existido en el
contradictorio Brasil. Frente a las
inversiones extranjeras asumi6 pos-
turas beligerantes. Una series de
disposiciones oficiales reglamenta-
ron la exportaci6n de utilidades y
sefialaron las fuentes de riquezas
en que podian operar los capitals
fordneos. Entre las ramas exclui-
das figure, para gloria del naciona-
lismo carioca, la industrial del pe-
-tr6leo, codiciada por la Standard
Oil.
Frente a esas ideas y anteceden-
tes, la Uni6n Demoaratica y el Par-
tido Social Dem6crata exhiben un
amor apasionado por las libertades
pdblicas. El brigadier Gomes y el
president Caf6 Filho se presentan
ante la opinion como martires o de-
votos de la libertad de prensa. Su
pensamiento social podria sinteti-


"Las calls de Rio, antes paraiso de turistas, son ahora hervideros
de comentarios politicos".


del marat6n civico y las ideas que
constituyen y perfilan sus platafor-
mas political. Los adversaries prin-
cipales serdn hoy, el Partido La-
borista -que quiere convertirse en
Partido Revolucionario- fundado y
animado por el extinto Getulio Var-
gas y las fuerzas que se agrupan en
torno a la Uni6n Democritica sefio-
reada por la marcial figure del bri-
gadier Eduardo G6mez quien ha
preferido el calor de los mitines a
la gloria de los vuelos en la Fuer-
za Area Brasilefia a la cual per-
teneci6 en otros tiempos. Pero ese
breve anuncio, tan lac6nico como el
que se escucha en los "rings" de
boxeo antes de empezar la pelea, no
abarca todo el caleidoscopio electo-
ral brasilefio. Hay corrientes muy
vastas que sin ser las mis impor-
tantes tienen potencia suficiente
para alterar los resultados. Esas
fuerzas son el Partido Comunista
que dirige desde una clandestinidad
ya legendaria la mano expert de
Luis Carlos Prestes. Y el Partido
Social Dem6crata al cual pertenece
el president Joan Cafe Filho. La
ubicacidn del Partido Comunista,
que fu4 una inc6gnita durante mu-
chos meses ha venido a despejarse
en los dltimos dias. Sus votantes,
que son caudalosos, sufragarAn qui-
zas por las papeletas del Partido
Laborista. Y las gentes del Partido
Social Dem6crata llevaran sus pro-
pias listas pero los diputados que
elijan actuaran como aliados de la
Unidn DemocrAtica dentro de la
coalici6n que se ha formado para
dirigir al gobierno que dej6 hudr-
fano la desaparici6n de Getulio
Vargas.
El Partido Laborista, que repre-
senta la herencia political de Getu-
lio Vargas tiene ideas bien conoci-
das en Amdrica. Su plataforma es


una curiosa mezcla de todas las
doctrines que han plasmado la his-
toria en este siglo XX. Del fascism
tiene el amor apasionado hacia un
jefe, la jerarquizaci6n rigurosa de
sus cuadros y la inclinaci6n a la ac-
ci6n intrdpida como medio de zan-
jar la controversial partidista. Pero
en su program hay tambi6n acti-
tudes y rumbos que lo emparentan
con el movimiento popular de ten-
dencias revolucionarias. La creen-
cia en las posibilidades del sindica-
lismo como arma de mejoramiento
social, la fe en el intervencionismo
de Estado como herramienta de
emancipaci6n econ6mica y cierto
amor ingenuo hacia el pueblo en
abstract son rasgos tomados del
pensamiento izquierdista. Final-
mente, un nacionalismo ardiente, de
clara beligerancia antimperialista,
emparenta al Partido Laborista del
Brasil con esa vasta cruzada de
pueblos y fuerzas political que es-
tan insurgiendo en Asia y Amiri-
ca contra las distintas formas de
dominaci6n extranjera. Aplicando
la nomenclatura de la teoria poli-
tica diriamos que el Partido La-
borista encarna en el Brasil los
ideales de la pequefia burguesia ra-
dical.
Pero las plataformas, en si mis-
mas, no lo dicen todo. MAs elo-
cuentes son las actitudes que asu-
men los Partidos que las adoptan.
El Partido Laborista, nombre ac-
tual del viejo movimiento que ha
acompafiado a Getulio Vargas a
travYs de veinticuatro afios de his-
toria brasilefia, tiene inconfundi-
bles perfiles. En su political econ6-
mica ha favorecido una energica
intervenci6n del Estado que acele-
r6 la industrializaci6n del pais y
sane6 las bases de la riqueza na-
cional. Brasil era una nacidn mono-


"Prestes: dirige desde una legen-
daria clandestinidad al Partido
Comunista que ha venido cre-
ciendo".


zarse en su deseo de gobernar para
todas las classes sociales. Esta de-
claracidn, aparentemente sensate
para auien la juzgue desprevenida-
mente, constitute una replica al
criteria obrerizante de ciertos lide-
res del Partido Laborista y una de-
mostraci6n de amistad a los patro-
nos y gentes de la clase me-
dia conservadora que ven con te-
rror o aprensi6n el crecimiento
del sindicalismo. La posici6n inter-
nacional de estos partidos esta con-
dicionada por su afecci6n a las in-
versiones extranjeras que a su jui-
cio pueden resolver, mfgicamente,


los problems econ6micos que con-
mueven al Brasil. En vez de darles
a sus compatriotas el orgullo de
mantener erguido el estandarte del
nacionalismo adverse al capital
inversionista, socialdem6cratas y
"unionistas" prefieren ofrecer las
problemiticas ventajas que ofrece-
ria la masiva colocacidn de ddlares
en el mercado industrial brasilefio.
Es evidence que la popularidad de
Vargas habia descendido en los 6l-
timos meses. Una inflaci6n galo-
pante venia fundiendo los ahorros
de la clase media y el poder adqui-
sitivo de los salaries obreros. Tur-
bias negociaciones se escenificaban
en la sombra propicia de los minis-
terios. La burguesia national, en
otros tiempos aliada fiel de Vargas,
resentia la political de intervenci6n
en el mercado cafetero que restaba
a los exportadores la plenitud de
los beneficios arrojados por el auge
de los precious en los centros mun-
diales de consume. Las fuerzas
esenciales del movimiento varguis-
ta, los obreros menos politizados y
la naciente burguesia national, her-
vian en las calderas del desconten-
to.
Ese fu6 el moment que la oposi-
cidn consider propicio para desen-
cadenar la ofensiva que tuvo su dia-
pas6n tragico con el asesinato del
mayor Rub6n Vaz. Cuando ese ofi-
cial de la Fuerza Aerea -qued6 ten-
dido en el pavimento de una apar-
tada calle carioca, Vargas fue en
palacio un prisionero del descon-
tento national. Todas las acusacio-
nes que tremolaba la oposici6n ad-
quirieron, a la luz roja del crime,
un tono de verdad incontrovertible.
Los deslices de sus hijos, el alto
cost de la vida, las dificultades in-
ternacionales de un pais abrumado
de deudas, las durezas que confron-
taba la clase media y las pausas en
el desarrollo econ6mico del pais,
surgieron al panorama politico co-
mo nubarrones amenazantes. Prdc-
ticamente, Vargas era un cadaver
politico -cuando las Fuerzas Arma-
das se creyeron dotadas de la fa-
cultad de exigir un cambio de rum-
bos que tendria su premio en la
renuncia del Presidente. Pero el
viejo gaucho era un hombre de re-
cursos. Y con el pistoletazo que se-
116 su vida, did un vuelco a today
la situaci6n. Las masas, cogidas en
lo mas Intimo de sus fibras emocio-
nales, reaccionaron congregindose
en torno a su figure de capitin
vencido.
Se olvidaron las dificultades tran-
sitorias para recorder s6lo al hom-
bre que puso freno al capital ex-
tranjero, que di6 impulse al movi-
miento sindical y que trat6 de rea-
lizar, por medios curiosos, la revo-
luci6n industrial en el Brasil. Al
mismo tiempo, con rapidez de re-
lmpago, las masas recordaron que
los principles enemigos de Vargas
eran los agents mis descarados del
capital inversionista, los represen-
tantes del viejo feudalismo agrario
y los cabecillas mis reaccionarios
del Ejercito. La derecha mAs agre-
siva era la que se escondia detris
de las alegres bambalinas de la opo-
sici6n. Y entonces, el nacionalismo
brasilefio, lleno de orgullo y de as-
piraci6n, vi6 que con Vargas per-
dia a un hombre que en medio de
todas sus contradicciones y defec-
tos, habia conseguido darle brios y
rumbos al pais. De la mas amar-
ga impopularidad, Vargas salt a
la cfispide del heroismo. El estalli-
do de las manifestaciones, donde el
consulado yanqui qued6 maltrecho
y varies camiones de la prensa opo-
sicionista ardieron en llamas de
venganza, fud un signo y una ad-
vertencia.
(Continua en la Pag. 118)







IDELICIOSAS SOPAS para
toda la familiar por sdlo unos centavos!


SOPAS CONTINENTAL


Faciles de preparar...y
en s6lo 7 6 10 min'utos!
n


/


* POLO Y FIDEOS


* VEGETABLES Y TOMATOES


* CEBOLLA


7


Sabrosa SOPA de POLLO y
FIDEOS hecha con rico caldo
de polio colmaho de fideos de
huevo.


Deliciosa SOPA de VEGETA-
LES y TOMATE. Seis sabrosos
vegetables con apetitoso sabor a
viandas frescas y ademas fideos
de huevo.


Cualquiera de los tres tipos de SOPA CONTINENTAL
que usted sirva a su familiar, constitute el plato
mis nutritivo y... delicioso! La SOPA
CONTINENTAL es much mas fAcil y rApida
de preparar y es... mas econ6mica que la sopa casera
o de lata. Cada sobre de SOPA CONTINENTAL
Sda para 4 plates de sopa sabrosisima!
Prubbela hoy mismo!


Rica SOPA de CEBOLLA,
hecha con sustancia de care
de res y cebollas tiernas dora-
das al horno.
REPRESENTANTES:
GENERAL DISTRIBUTORS, INC.
Apartado 2450 Habana


7


'''




















































"Mientras el campesinado y una gran parte del


pueblo perrnaneza sumido en I& mns absolute ignorancia_.'


LA VERDADERA TRAGEDIA


S UELE ocurrir que en medio de
la turbulencia cotidiana en que
viven sumidos, los hombres y los
pueblos pierden la vision de sus
verdaderos problems. Fugaces que-
brantos, menesteres momentaneos,
atraen el escAndalo y acaparan la
atenci6n como si fueran las inicas
graves preocupaciones. En lo pro-
fundo, ocultos por el miedo colec-
tivo, trabajando en la sombra y el
silencio, los verdaderos tragicos
problems, las causes legitimas de
inquietud y de alarm, siguen des-
arrollando su curso deletereo y mi-
nando los mAs prometedores esfuer-
zos. Aqui y alla, de vez en cuando,
alguna voz sincere y angustiada se-
fiala el verdadero peligro, apunta
.certeramente el origen de los males,
pero o se confunde su voz con la de
todos, o el miedo y el interns se fun-
den para aislarla y manteneria co-
mo un clamor sin eco. Quien quie-
ra constatar esta engafiosa y apa-
rente trivialidad, que se tome el
trabajo de revisar la prensa de ha-
ce tres o cuatro decadas. Vera cuan-
tas figures sonoras y vacias ocupa-
ban el primer piano, cuanta menu-
da dificultad lucia obstaculo insal-
vable, cuinto misero conflict se
hinchaba como torment pavorosa
que nunca lleg6 a estal[ar. Si para-
lelamente consultamos los libros
representatives de la dpoca podre-
mos pulsar la verdadera angustia
del moment. La diferencia de te-
mas entire el clamor de superficie


trata, en suma, de ir mis all& del
conflict exterior, por sombrio que
aparezca, para evitar la soluci6n
superficial y momentAinea. Mientras
no encontremos el ndcleo originario
de nuestros males, en tanto no ha-
llemos las raices malignas, estare-
mos condenados a la formula tri-
vial y a la soluci6n pasajera. i El
linico problema de Cuba es la vuel-
ta a la Constituci6n? i todo se arre-
glard cuando tengamos un presi-
dente elegido por el voto popular
emitido libremente? Desde luego
que no. Para salir con buen paso de
este dramatic interregno de ilegi-
timidad y para evitar su repetici6n.
es precise analizar en profundidad
el process y las causes que a l1 nos
llevaron. Si las dejamos actuando
la nueva caida sera cuesti6n de
tiempo. Porque las revoluciones o
las dictaduras que padecen los pue-
blos no son causes sino consecuen-
cias, responded a determinados es-
timulos y se desarrollan en deter-
minados ambientes, para evitarlas
no basta variar superficialmente el
tinglado politico sino que es pre-
ciso suprimir las raices originarias
y disipar el ambiente propicio; de
lo contrario el tinglado durara po-
co y la crisis se presentara de nue-
vo... ZY d6nde estan las raices
del mal? Zpor que esta en crisis
nuestra democracia?... Para res-
ponder a esas preguntas es preci-
so indagar por los factors que ha-
cen possible la estabilidad de una


y la preocupaci6n formal se hace
honda y azorante. La mide el espa-
cio que hay entire la espuma de los
acontecimientos y la corriente pro-
funda que los determine.
Tal empafiamiento de la vision
colectiva se densifica mas aun
cuando, efectivamente, los proble-
mas exteriores se hacen hondos y
graves. Entonces todas las pasiones
se enconan en torno suyo y la pupi-
la national se agudiza hasta no ver
mas alli de esa crisis inmediata.
Desaparece toda inquietud por pro-
blemas de otra indole y una sola
cuesti6n se erige en tema candente
y objetivo de todos los esfuerzos.
Es en esos tiempos de tension
cuando se hace indispensable se-
falar la existencia de otras graves
cuestiones, generadoras acaso de la
crisis visible, para evitar que cual-
quier tesis solucionadora las olvide


y plantee mal los tdrminos del pro-
blema.
Cualquiera que hoy en Cuba re-
pase un peri6dico, sintonice una
emisora o discurra por las calls,
rceibird la impresi6n de que toda
la tragedia de Cuba se circunscribe
al terreno politico y se solucionara
con una vuelta a la legitimidad, con
un retorno al juego parlamentario,
al mecanismo de los partidos y a la
democracia de mas o menos apa-
riencia. Y, sin embargo, quien asi
juzgue se habrA quedado en la su-
perficie visible de nuestra tribula-
ci6n. Porque la situaci6n political
de Cuba es problematica pero no es
todo el problema; porque la reali-
dad actual es triste, pero no es la
verdadera tragedia4 porque lo que
se nos present son las consecuen-
cias temporales y lo que nos inte-
resa son las causes permanentes. Se


por

LUIS AGUILAR LEON


"Lo que necesita esta pobre sociedad nuestra,
enfemna de miedo, es una buena infusion de
sinceridad que la tonifique".

ENRIQUE JOSE VARONA.




democracia y la mantienen sana y
vigorosa... Hay muchos, pero dos
son basicos, elementales, indispen-
sables: bienestar econ6mico y edu-
caci6ri popular. Sobre todo educa-
ci6n. iY c6mo decir que aqui todo
estarA resuelto en cuanto volvamos
a la democracia, al libre juego del
voto y de la elecci6n, si sufrimos el
bochorno infinite de contar, seguin
cAlculo benevolente, con un treinta
por ciento de analfabetos! ic6-
mo puede hablarse de nuestro pro-
blema politico present y no gritar
de angustia por el porvenir de nues-
tras instituciones democraticas que
dependerAn en gran parte de esa
masa national desprovista de toda
preparaci6n, ciega para toda inicia-
tiva fecunda, embotada su capaci-
dad selective, fAcil presa del de-
magogo estridente o del marxista
habilidoso, maestro en el arte de
enconar agravios ajenos! iC6mo no
temblar por el future de la naci6n
con una base social tan d6bil e in-
segura sobre la cual no se podrAn
asentar derechos que no se com-
prenden y libertades que se igno-
ran!
Mientras exist esa mancha co-
lectiva, mientras el campesinado y
una gran parte del pueblo perma-
nezca sumido en la mAs absolute
ignorancia, toda formula political,
todo esfuerzo redentor sera solu-
ci6n de minorias y expediente tran-
sitorio. La inercia de esa masa de-
tendra inexorablemente cualquier
impulse de renovaci6n.
Pero si el analfabetismo es un
problema, un real y tragico proble-
ma que bastaria para llenarnos de
sonrojo y movilizarnos a la lucha
por superarlo en la seguridad de
que estaremos eliminando de nues-
tro horizonte, la repetici6n de los
quebrantos politicos actuales; si el
analfabetismo es tragico, no es, con
todo, mAs que la mitad de la tra-
gedia. Que educar no es ensefiar
a leer y escribir lo sabe el filtimo de
los escolares. C6mo no sefialar en-
tonces la otra mitad de nuestro
problema educational que redondea
y complete la tragedia! iC6mo no
hablar del abandon y olvido de
nuestra educaci6n primaria, de la
poca seriedad y profundidad de los
studios del bachillerato, del des-
concierto y desfallecimiento de
nuestra vida universitaria! iY por
Dios que no salten los casos parti-
culares ni los orgullos patrioteros
exaltados y falsos! El caso parti-
cular y el orgullo desvirtilan el pro-
blema, no lo solucionan. La t6ni-
ca general es peyorativa. Las reser-


"La situaci6n political en Cuba es problemAtica, pero no es todo el
problema; la realidad actual es triste, pero no es la verdadera
tragedia..."


vas del future, los materials huma-
nos con que contamos para repa-
rar los males presents y construir
s6lidamente el porvenir, nuestra ju-
ventud estudiantil, aprende en las
aulas la mediocridad de una ense-
fianza desorientada, los mil recur-
sos para obtener las notas eludien-
do el studio, la utilidad del escan-
dalo y la huelga, la imposiciOn al
professor que toma su catedra coma
medio para recibir y no para dar
o que sabidndose incapaz se pliega
al c6modo desorden. Asi entran en
la vida national estas hornadas de
j6venes carentes de discipline, ho-
rros de verdadera cultural, prepara-
dos para la turbiedad de la vida
political por el debate estudiantil
con la conciencia de que es mAs
ftil como vehiculo de triunfo la pa-
labra fAcil y engafios que el esfuer-
zo tenaz y silencioso del verdadero
luchador.
i Como vamos, pues, a superar
nuestra crisis si abandonamos a
nuestro pueblo en las oscuras regio-
nes de la ignorancia, si descuida-
mos la preparaci6n de nuestra ju-
ventud y la alentamos hacia la in-
disciplina y el desorden, si agota-
mos su magnifica vitalidad en la
querella menuda y en el trajin po-
litico? Pero 4de quidn es la cul-
pa? ~Quidnes son los responsables


de ese analfabetismo pavoroso, de
esa anarquia intellectual? Aqui to-
pamos con una c6moda y cobarde
traslaci6n de culpas. La respuesta
es unAnime: los politicos son los
culpables, los responsables, los en-
vilecidos que todo lo destruyen y
nada construyen; el resto del cuer-
po social estA sano y limpio de res-
ponsabilidades,.. Verdad a medias.
Los politicos tienen culpa pero no
son los unicos culpables. Por de
pronto. ZQuidn elige a los politicos?
Seria fitil y fecundo recorder la
vieja lecci6n de Ortega y Gasset
cuando constatando una parecida
unanimidad en Espafia, pregunta
con sorna: "iC6mo se explica que
Espafia, pueblo de tan perfectos
electores, se obstine en no sustituir
a esos perversos elegidos?" Frente
al estudiante que utiliza el fraude
para aprobar o se erige en lider co-
mo medio de proyectarse hacia la
vida political future, frente a las
classes economicas que burlan al fis-
co y no dan aliento a ninguna em-
presa national, frente a los profe-
sores que no ensefian, frente a los
dirigentes obreros enriquecidos y
poderosos, frente al cubano comdn
que en el hogar y fuera de 61 siem-
bra el desprecio y el sarcasmo para
todo lo cubano, queda el politico
venal manchado y repudiable. Pero,


superando el desprecio, se hace pre-
cise murmurar: "El que estd libre
de pecado que le tire la primer pie-
dra".
Ademds, no es cierto que el mal
sea culpa de 6ste o aquel gobierno.
El mal es viejo y viene creciendo
y arrastrAndose a lo largo de nues-
tra vida republican, encubierto por
palabras sonoras y formulas pom-
posas. Aqui podemos inclinarnos so-
bre la corriente profunda de nues-
tra intelectualidad y escuchar, en el
silencio de las bibliotecas, las voces
sinceras, de los que han aplicado
su amor y su studio a escudriimar
el problema de Cuba.
No vamos a mencionar la predi-
ca incesante de los roturadores de
nuestra conciencia en pro de la edu-
caci6n popular y de la verdadera
cultural. Dejemos oir algunas vo-
ces... En Marti el problema era
Ilaga viva y tragica preocupaci6n.
En todas sus obras su estilo se en-
crespa en la exhortaci6n fervien-
te y el consejo apasionado. Fu 41l
quien escribi6, entire miles, estas
poderosas palabras: "A un pueblo
ignortte puede engafiarsele con la
superstici6n y hac6rsele servil.
Un pueblo instruido sera siempre
fuerte y libre... El mejor modo de
defender nuestros derechos es co-
nocerlos bien; asi se tiene fe y fuer-
za; toda naci6n sera infeliz en tanto
que no eduque a todos sus hijos. Un
pueblo de hombres educados sera
siempre un pueblo de hombres li
bres..." Por eso sofaba Marti con
una Repiblica de base s6lida de
ciudadanos educados y preocupados
por la educaci6n, es decir, una Re-
pdblica de ciudadanos preparados
para disfrutar prolongadamente de
la libertad.
Pero ya en los albores de la Re-
pdblica, iniciados los primeros pass
de nuestra vida independiente, Va-
rona fruncia el cefio ante las des-
viaciones de nuestra vida p6blica:
No menos necesario -escribe en
1906- resultaba mejorar las condi-
ciones de vida del pueblo, sumido
en la pobreza casi absolute y en la
ignorancia complete, para conver-
tirlo cada vez mAs en el principal
instrument de nuestra regenera-
ci6n. Pero en vez de abaratarle la
subsistencia se la han encarecido;
y en vez de hacer de el per medio
de Ia cultura-y el bienestar el sos-
tin del orden y las instituciones, se
le ha utilizado para su propia des-
moralizaci6n". Era Varona un
hombre egregio que tenia la pupil
certera, acaso demasiado certera,
(Continfla en la Pag. 126)


";C6mo no hablar del abandon y el olvido de nuestra educaci6n
primaria, de la poca seriedad y profundidad de los
aftudino "


'"...si'el analfabetismo es un problema, un real y tragico problema
que bastaria para Ilenarnos de sonrojo y movilizarnos a la lucha
por superarlo..."











E IVAI 'I 4 ( lI j


*/


En un future no lejano los "agricultores" sub-
marinos iran a recoger las cosechas del mar.
El "pulm6n" que ha devuelto al hombre su an-
cestral elemento.- Cuando la tempestad des-
peina la superficie, una extralia calma se man-
tiene en las profundidades.


Textos y Fotos de

ALBERTO COYA


que suministra el aire que necesitan
para respirar, una sencilla careta
para facilitar la vision y aletas de
goma en los pies, los hombres-pe-
ces se deslizan hasta grandes pro-
fundidades para dedicarse a la ca-
za de peces, observer los encantos


rra se fud enfriando. Una especie
evolucion6 mis rApidamente, aban-
don6 el liquid element y se diri-
gi6 a tierra firme, desechando las
branquias y adaptAndose a respirar
aire. Degener6 en distintas forms
y se perfeccion6 en otras, hasta


Los preparativos para invadir
las profundidades submarines se
hacen 'con calma y cuidadosa-
mente; un fallo en el ajuste de
una valvula u otro detalle puede
costar la vida de un hombre.

E NTUSIASMADOS por las incon-
tables sorpresas que encierran
las profundidades del mar, grupos
de j6venes deportistas y estudiosos
cubanos se han lanzado a la verda-
dera conquista del reino de Nep-
tuno. Su prop6sito es desentrafiar
los secrets y comprobar la veraci-
dad de las leyendas de ese mar que
no conocen ni los marines, pues
ellos s6lo ven una extensa superfi-
cie de agua, unas vetes encrespada,
otras en calm, sin sospechar la vi-
da que bulle salvajemente en su in-
terior. El "techo" es bien visible
para todos, lo interesante esta de-
bajo, en las profundidades inexplo-
radas, tan extraias al hombre co-
mo parajes del planet Marte.
Provistos de aqua-lungs, aparatos
formados por cilindros de acero
conteniendo aire comprimido a dos
mil libras por pulgada cuadrada,
una valvula automatic reguladora


Provistos de los aparatos que les permiten nadar bajo el agua, los
hombres-peces lucen series venidos de otro planet. En un bote se
dirigen al lugar que sera explorado, y donde esperan hallar abun-
dante caza.


de los valles submarines o tomar
fotografias.
La Conquista del Mar
Es dsta la verdadera conquista
del mar por el hombre. En 61 sur-
gi6 la primer serial de vida hace
millones de siglos, cuando la Tie-

En las primeras etapas de la ex-
ploraci6n submarine hay algo de
operacidn de comando. Bajo Ia
superficie del mar en calm
aguarda to inesperado. El hom-
bre. pez se desliza por la bords,


surgir el amo de todas las criaturas
que viven en nuestro planet: El
Hombre.
Ahora vuelve al lugar de origen,
redescubre el medio que le di6 la
vida y se maravilla ante el espec-
taculo que contemplan sus ojos. En
la atracci6n que ejerce el fondo del
mar para quienes legran verlo en
todo su esplendor, hay algo mas
que la simple curiosidad humana
por lo desconocido, ies el sortilegio,
el poderoso iman del recuerdo del
lugar de origen que los millones de
siglos pasados no han podido des-


bk ~


2e:










b


~wrsr~ U

5'~


IF~~
r;

-,z




4,r~



4.i"


Utilizando el aqua-lung, el re~rter siguid a los cazadores submari-
nos en sus aventuras, sumergndose hasta profundidades de ochen-
ta y mas pies.


El reporter hace los (ltimos ajustes a la cimara ,protegida por unl
caja de gruesas paredes de lucite, a prueba de presi6n.


E;sta ies otra forma doI arrojarse para perforar el echoh" del mar
('Colando de laa repaldaus lio peados tantquet tie aire coniprinudo.
di- azadr.- l, iisipoun ii a Iiitl.r -ii- eirrerias.


Uno de los cazadores nada cabe-
za abajo en persecuci6n de un
pez. A veces tal es el entusiasmo
que se apodera del deportista
que desciende mrs de lo pruden-
te con grave riesgo de su vida.


Otro de los incursionistas se des-
liza cerca del fondo tapizado con
algas, tubiporas y corales. Escu-
drifa atentamente Ctevas y ro-
cas en busca de una buena presa.
En el cinto el cuchillo para de-
fenderse en caso de la inespera-
da visit de un tibur6n nalinten-
cionado.


*


.;'t* r'L"" I


I


, ;


i^p--% -,*Or.*


,1
I-






YA INVADEN LAS COSTAS... (Continuaci6n)


En las costas de Cuba la fauna submarine es prolifera, abuidando
las mAs variadas especies exquisitas al paladar. En ia foto un bai-
co o "escuela" de roncos que no asust6 la presencia de a caamara.
A la derecha, en primer tOrmino, un coral Ilamado "cerebro"; de-
trAs de un "orej6n".
ll lIIIIl llll limi -T --- e- -. -.. ..-- i'm.. ....- m-


La superficie del mar que estamos tan acostumbrados a ver no es
otra cosa que el "techo" del mas sorprendente y maravilloso de los
mundos. En esta foto podemos observer el "techo" donde se refle-
ja la silueta del hombre-pez que nada junto al bote.

La luz del sol se cuela a trav6s de muchos pies de agua, permitiendo
al investigador submarine observer las formaciones del lecho del
mar, que haee objeto de sus studios.







7 .


Uno de los cazadores ha logrado herir un buen pez; se trata de un
aguaji con mAs de treinta libras de came y energia pars luchar. En
primer t6rmino se ve un coral de los Ilamados "orej6n".


.- -..
i. --, .


La fija le atraves6 Is cabeza pero a pesar de todo se revuelve con
extraordinaria fuerza y amenaza soltarse.



































Para impedir que la pieza se escape, el cazador mete su mano en-
guantada por las agallas y hunde aun mAs la fija.


truir en las c6lulas de que estamos
constituidos!
Uno de los pasos mis decisivos
para llegar al conocimiento del
mundo submarine, fu6 dado por dos
franceses: Cousteau y Cagnan, in-
ventores del sencillo aparato deno-
minado aqua-lung, que permit a
un hombre de buenas condiciones
fisicas nadar bajo el agua con ab-
soluta libertad de movimientos y
observer con comodidad la vida
de los peces y el crecimiento de co-
rales y algas en profundidades has-
ta de trescientos pies. Este vehicu-
lo ha facilitado grandemente la la-
bor de buzos-cientificos que arries-
gan sus vidas y se exponen a las
grandes presiones y peligros del
mar para asegurar a las gencracio-


nes venideras el pan nuestro de ca-
da dia.
Llanuras inexplotadas
No se encuentra lejano el dia en
que la principal fuente de abasto
de alimentos de la Humanidad sea
el mar. Para dentro de menos de
cien afios se calcula que la pobla-
ci6n de la Tierra serA nada menos
que de siete mil millones de almas.
La capacidad productive en came,
leche, frutas y verduras sera -insu-
ficiente para alimentar a tan gran
nimero de personas. Esta perspec-
tiva no puedo pasar desapercibida
para los hombres de ciencia que ya
se encuentran trabajando para
aprovechar los inagotables recursos
de la liquid masa que cubre la ma-
(Continfa en la Pig. Ill)


Ya completamente dominado, el aguaji se deja conducir mansamen-
te por su captor. En el bote, cuando le abrieron las entraifas encon-
traron un ronco de a libra que se habia tragado entero.


Un cazador Ilega hasta el costado del bote para entregar un buen
pescado -un caji de nueve libras- que el patron ensarta con el
bichero. Junto al cazador nada un compafiero que luego le auxiliarA
a despojarse del pesado aqua-lung para subir a bordo.


Lentamente, para evitar los problems de la descompresiOn, el ca-
zador sube a la superficie con su presa.


Terminado el aire del tanque --dura aproximadamente una hora-
el cazador sube a bordo sin ayuda ajena para proveerse de nuevo
equipo y descender de nuevo. Cuando el tanque se va vaciando una
vAlvula especial deja una reserve de cinco minutes para permitir
al nadador regresar a la superficie.
















A IWESTINGHOUSE

tiene el gusto de anunciar el nombramiento de



Ee Wm A. POWER

SLa Habana.

Distribuidores en Cuba
de los siguientes aparatos electricos Westinghouse:
Aparatos industriales, inclusive motors y controls,
grupos moto-generadores, engranajes, equipos de ca-
lefacci6n, etc.; equipos para empresas de servicio
puiblico, inclusive aparatos rotatorios para centrales
Irelectricas (generadores impulsados por motors y rue-
das hidr6ulicas, condensadores sincr6nicos, cambiado-
res de frecuencia); equipos para transmisi6n de fuer-
za portadores de corriente en lines de transmisi6n,
aparatos de medici6n y relevadores, turbo-generado-
res t&rmicos, dispositivos de distribuci6n, transforma-
dores, aparatos para vehiculos de transport, inclu-
sive engranajes y products para troles, motors de
tracci6n, equipos para sub-estaciones y estaciones de
^l enlace, etc.; products electr6nicos, inclusive de ca-
lefacci6n por radio frecuencia y accesorios electr6ni-
cos industriales.


i n Por conduct de William A. Powe, las instalaciones t6cnicas y de
investigaclones cientificas de today la organizaci6n Westinghouse
est6n'a sus 6rdenes para suministrar ayuda tMcnica en la soluci6n
de problems especificos que se relacionen con la utilizati6n de
aparatos el6ctricos. Gustosamente atenderemos sus consultas.

WESTINGHOUSE ELECTRIC INTERNATIONAL COMPANY
40 WALL STREET NUEVA YORK S, E. U. A.
W-I-.54












agr ga






a. su r- 7resentaWni A


WESTINGHOUSE


ELECTRIC



INTERNATIONAL CO.


Powe ha venido proporcionando alas industries cuba-


nas, especialmente la azucarera, las mejores lines de maquinarias que se fabrican.

Ahora, a fin de poder servir mejor y mis ampliamente los intereses de su numerosa
clientele. Wm. A. Powe agrega a sus representaciones la Westinghouse Electric Inter-
national Co., en el sector generalmente conocido como Industrial y Central Station.

La Westinghouse Electric International Co. es reconocida mundialmente como uno de
los fabricantes de equipos industriales mis modernos que existen.

Wm. A. POWE, Obispo 61 Telf. M-6549 Apartado 693


OTRAS LINEAS DE MAQUINARIAS
REPRESENTADAS POR Wi. A. POWER


EQUIPOS WESTINGHOUSE
DE DISTRIBUTION EXCLUSIVE PARA CUBA


Motores de todos los tamafios y classes Reguladores de Voltaje.
en Corriente Alterna o Directa desde Interruptores de Aceite.
I H. IP. en adelante. Interruptores de Aire.
aEngranes para uses industriales. E
Itelevadores (Relays) Equipos de Interruptore
Contador de Tiempo "Ignitron". Protectores de Red de I
Equipos tie Calefacci6n Industrial. Condensadores para col
Rectificadores de Oxido de Cobre y factor de potencia.
Selenium e "Ignitron". Transformadores de Fuel
Generadores de Corriente Alterna o Distribuci6n e Instrume
i)irecta operados por Motores. Controles Manuales para
Turbinas ide Vapor o Hidraiulica. Fraccionarios.
Reguladeres para Alimentadores Tipo Controles Magniticos
Induccion. de Fuerza Mayor.
itlevadores Protectores y Auxiliares. Micarta Industrial.
Equipos para Lineas de Transmisi6n. Material aislante.
Equipos de Micro-onda para uso en Equipos Elbctricos para
la Industrial v carros.
Contadores de vatios-horas M e T .
Intrnmnentos, vibrometros, Motre e n
Vibr6grafis, Equipos vibratorios y Sub-estaciones y equipo
Ti.quinas Equilibradoras Portitiles. tracci6n en general.
Turbinas de Vapor para Aplicaci6n Equipos de propulsion
eaplicarei6n marina.
Condensadores de Vapor y accesorios.
Condensadores de Enfriamiento por Fquipos Trmuicos lde Ra
Aire. Frecuencia.


de Fuerza.
)istribuci6n.
rrecci6n del

rza,
nto.
Motores




locomotoras


spara

tara

idio


Fusibles.
Estaciones de Bot6n.
Chochos tde Seguridad.
Chuchos de AB1 en Caja tie Hierro.
Material Bryant para instalaciones
eli'etricas.


Equipos lde Soldadura por arco,
Electrodes y Accesorios.
Interruptores Tipo AB De-Ion.
Tableros de Control y Pizarras de
Distribuci6n para Bajo Voltaje.
\IMlores Fraccionarios y Controles.


Oliver United Filters Inc.
Filtros "Oliver"
Farrel-Birningham Company, Inc.
Molinos, Engranes y Guijos
The Western States Machine Co.
Centrifugas "Roberts" de alta velocidad
The Jeffrey Manufacturing Co.
Cadenas y Conductores
Nash Engineering Company
Bombas de Vacio y Compresores
The Farval Corporation
Lubricaci6n Automitica
The Cleveland Worm & Gear Co.
Reductores de Velocidad
Riley Stoker Corporation
Calderas de Vapor
Decalite Division
Great Lakes Carbon Corporation
Tierra Infusoria
Ruths Accumulators (Cochran) Ltd.
Acumuladcres de Vapor Ruths.


*'1'
ml
Er....~


O'I

amP


A. B. Murray Company, Inc.
Tubos para Calderas
Phelps Dodge Copper Products Corp.
Tubos de Cobre
Coppus Engineering Corp.
Turbinas de Vapor
Factory Sales & Engineering Inc.
DYER BLANCHARD
Sistema de Enfriamiento para Cristalizadores
The Harrington & King Perforating Co.
Planchas Perforadas
Black, Sivalls & Bryson Inc.
Silos para depositar azuicar y granos
Edwards Engineering Corp.
Presiones Hidraulicas para Molinos
American Car & Foundry Co.
Material Rodante de todas Clases
Mission Manufacturing Co.
Bombas Centrifuqas


PR --54


EQUIPOS WESTINGHOUSE
DE DISTRIBUTION MULTIPLE PARA CUBA




















Sr. Redactor de "Tele-Radiolandia",
Revista BOHEMIA,
Ciudad.

Estimado sefior:

...' ... COMO asidua lectora de la revista BOHEMIA y de "Tele- Ra
diolandia", me dirijo a usted para que en su espacio de
"La carta de la semana" se sirva dar cabida a estas humildes
lines.
'_ .: .Simplemente quiero tratar un tema que aunque para mu-.
chos carezca de importancia, para mi, al menos, es de sumo
interns. Se trata de los artists engreidos y orgullosos. SI, s.
flores, a. muches artists, cuando se screen un poco importan-
tes, se les sube el arte a la cabeza de mala manera. Yo cre.
que el artist se debe al pdblico, porque gracias a 1l conquista
aplausos y una posici6n. 4Por quC, entonces, los hay que se
molestan, que se ponen de mal humor cuando sus admirado-
res acuden a ellos en busca de un simple aut6grafo?
Le aseguro que los hay asi, porque lo he podido comprobar
(Continua en la Pag. 95)


Miguel Almeida es un eficiente productor de Tele-Mimdo. El dirige
las camaras en "Variedades de las 7", program musical del Canal
2, y nos luce apto para acometer, con buen exito, mAs altos empefios.
MA es graduado del curso de producci6n de TV que Humberto Bra-
vo, uno de nuestros mejores realizadores, brind6 en el Colegi6 Na-
cional de Locutores.


"Yankee Stadium" al
Alcance de la Mano.

LOS rectores de CMQ-TV iban a
mejorar este afo, en much, su
asombrosa demostraci6n del ante-
rior, cuando el Canal 6 ofreci6 los
juegos de la Serie Mundial de "Ba-
sebalF el mismo dia que se celebra-
ban en Nueva York y Brooklyn,
media hora y minutes despuds de
iniciados. (En breve sintesis, esto
se realize en aquella ocasi6n: En
la telemisora de Miami, un "kines-
copio" o pelicula recogia la tras-
'misi6n original que llegaba a la
plant. A mitad del juego, la pe-
licula era enviada a toda veloci-
dad al aeropuerto, en un autom6-
vil que tenia via libre. La deposi-
taban en un avi6n especial, que
ya esperaba para conducirla a La
labana. En el aeropuerto, el "ki-


nescopio" era recogido por un ca-
rro de CMQ-TV, que enfilaba ha-
cia "Radiocentro", escoltado por
motociclistas de la policia que le
abrian paso en su vertiginosa ca-
rrera. A los pocos minutes esta pri-
mera parte de la cinta quedaba
revelada en el Departamento Fil-
mico, y comenzaba la trasmisi6n.
Mientras, la segunda parte del en-
cuentro seguia el mismo process,
y llegaba a tiempo de empatar, con
matemAtica precision, en el tras-
misor del Canal 6.)
Esta vez los de CMQ-TV supe-
rarian el tremendo esfuerzo, y
ibrindarian una trasmisi6n direct
de todos los juegos de la--Serie
Mundial! Parecia impossible, pero
seria realidad.
El milagro cientifico-deportivo se
produciria asi:
Un avi6n especialmente equipa-

40


En San ,Juan, Puerto Rico, Mexico y Cuba se unen en un brindis,
La representaci6n de Mexico, es "Chela" Campos, la cancionista que
tanto gusta aqui; el fanoso compositor Rafael Hernindez -que ha-
ce de "bar-tender"-, Proli Garcia, Maria Perez de HernAndez y
Angel 1. Fonfrias, integran la borinquefia. Y Rodolfo HernAndez tU6
pez (herniano de "Armand", nuestro colaborador exclusive), que es
director del Departanento de Radio de Publicidad Badillo, Inc., de
la capital puertorriquefia, es quien levanta la copa por Cuba. "Che.
la" acaba de hacer una triunfal lemporada en la radio y la TV de
Puerto Rico, y el grupo se reunio para agasajarla en un acto sen-
cillo, pero sincere y entusiasta. (La folo sirve, de paso, para desvir.
luar el rumor de que RH estaba gravemente enfermo. Por suerte,
el autor de "El jibarilo" goza de muy buena salud).






do por el Departamento Tecnico
de CMQ-TV con una plant elec-
trica de tres "kilowatts", un equi-
po de microondas, various recepto-
res con antenas especiales y un
equipo trasmisor, volarA a una al-
tura aproximada de 8,000 pies, y
a unos 80 kil6metros de la ciudad
de Matanzas (que es el punto mas
cercano de Miami), todo el tiempo
que dure cada trasmisi6n de la
plant matriz, cuyas cdmaras es-
tardn instaladas en Nueva York
y Clevelad.
Como en los 6ltimos tiempos la
WTVJ de Miami ha aumentado a
mil pies la altura de su torre, y
tambidn ha elevado la potencia de
su trasmisor, su serial (la trasmi-
si6n desde los terrenos de pelota
Ilegaria a Miami directamente) se-
ra recibida por el equipo instalado
en la nave area, que la impulsarA
a un puesto de recepci6n ubicado
en La Cumbre, en Matanzas. Des-
de aqui, dos equipos de microon-
das enviaran esta serial: uno, hasta
la plant de Hershey, la que a su
vez la emitird a la de La Habana;
el otro, a travds de las plants de
Coliseo, Col6n y Manacas, hasta
la de Santa Clara.
Pero para no sufrir los contra-
tiempos inesperados que pudieran
afectar esta recepci6n, el ingenie-
ro Radl L6pez Giral, director del
Departamento Tecnico, y sus prin-
cipales colaboradores,-los ingenie-
ros Enrique Vald&s Pages, Juan
Echegoyen y Mario Rivero, habian
venido experimentando, con muy
buenos resultados, otros dos siste-
mas para captar la serial del Canal
cuatro de Miami: antennas r6mbi-
cas instaladas en La Cumbre, y
antenas especiales de recepei6n ins-
taladas en la torre de 300 pies de
la plant de Matanzas.
De este modo, tres iban a ser los
puntos de recepcidn con que con-
taria CMQ-TV: 1) el avi6n que vo-
laria entire Miami y Matanzas; 2)
las antenas r6mbicas que cubrian
una gran area en La Cumbre; 3)
las antenas colocadas sobre la to-
rre do 300 pies instalada en la men-
cionada elevaci6n.
Asi, durante la trasmisi6n, podria
escogerse, entire las tres sefiales, la
que "entrara" mejor, ya que los
"desvanecimientos" eran incontro-
lables, porque dependian de condi-
ciones atmosfdricas: temperature,
humedad, posici6n del sol... Con-
tando con tres sefiales para elegir,
aumentaban las posibilidades de lo-
grar una excelente calidad de ima-
gen.
Todo esto no queria decir que el
"kinescopio" habia sido desechado.
El buen resultado que habia ren-
dido el afio anterior, fu6 suficiente
para tenerlo en cuenta. Por lo mis-
mo, en la plant de TV de Fort
Lauderdale (Florida), se filmarfa
en este sistema la trasmisi6n de
cada juego de la Serie Mundial; es-
tas peliculas serfan traidas a La
Habana, en dos o tres vuelos, ca-
da dia, y en el Departamento Fil-
mico de CMQ-TV, uno de los me-
jores equipados del mundo, se ha-
rian las copias que se iban a remi-
tir a Camagiiey, Santiago de Cuba,
Puerto Rico, Venezuela, Repfblica
Dominicana y Mdxico. Una de es-
tas copfas se trasmitiria, a las seis
de la tarde, por el Canal 7, inde-
pendientemente de las emisiones di-
rectas de la CMQ-TV. (En Cama-
giiey y Santiago de Cuba, los "ki-
nescopios" de los juegos se trasmi-
tirtn al otro dia de haber sido fil-
mados, a las trees de la tarde.)

El Ultimo Cuento.
Er actor Cuillermr, Alvarez Gue-
des, no se sabe c6mo ni por quCi
ha logrado la exclusive de todos los'


Z.


A'

95-


-, -L ,L-

,,i


I* D


cuentos -verdes o de otros colors
menos atrevidos- que legan a Cu-
ba o son product del meollo na-
tivo.
La semana anterior di6 a conocer
el dltimo, que por cierto alcanz6
mns 6xito de risa que los anterio-
res. Indudablemente, la pequefia
producci6n humoristica, que pare-
cia de origen yanqui, era muy bue-
na. "El borracho" la relataba asi:
-Un hombre, llamado Juan Pd-
rez, Ilega al aeropuerto, porque se
va a embarcar en el avi6n de las
cuatro de la tarde. En seguida le
revisan la documentaci6n y le des-
pachan el equipaje, y queda en dis-
posici6n de pasar a la pista. Va a
hacerlo, pero le llama la atenci6n
una traganikel que tiene un letrero
que, dice: "MAquina adivinadora.
Deposite un kilo." Juan Pdrez bus-


Gladys Romero se llama esta modelo de CMQ-TV. No cultiva la
linea anatdmica estilizada de la Monroe, sino la amplia y sugeren-
te de la Pampanini. Y como para gustos se han hecho colores...
y Ilneas, aqui tienen las de GR. Para los partidarios de este tipo
de belleza femenina, la muchacha es "un tiro".


ca el menudo, coge un kilo y lo
echa en la maquinita. Suena un
timbre, y una tarjetica sale por una
ranura. Dice: "Usted se llama Juan
P6rez, tiene cuarenta afios y pesa
160 libras." Efectivamente, el se lla-
ma Juan Pdrez, pesa 160 libras y
tiene cuarenta afios... Pero el
hombre desconfia: "A lo mejor es
una casualidad. Voy a echar otro
kilo a ver si me dice lo misino."
Juan Pdrez deposit otro kilo. Sale
otra tarjetica que 61 lee: "Usted se
llama Juan Pdrez, tiene cuarenta
afios y pesa 160 libras." Ahora el


hombre se" rasca la cabeza y comen-
ta: "A No serA que me coloco de-
lante de la maquinita, "ella me ve",
y por eso sabe quin soy? A ver si
echindole un kilo, asi, sin ponerme
frente a ella, tampoco falla..." Un
nuevo kilo y una nueva tarjetica,
que decia exactamente lo mismo:
"Usted se- llama Juan Pdrez, tiene
cuarenta afios y pesa 160 librast"
La "maquina adivinadora" era una
cosa muy seria, sin duda. Pero
Juan P4rez no se di6 por vencido.
Pens6 que pargiue la maquina no
lo pudiera "reconocer", lo mejor


;


ii


d. ~


1.,
































Esto es nuevo, indudablemente: que un artist -en este caso Leo
Marini- cante, en -pdblieo, montado en un elefante. El aconteci-
miento tuvo lugar en Lima, no hace much, y mereci6 que "Ultima
hora", uno de los rotativos de mayor circulaci6n del Perd, lo Ilevara
a su primer pAgina, en una fotografia como la que ustedes ven
aqui, pero ampliada a 5 columns, y calzada con estas lines: "Lima
ha sido el primer scenario donde un artist de la categoria de Leo
Marini ha cantado sentado en la cabeza de ,un elefante. Los miles
de personas que asistieron anoche a la funci6n del circo "Royal
Dumbar", que se realize a beneficio de los periodistas de esta capi-
tal, se quedaron con la boca abierta ante el inusitado especticulo.
En la foto aparece Leo Marini sentado sobre el elefante "Judy".
Junto a este, el famoso domador Armando Ramos, quien logr6 que
el animal no se opuSiera a participar en el acto extraordinario." La
otra instantinea fuW hecha en el studio de-Ia emisora limefia don.
de LM se presentaba, ya sin el proboscidio, y es elocuente prueba
de la admiraci6n que las muchachas peruanas sienten por el cantan
te. (Palabras de Marini, exclusivas para "Tele-Radiolandia", que mu-
cho-dicen en su favor como artist modesto y agradecido: "Mi gran
exito actual se lo debo, exclusivamente, a las grabaciones que hice
en La Habana con la "Sonora matancera". Por estos passess de la
America del Sur los discos de la "Sonora matancera" son los prefe.
ridos, arrebatan").


era irse y regresar al poco rato
con la cabeza tapada. Asi lo hizo.
Cubierto por su propio saco depo-
sit6 un nuevo kilo. -La nueva tar-
jetica no se hizo esperar. Esta vez
decia: "Usted se llama Juan Pdrez,
tiene cuarenta afios, pesa 160 li-
bras... y se le acaba de irel avi6n
de las cuatro por estar comiendo
gofio."
Tal fu6 el buen 6xito del cuento
de Alvarez Guedes, que en seguida
sirvi6 para que Gaby, Fof6 y Mi-
liki lo u lizaran en un "sketch",
en el Calal 6I y el autor Ah arc.
SuArez, en el 4, lo empleara pars
proporcionarle una situaci6n c6mi-
ca, a Garrido.

Ojo per Ojo, Diente
por Diente.
Pese a haber accedido a retirar-
se del aire mientras CMQ-TV es-
tuviese trasmitiendo los juegos d1.
la Serie Mundial de baseball, para
no interferir con la suya la serial
del Canal 4 de Miami, Televij3'-n
Nacional parecia dispuesta a eco-
brarse" el golpe bajo que le habia
propinado "Radiocentro". El gnlpr
bajo era la contrataci6 ale Garri-
do y Pifiero, sus principles ;igu-
ras c6micas, por Publicidad S;bo-
ney, entidad que, segfin los de Ma-
z6n y San Miguel, habia obrado de
acuerdo con los jerarcas del Ca-
nal 6, quienes al actuar asi habian


-Ele Raldo-landia


ignorado el pacto de no agresi6n
que existia entire ambas empresas.
Para ripostar con la misma tdc-
tica, dias despuds de haber recibi-
do el golpe, los de Televisi6n Na-


cional les hicieron llegar tentado-
ras ofertas al author humoristico
Vergara, que se extendian, tam-.
bidn, a la actriz "Manela" Busta-
mante y al actor Idalberto Delga-

t- d


Esta es una fotografia del iltino minute de la trasmisi6n Radio.
Reloj desde el studio enclavado en la arcada de "Radiocentro", en
el que los locutores actuaban a la vista del piblico. El pasado dia 18,
cuando Armando Perez Roura y Ricardo Valladares cumplieroin el
iltimo minuto de su area en este studio (es la escena que recoge
la foto), instantineamente la trasmisi6n comenz6 a producirse en
el 9, otro (interior) del propio edificio. Una vez que Ricardo y Ar-
mando finalizaron, comenz6 la obra de adaptaci6n del local, que ha-
cia falta para.la TV que ya no cabia en "Radiocentro".

42


do, intarpretes" de "Cachucha" y
"Ram6n", en su prograna "El co-
rreo de la risa", que en el filtimo
"survey" de television realizado por
la Asociaci6n de Anunciantes de
Cuba habia ocupado el primer lu-
gar entire los espacios c6micos.
El contrato que los de Televisidn
Nacional les ofrecian a los valores
de CAQ-TV, regiria durante dos
afios y obligaria a "Manela" e Idal--
berto a participar en dos progra-
mas semanales; al autor, a escri-
bir dos libretos a la semana: uno,
de media hora de duraci6n, que
protagonizaria la formidable pare-
ja de "El correo de la risa", y otro
para un program variado de una
hora.,
Pero en esta ocasi6n los que re-
cibieron la incitante oferta no la
aceptaron de entrada ni estampa-
ron su firm en el contrato que se
les extendia, para que se repitiera,
al revds (el golpe prohibido lo pro-
pinaria entonces el Canal 4) lo de
Garrido y Pifiero. Ellos les hicie-
ron saber a los rectores del De-
partamento de Programas de "Ra-
diocentro" el. ofrecimiento que ha-
bian recibido, para conocer la res-
puetta de dstos y tomar una ade-
cuada decision. La respuesta:
-Ustedes no pueden irse de aqui
de ning-in modo. Vamos a llegar
al acuerdo que sea.
Desputs, hubo revision de los ac-
tuales contratos, una mejor oferta
por parte de los de CMQ-TV, y los
artists y el escritor suscribieron
un nuevo y much mAs ventajoso
compromise que el ya beneficioso
que los.de Television Nacionalles
habian ofrecido.
Pero aunque no habian tenido













Lindisima actriz de television
es otra Novia Camay
que realize sus suenos

En el dia de su boda, celebrada en la Iglesia
de San Juan de Letran, todos los ojos se
volvian para admirar a "Tet6". Su cutis cuidado
con Camay, lucia de lo mis atrayente,
enmarcado por el fino velo de no% i1



Al firmar el acta matrimonial,
"Tete" Blanco y Antonio
Rodriguez, su felfz consorte, .'
aparecen rodeados de los
testigos de la boda. Es otro
instant que permit
contemplar la belleza de la
novia y la maravillosa
tersura de su cutis cuidado ,'
con Camay.



Despu6s de la ceremonia los -novios
desfilan emocionados y sonrientes, por
la senda central del temple. Al ver
a "Tete" todo el mundo esti de
acuerdo en que: las mis lindas novias-
del mundo son novias Camay.


VTete"# Blanco afirma:
"Gracias a Camay puedo mantener mi cutis
suavisimo... suavisimo. Esto es muy
important especialmente para las que
trabajamos ante las cimaras de Televisi6n".


% Vr -


CAMAY

EMBELLECE

DESDE LA

PRIMERA

PASTILLA















































- -- i' : I :f 1 L* m
Esta composici6n sirve de ilustraci6n gnru ea al Al-
timo "survey" de television realizado por la Asocia
ci6n Cubans de Anunciantes de Cuba. Son momen-
tos captados en plena trasmisi6n, por la camara de
Francisco Garcia, de los programs que en la prue-
ba alcanzaron el primer lugar en sus respectivas
clasificaciones. (De acuerdo con las caracteristicas
de los programs, las.elasificaciones son: "variados,
de participaci6n, dramnticos, c6micos y musicales"),
Las fotos: 1: "Aqul todos haeen de todo", "de par-
ticipaclbn, result el primero en el chequeo y el
primero en su elasificaci6n, con 64.04 de promedio.
2: "Cabaret Regallas" (sustituido ahora por "Casi-
no de la alegria"), fu6 el primer program "varia-
do", al alcanzar 62.47. 3: "El correo de la risa", con
49.17, clasific6 como el primer programs "c6mico".
4: "Desfile musical", que, con 42.43, se acredit6 co-
mo el primer "musical" de nuestra TV. 5: "Midrco,
les de amor Palmolive", que con su "rating" de
41.22, se instituy6 como el primer "dramAtico".


conio transcurr,: sl vida de los ni-
los en 61.
CONTROL: (NINO LLORAN-
DO).
Narrador: El nacimiento de un
hijo vardn en China es recibido con
gran regocijo y se coloca jengibre
en la puerta de la calle para apar-
tar a los malos espiritus o a los ex-
tranjeros que podrian traerle mala
suerte al pequefio. El recidn nacido
es obsequiado con un pastel, que,
como es natural, le hace dailo casi
siempre.
CONTROL: (NIRO LLORAN-
DO).
Narrador: Cuando el nifio tiene
alrededor. de un mes de nacido, se
le afeita la cabeza. Este es el dia
mis important de su vida.
CONTROL: (TEMA).
Para contrarrestar el impact de
las trasmisiones nocturnas del pr6-
ximo Campeonato de "baseball"
professional, los dirigentes del De-
partamento de Programas de CMQ
decidieron contratar a conocidas fi-
guras estelares, que presentar[an
en su program "De fiesta con Ba-
cardi". (Tambidn serian presenta-
das, en TV, en "Casino de la ale-
gria" y otros espectAculos del Ca-
nal 6.)
Omar Vaillant, administrator del
mencionado Departamento, habla
ido a Mexico con la encomienda de
firmar a los artists mas renom-
brados que encontrase en disposi-
ci6n de presentarse ante los micr6-
fonos y lasr cdmaras de "Radiocen-
tro". Dias despuds, cumplida su mi-
- si6n, regres6 con los contratos fir-
mados. De acuerdo con Ostos, en
"De fiesta con Bacardi" se produ-
cirian, pr6ximamente, las siguentes
presentaciones:
Octubre 11: "Los Tex Mex".
Noviembre 2: Trio "Los Panchos".
Noviembre 22: "Tito"-Guizar.
Diciembre (sin dia sefialado para
el debut): Cuarteto de Rernando
Avilds.
Diciembre 20: Fernando Fernfin-
dez.
Enero 3: "Tony" Aguilar.
Enero (todavia no se sabe si de-
butar6 el 15 o el 18): Libertad La-
marque.
En esta ocasi6n, algo nuevq iban
a poner en practice los rectores de
(Contin6a en la Pig. 96)


buen 6xito en la primers intentona
de revancha, los de Maz6n y San
Miguel seguian dispuestos a devol-
verles el golpe "foul" a los de 23
y M.

Pequefias Pero
Atraetivas Dosis.
Radio Mambi estaba llevando a
las ondas una vieja idea de Luis
Vilardell -abogado, locutor y eje-
cutivo de la emisora- que tenia
much de novedad y sobrado atrac-
tivo: el microprograma.
Se trataba de un program com-
pleto, de uno, dos o tres minutes
de duraci6n, que cumplia a caba-
lidad la misi6n que la radio tenia
como vehiculo de entretenimiento
y culture, toda vez que cada pe-
quefia producci6n brindaba al oyen-
te interesantes conocimientos.
Para demostrar nuestro aserto,
reproducimos algunos pArrafos en-
tresacados de diversos micropro-
gramas:
Existen pocos pauses en et
mundo actual donde el hombre
blanco no pueda ir. Sin embargo,
,hay una ciudad que permadece ce-


rrada para l1: Lhasa, la capital del
Tibet. Hasta 1904, cuando Gran
Bretafiia envi6 una expedici6n a la
misteriosa ciudad, s61o dos o tres
blancos habian podido penetrar en
ella, y hasta ahora son muy pocos
los que la han visto.
La primers colonial britAnica
s6lo valia 10 libras esterlinas pars
el Rey de Inglaterra. Esta fu6 la
gratificacion que le di6 Enrique VII
a Juan Cabot, marine de Bristol,
por haber descubierto Terranova,
el 24 de junior de 1497.
Hay parties en Nueva York
donde solo se venden peri6dicos es-
critos en hfngaro, ruso y polaco.
En la gran metr6poll cuadras en-
teras donde no se oye hablar otra
cosa que el italiano.
Y una prueba mas de que el mi-
cropograma era algo nuevo, que
contenia powder de atracci6n e im-
partia valiosa ensefianza, era 6ste,
intitulado '"ic tac", cuyo libretto "
reproducimos:
CONTROL: (TEMA).
Locutor: PRESENTATION.
CONTROL: (SUBE EL TEMA).
Narrador: Miremos ahora el in-
terior de un hogar chino y veamos


CUA.NDO Garrido 3 Pifnero
terminen en Uni6n Radio
y pasen a CMQ. er, el espacio
que ellos ocupan ahora, de 1
a 1:30 de la tarde, se trasmi.
tira "Gran Stand Regallas".
un program done ei humo-
risla Carlos Robreho y los co-
mentaristas deportivos "Felo"
Ramirez y Rend Molina. glo-
saran los incidents del pro-
ximo Campeonato de "base-
ball" professional. Le augura-
mos buen "rating" a "Gran _. -
Stand Regalias"... En nues- Rafael Correa.
tra secci6n de la semana pasa- "el protagonist del progra-
"da, se desliz6 un error en ma tectado."
"Survey de television", donde aead.
ofrecimos una relaci6n de los programs mAs vistas y oidos
de nuestra TV, de acuerdo con el lftimo "survey" realizado
por la Asociaci6n de Anunclantes de Cuba. "Su program Fab"
apareci6 coma el 18, cuando en realidad ese lugar correspondia
a "Los apuros de Rodriguez", quue fu excluido de nuestro in-
forme. Asi, pues, "Su progra- (Continma en la Pag. 97)









esa

sensacion


de

gusto...


SURVEYS Y PUBLICIOAD. S


A.


EL HUMO DE -

,?ERFINOS



Porque los Partag6s Superfinos tienen calldad depu-
rada... o calidad depurada exclusive de Partag6s...


El DEPURADOR DE


PARTAGAS...


0a


Ur~


Por eso, ese tabaco tan rico en aroma...tan rico en
sabor...ahora Ud. to fuma limpio...puro...
depurado...sin el menor rostro de fermentaci6n...
Por eso Ud. disfruta de esa gran sensaci6n de gusto...


Encienda un Partag6s Superfino con calidad
depurada...y sienta como su humo Ileno de gusto,
es tan puro y suave como una caricia...
Los Partag6s Superfinos, ahora con calidad depurada,
acarician su garganta, y le dan el verdadero gusto de fumar..


T so

Todos con:
ljiii.yqI .1i ".ji.i


" \


U3


tIess mam eswtil..
COMPUPRiULOI.


N-.,;:


[ ueroe


/00-


PARA GUSTO...











SIGUE

V AMOS, vamos! ;Las cosas en
|W su sitio! En ningdn moment
nemos dicho que los artists son
analfabetos y que no tienen derecho
a aspirar en political. Porque decir
eso -que seria una estupidez- sig-
nificaria tanto como negar los
principios fundamentals de la De-
mocracia, que hinca sus mAs hon- Clavelito, no
das races en la igualdad de dere- ceptos y pr
chosy de oportunidades paras todos definitivame
los hombres. Y nuestro articulo "La Asi pues,
Farsa" ha querido ser interpggetdo, a uno a los
caprichosamente, como una agre- nuestro arti
si6n a la clase artistic, como un que en las r
akentado a la Democracia y como aludidos. Y
un ataque artero a nuestros viejos stores de BC
y queridos amigos Carlos Badia, las claras, c
Enrique Santisteban y Leopoldo curecer, con
FernAndez. Al senior Clavelito, co-: nuestra ver
mo viene con su vaso de agua, lo vamos.
ponemos en un platico aparte. iYa
basta de torcidas interpretaciones!
Ese ni canta, ni come fruta, ni toca Honorable
la guitarra, ni es artists. iNi es na- Vivimos e


LA F


por

ERNESTO MONTANER


s obligan a aclarar con-
ocurar dejar las cosas
nte sentadas.
vamos a dirigirnos, uno
sefiores mencionados en
culo, siguiendo el orden
6plicas mantuvieron los
de esta manera los lec-
)HEMIA podra ver, a
6mo ban tratado de os-
falsas interpretaciones,
dad transparent. A11A
0

sefior Clavelito:
n un regimen, aparen-


valores, en lo moral y en lo intelec-
tual, una carencia absolute de li-
deres genuinos del pueblo, han dado
al traste con nuestras instituciones
y amenazan con llevarnos, lo poco
que nos queda, para convertirnos en
uno de los pauses mAs tristes del
mundo. A esa subversi6n total de
valores le faltaba un simbolo. Y el
simbolo es usted, senior Clavelito.
Usted no es mala persons. Pero
usted no sabe una palabra de nada.
i Por qu6 aspira a ocupar un es-
caflo en la CAmara de Represen-
tantes? ~Qu6 sabe usted de leyes?
;Si used no sabe ni tocar la gui-
tarra! Un dia se ech6 por esos cam.-
pos -segin nos dice- y v16 a los
pobres guajiros cubanos, bambrien-
tos, sin escuelas, sin medicines, vic-
timas de tantos gobiernos sin con-
cuenta de lo desamparado que esta-
natural sensibilidad de hombre hu-
milde sinti6 un vuelco en el cora-
z6n frente a tanta injusticia. Se di6
cuenta de to desamparado que esta-
ban esos pobres cubanos, sin asis-
tencia medica, lienos de parasitos,
y sin tener a quien volver los ojos.
Y penso -;pobres de ellos!- que a
quien tenian que voiver sus ojos era
a usted. No, Clavelito. Que los pro-
blemas agrarios no se tocan de afi-
cion como la guitarra. Si usted lle-
gara al Congreso no podria solucio-
nar ninguno de esos males Porque


ARSA


no basta con conocer las necesida-
des del campesinado. Es precise es-
tar muy documentado en materials
agricolas, conocer su legislaci6n so-
cial, los cauces revolucionarios pa-
ra producer una reform agraria, el
studio de las tierras para la divers
sificaci6n de los cultivos y su re-
partici6n equitativa y una series de
cosas mis, de las cuales, sefior Cla.
velito, tampoco sabe usted ni me-
dia palabra. Amdn de que estaria
usted en el Congreso rodeado de
bandidos inteligentisimos. Verdade-
ros sabios.
Ademas, Clavelito, usted se vale
del fetichismo de su vaso de agua,
para que los desgraciados inge-
nuos -hombres sin Dios- que no
creen en el Dios imico y verdadero.
porque los que screen en El no pue-
den career en su vaso de agua, lo
apoyen politicamente, respaldan-
do sus aspiraciones de tipo electo-
ral. Y como usted es un hombre
popular y tiene una inmensa grey,
confusa y anestesiada. lo m.s pro-
bable serA que usted result electo
con una de las mejores votacio-
nes. ;QuO pena. Clavelito! A esos
infelices que no tienen mas nada
que su vaso de agua les hace us-
ted nims dafio que si los fusilaran
en la plaza public. Primero les
mata la fe en Dios. Despues los
arrastra a una politics sucia y as-
querosa, de la cual --dicho sea en
honor suyo- used no sabe ni una
palabra. Y por ultimo, como el vo-
to es columnario, los hace votar
por usted pars representante y por
Grau San Martin para president.
Y oiga, senior Clavelito, usted co-


CLAVELITO
"Con su vaso de agua y su guitarra y la grulla coja, con su pata de
.palo, son la expresi6n mis genuina del dolor, la desesperaci6n y la
angustia de estos dias sin gloria".


da! L Que se ha superado? ;Enho-
rabuena! Que los primeros zapa-
tos y el primer pelado que le hicie-
ron lo pag6 con el sudor de su
frente? iMagnifico! Eso habla bien
de su calidad moral Nadie ha di-
cho que Clavelito es una mala per-
sona. Ni que es bruto. Al contrario.
Demuestra tener una gran inteli-
gencia natural. Y la prueba es que
le ha producido mas un vaso de
agua que un acueducto.
- No eran nuestros prop6sitos,
cuando publicamos "La Farsa", ex-
tendernos en una pol6mica inItil,
pero las replicas de los tres queri-
dos artistas mencionados y otra de


temente, democrAtico y la Democra-
cia determine que si usted es cuba-
no, native y tiene mAs de treinta y
cinco afiop, puede espirar, no s6lo
a legislator, sino hasta a Presiden-
te de la Repdblica. Pero esa misma
Democracia que le permit a usted
-como ciudadano- aspirar a to-
do, nos autiriza a nosotros -como
periodistas- a enjuiciarlo pdfblica-
mente, sin que en nuestras pala-
bras pueda usted ver intenciones
aviesas ni innobles prop6sitos.
En Cuba -antes y despuds del 10
de marzo- hemos estado viviendo
en medio de la corrupci6n, el robo
y el pillaje. Una total subversi6n de


ENRIQUE SANTISTEBAN
"Tu y Dante Alighiere tienen en comdf el arte maravillosa de hacer
comedies. Tu haces las comedias, divinas y 61 hizo "La Divina
Comedia".





noce el campo, verdad?, &estd en
complete abandon, no es cierto?,
ifaltan escuelas, hospitals, asis-
tencia mddica, medicines, creches
infantiles, alimentos indispensa-
bles, dinero, verdad?, falta todo?,
pues su amigo, o mejor dicho: su
jefe, el doctor Grau San Martin, es
uno de los mis grandes culpables
de ese estado de miseria que usted
ha denunciado p6blicamente, por-
que lo vi6 en los bohios y durmi6
entire ellos "en un camastro de ho-
jas de plttano o en el suelo de tie-
rra".
iVaya una manera de defender a
los campesinos hambrientos! Lle-
vandolos a votar por el doctor Ra-
m6n Grau San Martin, el malver-
sador mas grande de Cuba. El
"sabio" ese que usted denuncia en
su desafortunada replica, arreme-
tiendo contra los "inteligentes"
que han gobernado dejando hondas
huellas de miseria y de espanto en
los campos de Cuba. iEse es Grau,
senior Clavelito! La frustraci6n
mis triste que ha sufrido Cuba en
un lider politico. ;Ese es Graul El
que traicion6 la fe de un pueblo,
al hablarle --demag6gicamente--
de "cinco pesos en el bolsillo" y de
"diferencial azucarero", mientras
malversaba la respectable suma de
CIENTO SETENTA Y CUATRO
MILLONES DE PESOS CON CA-
TORCE CENTAVOS, que constant
en la tristemente cdlebre Causa 82.
Pero como usted, Clavelito, no
sabe snada, ni de nada, porque ni
siquiera sabe tocar la guitarra
-embuillese y aprenda- irrumpe
en la vida piiblica de Cuba como
un salvador de la Patria, cuando
usted no es mAs que el simbolo de
la 6poca mds mediocre de nuestra
historic. La floor y nata del picuis-
mo en este ambiente que nos aho-
ga a todos.
Usted, con su vaso de agua y su
guitarra y la grulla, con su pata


de palo, son la expresi6n mAs ge-
nuina del dolor, la desesperaci6n y
la angustia de estos dias sin glo-
ria.
Queda de usted, con la mayor
sinceridad,
Ernesto Montaner.

Sr. Enrique Santisteban.
Estimado y admirado Enrique:
En ningdn moment hemos tra-
tado de poner en tela de juicio tus
calidades indiscutibles de ciudada-
no, de persona decent, de caballe-
ro, de hombre limpio y de formi-
dable actor. Tampoco discutimos
tu bachillerato en Beln, tus estu-
dios de medicine, tu amplia cultu-
ra, ni tu derecho a aspirar en po-
litica, porque eso equivaldria a ne-
gar -repetimos-- los principles de
la Democracia. Y nosotros no ata-
camos a la Democracia ni a ti, que
eres -sin lugar a dudas- uno de
los mis s6lidos pilares del arte tea-
tral en nuestro pais.
En cambio td, querido Enrique,
te aprovechas de esta 6poca tris-
tisima que vive Cuba, en que nin-
gin hombre pdblico merece ser
aplaudido por el pueblo, para tras-
ladar, en un peligroso trasplante,
tu simpatia -que no es nada mis
que artistic y personal, nunca po-
litica- al mentidero de los cama-
janes, aportandoles los aplausos
que a ti te sobran y que a ellos les
faltan.
Dices -"pequefio"- en un pA-
rrafo elocuentisimo: "Ademas la
historic esta. llena de nombres ilus-
tres en el arte que sirvieron con
brillantez en la political: Dante Ali-
ghiere, que lien6 una epoca de lu-
chas en Florencia y muri6 en el
destierro; Quevedo, el mas vigoroso
de los poetas espafioles de la Edad
de Oro, que hasta escribi6 tratados
de- enjundia political, Paderewsky,
que fud president de Polonia; Ver-



. .. l
,.-. -


CARLOS BADIA
"Seria muy desagradable que nos cambiaran -en nuestras propias
narices- a un actor de primera, per un politico de tercera"


> *LEOPOLDO FERNANDEZ
"El arte habrA perdido a una de sus mis altas figures y la political
habri adquirido a un "cabo" con pretensiones de sargento".


di, que encarn6 el ideal politico en
Ls campafias por la unidad italia-
na. Ultimamente, despuds de la il-
tima guerra, se pens6 exaltar a
Toscanini a la presidencia de Ita-
lia. Y asi infinidad de artistss"
;Qud grande eres, "pequeio"!
i Verdad oue la Democracia es ma-
ravillosa? Mira, Enrique; tW y Dan-
te Alighiere tienen en comin el ar-
te maravilloso de hacer comedies.
Td haces las comedies, divinas y
61 hizo "La Divina Comedia". Que
viene a ser casi lo mismo. I No te
parece? Solamente los separa una
pequefia diferencia, sin importan-
cia. Y es que Dante, antes que poe-
ta y escritor, fud un guerrero fa-
moso que, al frente de ejdrcitos po-
derosisimos, libr6 sangrientas bata-
las por defender sus credos poli-
ticos. iCasi nada! Ten la seguridad,
"pequefio", que tus innumerables
admiradoras no te cambiarian por
l.
Td y Quevedo tambidn tienen
much en comdn. Con ventaji pa-
ra ti, desde luego, Porqtie Don
Francisco hacia versos, pero no sa-
bia recitarlos con la intenci6n, la
gracia y la galanura con que tfi los
recitas, Enrique. Ademas, Quevedo
no hubiese podido nunca encarnar
el papel de Enrique Santisteban.
En cambio td, harias un Quevedo
en la pantalla, que no te lo mejo-
raria ni el mismisimo Paul Muni.
En cuanto a los misicos Pade-
rewsky, Verdi y Toscanini, tambidn
tienen en comfn contigo. La m6si-
ca. El maravilloso arte de la m6si-
ca. Todavia recordamos aquellos
dias inolvidables de nuestra vieja
amistad en que ti eras mdsico de
una orquesta. ;Mucho qua te aplau-
dimos! S61o que ni Paderewsky, ni
Verdi, ni Toscanini, han tenido tus
dxitos. Si lo dudas, pregintaselo a
las "pequefias" que te rodean.
Tanto los mencionados artists,
como ti y como todos los hombres,
tenemos los mismos derechos den-
47


tro del sistetna democrAtico a aspi-
rar a todo. Y nosotros aspiramos,
Enrique, a que el pueblo yea c6mo
td -validndote de un acto-de pres-
tidigitaci6n- lo arrastras a travds
de la simpatia que te profesa en el
campo artistic, a los fangosos te-
rrenos de la"politica, para volcar-
los -como inconscientes aut6ma-
tas- en unas boletas ilenas de la-
drones y de pillos, apoyando alos
madrugadores audaces que concul-
caron nuestros derechos, secuestra-
ron nuestra Constituci6n, e implan-
taron una dictadura.
iTi .no crees -"pequefio"- que
hay algo de abuso de confianza en
eso de acogerse a los derechos de
la Democracia, para apoyar a un
dictador?
Manda como gustes, a tu invaria-
ble amigo y admirador de siempre,
Ernesto Montaner


Sr. Carlos Badia.
Querido Carlos:
Quieres ser politico y ni siquiera
tienes lo menos que puede tener
un politico: poder de asimilaci6n.
Al mis leve comentario de tu per-
sona te manifiestas con la brusca
soberbia del oue lo ban ofendido
en su honor. Y es muy important
quie sepas, Carlos, que te profesa-
mos el mismo carifio de toda la vi-
da, cuando las temporadas de los
teatros, cuando volcAbamos noches
enteras en la mesa de algin cafe,
en horas de bohemia inolvidables.
No hemos querido rozar, en lo
mis minimo, ninguna de tus virtu-
des -que son tantas- ni tu buen
nombre de caballero, de ciudadano
sin tacha, de amigo franco, cordial
y sincere, ni tu gran cultural de
empetiernldo lector, ni tu exquisite
sensililidad de artist glorioso y
consagrado. Simplemente nos con-
cretamos a lamentar el ingreso tu-
(Continfa en la PAg. 93)








TRIUNFA EN ROMA LA TESIS


SFINLAISTA

El XIV Congreso Internacional de.la Historia de
la Medicine que acaba de celebrarse en Roma
reafirma la gloria de Finlay y el valor cientifico
extraordinario de su doctrine cientifica.- Finlay
no fu6 un simple descubridor del mosquito tras-
misor de la fiebre amarilla.- Su obra tiene la
categoria de formal investigaci6n cientifica.

per

CESAR RODRIGUEZ EXPOSITO


La Delegaci6n cubana era ase-
diada a preguntas sobre el "caso
Finla". La gran propaganda que
se hizo cerca de todos y cada uno
de los delegados desde hacia algu-
nos meses en relaci6n con este
asunto habia producido grandes re-
sultados, al menos estaban interesa-
dos er, el problema y fornmilaban
aclaraciones y recababan dlterrmi-
nadas explicacioni.
Y el Congrcso Internacional de
Historic de la Medie,na -., d-fspn-
volvio nornalnmntt, rn esp-ra del
anunciado debate a-eirca de Carlos
J. Finlay Y Illegr eIl nmomrnto en
la hermnsa manana dol mi.rrcoles,,
15 de eeptiemnbre, In tquie se reunen
nir(s d. 21 0i delegados n la Sala
"A de la Es uela le M'1-dicina de
la Univcrsidad de Rorns ---sede del
C'ongreso-. para asi.tir d lo que
biin poilriamo. ilanmar la grann
mailann de Finlay"


Las anteriores sesiones del XIV
Congress Internacional de la His-
toria de la Medicina, habian teni-.
do una discreta concurrencia Era
muy dificil para los delegados re-
sistir la atracci6n de la incompa-
rable belleza de la Ciudad Eterna
y apenas leidas sus .:omulnicacio-
nes e rl9bervah-a innmo sigilosramtn-
te' abandonahr.n la .aihn dr rla se-
siones. Pero enn e'ta ocasinI el l4e-
no erat t.:ltal: ts (.uie !osC d:elgados
vvivin luna cxpe:i:acirn realmrente
xtraordinar'a y de-.de dies ante-
riore-s se hablab-a dr:l monlento en
qtu: i n a. diseutirse el IlaInado "pro-
bltmna de F;nlaH'
Una s ,rdadera Torre de Babel
darninaba c1 quorum dIe la iasam-
blea nutrida rf-pri.sntnrir'n italia-
na, en cuyos Lrupos s e podia per-
eibir idos nionFbrIcs qu se ielstaea-
ban claramntrnt al aido de cual-
(Conlinim eu la Pia. 93)


El Profesor Fl1ix Hurtado, Presidente de la Delegaci6n de Cuba al
XIV Congreso Internacional de Historia de la Medicina cuando'ex-
ponia al pleno de la ponencia presentada por los cubanos titulada
"Finlay en la Historia de la Medicina".


TENIENDO por sede la Escuela
de Medicine de la Ciudad Uni-
versitaria de Roma, se inici6 el
XIV Congreso Internacional de His-
toria de la Medicina con una asis-
tencia de alrededor de 350 delega-
dos representatives de todos los
paises, Varios asuntos de impor-
tancia figuraban en el temario ofi-
cial, entire otros, la ensefianza obli-
gatoria de la Historia de la Medi-


cina en la carrera m6dica y la Ila-
mada "cuesti6n Finlay", con moti-
vo de la pol6mica establecida por
dos profesores venezolanos negan-
do la gloria der sabio cubano y-atri-
buy6ndole la prioridad del descu-
brimiento finlaista al medico fran-
co-venezolano doctor Luis Daniel
Beauperthuy. Los comentarios com-
prendian fundamentalmente estos
dos temas.


Aspeciu, de la P-si6n plenaria del XI' Congresu Inierrucional de
Hlstoria de la Mledieina celebrado on la (iudad tiniser-itaria de Ro-
ma, donde %e Irati' dei "caso de Finlay". En primer lines la Dfilega-
cion de Cuba, integrada par los Dra. Horacio Abascal, Qecretarin de
la Academia de Ciencias de La Habana, F61ix Hurtado, Embajador
de los asuntos sanitarios internacionales y C4sar-Rodriguez Exp6si-
to, Historiador de Salubridad, junto a este ultimo, el Prof. Sonder-
vorst (B61gica) Secretario General de la Sociedad Internacidhal de
Historia de la Medicina.

Presidencia de la sesi6n inaugural del XIV Congreso Internacional
de Historia de la Medicina con sede en Roma. En la foto el Ministro
de Educaci6n de Italia- Dr. Martino; el Presidente del Congreso, Dr.
Adalberto Pazzini; el Presidente de la Sociedad Internacional de His-
toria de la Medicina Dr. Giart, (Francia) y el Alto Comisario de Hi-
giene y Salud Piblica.






















I.. q o o detiene?

Si used es un hombre con aspiraciones y deseos de desarrollar sus
actividades en una profesi6n que le produzca buenas y seguras ganan-
cias y un gran porvenir, nosotros estamos-dispuestos a proporciondrselo.

I AMERICAN INTERNATIONAL, Organizaci6n Mundlal
de Seguros al servicio de Cuba, LE OFRECE:

1. Cursos de Especializaci6n sobre los m6s modernos y econ6micos pla-
nes de seguros.
2. Si estd trabajando actualmente, uste.d puede asistir a nuestros cursos
e n sus horas libres.
3. Si reside usted en la Habana, su oportunidad es magnifica. Tambi6n
hay posibilidades de que nos represent con character de exclusivi-
dad en oilgunas zonds del Interior.
4. Comisiones durante toda su vida.
5. Excelente oportunidad para profesores o maestros que trabajen en el
Interior y deseen aumentar sus ingresos en sus horas fibres.
6. En las convenciones que celebramos anualmente, premiamos a nues-
tros vendedores con viajes a New York, M6xico, Europa, etc., con
todos los gastos pagados.
Visite hoy mismo nuestra Oficina Principal o las Sucursales del Interior
y con much gusto le informaremos m6s ampliamente sobre el gran por-
venir que used tiene con nosotros.







AMERICAN INTERNATIONAL


Oficina Principal: Habana 258 260, Habana
E Planta Baja, Primer y SegundA APiso


SEGUROS DE TODAS ClASES EN TODAS PARTS DE MUNDO







A Pesar de Todos los Ataques




"COSITA" No Pierde Su Buen Humor


Un ruego a BOHEMIA.- En defense de un buen
cubano.- Una frase que delata su amorosa ca-
pacidad de entrega al oficio de cochero.- Lo
que Pardo Llada no puede afirmar.- Polemica
infecunda que da pie para una fecunda inicia-
tiva.- Un hombre de dimension national.

Por JOSE LORENZO FUENTES
Fotos: IBORRA *Jr.



"Si Grau no acaba de decidirse a ir a ins elecciones.
estoy dispuesto a ir de candidate en su lugar".-
dice el cochero villarefto


fundibke y bonachona Eg que, a p-
sar de todoosos ataques "Cosita"
no pierde su burn humor
-Yo soy un hombre chk ere-- xs-
plica-; si esta gente mni comnhate
es porque no ime conc.Ct
Y tien. razon


Claro que Iris ochtros diE BEya-
mo se han e~presadoi tan rudimc'n-
te de el porque no 1l) connoen. "Co-
sita" es incapaz d, :fender a nadie.
dc herir a un scinjante. Por eso
nosotros I- hicinill' Ia proniesa de
i('onfinua en [a Pug. 96)


Ad~
1'


"Los cocheros bayameses dicen que yo soy un atrevido, un alardoso
y hasta un mal cubano porque desconozco la Historia de Bayamo.
No merezco tantos ataques. Yo soy un buen cubano, un hombre tra-
bajador y honrado. Ni Pardo Llada puede afirmar que he entrado
en una cosa sucia. Pero si BOHEMIA no me permit aclarar mi si-
tuaci6n, &qu6 va a pensar el pueblo de Cuba de mt?"


-POR favor, usted tiene que pe-
" dirle a BOHEMIA que aclare
que yo no soy un atrevido, ni un en-
greido, ni un alardoso y much me-
nos un mal cubano como afirman
los cocheros de Bayamo. Si no i que
va a pensar el pueblo de Cuba de
mi? Yo soy un hombre de vergien-
za y si no se aclara mi situaci6n
me encerrar6 en mi casa, sin poder
presentarle la cara a nadie, abo-
chornado hasta el dia de mi muer-
te.
Con esta patitica confesi6n nos
recibe Rafael.Aday y Berenguer, el
simpitico cochero villaclarefio que
todos conocen por "Cosita", de cuya
vida humilde pero limpiamente tra-
jinada nos hicimos eco desde estas
mismas paginas y que acaba de reci-
bir, injustamente, la ofensiva ver-
bal de sus compafieros de oficio


en Bayamo. Desde BOHEMIA los
cocheros de la Ciudad Pr6cer ha-
bian exclamado: "Cosita es tal mal
cubano que desconoce" la Historia
de Bayamo".
Y ahora "Cosita" replicaba:
-Yo soy el primero en decir que
no conozco la Historia de Bayamo,
pero en ningfin moment he com-
batido a los cocheros de ese pueblo
ni de otro pueblo cualquiera. No
merezco tantos ataques.
Hasta este moment "Cosita" ha
estado hablando en un tono de se-
riedad, de intima congoja, que no
es habitual en 6l. Pero en seguida
vuelve sus ojos sobre el ejemplar de
BOHEMIA que agita nerviosamen-
te entire sus manos, relee los parra-
fos en que mas duramente 61 es
combatido y entonces, inesperada-
mente, echa al aire su risa incon-


"Lo que mAs me ha dolido es que le dijeran penco a "Risita", mi
caballo", afirma "Cosita" mientras se abraza al cuello del animal.
Y en seguida agrega: "Seria el colmo exigirle tambidn a mi caballo
que conozca la Historia de Bayamo: bastante hace el pobre con
rrastrar mi coche".






. ~C~,. r

r,
:- ~:~~~

''"'F;p~ ;:
II ~.~I



4116 OOI1 T I-


V-,I-
~A' 'r
~. ;


Veeidase a pintar A/ORA:
Cuando sted pinta su casa por dentro o por fuera con las pinturas Acme,
estA asegurando belleza y protecci6n por mis largo tiempo que si usara
una pintura de baja calidad.
Pintar con Acme es positivamente mas economic porque rinde en dura-
ci6n cuatro o cinco veces mas que cualquier otra pintura.


Las pintsras calided
Amav. so febrcen
pare tados los usos


(Pora extei-oes do momposteria)

(Para today close do exeriores de
modern o metal)


No-te be pr d co
(Pintura mate lovable para deco-
md6n inderioi


Tomeo
(Do uso general en interiores ex-
teriores de modem o metal)
Enaunn-Kot
(Esmale sin6teico de calidad supe-
rior para muebles y oros obietos)


ALA M N T LA I *


A)






F~'i~rI
yrm~"~.?


Datos de OMAR RODRIGUEZ
Fotos de RAFAEL DOMINGUEZ


Llorandi en el emnenlerio se ve aqul ai
un grupo de familiares de una de la.
victimas, cuando bajaban el cadaver a
la tumba.
EL pueblo de Col6n se Ilenu de luto c.
te d'umingo cuando por el chuquei
entire un automovil y un 6mnibus, en el
kilometro 189 de la carretera que con
duce a Perico, murieron terriblementei
destrozados cinco j6venes estimadisimo.
en lo personal y representatives de la
mejor sociedad: Jose Renato Ecay. Gus-
tavo Sanchez Orta. Jcse Rambn Alonso
Casas, LAzaro L6pez Casaiola y Rigo
berto Muliz Garcia. Ellos regresaban
del pueblo cercano de un desafio de beis
bol y precisamente con la alegria de!
triunfo de su team..
Para explicar la tremenda fuerza dei
choque entire los vehiculos, baste decii
que en el suelo fueron recogidas trees
victims agonizantes y quedaron amon-
tonadas ruedas del automovil con mue-
lUes del omnibus. Y como mardiestaci6n
del dolor de un pueblc, el comercio de
Col6n cerr6 sus puertas y se pusieron
crespones en las casas y las sociedades.
BOHEMIA public este breve report
taje gratico con fotos descriptivas de
esa tragedia del domingo en el pueblk
de Colbn. con la expresi6n sincera de su
sentimiento piblico.


-- ,
Ai


' U -.


Asi qued6 el ausl
m6vil. Dentro hall
ron ahrapados do
cadAveres; y otros
tres pasajeros, ya
agonizantes, fueron
recogidos del suel,.


Tambien quedaron retorcudo-
los poderosos hierros del 6m-
nibus. Cinco de sus pasajerm
resultaron heridos y hospitall-
zados en Col6n.


Aspecto parcial de la muche-
dumbre en el cementerio de
Coldn. El comercio cerr6 sus
puertas y se pusieron crespo-
nes en Ias casas.


La imponente caravan de auto-
mdviles y personas que acompa-
f6 el entierro hasta el cemente-
rio. Fu6 expresidn de dolor de un
pueblo.


, e.
Ob


.."P.%K. 'T~ ; k I-!~
~~\y- ~k2n
Onm


-T



WNWL L


Iwaft

-n&


~:4~"


LA TRAGEDIA DEL



DOMINGO EN COLON


I C~IF..
Ff'~





EL CALMANTE NATURAL PARA LOS NERVIOS:


Flores de


As de Oro


i


EN SOBRES DE CELOFAN


Ya no necesita Vd. tomar remedies dristicos
para calmar un pequefio nerviosismo. Ahora
su farmacia tiene flores de tilb AS DE ORO,
que es el remedio natural para los nervios y
que es el tilo mas fresco, mis aromitico y mis
puro del Mundo.
Es tal la garantia del tilo AS DE ORO que
podemos hacerle esta oferta: compare un so-
brecito hoy mismo y pruibelo. Si no es el me-
jor que Vd. ha tornado jams devuklvanos el
sobrecito con lo que quede y le reintegrare-
mos su dinero.


COMPRUEBE LA PUREZA DE AS DE ORO:
Echese un poco de tilo corriente
en la palma de la mono y vuel-
que la mono. Vea c6mo le que-
dan en ella polvo, tierra y olor'
a viejo. Hogo to mismo con
AS DE ORO: la palma de la mono
le queda limpia y conel aroma
caracteristico del tilo verdadero,
porque AS DE ORO es puro tilo
de verdadl


DISTRIBUIDORES:
LABORATORIES


3 0
DE CUBA
CONCEPCION 411. MARIANAO


89-3016


Tilo


I 1 14








CONDENADO A MORIR EN BREVE, ARRASTRA


CONSIGO A UNA INOCENTE MUCHACHA


Conchitq Bosch se Ifev6 a la
el secret de sus relaciones
Rodriguez Sacnchez.


tumba
con


p or
LISANDRO OTERO GONZALEZ
y RAUL VALES


Enviados

L A poceta "La Victoria" es un es-
tanque enclavado a unos quince
kil6metros de la ciudad de Cama-
giiey. EstA bastante lejos de la ca-
rretera a Altagracia y a ella se lle-


Especiales
ga por un camino bastante transi-
table.
Durante la guerra "La Victoria"
fud una de las minas de cromo que
mas producian. En el afio 1946, po-


I"~
ci Vr


"-. : i



Luis Rodriguez SAnchez, el jefe de oficina de la Escuela de Artes
PIAsticas de Camagiiey, cuya m6rbida obsesl6n precipit6 aI tragedia
de la Poceta de La Victoria.
Concepel6n Bosch y Suarez del Villar, la desdichada joven cama-
giieyana a quien Rodriguez SAnchez arrastr6 trAgicamente a la
muerte.


ai,


gssgeK3RWRF-~LDREP~K#nrraPP33~PIIPPDJ~


r

;
,


3
',," ,







Fwdi


Luis en la fiesta de -u eumpleanus. Tenia 36 aiho de edad al niorir.
Era un hombre de una vida intima muy complicada. En Camagiiey
era notorio sus devaneos anorosos.


Esta foto Ie fue tomada a Conchita el dia en que cumpli6 quince
afios. Unos meses mas tarde conoci6 a Luis Rodriguez y Aste co-
menz6 a cortejarla.

El cadAver de Luis Bodriguez sall6 a flote a las cinco de la madru-
gada del miercoles 22. Unos muchachos que hablan ido desde Ca-
magiiey, quedaron helados al ver surgir un brazo rigido del agua
fangosa.


En 1950 Luls se cas6 con Amparo Verrier. La foto recoge un mo-
mento de la ceremonia. Al aflo siguiente naci6 su hijo Luisito. En
1952 se divorciaron.


co despuds de terminarse la guerra,
los excavadores subterrdneos tro-
pezaron con un bols6n de agua y
hibo que evacuar la mina rdpida-
mente.
Debido a la inundaci6n de las ga-
lerias y del tinel central, gran can-
tidad de material qued6 atrapado
abajo, aunque por suerte, no se per-
dieron vidas humans. Lo inico que
queda hoy visible es un estanque
de unos cien metros de largo pot
quince de ancho.
La profundidad de la poceta es
de unos eiento diez pies y hay trein-
ta pies mas-de fango. Abajo hay en-
terrados camiones, vagones de fe-
rrocarril, grdas y otros materials.
Segdn la expresi6n de un camagiie-


yano, decir allA: "Vamos a la poce-
ta "La Victoria", es como decir en
La Habana: "Vamos al Laguito del
Country". Es el lugar ideal para
excursions y para bafiarse cuando
no hay tiempo de Ilegar al mar. La
gente parrandera de Camagiiey or-
ganiza comilonas alli a cada rato.
Un Sabanero Asustado
Al atardecer del lunes 20 de sep-
tiembre, un sabanero -como le lha-
man en Camagiiey al que cuida el
ganado- se acerca caminando a la
poceta. Va chiflando y mira al cie-
lo despejado que empieza a quedar-
se sin luz.
De pronto comienza a esuchar
unos ddbiles sollozos. El sabanero


.I





































El cadAver de Luis Rodriguez tal como fue extraido de la pocela. Al
lauIr el auto al agua qued6 atrapado adentro. Cuando extrajeron
el auto Luis ee sal6 por una portezuela. Once horas mis tarde sa
16 a flote.


Uan porlOa don Ula mtan gs smOalo a L prua l da Ouuilt,
Sot"lnflatao wa ItAti.e oolarsiln nwerfL deb. s a In rrdueccon 2l '
bamur o wero urtso par U Rmrimninea desprernldn.
Un raton alblno do 1) reame do peso fe Inoe.i-.Ja por la
via Seltrle an c una suupnnelin del rolrO.,rosmer.ano a las at ro-
rue ala.o dae Lntoalcaolor..
ObnOr a la wesatLr as presnte yr I rvra s I u,
eolwo groaen.


D!% June Emb!i.
I.,_



Copia fotostAtica del documeniv
emitido per el Dr. Juan Embil en
el que afirma que el polvo inge-
rido por Conehita era arsenico.
Nuestros enviados obtavieron en
Camagiley una muestra prove- ..
piente del vaso en que lo beb6
Conchita.
se detiene asustado mira a su al.
rededor y no ve nada. Por alli no
hay on solo Arbol que pueda ocul-
tar a nadie; s6lo la hierba alta de
lam planicies camaglieyanaa-
El sabanero sigue caminando y
ve, en un claro de la hierba, una
muchacha que, tirada sobre la tie-
rra, tiembla y solloza. Sus ropas es-
tin completamente mojadas. Al ver
al sabanero, la joven le dice: ";Por
favor, ayideme! Vaysa aquella ca-
sa a pedir auxilio".
El sabanero sale corriendo en di-


El interior del auto de Luis Rodriguez. Dentro habia mnos recibos
de la Escuela de Artes PlAsticas, los zapatos de Conchita y un ejem.
plar de la revista BOHEMIA con fecha 30 de Novienbre de 1963,_
donde aparece an cuento poiciaeo titulado: "El Caso de la Mujer
del Artists".


Sla muchacha que lo ha seguido has-
ta a casa.
Maria y Federico la ayudan a ca-
minar sosteninddola por los brazos.
La Ilevan a la cocina de la casa y ,
le dan una taza de leche caliente.
Conchita no puede sostener la ta-
*- za en sus manos y Maria la ayuda.
Inmediatamente despuds de ba-
ber ingerido la leche la muchacha
.." vomita per primer vez. De ese me-
mento en adelante no se le conten-


j:'- Un buzo de Ia base naval de Nue-
S vitas descendid a la profundldad
l de 110 pies y trabajando al tac-
to, debido a ia oscuridad, logr6
amarrar un cable de acero al au-
to. Asi qued6 destrozado en el
process de extraccidn.










JUICIO PSIQUIATRICO SOBRE LUIS.
RODRIGUEZ SANCHEZ,

*I UIS Rodriguez Sanchez, eje del impresionante drama ocu-
I-rrido en Camagiiey, que tanto ha conmovido a la opini6n
pablica, ofrecia rasgos de conduct que permiten catalogarlo
perfectamente dentro del capitulo que en Psiquiatria se conoce
con el nombre de "personalidades psicopaticas'" declare pa-
ra BOHEMIA el Dr. Diego Gonzalez Martin:
"Los datos que me ha ofrecido el sagaz reporter de BO-
HEMIA' y otros product de mi investigaci6n personal -afia-
di6-, vienen a poner de manifiesto que Luis Rodriguez San-
chez era un ciclotimico con manifestaciones paranoides. La
ciclotimia se expresaba en 6e a trav6s de las clAsicas crisis pe-
ri6dicas de exaltaci6n y de depresi6n, durante las cuales se
evidenciaban los impulses de megalomania, de "hacer cosas
grandes", como 61 mismo acostumbraba a decir. Eso, proba-
blemente constitute el fondo del pavoroso suceso de que fu6
protagonista.
"Durante sus depresiones habia intentado suicidarse en tres
ocasiones distintas. En los estados de elaci6n o excitaci6n se
mostraba como un sujet6 simpatico, locuaz, agradable, con una
actividad sexual exagerada, de lo cual informan sus numero-
sos amores.
"Es muy possible que sus perfiles psicopAticos potenciales y
bdsicos hubiesen alcanzado su maxima expresi6n a causa de la
enfermedad organica que padecia y que 61 estimaba incurable.
En un hombre que se cree destinado a la muerte pr6xima -la
muerte era el gran tema que le obsedia- es 16gico pensar que
en 61 se opere un agravamiento considerable de su condici6n
psicopAtica y que 6sta se exteriorice en sintomas de anormali-
dad manifiesta, de compulsiones que poco o nada se diferen-
cian de la locura. En el hecho se observa claramente la acci6n
de una mente paranoide. La calculada desorbitaci6n y especta-
cularidad del suceso, que se prepare y se Ileva a realizaci6n
en las desproporcionadas circunstancias que denuncian al deli-
rante. No le bastaron los medios sencillos director y elementa-
les para lograr su prop6sito, sino que tuvo que ventilarlos con
los elements de truculencia de'una imaginaci6n enferma.
"La obsesi6n psicopatica estA present en 61, a tenor de las
minuciosas investigaciones practicadas, much antes del acae-
cimiento fatal. Habla a sus intimos de que hara algo sonado
y escalofriante. Y ese "algo" estaba siempre relacionado con
su desaparici6n fisica. La cruel dolencia que sufria en los gan-
glios linfAticos y que ya le habia impuesto la realizaci6n de
seis intervenciones quirfrgicas, habia tronchado su carrera y
sus ambiciones legitimas. La tumba era su perspective. &C6mo
no comprender que el impact de esta realidad estremeciese su
psiquismo, que en sus crisis echase por la borda las inhibicio-
nes morales, cultivase el desenfreno amoroso y alimentase, en
una obsesi6n macabra, el ansia de notoriedad que la vida le
estaba negando? Su constituci6n ciclotimica aflor6 entonces,
con toda fuerza.
"Si alguna ensefianza debe derivarse de esta historia- imvre-
sionante es,la de tender previsoramente la higiene mental de
los enfermos orgAnicos incurables. Si ello se hubiera hecho en
el caso de Luis Rodriguez Sanchez, que mueve a compasi6n, no
hubiese sido tan triste su desenlace ni tan graves los efectos-
de su comportamiento"


'. I.
.-






La campesina Maria Suarez fue la primers persona que atendi6 a
la infortunada Conchita. Declar6 que las primeras palabras de Con.
chits fueron pars acusar-a Luis Rodriguez.


dran los v6mitos amarillos que la
han de deshidratar. La vieja Maria
le hace preguntas.
-i C6mo ti te llamas?
-Conchita, responded quedamente
la joven.
-zY qud te ha pasado, hija?
-Me cal en la poceta.
-i Td viniste a nadar?
-No. Vine con un amigo de mi
padre... me trajo engafiada... tra-
t6 de abusar de mi... tir6 la mA-
quina al agua y yo estaba con 6l.
-i C6mo es que no te ahogaste?
-Yo soy muy buena nadadora.


-LC6mo saliste de la maquina?
-No se, no se. iQuiero ver a miA
padres! dijo con ansiedad;

Conchita pide ir al bafio, Maria Is
ayuda. Cuando sale, la anciana le
quita el vestido mojado y le pone
ropa seca. Conchita vomita cons-
tantemente.
Rumbo al Hospital
Alrededor de las seis y media Ie-
ga a su finca el doctor Julian San-
chez. Al encontrarse a Conchita sl
reconoce y se da cuenta de que ne-
cesita urgente atencion m6dica
Mientras la examine llega el tenien-


"En esta cama acostd a Conchita cuando lleg6 aqui. Venia muy mo
jada y le cambiM el vestido por rcpa seca. Estaba muy nerviosa. No
podia sostener la taza de leche que le di entire las manos", dice la
campesina Maria SuArez.


I

-16: "
--, '


La poceta "La Victoria", una antigua mina de cromo que se inun-
d6 poco despu6s de la guerra. El estanque tiene 110 pies de profun-
didad y 30 pies mas de tango.





































.a ~.ra. ,lilagrus Berniudez ,e cao6 con Luis en 198 yv w.e divnreld
en 1950. Ahora queda totalmente desamparada. Esta muy grave y se
queja amargamente mientras piensa en el future de su hijila.
j


La Sra. Amparo Verrier se divorci6 de Luis en 1952. Guards amar-
gos recuerdos de su matrimonio con Luis. "Nunca se ocup6 de su
hijo para nada", dice ahora.


CONDENADO A MORIR EN... (Conti.nuacn)


te Corzo del cartel de la Guardia
Rural de Altagracia, que ha sido
avisado por el sabanero. Entre los
dos cargan a la muchacha hasta el
auto del doctor y salen a toda ve-
locidad rumbo al Hospital General
de Camagiiey.
Per el camino Conchita no cesa
de repetir: "Llamen a mis padres".
Otras veces dice: "A mi me va a


dar una pneumonia". El teniente la
observe con atenci6n. Es una joven
de apariencia frAgil y cara bonita.
No debe tener mAs de diecisiete
ahos.
En el Hospital es llevada a la sa-
la de urgencia. Ali es atendida por
el doctor Alfredo Emilio Socarras
y el doctor Pino. Los sintomas que
present Conchita hacen pensar en


El Dr. Juan Embil, que identfle6 Is sustancla ingerida por Conchi-
ta, nos dice: "El arstnico que caus6 Ia muerte de la joven de Ca-
magiley es de mala calidad. Nunca el arsdnio es fulminante. Hay
cases que demoran hasta catorce dias en morir".


una intoxicaci6n. Los v6mitos y
diarreas profusos, el dolor en los
miembros y en los rifiones, ]a sed
intense, hacpemnsar a los m6dicos
en un envenenamiento.
-iTd has torado algo, mucha-
cha?
-No si... 1e me di6 algo como
bicarbonato.
--Qui4n es 61?
-Luis, Luis Rodriguez. El me Ule-
v6 a la poceta.


El Dr. Alfredo Emilio SocarrAs,
que atendi6 a Conchits en el Hos.
pital General dice: "Presentaba
sintomas de intoxicaci6n general
que nos hizo pensar .et el arsOni-
co. No presentaba sign alguno
de violencia externa".


-i; Cual es tu nombre complete.
--Concepci6n Bosch y Su&rez del
Villar.
Rfpidamente son localizados los
padres. El senior Gerardo Bosch es
jefe de laboratorio de una impor-
tante industrial. Junto a su sefiora
Ana SuArez del Villar llega al Hos-
pital y amplla los datos. Conchita
es la primer hija de esta respeta-
ble familiar cienfueguera que se es-
tableci6 en Camagiiey en 1943.
Un Angel en el Instituto
A los catorce afios Conchita in-
gres6 en el Instituto de Segunda
Ensefianza de Camagiey. Ali, re-
cuerdan ahora los bedeles, era una
muchachita muy tranquila. Nunca
se le vi6 vistiendo provocativamen-
te ni con exceso de maquillaje. Al
(Continia en la Pag. 91)





4.476


Crece,


crece

much mds

que

cualquier

otro

arroz


* SI NO VIENE EN PAQUETES,
NO ES ARROZ "TIO BEN"
* CUIDESE DE LAS IMITACIONES


SINTONICE EL PROGRAM "EL


I.:


Hoy no tenemos que sofiar con los cuentos de
"Las Mil y Una Noches", para ver cosas
extraordinarias, como lo que crece el Arroz TIO BEN.
Esto se debe a que el Arroz TIO BEN, ademas de ser
un arroz de primera calidad, es sometido a un
procedimiento exclusive que le permit retener todos
los valores alimenticios que la naturaleza le regalia al
buen arroz ... Por eso el Arroz TIO BEN crece
much mas que cualquier otro arroz, y por eso el Arroz
TIO BEN es el UNICO arroz que alimenta de
verdad. iQu6 bien cocina el arroz TIO BEN
y que sabroso es! Pruebelo .. ique le gustara!



Arroz Tio Ben
Crece... icantidad! Alimenta... ide verdad!


Escriba en las envolturas del Arroz "TIO BEN" o. del Arroz
"CONVERTO" el nombre y direcci6n de Ud. y el nombre y direc-
ci6n de su detallista. Envielas a: "El Correo de la Risa", CMQ-TV,
;- Radiocentro, Habana, y participara gratis en los regalos de Re-
frigeradores, Televisores y Radios "Westinghouse" y Billetes de la
Loteria Nacional.
CORREO DE LA RISA", TODOS LOS LUNES A LAS 9:30 P.M., POR CMQ-TELEVISION


i:^-;r[


- tT




























( /Y ff e f


Un delicioso jam6n. un sabroso entremes
la qrata compafnia de buenos amigos ah!
y una botella bien fria de la burbujeante cer\'eza
MILLER HIGH LIFE. la mAs exquisite de todas
las cerve:as del mundo .. he ahi
la receta ideal para disfrutar de la vida. '
MILLER HIGH LIFE es el campeon mundial '-.
de la calidad en cerveza v solo cuesta 30 centavos.
Bien vale la pequefia diferencia.
pue. MIILLER HIGH LIFE es 6nica ,/
en sabor v calidad fl








^ ^j- i P .H
~i~ f7 ~~r t~c- ~M









LA IDEA COMO PROTAGONIST


COMO en el nimero pasado de BO-
HEMIA dije que no soy el promoterr"
de eso que ya todo el mundo anda lla-
mando "el nuevo partido", muchas per-
sonas son a preguntarme "iY quidnes
son, entonces, los animadores? jQuidn
estd detrds de eso?"-.. A lo cual sdlo
Sresulta veraz contestar que, por ahora,
no hay mds que un protagonist,
y que ese protagonista es LA IDEA
MISMA. Y mds aun que la idea "de"--
fundarlo, las ideas "con que" habria
que fundarlo.
No se trata de ningin conceptismo,
ni de andarse con ocultaciones y mis-
terios. Ya sugeri en el didlogo que des-
corri6 un poco la cortina, que existen
personas, y hasta grupos, que .desde
hace tiempo vienen "acariciando la
idea", con la natural tentaci6n de lle-
varla a cabo. En el articulo que el Dr.
Andrds Valdespino public la semana
pasada en BOHEMIA bajo el titulo
"Visi6n del nuevo partido", no oculta
que "algunos ya han rebasado la tenta-
ci6n. Han caido en ella". Pero me ima-
gino que aun para esos ciudadanos lo
principal todavia sigue siendo el ma*
durar bien la idea, el fijarle bien sus
perfiles e intenciones: Buena prueba
de ello es el articulo del propio Valdes-
pino, al que luego he de referirme.
Tantas precauciones no parecen ex-
cesivas. La idea de fundar valdrd mds
o menos, tendrd mayor o menor im-
pacto al producirse categ6ricamente,
segin sean de prometedoras y de bien
fundamentadas las ideas con que se
fund. Tan convencido he estado por
much tiempo de que, tarde o tem-
prano, surgird la apetencia de un nue-
vo instrumento-con que actuar sobre
la vida p blica cubana, y de que esa
apetencia tenia que irse sustanciando
de pensamiento a si misma, que algu-
nos de mis lectores recordardn la se-
rie de articulos titulada "Programa pa-
ra despues"r-que hace algunos meses
inicid en estas pdginas de BOHEFMIA,
sin que Uegara a completarla, por ra-
zones que ahora no hacen al caso.
Lo principal, insist, es el modo de
concebir esa fuerza nueva -no el
momentt" de alumbrarla, ni "los
hombres" con que nazca. La prisa es
mala consejera para lus cosas que pre-
tenden ser de veras orgdnicas y durar.
Cierto*que el moment politico agui-
jonea much. Pero lo peor que pudie-
ra ocurrirle a un partido que aspire a
ser de veras nuevo, es precipitarse con
vista a la particular demdnda de
uni moment cualquiera, por dramdti-
ca que ella sea. El moment actual es
s6lo un incident, o si se quiere, un
accident, en un process de falsifica-
ci6n de la vida political cubana. Y lo
que importa no es reaccionar frente a
lo accidental, sino disponer de un ins-
trumfento capaz de rectificar a fondo


Un poco mas sobre lo mismo...-
La idea de fundar, y las ideas con
que se funde.- Lo secundario: el
moment y los hombres.- Acti-
tud ante las elecciones.- Caudi-
Ilismo y liderismo.- Los "tres
partidos" de Ichaso.- .Una "de-
mocracia cristiana?".- El pro-
blema de fundamental la mora-
lizaci6n publica.- Reparos del
Dr. Valdespino.- Los principios
y los grades de homogeneidad
ideol6gica.

por

J O R G E

MA ~ACH


las condiciones de vida que_ engendra-
ron el process -barrer los polvos que
produjeron estos lodos.
En el articulo que Francisco Ichaso
public tambidn en estas pdginas la
semana pasada "en torno a la posibili-
dad de fundar nuevos partidos", supo-
ne, de entrada, que "lo primero" que
esa idea de fundacidn "revela" es "una
aceptaci6n resignada de las elecciones
del primero de noviembre, no como
una soluci= n national, claro estd; pero
si como un hecho consumado. De lo
contrario -arguye-, esos bien inten-
cionados patriots se darian a la tarea
de organizer una sociedad secret, no
un partido politico a la luz del dia".
Me parece que esta vez se equivoca
el sagaz comentarista politico. No hay
tal "actitud resignada" ante las elec-
ciones, al menos entire las personas de
que yo tengo noticia. Lo que hay, a lo
sumo, es una indiferencia hacia ellas.
Y no una indiferencia nacida de apa-
tia alguna, sino mas bien de un me-
nosprecio hacia lo que tienen de pura
farsa, y de una indignaci6n por la vio-
lencia que con ese simulacro se le ha
hecho a la espontaneidad del pais.
Pues lo que vicia-profundamente la
proyectada consultta, como ya dije
en mi didlogo de marras, es que se
fuerza al pueblo a optar entire alterna
tivas que "no han nacido ellas mismas
de la propia voluntad popular" ni si-
qutera en la media en que esto tradi-
cionalmente ha ocurrido en Cuba. Las
elecciones proyectadas son un caso ex-
tremo, mas arbitrario y violent que
nunca, de uno de los males profundos
de nuestra democracia: LA ARTIFI-
CIALIDAD DE SUS MODOS DE RE-
PRESENTACIOW. Si lo que un partido
nuevo contempla (y no veo c6mo pue-
da contemplar otra cosa) es justamen-
te el curar a la democracia cubana de
esa bastardia political, mal podrian sus
concebidores aaoptar una actitud "re-
signada" ante el caso mds violent e
-59


insolente del mal que se proponent re-
mediar.
Lo que si es cierto es que el reaccio-
nar contra las elecciones, en una forma
o en otra, "no es lo esencial" dentro
de la gran perspective hist6rica que
un empeno semejante ha de contem-
plar. Lo esencial es ponerse en condi-
ciones de atacar eficazmente el com-
plejo total de circunstancias sociales,
political y hasta morales y psicoldgi-
cas que hacen posibles semejantes bas-
tardias. Por eso es que las ideas con
que el partido nuevo se funde son lo
que mds importa.
Importa, desde luego, .ms que los
hombres. Ichaso, cuya labor periodis-
tica se desdobla, como la mia, en una
faena para BOHEMIA y otra para el
"Diario de la Marina", hablando de es-
te mismo tema sostuvo, en un articulo
del Decano, que en Cuba ningin mo-4
vimiento politico podia cuajar si no
llevaba por delante a una figure de
care y hueso: a un caudillo. Sin em-
bargo, en el articulo que despuds pu-
blic6 en estas pdginas, esmer6 su po-
derosa dialectica para demostrar que
lo que estd hacienda falta en Cuba no
es uno, sino tres partidos, "cada uno
de los cuales responderia a corrientes
de opinion perfectamente definidas y
necesarias para el equilibrio democrd-
tico de la fhaci6n". De lo que parece
inferirse que, aqui en BOHEMIA al me-
nos, tambien para el admirado compa-
fero las ideas son lo que mds cuenta.
No quiere eso decir que le falte su
miaja de raz6n a la otra tesis. Es ob-
vio que las ideas no se mueven solas,
al menos en political. La personalidad
conductor result siempre de much
importancia. Pero conduccidn, lideraz-
go, no es "caudillismo". El caudillo
"arrastra"; el lider va delante, despe-
jando caminos. La fuerza del caudillo
depend de una tradicidn o de un
"magnetismo" que tiene much de
irracional y 'que convierte a los segui-
dores en meros secuaces; la del lider
result de su energia y clarividencia al
servicio de una causa, de un reperto-
rio de ideas que antes han movilizado
por su cuenta el entusiasmo de mu-
chos ciudadanos. El caudillaje es una
format de primitivismo politico; el li-
derazgo es ya expresi6n de politi-
ca civilizada. Personalmente estimo
que Cuba estd ya madura -para consti-
tuir una-fuerza political de nuevo tipo,
que contribuya a acelerar su trdnsito
del primitivismo al liderismo. Pero el
nuevo o los nuevos lideres han de na-
cer de una causa nueva, de un denso
caldo de entusiasmos civicos.
iQud linaje de ideas politics y so-
ciales informardn esa nueva causa?
Ichaso habla, no de uno, sino de tres
partidos que Cuba necesita. U(n parti-
(Continua en la Pag. 95)








"HAY QUE GARANTIZAR EN AMERICA




EL LIBRE EJERCICIO DEL PERIODISMO"

Afirma el Licenciado Miguel Lanz Duret, president
de la Sociedad Interamericana de Prenso..


("Y aun pretenden obligar a la prensa a ser ung
de los miembros del coro de alabanzas de
cuanto sus dictadores hacen...")

Entrevist6: TONY DELAHOZA
Fotos: FERNAN M. CASTRO


Habla para BOHEMIA el Lie. Miguel Lanz Duret, president y ge-
rente de El Universo y el Universal GrAfico, de la ciudad de M4xico.
"Para los pueblos iberoamericanos -seflala el rector de la Sociedad
Interamericana de Prensa- el peri6dico es el forjador de la con-
ciencia public. Los periddicos-no son exclusivamente 6rganos de co-
mercio, ni sirven funicamente como medios informativos de utilidad
a determinados grupos sociales, sino que tienen una funcidn mis
grande".

Con su inquietud caracteristica, Lanz Duret comenta que "el perio-
dismo influye notablemente en sa organizaci6n de los gobiernos. En
los pueblos de joven organizaci6n social, la aetitud de los gobernan-
tes que no interpretan come deseo pliblico la opinion expresada en
los peri6dicos, crea una tension entire los gobiernos y el periodismo,
que se resuelve, la mayoria de las veces, como agresiones a los pe-
ri6dicos".


EL corresponsal de BOHEMIA en-
trevist6 al licenciado Miguel
Lanz Duret, director de "El Uni-
versal" de Mdxico, y president de
la Soeiedad Interamericana de
Prensa, antes de partir hacia Bra-
sil, donde pronunciard el discurso
inaugural en la X Asamblea Gene-
ral de la instituci6n, convocada pa-
ra el pr6ximo cinco de octubre, en
Sao Paulo. No hay duda que los pe-
riodistas del hemisferio aguardan
con expectaci6n dicho event por
celebrarse en un moment hist6ri-
co que s6lo cuenta con verdadera
libertad de expresi6n en 5 passes
latinoamericanos: M6xico, Costa Ri-
ca, Brasil, Uruguay y Chile. Esto
significa que el combat por los de-
rechos democraticos es mas impe-
rativo que nunca y la denuncia mAs
obligatoria.
En Cuba, la situaci6n ha mejo-


rado respect al afo precedent, pe-
ro hay periodistas en la cdrcel y el
destierro. Peor es a(n el panorama
de naciones como Santo Domingo y
Nicaragua, donde una mordaza de
hierro sofoca la verdad impresa; de
Guatemala, donde no existed mas
que la prensa gubernamental y el
pensamiento esta ahogado por el
terror; del Peri y Venezuela, ya-
centes bajo las mis feroces dicta-
duras del continent. Por estas de-
plorables razones se aguarda con
ansias un informed mas de los ya
eilebres que rinde anualmente el
norteamericano Jules Dubois, del
Chicago Tribune, que preside la Co-
misl6n de Libertad de Prensa. Las-
palabras de Lanz Duret anticipan
algo de lo que serA la inminente
asamblea: un testimonio insobor-
nable y una citaci6n colectiva de
combat por los dereehos de la no-
ticia y la opinion.


A juicio de MLD, "la influencia que los diarios en America han lo-
gradb tener represents graves peligros para los periodistas, ya que
en los praises que no comprenden integramente las ventajas de la de-
mocracia, aun pretenden obigar a la prensa a ser uno de los mlem-
bros del coro de alabanzas de cuanto sus dietadores hacen... Y es
imprescindible precisar, o por lo menos plantear, la necesidad de
una situaci6n que garantice el libre ejercicio del periodismo".


WWlaaJolll~re~8a~r9~.~



















































Con gesto energico, Lanz Duret afirma en seguida: "Los sistemas
de ataque que determinados gobiernos han seguido en contra de la
prensa varian much y toman diversas formas, de acuerdo con la
ideologia de los dictadores o las necesidades de los pauses en donde
se ataca a la prensa. El mas comun de estos sistemas" es el raciona-
miento del papel. Si lo anterior no da resultado, aplican revisiones
fiscales, multas y atropellos a los dirigentes y directors, hasta que-
brantar su moral y evitar que realicen ataques a los regimenes dic-
tatoriales".





.- '. .


I'
ds^


i
sr
i.
;
*d'


A continuaci6n, MLD declare: "Se ha utilizado, inclusive, la provo-
cacion de huelgas sin fundamento que impidan la aparici6n del dia-
rio; 'se suscitan incidents sangrientos, que culminan con la expro-
piaci6n de los periddicos, bajo la vital raz6n de que siendo el peri6-
dico element necesario a la comunidad y no apareciendo, debe ser
expropiado en beneficio del pueblo. Este es el caso .de La Prensa, de
Buenos Aires, que fu4 cerrado para evitar que siguiera senfalando
errors de un gobierno dictatorial".

"Tambien se utiliza -agrega el destacado periodista- la creaci6n
de diaries informativos propiedad de los gobiernos, para hacer com-
petencia desleal a las empresas privadas, obligando a los anuncian-
tes, por medio de multas, que fnicamente en dichos diaries publi-
quen sus anuncios. Otro procedimiento: dejar que muchedumbres
previamente preparadas ataquen las oficinas de los diaries sin que
intervenga la policia, hasta que las instalaciones han sido destrul-
das. (Este procedimiento fu4 utilizado en Colombia iltimamente)"


,. V
,,


- "t ,.w.-,,
-4;;


Ya en la despedida, Lanz Duret express al corresponsal de BOHE-
MIA: "Los 6rganos periodisticos, por su irreductible participaci6n en
la vida de la colectividad, tienen que interpreter a cabalidad el sen-
tir de los pueblos, con un sentido social y con un prop6sito de ser-
'icio pidblico y jamAs en funci6n de beneficios personales, porque el
periodismo, en nuestros dias, es el metodo qae satisface la necesi-
dad cultural de las masas y el abrevadero de las multitudes". Como
colof6n: "El periodista debe ser, asimismo, capaz de sacrificio, si
fuere necesario".










UN


BATIR


DE


ALAS


CADA 30 de septiembre el estu-
diantado cubano conmemora,
con casi religiosa unci6n, la caida
vertical de Rafael Trejo. Trejo es
hito, simbolo, trinchera. Su ipmola-
ci6n, la ejemplaridad de su sacrifi-
cio, el maravilloso holocaust en
que se ofrend6 la generaci6n de la
que Trejo es gallardo personero, tie-
ne ya perspective hist6rica. Cosa de
historiador, de soci6logo, es el re-
cuento, necesario pars alumbrar el
conocimiento y la conciencia de la
actual generaci6n, de la cual Trejo
y sus compafieros son precursores.
La genesis y el desarrollo del mo-
vimiento estudiantil y popular que


p r
RENE VIERA


"La muerte es via, no tnrmino. Morir es seguir viaje.
La muerte es una victoria, y cuando se ha vivido
bien, el ffketro es un carro de triunfo" Por eso cuan-
do se alce el vuelo hay que tener limpias las alas".

JOSE MARTI.


(Fotos del ARCHIVO. Dibujos de LOPITO


uVO no podre olvidar jams la sonrisa con que me salud,
Rafael Trejo cuando 1o subleron a la sala de urgencia
s61o unos minutes despues que a mi, y lo colocaron a mi la-
do. Yo estaba vomitando sangre y casi desvanecido de debili-
dad; pero su sonrisa, con todo, me produjo una extrafia sen-
sacl6n indelinible. Eia algo asi como si me devolviera la c6-
lera de la pelea a pesar de la sangre perdida. Era que yo ha-
bla sabido ya que Trejo, con sus 20 aflos poderosos, se mo-
ria. Entre .ahido y vahldo yo habia podido oir estas palabras.
que percibi extral~amente, como si estuviera dentro de uQ
aparato de radio que sonara a lo lejos, con un poco de estAti-
ca: este se salva... si no hay fractura... las heridas de la ca-
beza son muy aparatosas .. se pierde much sangre... se
pierde much sangre... Pero a aquel pobre muchacho no lo
salva ni Dios tene una hemorragia interna... interna..
interna...
PABLO DE LA TORRIENTE BRAU.


de identificaci6n del alto mando mi-
litar y policlaco, las expresiones de
solidaridad de las classes mas sig-
nificativas de la sociedad cubana.
Triste y desalentador es el pano-
rama pars los grupos politicos que
esperan un milagro que posibilite
"un clima de soluciones patri6ti-
cas". Machado luce inexpugnable;
el "norte" lo apuntala, las fuerzas
armadas le sirven de sosten. Pars
resolver la crisis bancaria llegan de
Estados Unidos veinticinco millones
de d61ares consignados al Reserve
Federal Bank of Atlanta. La canci-
Ileria del Potomac declare que "no
ve motives de alarm en las noti-
cias de Cuba". Mr. Stimson, secre-
tario de Estado. a nombre del Sta-


ria, al mando del teniente Calvo,
irrumpe en los talleres del semana-
rio "Karikato" y secuestra su edi-
ci6n con el empleo de la fuerza
bruta. Ese propio dia el'General Al-
berto Herrera, jefe del ejrcito, re-
leva de la jefatura de la policia na-
cional al coronel Jos6 Perdomo y
design para el cargo al coman-
dante Rafael Carreri; comandante
inspector de ese cuerpo lo es Anto-
nio B. Ainciart, un nombre que la
barbaric y el crime harAn cole-
bre.- El Tirano se apresta a resis-
tir la marejada de protest que ba-
ja de la empinada colina irreducti-
ble. De pronto, la indignacion cun-
de en los predios universitarios. El
rector Martinez Prieto logra del
consejo universitario un acuerdo
posponiendo la reanudaci6n de cla-
ses- que deben recomenzar el 7 de
octubre- pars el mes de diciembre.
La artimafia es clara. Se pretend
que los estudiantes no vuelvan al
recinto universitario hasta el 3 de
noviembre. El rector ensaya una in-
genua justificaci6n de la arbitraria
media: la misma se adopt a fin
"de evitar que la politics se entro-
nice en la masa estudiantil". El es-
tudiantado, alert, se dispone a ma-
lograr la maniobra que pretend
sustraerle de su centro de reuni6n
hasta que la farsa electoral monta-
da per Machado se haya consuma-
do.
Mientras tanto, los ataques a la
libertad de imprenta se suceden.
BOHEMIA, "Carteles" y "La Sema-


provoc6 la fuga de Machado, per
ser Historia, estA reclamando la in-
vestigacein analitica acuciosa. Pa-
ra nosotros la insurgencia estudian-
til es, sobre todo, la exteriorizaci6n
'de una fe en el potential energd-
tico de la juventud, proyectada ha-
cia la consecuci6n de un mejor des-
tino pars el pueblo cubano.
Pars que el cronista aquilate en
su exacts dimension la gesta de la
generaci6n de 1930, es requisite que
se adentre en "el espiritu de la
dpoca" y examine con objetividad
las condiciones political, econ6mi-
cas y sociales en que se desenvuel-
ve el pals. 1930, particularmente la
segunda mitad de 1930, transcurre
en un mundo estremecido y agitado-
por una profunda crisis econ6mica
que amenaza la supervivencia de
today su estructura social y politics.
Hitler y Mussolini manufacturing
-manu militari- el sistema corpo-
rativo, que los marxi~tas bautizan
como "el fltimo reducto del capita-
lismo". Los cantos de sirens del
"ensayo Ruse" le gana adcptos en--
tre las classes desposeidas y entire la
juventud intellectual. La palabreja
Junta Militar se incorpora al
cambiante diccionario politico his-
pano-americano. En Argentina, Bo-
livia y Ecuador, se multiplican los
golpes de Estado. Baio la presiden-
cia del republican Herbert Hoover,
Estados Unidos afronta una de las
crisis mas peligrosas de su historic
national. En las vastas, inexplota-
das, extensions de la Nacl6n cario-
ca un nuevo providencial asoma la
cabeza y las garras: Getullo Var-
gas.
En Cuba, el regimen de Gerardo


Machado se enfrenta tambiin a una
profunda crisis econ6mica, que re-
crudece la inquietud politics pro-
ducto de su esporeo mandate. El
azdcar enfermo tiene un diagn6s-
tico: reducci6n de la zafra y vende-
dor inico. Frerite a la repulsa que
provoca la convocatoria librada pa-
ra la" celebraci6n de eleeciones el
primero de noviembre, lideres poli-
ticos ensayan formulas de soluci6n
civil, que la soberbia y terquedad
del Tirano frustra con empecinada
reiteraciln. Machado estA en el ce-
nit de su influencia sobre los ver-
daderos soportes del gobierno: los
institutes armados. Pero las bayo-
netas sirven pars muchas cosas,
menos para sentarse sobre ellas...
En los primeros dias del mes de
septiembre Gerardo Machado acu-
de a un acto en su homenaje, or-
ganizado por la oficialidad y la tro-
pa del distrito military de Pinar del
Rio.- "No hablemos de renuncias
--afirma entonces enfatico---. Re-
nunciar seria una cobardia".- La
asistencia de Machado al distrito
military pinarefio concita celos en la
oficialidad de los restantes mandos
militares de la isla. El jefe military
de Santa Clara, a nombre de sus
subordinados, invita al General a
que concurra al district a su man-
do "para poder expresarle su adhe-
si6n y simpatias". Las invitaciones
se suceden. Hoy Matanzas, mainana
Camagiiey, luego Santiago de Cu-
ba. Y un buen dia, con motive de
conmemorar la fiesta de su natali-
cio, el Egregio recibe en su finca
Lutgardita -enclavada en Rancho
Boyeros, que entonces se Ilamaba
General Machado- con el mensaje


.1t~ l


.Cada 30 de septiembre el estudiantado cubano conmemora. cut
cast religiosa unci6n, la caida vertical de Rafael Trejo..."


te Department niega "el conoci-
miento de amagos de agitac6in en
la isla de Cuba". Los ingerencistas,
y los que esperan la soluci6n por la
c6moda via castrense, desesperan y
rumian su impotencia Pero existed
una zona del pals que estA list pa-
rs entrar en combat, "madura pa-
rs el sacrificio", frente al Dictador
y todo su imponente aparato coer-
citivo: la juventud Y la juventud
tiene, ha de tener. un centro rector
y directriz: la Universidad de la
Habana.
El 15 de septiembre la gendarme-


na", figuran entire las publicacio-
nes honradas con la furia de los
-sicarios del Tirano. El domingo 28
de septiembre el estudiantado cons-
tituye su aparato de acci6n, el Di-
rectorio Estudiantil Universitario, y
perfila un plan de agitaci6n que
comprende: asamblea contra la re-
soluci6n que pospone la reanuda-
ci6n de las classes; manifiesto al
pueblo de Cuba exigiendo la renun-
cia a Gerardo Machado; peintegro
de los estudiantes expulsados per
los consejos discirlinarios de 1927-
28 y manifestaci6n a la casa de






Enrique Jose Varona. La fecha de
la movilizaci6n estudiantil es fijada
para el martes 30 de septiembre.
El lunes 29, el rector de la Uni-
versidad envia una carta al secre-
tario de Instrucci6n Piblica en la
que expone: "Este rectorado ha sa-
bido de manera fidedigna que por
elements ajenos por complete a los
estudianes y a la Universidad se de-
sea alterar el orden dentro del re-
cinto universitario, probablemente
tratando de producer el efecto que
a sus intereses partidistas conviene,
hacienda recaer dsta agitaci6n en
el alumnado y como producida por
inconformidad con cualquier reso-
luci6n o estado de cosas". Y ese
propio dia el doctor Pedro Herrera
Sotolongo, como para aumentar la
tensi6n existente en la Naci6n, pre-
senta ante la sala de lo criminal del
Tribunal Supremo de Justicia una
querella contra 51 miembros de la
titulada Convenci6n Constituyente
de 1927, por la comisi6n de un deli-
to de usurpacion de poderes.
Los miembros del Directorio Es-
tudiantil Universitario de 1930 se
aprestan a recibir su bautismo de
fuego y de sangre al alborear la
hist6rica mafiana del 30 de septiem-
bre. Frente a su decision de sa-
crificio se levanta una muralla de
intereses nacionales, y foraneos, y
la unidad monolitica del Ejercito
y la Policia, adiestrados y equipa-
dos para sostener cualquier asedio
en defense de "los poderes consti-
tuidos". Una ciudadania desesperan-
zada, esc6ptica, presencia conmovi-
da los febriles preparativos de la
pelea. El estudiantado estA ya en
pie de guerra dispuesto a empren-
der el ~drido camino a cuyo final
le espera como dnica recompensa,
como trAgica cosecha, un rosario
de compafieros inmolados. Pero de-
jemos que sea Ra6l Roa, "nuestra
pluma mejor", cronista y protago-
nista, quien nos narre el episodic
hist6rico.
"La Habana amaneci6 el 30 de
septiembre cargada de inquietudes
y de brumas. Se respiraba una at-
m6sfera de tragedia. La guarnici6n
del Estado Mayor habia sido con-
siderablemente reforzada la noche
anterior. En los bajos de la Secre-
taria de Agricultura se habian con-
centrado 12 ametralladoras listas
para ser emplazadas en sitios es-
tratigicos de la ciudad. Por orden
de su Jefe, el teniente coronel Ca-
rrerA, la Policia, armada hasta los
dientes, y sedienta de sangre, es-


X 7-
t* *A

;J


.Cp"~


"... Trejo, indignado, impetuoso, se enreda con el policia Felix Robai-
na en un cuerpo a cuerpo. Baldoquin, corre en su ayuda..."


taba acuartelada y presta al atro-
pello y el crime. En Columbia,
dos escuadrones del tercio tactico,
esperaban 6rdenes."
"... Pronto se circul6 la consig-
na: al parque Alfaro. De alli, or-
ganizados en manifestaci6n, parti-
riamos rumbo al Palacio Presiden-
cial, a restregarle a Machado en
su propia cara nuestra rebeldia a
su gobierno oprobioso y sangrien-
to. La determinaci6n, aunque pe-
ligrosa, era politicamente mAs efec-
tiva que ir hasta la casa de Varo-
na, como se habia acordado."
"Somos ya como cien. Josd Sergio
Velazquez lanza un dicurso conde-
natorio contra el gobierno. Gritos.
Aplausos. La excitaci6n es tremen-
da. Trejo y Pepelin se encaraman
en la azotea del edificio Ravelo, en

"...Ya Trejo es polvo en el polvo
de los siglos, Recuerdo, afirma-
ci6n y ceniza..."


Infanta. La Policia inicia un mo-
vjmiento envolvente. Pepelin y Tre-
jo descagan sobre ella una g'rani-
zada de piedras. Suenan tiros. Polo
y Saumell van en busca de Pepelin
y Trejo."
"-iMuera Machado! iAbajo la
tirania!"
"Un toque de clarin rompe el tu-
multo y enardece los pechos: es
Alpizar. Alguien saca una bandera
cubana. La manifestaci6n se orga-
niza y se pone en march. No Ile-
vamos mas armas que los pufios
selvLticos de Pepelin y de Pablo
de la Torriente Brau. Policia que
tocan, policia que cae."
"Huyen, como b6lidos, los tran-
sedntes. Estrppito de puertas... ti-
ros."
"-iAbajo la tirania sangrienta!
iAbajo el imperialismo yanki!..."
"La Policia acuchilla en dos la
manifestaci6n. Los estudiantes se
defienden como pueden. Confusion.
Disparos repetidos manchan de
(Continuia en la PAg. 90)












~t



~ZI~Z2k 3~


T Cuban Telephone Company
T ? A 5-


...y esa Ilamada urgente
hubiera IUegado a tiempo.

Una conversaci6n divertida entire amigos,
mantuvo ocupada innecesariamente
una via en la Central Telef6nica.
Esta y otras llamadas, tambien
intrascendentes, produjeron un
momento de tranque" telef6nico. Sin
embargo, la comunicaci6n de
verdadera urgencia, no encontro
via libre.-
Esto mismo puede sucederle a usted..
o a cualquier suscriptor telef6nico... por
eso recuerde que las charlas telef6nicas
prolongadas y la ocupaci6n innecesaria
de las lines, obstruyen el paso a
llamadas de urgencia.
Cooperar con la comunidad en que
vivimos. es una forma de cooperar consigo
mismo. No olvide que de usted depend
-evitar esos "tranques" telef6nicos de
imponderables consecuencias.






HUMORISMO


LA ACTUALIDAD POLITICAL







,/


EN EL PATIO DE LA CUBANIDAD.
por Arroyito.
-Este viejo chilla como si el 10 de
marzo se lo hubieran dado a 41 y no
a imi.


COBRANDO EL BARATO. por il ut.o.
--iY si no me gusta el color de las boletas, le
doy otro susto...







Esta es la oportunidad que usted buscaba


SIer-ADMIRAL tiee 3 tips de refrigeraderes:
1-ICONVENCIONAL-con consglo-
dor a todo lo ancho.
S2-DUAL TEMP- iom6s hay qu
descongelarlo!
S- DUPLEX ADMIRAL con conge-
Sdaor on ta part inferor.
pO, S.


7Admriral
SUINSA,
SuministrOs Inddstriules, S. A. Infanta 455, Habona, Telf. U-6148
Oriented Electric, S.A. J.A. Saco 206, Stgo. de Cuba, Telt. 4S _
Dist. Citral Electric, S. A. M. G6mez 60, Si. Claro, TeW. 3279


Congelador y gaveta a todo
Io oncho.
Anaqueles removibles en
la puerta.
Descongelaci6n absolutamente
autom6tica.


.. .. .... r T, .......


















POLITICAL.

El Partido X

A SEMEJANZA de los ciclones,
el nuevo partido rondaba la
Isla, frecuentemente reportado en
los boletines politicos. Nadie cono-
cia con exactitud la intensidad ni
el rumbo y muchos auguraban que
el organismo se disolveria sin ma-
yores consecuencias. En realidad,
la e.'::pX-iiiienia estaba todavia muy
ljos ih .dalir a la calle, limitada
a sus fases iniciales de laboratorio
y bibliotgca.
No era empefio fAcil localizar el
punto de origen de la nueva inten-
tura parlidi'.ta. P'-iblemente, el
p!o.'t'{'?[ o, '-ll I'Ioturl'lin:, nebulosos,
surgi6 como consecuencia de la
dispersion ortodoxa y de la crisis
de las dirigencias oposicionistas.
Tan pronto comenzaron a multi-
plicarse las formulas y tund-.,iias
automAticamente, en espiral, se
puso.ern movimiento el partido X.
Se trataba de rmeras conversa-
ciones y contacts, como vAlvula
do csceape a las frustraciones del
r o 'r:.":'nto.. Lgo, a media que se
acer caa la fI': hn del primero de
noviemb-e, con sus diversas impli-
c.Acion s se aceilti:iron los traji-
nes y A.ic.iaron lgiino).4i nombres.
A retazos, ya se podian perfilar los
balbuceos biogrAficos del fantas-
magorico equipo y ubicar sus co-
rrientes.
Un dia, a poco del 10 de marzo,
en tanto que el PPC escenificaba
una de sus trifulcas domesticas, el
ex president de la FEU, Enrique
Huertas, se acerc6 a Pardo Llada
-y a Conte Agiiero, en labor de son-
deo y consult.
-Tenemos que ir pensando en
abrirnos nuestro propio camino,
S-sugiri6-. Hay que vlgilar los es-
fuerzos que hace la generaci6n del
30 para que nosotros, los j6venes
de las iltimas promociones, siga-
mos a remolque de ellos. Si no bus-
Scamos expansion i travds de un
nuevo partido, o bien seguiremos
amarrados a las faldas de los del
30 o sucumbiremos aplastados por
el empuje de los que estAn Ilegan-
do...
Los 2 comentaristas de la radio
-se limitaron a escuchar, sin exce-
sivos entusiasmos, y.-el antiguo di-
rigente universitario desplaz6 sus
afanes hacia las Ilamadas figures
de segunda fila de la Ortodoxia y
a las zonas del Alma Mater. La
idea, por lo visto, aun no estaba
madura, y la incipiente gesti6n pa-


reci6 desviarse hacia el prop6sito
de asumir el mando del PPC ins-
crito, arrancandolo de las debiles
manos de Marquez Sterling.
Casi parejamente a las primeras
andanzas de Huertas se mont6, con
gran scenario, el episodio del re-
curso de Zaydin, con sus concilid-
bulos previous en torno a don Cos-
me de la Torriente. Alli estaban,
coincidiendo en la estrategia lega-
lista, personajes de los mas varia-
dos matices, auspiciando la f6rmu-
la constitucionalista. Muchos ob-
servadores creyeron identificar,
entire los fines del intent, el de
articular un nuevo partido, agitan-
do la bandera de la Carta del 40.
La aventura sangrienta del cuer-
tel Moncada trunc6 las especula-
clones, modificando el panorama
national. Las rejas de las circeles
se abrieron para muchos de los re-
currentes y otros tomaron el cami-
n., del exilio. El ministry Gast6n
Godoy estren6 su famosa Ley de
Orden P6blico y la situation no
luci6 propicia para integraciones
ideol6gicas o political. Por un
tiempo, dej6 de hablarse del parti-
do X.
La atm6sfera se aquiet6. Fu6 en-
tonces cuando Enrique Huertas es-
cribi6 a Pardo Llada a M6xico,
reanudando el dialogo. El pacto de
Montreal estba virtualmente li-
quidado y la coyuntura era favo-
rable para interesar al ex asilado
de la embajada argentina. La char-
la epistolar no tuvo exito. En cam-
bio, Fidel Castro acogi6 con bene-
plAcito el plan del ex presidente-
de la FEU. Antes y despubs de su
confinamiento en el presidio de Is-
la de Pinos recibi6 la visit de EH.
-Creo necesario ese nuevo par-
tido -expres6 el lider de la insu-
rreeci6n de Santiago-, pero eso si,
la juventud tendria que controlar
los cuadros dirigentes, prescin-
diendo de los viejos politicos. De
lo contrario, lo le "nuevo" carece-
ria de sentido. Ademas, hay que ir
pensando seriamente en el progra-
ma, con ideas semejantes a las que
nosotros hubieramos llevado a la
realidad, de haber triunfado el 26
de julio, tales como la nacionali-
zaci6n de la industrial azucarera,
la distribuci6n de tierras, la pro-
tecci6n efectiva de los grupos pre-
teridos de la poblaci6n, la reform
de la educaci6n, etc.
-Bueno -ataj6 cautelosamente
Huertas-, yo entiendo que este de-
be ser un movimiento colectivo, al
que.cada quien debe traer sus
ideas para que de ellas surja el


program mejor. Vamos a no prc-
cipitarnos...
Con su impetu habitual, el com-
batiente del Moncada escribid a
Conte Agilero, desarrollando su
pensamiento. El comentarista se
convirti6 en depositario del pensa-
miento politico de Castro. Nume-
rosos factors juveniles del movi-
miento pepeceista empezaron a
considerar las posibilidades del
nuevo vehiculo partidista. Mien-
tras, al margen del choque bilate-
ral entire Grau y Batista, figures
de sensible olfato se asomaron al
cuadro. Los instruments barom6-
tricos de la political reportaron la
presencia de la perturbaci6n, mo-
viendose en el Area insular.
Correspondid a Jorge Mafiach
suscribir el primer boletin official
a prop6sito de X. Bajo el titulo de
Nuevo Partido a la Vista?" y
por la viade especulaci6n en for-
ma de didlogo, coment6 el proyec-
to en la edici6n de BOHEMIA el
12 de septiembre. Segfn su decir
"se acariciaba la idea... estaba
rondando muchas cabezas". Y a
continuaci6n:
-Si ha de haber un nuevo par-
tido, que nazca sin la responsabili-
dad hist6rica de haber contribuido
ni a la tegis electoralista- ni a la
abstencionista, a cual mAs riesgo--
sa. Lo que Ilamariamos habilidad
y hasta sentido hist6rico. Lo que
hace falta no es crear un nuevo
partido politico, sino "un partido
nuevo"... que no e- lo mismo.
Y tras otras opinions, como
colof6n:
-El partido nuevo sobre el cual
especulamos se deberia organizer
a si mismo y vivir igual que el Es-
tado que se propone crear. Seria
un partido sin caudillo, conducido
por el lider que mAs aptitudes de-
mostrase y mas simpatias acumu-
lara; orientado bAsicamente por un
program bien madurado, cuyas
vias de aplicaci6n determinase un
organismo de elaboraci6n de leyes
y de studio de los problems pd-
blicos y que tuviera por santo y
seia 2 grandes consignas: la de
moralizar y tecnificar la vida ofi-
cial cubana. Con eso bastaria para
su prestigio.
El nombre de Mafiach quedo,
por supuesto, asociado al proyecto.
No se sabla, empero, si su inter-
venci6n tenia afinidad con las
gestiones de Huertas o con las de
Conte Agiiero. La mesa redonda
de CMQ-TV 7sobre el future po-
litico de Cuba", no despej6 la in-
c6gnita. Por lo pronto, 2 de los


participants, el abogado Luis Bo-
tifoll y el joven professor Andres
Valdespino se citaban insistente-
mente en relaci6n con los nacien-
te jaleos. El t6pico de "X" consu-
mi6 la mayor part del program.
Jose Agustin Martinez, uno de los
invitados, qued6 marginado del de-
bate.
-Yo creo -postul6 enfAtica-
mente Valdespino -que el cubano
estA pidiendo a gritos la formaci6n
de ese nuevo partido. Ahora bien,
hay que tener un cuidado exqui-
sito en cuanto a su integraci6n, a
su configL, ul -i6n. ,u form ciar.in v
su proyerlc'in. por'que. i. t jJn'
quicre algn nuti'o. algo distinto
no un partl.lo de tipo r.adice.nal
con las mismas earas y los mismos
hombres e idWnticas proyecciones,
que es decir, sin ninguna proyec-
ci6n, pues el gran drama politico
de Cuba ha sido que ningfin parti-
do la ha tenido, salvo uno, el co-
munista, que, por supuesto, no pue-
de considerarse como una soluci6n
national a los problems cubanos.
Y Botifoll:
-Casi todos coincidimos en una
soluci6n future, que es la de crear
un nuevo vehiculo, que no sea un
vehiculo mis, sino que viabilice un
program de r,-alizaciolns c.:.in.:r,,.
tas e inmediatas.
Los profesores Infiesta y Levi
Marrero ahondaron en el tema, y
al agotarse el tiempo del progra-
ma, tanto se habia avanzado en
las especulaciones que ya sc entra-
ba en el nombre y la doctrine de
X. Mafiach exhibit sus r. p:j. :.
adscribirlo, de entrada, a. t, rm;-
nada ideologia, a fin de no enaje-
nar las simpatias de una series de
elements de calidad political y -so-
cial, y Valdespino, por su parte, in-
voc6 la necesidad de una integra-
ci6n homog6nea y una t6nica so-
cializante. En el punto de las eti-
quetas concluyo la mesa redonda.
Estaba claro que factors distin-
tos, independientes entire si o qui-
zA con simples coincidencias, se
movian en la misma direccion al
objeto de apadrinar el nonnato ve-
hiculo politico. En sosegadas reu-
niones de bibliotecas o bufetes, a
veces en torno a las mesas de un
cafd; los abanderados del proyecto
se empefiaban en coordinar sus es-
labones. Se habl6 de !i.h.:..: o
cambios de impresiones centre gri-
pos, a los que concurrian n-..i..
sionales, periodistas, dirigente's es-
tudiantiles, lideres del catolicismo,
economists y escritores. Sc cono-
ci6 que Huertas visit al magnate


EL REYECITO CRIOLLO,


por SILVIO.,








cu~n


f


..- i
- /


MED I ADOR


El mediador. Desde ahora quedarl ese titulo para distinguir a An
gel Camb6, magnate de la radio y la television, pero sobre todo cu
bano interesado en ahorrarle mAs zozobras a la Republica de Ia
que aun padece. Habituado a la cercania de la opinion public, me
diante los poderosos vehiculos de expresidn de la epoca, AC no vs
cil6 en dar un paso decisive para contribuir con sus buenos oficios
encontrar una soluci6n Inmediata al conflict politico creado per h
cuesti6n de la paridad en las mesa electorales.
(Foto Alburquerque).


radial Abel Mestre, a quien le dijo
-seg-n revel6 dl mismo a un re-
portero de BOHEMIA- "que los
hombres de negocios, limpios y em-
prendedores, deberian incorporarse
a un movimiento como date, para
que rio pudiera pensarse que elu-
dian afrontar los problems nacio-

El ampI al6n de conferencias
El amnpi -_ Moreno, en
del ingeniero uustav o en
el edificio Misiones, a unos u ..-
tros del Palacio Presidencial, sirviQ
de teatro a numerosos conciliAbu-
los. Por alli desfilaron personajes
de todos los matices, unos prestos
a unirse a la aventura; los mAs en
cauteloso trance de exploraci6n. El
ex ortodoxo Ferreiro Mora arrib6
con un grupo de antiguos pepe-
ceistas. En turns sucesivos se es-
cucharon las opinions de Mafiach,
Rafl Menocal, Pardo Llada y
otros.
-Comprendo -declar6 en una
ocasi6n el director de El Peri6dico
del Aire- que existen determina-
das circunstancias favorables a la
integraci6n de un nuevo movimien-
to, aunque les confieso que no veo
posibilidades de triunfo a un nue-
vo partido que surgiera al pais con
factors tan disimiles como los que
se mencionan. Primero hay que fi-
jar una series de objetivos, especial-
mente en el orden social, econ6mi-
co y politico, algo asi como las con-
signas bAsicas del partido ante los
asuntos nacionales.
El comentarista, comprometido
por el moment con la tesis del vo-
to negative, no pas6 de unas cuan-
tas generalidades, situAndose en
trance de observador. Desde sus
micr6fonos se limit a recoger al-
gunas notas informativas, guar-
dando un discreto silencio sobre
sus inclinaciones partidarias. De
otro lado, antes de que el plan ad-
quiriera una form orgAnica se
agitaban ya las rivalidades y rece-
los, con vista a la hipot6etca jefa-
tura. Abundaban los vetos.


Conte Agiiero adopt una posi-
ci6n beligerante cuando se trato
de la asimilacidn de los factors
de la political anterior al "madru-
g6n" de Columbia.
-Ese partido nuevo de que se
habla estA condenado al fracaso,
exclam6. No ofrece ninguna pro-


mesa de reivindicaci6n al pueblo
de Cuba una organizaci6n que, p(
lo visto, se propone reunir a tod(
los desajustados, a los escombr(
y hasta a algunos elements mact
lados... Hay nombres de prestigi4
pero esa "balumba" heterogdne
no abre ninguna ventana a la e,
peranza.
Y a continuaci6n, su propia f61
mula, partiendo del supuesto de 1
liquidaci6n de la Ortodoxia:
-El dnico partido que puede te
ner posibilidades de enraizarse e
el coraz6n ciudadano es aquel qu
aglutine a Fidel Castro y los mu
chachos del 26 de julio; a Just
Carrillo y sus compafieros; a An
gel del Cerro, Amalio Fiallo, An
Sdrds Valdespino y los j6venes ca
P t6licos; a Waldo Medina y la Or
den de la Rosa Blanca; al lider es
tudiantil Temistocles Fuentes;
periodistas como Guido, Botifol
Mafiach, Quintana, "Manolo" Alon
so, a economists como Felipe Pa
zos, L6pez Fresquet y Cepero Bo
nilla.
Y Huertas:
-" -Tiene que ser verdaderament,
' nuevo, dijo, no un refugio par
s los que han fracasado en otros ca
Sminos y no tienen ahora donde re
- fugiarse. Hay muchos politico:
a viejos que ya cumplieron su etapa
s bien o mal, y no tienen por qui
pretender seguir dirigiendo. Las fi
guras quietas, los intelectuales quo
a los 50 afos no ban dado mayo
res muestras de combatividad n(
deben aspirar a ser los factors de
terminantes, sino consejeros de se.
gunda fila que puedan asesorar j
filosofar a su gusto.
Pardo mostr6 un criterio discre.
pante:
-No sd quienes son mas est6ri-


COSAS DEL VIEJO. por SILVIO

-iJe... Je...! A mi me matan, pero yo gozo.


-.. -


10 les en esas tareas, comento, si los
r politicos o los "sepulcros blanquea-
)s dos" del apoliticismo. Yo conozco
)s titulados politicos que serian capa-
- ces de trabajar 20 horas al dia en
o, estas faenas y presuntos "mirlos
a blancos" incapaces de dedicar 15
- minutes a sacrificarse por los de-
mos. No creo que este nuevo parti-
- do pueda surgir en la biblioteca;
a tampoco en el comity de barrio. Yo
preferiria sacarlo de la calle...
*- En verdad, la naciente empress,
n conducida por tan opuestos sende-
e ros y tan contradictorios animado-
- res se desenvolvia a la vera de la
o opinion pOblica. No era el caso del
S autenticismo, que brot6 en la pla-
za puiblica, al calor de un movi-
miento espontaneo y popular y que
fud bautizado antes de haber naci-
S do oficialmente. No era la Ortodo-
a xia, que como una marejada incon-
1, tenible se impuso a las vacilacio-
nes iniciales de sus propios fun-
dadores. En sus primeros balbu-
ceos, el inddito X se semejaba mu-
cho al ABC, nostAlgicamente evo-
cado por Mafiach. S61q que la ex
e esperanza de Cuba se qued6 en las
a 20 cuartillas del "manifiesto-pro-
grama", y en la practice transit
S dramaticamente por el scenario
s politico del pais, extinguidndose sin
pena ni gloria.
S Era de notar que en todos los
pronunciamientos relacionados con
el proyectado engendro se pros-
- cribia el caudillismo, culpandolo,
S en gran part, de los males de la
Repfiblica. "Paco" Ichaso, con su-
til ironia y enarbolando los ejem-
S plos histdricos del pasado inme-
diato, destac6 la significaci6n de lo
que denomin6 "el factor aglutinan-
te", la autoridad lel lider capaz
de dar sentido de homogenreidad y
discipline a la concurrencia de
factors tan diversos. En el mosai-
co de X no afloraba ningin De
GAsperi, en condiciones de mover
el social-cristianismo de que ha-
blara Andrds Valdespino, ni un
Chibds, como para sujetar a su
pufio valeroso tan variado racimo
de criterios y ambiciones.
Los personeros del nuevo equi-
po, desde luego, suscribian la es-
quela de defunci6n de la Ortodoxia.
Sjuicio de Roberto Agramonte, la
idea .-a improcedente, ya que los
partidos st' pueden fundarse en
raz6n de una g., -'E vyaci6n his-
t6rica.
-El gran movimiento national
que hay que integrar -postul6 pe-
veramente- es el movimiento or-
todoxo, que es suma y compendio
de los prop6sitos constructivos de
todos los nicleos sociales del pais.
El Partido del Pueblo Cubano es
un gran movimiento politico que
encarna dignamente la mas decidi-
da oposici6n al regimen marcista.
Tiene pueblo, organismo e ideolo-
gia. Por eso decimos que podrA
hacerse un nuevo partido, pero no
un partido nuevo. Si se integra, lo
harM con elements desajustados
de otras organizaciones political. A
plenitud de conciencia anticipo que
ningdn ortodoxo de coraz6n y sen-
timiento va a ir a Bl. Si alguno
diese ese torpe paso, contribuiria
a lo que pretenden nuestros ene-
migos: intentar destruir la Ortodo-
xia, aunque no lograrian su obje-
tivo, pues la Ortodoxia que forj6
ChibAs vive en la entraiia del pue-
blo.
En otra de las vertientes del







PPC, Francisco Carone se encogio
de hombros desdefiosamente cuan,-
do so inquiri6 su opinion alrede-
dor de X.-
-Aqui -contest6-' cualquier
'jefecillo" con 100 votos quiere
constituir un partido.

GARANTIAS.

"Ellos Saben que Van a Perder..."

ALGUNOS dias antes parecia que
nada podria detener el proce-
so electoral y que, conforme a los
enfaticos anuncios, los comicios se
producirian "llueve, truene o relam-
paguee". Vencidos los t6rminos, las
candidaturas eran firms y por las
villas y ciudades se extendia el
manto multicolor y espeso de los
pasquines. Los propios sectors abs-
tencionistas, enfrentados a la reali-
dad del pr6ximo primero de no-
viembre, mantenian sus consignas,
si bien con una nueva variante, la
de anular las boletas o votar en la
column en blanco, en protest con-
tra la terrible disyuntiva que plan-
teaba la contienda.
De sfbito, emergi6 la instruccidn
del Tribunal Superior Electoral es-
tableciendo la paridad en las pre-
sidencias de los colegios electora-
les. con la subsiguiente visit de
Justo Luis Pozo y Alfredo Jaco-
mino al viejo caser6n de O'Reilly.
(BOHEMIA, septiembre 26.) Ense-
guida, los acontecimientos tomaron
un curso azaroso y pol6mico. Los
jerarcas coalicionistas insurgieron
para rechazar el acuerdo; Grau San
Martin, por su parte, en form ta-
jante, anunci6 su decision de re-
traimiento si, cediendo a las pre-
siones oficiales, el Tribunal volvia
sobre sus pass. En un instant, to-
do el tinglado comicial, montado
con tanto esfuerzo, amenazaba de-
rrumbarse.
Las primeras declaraciones de
Batista, formuladas desde Cama-
giuey, abrieron un fugaz parentesis
conciliador. El candidate de la
CPN se mostr6-proclive a la com-
placencia, "mas en patriota oue en
hombre de partido". Sin embargo,
los pr6ceres del marcismo se abro-
quelaron en su oposici6n a la de-
batida paridad y por reacci6n na-
tural se acentu6 la postura abs-
tencionista en el patio de la Cu-
banidad. Los magistrados del TSE,
con el gesto aseptico de Pilatos,
desviaron el conflict hacia el Con-
sejo de Ministros, y el asunto que-
d6 en las manos del "cubano ilus-
Stre" y su equipo de colaboradores.
Las dos corrientes en discordia
tocaron a las puertas del Ejecuti-
vo. Claro estA aue en los jefes coa-
licionistas, parte integrante del go-
bierno y con acceso facil a las bam-
balinas del regimen, el alegato pd-
blico s6lo tenia un simbolismo con-
vencional, para cubrir el expedien-
te. El delegado del PAP, Echeyei-
te, anticip6 con jfibilo que las pe-
ticiones formuladas por el Tribunal
Superior Electoral serian desecha-
das. La gesti6n del sector grausis-
ta se condujo a trav6s de una en-
trevista celebrada entire el candi-
dato vicepresidencial, Antonio Lan-
cis, y el president provisional de
facto, Andrds Domingo. Como se
trataba de dos temperamentos
Sigualmente tranquilos, la charla tu-
Svo que ser apacible, mas de nega-
tivos resultados.
En la noche del jueves 23, se
reuni6 el conclave ministerial. La
oficina de Informaci6n y Publici-
dad del Palacio, en nota a la pren-
sa, brind6 la version de los acuer-
dos. Primero, Morales del Castillo
di6 cuenta con el escrito del Tribu-
nal Superior Electoral, solicitando
la modificaci6n del inciso b) del ar-


CONDENAN LAS ELECCIONES DE NOVIEMBRE

Se trata de un grupo hist6rico, y consciente de ese carActer posa-
ron ante el fot6grafo: son los oradores del acto abstencionista cele-
brado, el pasado domingo, a traves de los micr6fonos de Uni6n Ra-
dio, con asistencia de un public numeroso y combative. Persone-
ros de distintas zonas de opinion coincidieron en la condenaci6n de
los comicios convocados para el primero de noviembre pr6ximo, cu-
yos candidates fueron objeto de severos enjuiciamientos. Junto con
Francisco Carone y Pelayo Cuervo, de origen ortodoxo, se dirigie-
ron a la naci6n aut6nticos priistas, como Manuel A. de Varona y
Nestor 'Carbonell; dem6cratas y liberals, como Jose R. Andreu y
Ram6n Zaydin, y una figure ilustre en la historic de Cuba, situa-
da mAs allA de todo partidarismo, pero en el exacto punto del patrio-
tismo: el coronel Cosme de la Torriente. Tanto por la personalidad
de los que participaron en el mitin, coma por sus pronunciamientos
en favor de una soluci6n national de fondo y democrAtica, el suce-
so radial del dia 26 alcanz6 una resonancia singular. En la fotogra-
- fia aparece tambi4n el ex primer ministry, Felix Lancis.
(Foto de Floro).


ticulo 236 del C6digo. A continua-
ci6n el rector de la carter de Tra-
bajo, el diplomatico Emilio Nfifiez
Portuondo se encarg6 de impugnar
la demand, manejando las razones
juridicos del caso. Luego se ley6 la
exposici6n presentada por los pri-
mates de la coalici6n y hablaron,
con hermosa unanimidad, todos los
ministros. Una vez cubiertos los re-
quisitos de rigor, el Consejo se ma-
nifest6 contrario a la modificaci6n
propuesta. En sintesis, se rechaz6
la paridad.
A la mariana siguiente, desde
temprano. un enjambre ansioso in-
vadi6 el palacete de la Quinta Ave-
nida de Miramar. Por encima del
barullo se destacaban las exclama-
clones, ahogando otras opinions
mds prudentes que en vano acon-
sejaban calma. En pequefias "islas",
Ics candidates comentaban centre si.
Era una procesi6n de caras angus-
tiadas. Algunos de ellos vivian por
segunda vez la tragedia del 10 de
marzo, cuando tantas aspiraciones
se convirtieron de pronto en humo
y ceniza.
Al hacer su aparici6n el professor
de Fisiologia estallaron las excla-
maciones. El anfitri6n reclam6 si-
lencio con uno de sus movimientos
caracteristicos y abri6 la espita de
su peculiar verbosidad, distribuyen-
do a parties iguales sus causticas
ironias y otras observaciones gra-
ves.
-Ellos saben que van a perder
-coment6-; por eso nos quieren
coger las mesas, para contar los
votos a su gusto... El pueblo tie-
ne que estar dispuesto a todo para
salir de este barranco...
Se volvi6 hacia el delegado ante
el TSE, Olba Benito, convertido en


uno de los personajes centrales del
patio de la Cubanidad.
-Vamos a esperar lo que decide
esta tarde el Tribunal Superior
Electoral. A lo mejor ratifica su
instrucci6n anterior, ya que el go-
bierno no ha querido convertirla en
ley. SerA la filtima batalla del au-
tenticismo en ese terreno. Digale
al Tribunal que nosotros concurri-
remo4 a las elecciones si ellos man-
tienen su acuerdo sobre la paridad.
Nadie se llam6 al optimism. Evi-
dentemente, el TSE, al dirigirse al
Consejo de Ministros, reconocia que
su debatida pragmAtica invadia la
6rbita legislative. La misi6n del de-
legado del PRC ante los magis-
trados, est6ril para convencer al
Tribunal, vendria a former part
de la tActica political y publicita-
ria de la crisis. Por una de las in-
numeras paradojas del confuse
cuadro criollo, los comicios polari-
zaban por primer vez la atenci6n
pfiblica, precisamente cuando aso-
maba la posibilidad de retirada de
uno de los contendientes. A lo largo
de todas las peripecias electoralis-
tas del grausismo nunca se estuvo
mas pendiente del caudillo de la
Cubanidad y su actitud.
Preocupado seriamente, Manuel
Olba Benito ensay6 una maniobra
dilatoria. Apenas empez6 la sesi6n
del TSE, propuso que no se dero-
gara de inmediato la famosa ins-
trucci6n, sino que so aguardara
unos dias mis para ver si, como
otras vece s, surgian milagrosas
formulas de arreglo. Pensaban mu-
chos de los lideres perreceistas que
aquella noche, en la reunion de
Kuquine, los jerarcas de Ia coali-
ci6n accederian a las peticiones de
Grau San Martin.


Pero los severos togados de O'Rei-
Ily no estaban para aplazamientos.
Por el contrario, querian desemba-
razarse enseguida del enojoso pro-
blema. A la solicitud del vocero del
PRC respondi6 Ochotorena que eso
correspondia al ponente, el magis-
trodo Merino.
-iQu6 va! impossible! -salt6 en
su butac6n el aludido-. Ahora mis-
mo resolveremos.
Un campanillazo de la presiden-
cia ataj6 la replica de Olba Benito
y Merino habl6 para sefialar que el
TSE incurri6 en un error al dictar
una paridad que no contemplaba el
articulo 236 del C6digo, excedidn-
dose en sus atribuciones. En pren-
da de buena voluntad, procuraron
que el gobierno convirtiera la ins-
trucci6n en ley, con lo cual queda-
ria incorporada al capitulo de las
garantias electorales.
-Todo esto es culpa mia -pro-
clam6 con gesto desolado-. En mi
afan de otorgar seguridades a la
limpieza del process electoral pro-
puse la paridad de presidents, co-
mo asi se acept6. Luego me di
cuenta de que se vulneraba el ar-
ticulo 236 y ante la negative del
Consejo de Ministros a modificar-
lo no nos queda otra soluci6n que
dejar sin efecto la media.
La decision del TSE, en un solo
pdrrafo, cercen6 las aspiraciones
paritarias del grausismo.
--Derogar y dejar sin efecto -re-
solvi6- el acuerdo de fecha 14 de
septiembre en curso, exclusivamen-
te en lo que se dispone en su acd-
pite o regla primer, pues la se-
gunda queda en vigor, y cuantos
mds se hubieren dictado al mismo
tenor.
S61o cuando la vuelta hacia atras
qued6 consumada, de acuerdo con
las objeciones de la coalici6n y el
criterio del regimen, se concedi6 la
palabra al delegado del PRC. Fren-
te al hecho consumado, Olba Be-
nito no consider necesario vestir
sus palabras con eufemismos.
Transform su perorata en una im-
placable requisitoria contra el Tri-
bunal, como si en vez del clima re-
posado de una sala de justicia es-
tuviera en la plaza public, en la
cresta de una barricade.
-Me apena esta claudicacion
unanime d e l Tribunal -procla-
m6-. El 10 de marzo ignore los
derechos individuals, apoyado en
la fuerza bruta. Ahora el Tribunal
Superior Electoral, presionado por
fuerzas extrafias, acaba de rendir-
se, conculcando tambien las garan-
tias comiciales.
-Muchas son -continu-- las
garantias no establecidas por la le-
gislaci6n y que, sin embargo, el
Tribunal, a lo largo de su historic,
ha ido incorporando a las practi-
cas eleccionarias, como el conteo
previo de los votos presidenciales
y alcaldicios, los parties inmediatos
y otras. Pero ahora, por primer
vez, un Tribunal de Derecho, sin
controversial previa y formal, sin
que sus acuerdos hayan sido im-
pugnados por la via legal, se atre-
ve a ir contra sus propios actos.
revocando una decision suya, que
es, ademfs, equitativa y just.
El ambiente se hizo tenso. El pre-
sidente se movi6 nerviosamente en
su asiento y acerc6 la mano a la
campanilla, como si quisiera cor-
tar la encendida exposici6n de
MOB. Los delegados de la CPN hi-
cieron gestos de sorpresa y escan-
dalo. En el reducido salcn, plet6-
rico de politicos de todos los mati-
ces, se alzaron incontenibles mur-
mullos. Coalicionistas y autinticos,
apretados cn aquel clima caluroso
y polemico, comenzaron a empu-
jarse reciprocamente, cambiando en
voz baja frases irritadas, a unos
pasos de la trifulca colectiva.







--Hasta el magistrado que el otro
dia afirm6 que la media era co-
rrecta- y Olba lo sefial6 con el in-
dice- hoy ha votado en contra.
Con ser bastante lo dicho, no era
todo. El desbordado personero del
PRC evoc6, a guisa de ejemplo, sus
experiencias de miliciano en Es-
pafa.
-Quiero advertir -expres6 ad-
monitoriamente -que cuando pe-
leaba en la guerra civil espaftola
presence como muchos jueces fue-
ron arrastrados por el pueblo. Y
aqui, entire nosotros, el 12 de agosto
se cayeron muchos magistrados.
-iQue se calle ese hombre! -re-
clam6 una voz indignada.
-;No! iQue siga! -vocifer6 otro.
Y de pronto entraron en accion
los pufios en las zonas ocupadas
por el piblico. La rifa, extendidn-
dose con rapidez por toda la sala,
amenaz6 Ilegar hasta los pupitres
de los delegados, en tanto que la
escolta del Tribunal intervenia
endrgicamente para restablecer el
orden. Los pArrafos finales de Olba
Benito fueron ahogados en el tu-
multo. Cuando se sent, sudaba co-
piosamente, como si hubiera toma-
do parte active en la violent esca-
ramuza.
-Ese discurso ha sido una sarta
de insentateces, dijo a su turno el
irritado vocero del PAP, Echeveite.
Nunca han existido mis garantias
electorales que ahora, despuds del
10 de marzo. Yo recuerdo que el 7
de marzo, tres dias antes del gol-
pe, los soldados me arrebataron a
culatazos un certificado en la Jun-
ta Electoral de Las Villas. Ahora
no ocurren estos hechos.
-El compafiero Echeveite se
equivoca -interrumpi6 Olba-. An-
tes esos hechos constituian la ex-
cepci6n en un regimen democrdti-
co. Ahora son la regla...
Luego de las intervenciones es-
telares de los representatives del
PRC y del PAP, desfilaron las des-
vaidas opinions de los restantes
delegados de la coalici6n, en apoyo
al acuerdo, y la del ortodoxo Gros-
so Villapol anunciando el retrai-
miento de sus escasos correligiona-
rios en aquellos municipios donde
habian postulado.
La Procesi6n del Sacrificio
Fu6 a trav6s de la radio, que en
el patio de la Cubanidad conocie-
ron de la decision del TSE, supri-
miendo la paridad en la presiden-
cia de las mesas electorales. Cuan-
do Olba Benito, todavia envuelto
en el ardor polimico de la viru-
lenta sesi6n arrib6 al palacete de
Miramar con su informed, el ex pre-
sidente le escuch6 en silencio, con
expresi6n solemne, apagado el ha-
bitual brillo malicioso de los ojos.
-La suerte estA echada, fue su
comentario. Esta gente quiere me-
ter en las urnas, de todas mane-
ras, el mill6n de cedulas que tienen
en su poder.
Y a "Miguelito" Hernandez Bau-
za:
-Cita con cardcter urgente al
ejecutivo y a la asamblea naciopal
pars el lunes. Tenemos que haxer
una declaraci6n al pais explicando
nuestro retraimiento. ;Ahora mis-
mo que suspendan todos los actos
de propaganda!
Sin esperar para luego, sus sobri-
nos "Pancho" y "Ramoncito" se
precipitaron al tel6fono para lla-
mar a las imprentas, peri6dicos y
radioemisoras, ordenando la para-
lizaci6n de la propaganda de sus
respectivas candidaturas. HernAn-
dez BauzA, en cambio, formula un
consejo apaciguador:
-Doctor, no se precipite, cAlme-
se. Este problema hay que enjui-
ciarlo serenamente.
-Aqui no hay nada que enjui-
ciar, refut6 Grau. Lo que pasa, sen-


- cx, c u B


cillamente, es que no nos van a con-
tar los votos. Ni siouiera a usted
se los van a contar.
Herndndez BauzA guard pruden-
te silencio, como si el siquiera sar-
cAstico de su jefe lo hubiera aplas-
tado. Otros de los intimos de la
casa atendian las llamadas de lar-
ga distancia. Los jerarcas provin-
ciales. desde sus cantones regiona-
les, pedian orientaciones. El profe-
sor-fisi6logo, como en un soliloquio,
continue hablando, sin dirigirse a
nadie en particular:
-Yo no le pedi nada al Tribu-
nal. Los oue fueron a pedir son
esos sefores. El Tribunal les ha
cogido miedo. No han sido capaces
de mantener integramente su
acuerdo. Van a venir dias muy ne-
gros para Cuba.
Todavia restaba una esperanza.
Tal vez en la reuni6n de Kuquine
-"mas en patriots que en hom-
bres de partido"- los pr6ceres de
la entente marcista convocados por
Batista accedian a la paridad o
propiciaban alguna formula inter-
media a satisfacci6n del PRC.
Veinticuatro horas despu6s les le-
g6 el impact concluyente de la
postura coalicionista.
En apariencia, todos los caminos
quedaban bloqueados, tanto por
Grau, al anunciar el retaimiento,
como por Batista, al negar la pa-
ridad. En torno al candidate autdn-


tico se movia ahora el circulo an-
sioso de los senatoriales, de los as-
pirantes congresionales, condenados
al bizarre sacrificio de sus suefios.
El villareho Leyva, tirando ner-
viosamente de los botones de su
camisa deportiva:
-Doctor, yo vine corriendo des-
de Santa Clara porque alli se de-
cia que el Ejdrcito estaba dando
plan de machete al pueblo congre-
gado frente a su residencia...
-No. amigo -respondi6 el pro-
fesor de Fisiologia-, el plan no es
de machete, sino de urnas. Ade-
mAs, estoy seguro de oue el Ejer-
cito cubano nunca llegard a ese ex-
tremo de atropellar al pueblo.
Y a seguidas del obligado preAm-
bulo de solidaridad, el flaco cien-
fueguero. cautelosamente, escogien-
do cada frase, planted el proyecto
que venia acariciando desde hacia
tiempo.
--iNo cree usted, doctor, que es-
te rollo se arreglaria si usted se
entrevistara con el propio Batista?
La respueta, tipica de Grau:
-Aqui puede venir todo el mun-
do, amigo. Si el general Batista vie-
ne a vernos al patio de la Cuba-
nidad, sera bien recibido. Pero de
mi no puede partir la iniciativa de
parlamento en este instant en que
se atropellan nuestros derechos
electorales.
-iY si designamos una comi-




... ...
a


EL BLOQUE DE PRENSA

BIENVENIDA AL INGENIERO CRISTOBAL DIAZ

Despubs de un viaje de vacaciones por tierras europeas, vuelve a
nuestro lado el Ingeniero Crist6bal Diaz. Como testimonio de bien-
venida, la empresa de El Mundo le ofrecio Ia semana pasada un cor-
dial homenaje -que se hizo extensive a tados los miembros del
Bloque Cubano de Prensa- en el pent-house de su edificio. AIi es-
taban, con el ingeniero, el Sr. Amadeo Barletta Jr. ,vice presiden-
te de El Mundo; el Sr. Jose Martinez Zaldo, administrator general;
el Sr. Anthony Bernabei, subadministrador, y los Dres. Raoul Alfon-
so Gonse, subdirector, y Jorge L. Marti, jefe de informaci6n, y como
invitados: los doctors: Pedro Hernandez y Enrique Llaca Esco-
to, par el "Diario de la Marina"; sefiores Rafael Dominguez y Ma-
nuel SAnchez Maspons, por "El Pais-Excelsior"; sefiores Jose M. Vi-
laboy y Antonio Perdices, por "Mafiana"; seflores Miguel Angel
Quevedo. Francisco Saralegui y Pablo GonzAlez Villagra, par BOHE-
MIA "Carteles y Vanidades"; doctor Julio Claret y F. Ponsdome-
nech, por "Informacl6n": seftor Francisco GonzAlez, por "Ellas"; se-
flora Esther Menendez viuda de Zayas y sefiores Mario Massens y
Jorge Zayas, por "Avance"; doctor Emilio Palomo, por "Alerta"; se-
for Jose Sobrino, por "Prensa Libre"; doctor Rigoberto Ramirez, per
"El Crisol" y seiiora Clara Park de Sanchez Pessino, por "The Ha-
vana Post".


si6n? -sugiri6 timidamente uno-,
No seria la primer vez
--Yo no design a nadie! -cor- 1
t--. Si ellos nombran primero pa-
ra discutir con nosotros, entonces
si. Pero ya les digo, no puedo to-
mar la iniciativa. Cualquier ma-
niobra de ese tipo pareceria un sin-
toma de debilidad. No podemos caer
en actitudes equivocas.
Al abordarse la renuncia de los
candidates, alguien apunt6 que ya
no era possible, pues los tErminos
estaban vencidos y de todos modos
aparecerian en la boleta. Con su
congdnito desprecio por todo lega-
lismo, el jefe aut6ntico declare que,
al siguiente lunes, Ilevaria un no-
tario a las oficinas de 21 y N pars
que todos los aspirantes del par-
tido hicieran constar, de antemano,
que renunciarian a sus cargos en
caso de resultar electos.
La flecha iba dirigida contra los
pr6ceres de las combinaciones se-
natoriales, abocados a una situa-
cion especial. En efecto, seg6n el
sistema de mayorias y minorias, no
se requeria factor para ser elegido.
De modo que, admitiendo la absur-
da hip6tesis de oue ni un solo eleec
tor autentico concurriera a las ur-
nas, bastaria un ademdn generoso
de parte de los miembros de la me-
sa, otorgando un ainico sufragio de
"relleno" a favor de un candidate,
para que el beneficiario se convir-
tiera en padre de la patria.
Como es de suponer, ninguno de
los contertulios del vecino de la
Quinta Avenida anot6 esa posibili-
dad. Existia otra mas factible, a to-
no con el sano apetito de muchos
patriots perrreceistas: la de que
algunos, si no todos -aunque pd-
blicamente se envolvieran en sus
blancas togas-, ordenaran a gru-
pos de fieles amigos, callada y si-
gilosamente, hacer la cruz junto a
sus nombres, partiendo de la sos-
pecha de que los otros estarian ha-
ciendo lo mismo. Al cabo, un es-
cafio en el Congreso bien valia la
pequefia travesura. De ratificarse el
retraimiento, los escrutinios pasa-
rian a ser una bulliciosa caja de
sorpresas.
Por el moment, sin embargo, al-
rededor de Grau San Martin y su
novedoso abstencionismo se perfi-
laron dos corrientes, la de los radi-
cales, prestos al 6leo del martirio,
y la de los conciliadores, partida-
rios de cualquier ensayo de remien-
do. Para sorpresa de todos, cuan-
do el ex president pase6 su mira-
da por el coro de los discipulos, Ge-
novevo Pdrez fu4 el primero en
ofrecer su robusto cuello a la vo-
luntaria inmolaci6n.
-Presidente- express en tono
melodramitico-, yo quiero ser el
primero en renunciar. Le reclamo0
ese honor, porque usted sabe, yo he
sido muy calumniado...
Detrds del obeso Cincinato de La
Larga, marchando resignadamente
en la procesi6n del sacrificio se pro-
dujeron en igual sentido Becerra,
Florencio Nibot, Alicia Herndndez
de la Barca, el lider azucarero Con-
rado Becquer y otros. NicolAs Cas-
tellanos, obsedido por los comple-
jos de la campafia alcaldicia, forz6
un simil.
-Mi triunfo en la capital estaba
asegurado -manifesto- pero yo
caigo con el doctor Grau. Las urnas,
por lo visto, estan mAs "saladas"
que el proyecto de la cuenca sur de
Justo Luis. El pueblo no se los pue-
de "tragar" porque hacen dafio.
Algunas voces propusieron que
los aut6nticos se lanzaran a la calle
a limpiar los posters y paredes de
sus propios pasquines y a arrancar
sus telas de propaganda, a demoler
sus vallas anunciadoras... Various
candidates, pensando en sus inver-





siones publicitarias, objetaron el
procedimiento. No era cosa de #rra-
sar con todo para que luego, si la
crisis se superaba, tener que empe-
zar de nuevo. El abogado oriental,
Ricardo Linares, ofreciO un plan de
mayor ;ontenido.
-Yo pienso que lo inteligente es,
en vez de suspender los mitines y
los actos, en luga" de cerrar nues-
tros locales, multiplicar las demos-
traciones del PRC en toda la Repi-
blica, pero no para ir a las eleccio-
nes, sino para todo lo contrario:
para denunciar que se trata de una
farsa y pedirle al pueblo que no
concurra a votar.
La sugerencia provoc6 profundo
interns. Resultaba que el abstencio-
nismo, "te6rico y verbalista", de los
ortodoxos y priistas iba a conver-
tirse en una acci6n dindmica, de
calle y plaza pdblica, por parte de
los electoralistas del grausismo, a
fin de crear una dificil situaci6n al
regimen, con las naturales implica-
clones para el orden pdblico. Como-
un hecho parad6jico m&s, Grau en
primer abanderado del retraimien-
to. La perspective pareci6 tocar la
fibra del mejor humor del ex pre-
sidente, porque se le anim6 el sem-
blante con una ancha sonrisa. Una
intervenci6n de Codina Subirats
trajo la cuesti6n a su punto de ori-
gen.
-Doctor, qud vamos a hacer en
Oriente- quiso saber-, porque alli
nosotros ganamos facilmente, con
presidents o sin ellos?
De vuelta a su tono severe:
-En Oriente se hara lo que
acuerde Ia Nacional. ZO es que
usted cree que con Oriente se re-
suelve todo? fud la replica.
La siguiente intentona, dentro de
la misma t6nica de apaciguamiento,
fud de Hernandez BauzA, al pare-
cer olvidado del mal rato de la vis-
pera. Con un ejemplar del C6digo
del 43 en una mano y el actual en
la otra se acerc6, jubilosamente, a
la mecedora de Grau San Martin.
-Yo creo que la actual legisla-
ci6n es mas favorable para nos-
otros que la del 43 -expres6-, al
amparo de la cual usted sali6 presi-
dente. Lea, doctor Grau: el articulo
263 de ahora es el mismo 218 de en-
tonces, s6lo que tenemos dos ven-
tajas mis. En primer termino, con-
tamos con dos miembros en cada
colegio y en segundo lugar, no se
puede expulsar a ninguno sino por
acuerdo de las dos terceras parties
de la mesa.
Grau adopt una actitud de be-
nevola paciencia:
-Ya le he dicho, Miguel, que la
cosa no es de articulos; es, senci-
Ilamente, de votos, de conteo de vo-
tos, que es lo que esta gente pre-
tende, no contarnoslos. Verdad?
No hubo mis ensayos conci-
liatorios. El lider obrero Samuel
Powell adopt una postura bdlica,
con evidence alarm por parte de
Codina, HernAndez BauzA y Geno-
vevo, poco dispuestos a mezclarse
en andanzas peligrosas. La mayo-
ria no concedi6 mayor importancia
al sibito desahogo de SP.
-Vamos, chico, no es para tanto,
arguy6 uno con sonrisa tolerante.
. Al ainahecer del sabado, en la
convulsa panorAmica del autenti-
cismo se mantenia, oficialmente, la
declaratoria insurgente de la sema-
ia. anterior. No obstante, en forma
muy discreta, venia actuando una
corriente pacificadora en la que fi-
guraba la mayoria de los candida-
tos con posibilidades electivas. Se
hablaba de contacts con algunos
magistrados para improvisar una
formula intermedia de avenencia.
De uno y otro lado, circulaban los
componedores diligentes, levantan-
do un puente de entendimiento. En


SUDANDO LA CAMISA. por SILVIO.

--No se preocupe, general, que si le fall el "Viejo Grau" yo
me comprometo a traerle al "Viejito Chichi".


tanto Grau San Martin flexibiliza-
ra su actitud, las gestiones se con-
ducian en silencio, para no agraviar
al maximo jerarca de la Cubani-
dad.
Batista Dijo ";Voy!"
La Quinta Avenida y la finca
Kuquine pasaron a ser los polos
opuestos de la controversial del mo-
mento. Un poco a la zaga, en pla-
nos subalternos, quedaroin el Pala-
cio Presidencial y el Tribunal Su-
perior Electoral. El viernes de la
semana anterior, a tiempo que los
dirigentes del autenticismo delibe-
raban bajo la egida de su jefe, co-
menzaron a Ilegar a la residencia
campestre de Arroyo Arenas los
perscnajes de la Coalici6n Progre-
sista Nacional, convocados por Ba-
tista.
La reunion contemplaba la cons-
tituci6n del comitd ejecutivo nacio-
nal de la estructura political del
marcismo, segin lo dispuesto en el
C6digo, y desde luego, el tratamien-
to de la crisis provocada por el
inesperado abstencionismo de Grau
San Martin. Ademfs, cada jefe de
la CPN traia en su cuaderno de
notas un importantisimo rengl6n.
Faltaban pocas semanas para el
event comicial y las familicas sar-
genterias de los barrios les acosa-
ban reclamando "la pastora.
Las citaciones telegraficas sus-
critas por el coronel Tabernilla fi-
jaban las 3:30 de la tarde para el
recibo o conferencia. Como el can-
didato presidential demoraba su
presencia, los hudspedes de Kuqui-
ne, agrupados en los portales del
sal6n-bibli6teca, entretenian la es-
pera charlando con los periodistas
o hacienda recatados apartes para
discutir la situaci6n. Como siempre,


cuando sentian de cerca la presen-
cia fisica del jefe se mostraban her-
m6ticos, con mal disimulado ne: vio-
sismo. Las circunstancias no eran
favorables para formula demands
econ6micas.
Justo Luis se movia de un lado a
otro, cambiando breves frases con
Guas Inclan y Jacomino.
-Yo me imaginaba que esto iba
a pasar con Grau, repetia constan-
temente. Nunca he tenido confian-
za en l....
Rivero Agiiero parecia contagiado
del ambiente de zozobra. El villa-
refio Radl Lorenzo, con su tic ca-
racteristico mas acentuado que
nunca, dejaba colgar del labio in-
ferior un tabaco "apag6n", obstina-
damente rebelde a los f6sforos. Muy
pocos lucian serenos. Entre ellos,
el atildado "Santiaguito" Rey. en-
vuelto en su blanca guayabera de-
portiva. El artifice de la incorpora-
ci6n de "Miguelito" exhibia un con-
fiado optimism.
-Yo tengo la impresi6n de que
iremos a las elecciones- habl6 con
los reporters. Vamos a ver que po-
demos hacer. Tengo fe en que este
conflict serd superado. Grau sabe
perfectamente que su nombre no
puede ser borrado de la boleta y
aunque aconseje el retraimiento, la
gente ira a votar de todas mane-
ras.
A las 5:30 lleg6 el anfitri6n. El
lider marcista vestia su atuendo
veraniego, dril 100, sin solapa, y cor-
bata de seda en fondo negro con
estampados en amarillo y verde os-
curo. Su paso muy ligero y el ros-
tro singularmente grave. Los cama-
r6grafos de la television y el cine,
que habian instalado sus equipos
para las entrevistas posteriores,


abandonaron la espaciosa bibliote-
ca y los personeros del regimen fue-
ron ocupando sus puestos en dos fi-
las paralelas. Cuando todos se aco-
modaron, Batista, a su vez, ocup6
la presidencia de la asamblea, fren-
te a una pequefia mesa, a la vera
de un enorme escudo de la Repd-
blica, en cuero y a colors natura-
les. A su derecha qued6 Justo Luis
y a continuaci6n "Felo" Guas, San-
tiago Verdeja, Jacomino, Carlos Mi-
guel de Cdspedes, etc.
El trAmite legal de integrar el
comitd ejecutivo national de la
CPN se resolvi6 rapidamente. Y a
rengl6n seguido se pas6 a la re-
uni6n, de cardcter privado, para
discutir la postura insurgente del
PRC. En medio de un silencio ab-
soluto, FB tom6 la palabra.
-Aunque esta entrevista, previa-
mente anunciada, era s6lo para tra-
tar problems de la coalici6n, como
es la integraci6n de nuestro comitd
ejecutivo, los tltimos acontecimien-
tos nos obligan a considerar otras
cuestiones. En primer termino, de-
bemos enfrentarnos a la actitud
asumida por el doctor Grau, en
cuanto ella nos afecte. Yo no quie-
ro opinar sin antes escuchar el cri-
terio de ustedes, que deben conocer
el fondo del asunto.
Sorpresivamente, desde el fondo
del sal6n se alz6 una voz con un
pronunciamiento que arranc6 una
reacci6n de undnime inquietud.
-Yo propongo que se suspendan
las elecciones- reclam6 uno de los
primates provinciales del gobier-
no-, para ir primero a una asam-
blea Constituyente y luego a las ge-
nerales. Ahora mismo nos encontra-
mos con muchas figures de la vida
pfblica del pais que piensan en la
integraci6n de un nuevo partido po-
litico. Consider, sinceramente, que
en las actuales condiciones no debe-
mos celebrar esos comicios...
Batista mir6 fijamente al opinan-
te, sin decir una palabra. La pero-
rata se disolvi6 en un balbuceo inin-
teligible y el orador se sent de
nuevo, con visible azoramiento.
-Yo estimo que debe haber elec-
ciones -habl6 el santiaguero An-
tonio Bravo Acosta. Nada ni nadie
puede apartarnos de ese camino. El
pueblo ha creido en el general Ba-
tista y en nosotros cuando hemos
afirmado que el primero de noviem-
bre se iria a la lucha comicial. No
podemos defraudarlo a estas altu-
ras. AdemAs, Grau irA a las elec-
clones. Aqui pueden ocurrir dos co-
sas: una, que Grau acepte cualquier
ventaja te6rica y mafiana se rein-
tegre a la pelea o que se mantenga
asi hasta el iltimo minute y el 29
de octubre diga ";voy!", para co-
gernos dormidos en la confianza del
triunfo y hacernos pasar un susto.
-Esto de Grau es una finta, un
simulacro de estocada, apunt6 otro,
en simil de esgrimista.
-iEs un chantaje! interrumpid
agriamente el vueltabajero Justo
Luis. No le podemos dar nada, por-
que en seguida pedira otra cosa, y
luego otra y otra... Es un farsante.
Vamos a las elecciones y si el no
quiere, que no lo haga. ;Peor para
6l!
"Santiaguito" Rey, en su tono
parlamentario de siempre, intervi-
no en el debate, soslayando los ca-
lificativos Asperos.
-Entiendo que el doctor Grau
tendra que ir a las elecciones -ex-
puso-, porque legalmente ha cesa-
do el termino para formalizar re-
nuncias, tanto para su candidatura
como para las de quienes le acom-
parian en la boleta. De celebrarse
los comicios, y yo tambien conside-
ro que deben celebrarse, alli esta-
ran los aspirantes senatoriales y a
representantes del Partido Revolu-






cionario Cubano. Naturalmente,
ahora han declarado que apoyan la
actitud intransigente e injusta del
doctor Grau, pero, en el fondo, es-
tdn desesperados por concurrir a
defender sus aspiraciones. Yo no
puedo aventurar la convicei6n de
que Grau reconsider su postura.
pero tampoco to dudo. Me parece
que se pueden hacer muchas gestio-
nes y que al andar de los dias entire"
en razones...
No s6 que estard pensando Grau
en estos mementos, habl6 el jefe
liberal, "Felo" Guas--. pero segu-
ramente tiene que ser algo muy
grave para nosotros.
Y como Batista notara que el li-
der del PUR, el ingeniero L6pez
Castro, se agitaba en su butaca
con deseos de opinar, impuso silen-
cio con un gesto.
--Vamos, Amadeo. L que vas a de-
cir? Ie invite.
-Digo que esto de Grau To pre-
sumi, pero que debemos seguir lu-
chando. Tan es asi que yo no he in-
terrumpido mi campaia personal ni
un solo instant.
Ram6n Vasconcelos, invitado de
honor a los c6nclaves de- Kuquine
--pues oficialmente no ostentaba
ninguna jefatura provincial-- s6lo
compartia a medias el criterio ge-
neral. Estaba de acuerdo en llegar
hasta las urnas el primero de no-
viembre, pero no en cuanto a la su-
puesta fragilidad del retraimiento
grausista.
--Mi pensamiento es que hay que
ir a los comicios, dijo; ahora bien,
no confio, como otros compafieros,
en que Grau, en definitive, depon-
ga su retraimiento. Me parece que
mantendrb su actitud.
-Claro, apoy6 Anselmo Alliegro.
61 lo tenia muy bien planeado. Por
eso tenemos que seguir y asi le
rompemos sus planes. ..
---Bueno, Jaco, se volvi6 Batista
hacia el ex ministry de Agricultura.
it6 que dices?
IQue vamos!
--i Y tu, "Riverito"-'
; Vamos! Y es que lo que se de-
cia hace un moment es verdad: el
resto de los candidates aut6nticos
estA loco por ir. Ese es el punto
flaco de-Grau y ahi lo tenemos que
atacar. Estoy seguro de oue todavia
se le puede volver a la raz6n. ;Va-
mos sin miedo!
-- Y los liberals de Pinar del
Rio, Ernesto?
La respuesta en ritornello "iVa-
mos!" Y asi los patriots del PAP
y los del PD, los "puristas" y los
chambeloneros de todas las regio-
nes. La discrepancia aislada de
principios de la reuni6n habia que-
dado sepultada en la avalanche de
los "vamos", undnimes y enfAticos.
Nadie intent sugerir que se hicie-
ran concesiones al vecino de la
Quinta Avenida. La negative del
Consejo de Ministros tenia el visto
bueno de la Coalici6n Progresista
National. La atm6sfera de preocu-
paci6n habia cedido considerable-
mente, y cuando Batista, afirmando
los brazos en la butaca, estableci6
las conclusions, ya predominaba
un clima de euforia.
-Bueno, sefiores- proclam6 el
candidate presidencial-, yo estoy
con ustedes. Tambien 'ligo iVoy!
Una pausa:
-Ahora tengo que pedirles una
cosa. La campafia tiene que inten-
sificarse. Grau va a comenzar su
propaganda pidiendo al pueblo que
no concurra a votar y nosotros te-
nemos, en lo adelante, que basarnos
en lo contrario. Hay que decir al
pueblc que debe votar, cumpliendo
sus deberes civicos. Tenemos que
Ilevar un 90 por ciento del electora-
do a las urnas. ;Oiganlo bien! estoy


crt cu iin -


pidiendoles un 90 por ciento. Ha-.
brd elecciones de todas maneras. Ya
lo dije antes... Llueva, truene o re-
lampaguee.
El orador se puso de pie y orde-
n6 que pasaran los reporters y fo-
t6grafos. Los dirigentes coalicionis-
tas le rodearon inmediatamente.
envolvidndole entire congratulacio-
nes no sin aprovechar la ocasi6n
para interpolar alguna oue otra pe-
quefa demand crematistica o bu-
rocratica. A cada uno de estos me-
nudos problenmas Batista hacia un
gesto de impaciencia, transfiriendo
la petici6n a uno de sus colabora-
dcres cercanos: Justo Luis, Rey,
Jaccmino o "Silito" Tabernilla.
-La actitud de Grau es antipa-
tri6tica, declare ante las camaras.
El tiene, como yo, una responsabili-
dad hist6rica. y cuando los hombres
pfblicos tenemos grandes respon-
sabilida'des no podemos actuar a la
ligera. Nuestra postura, la de la
Ccalici6n Progresista Nacional en
estcs moments es la misma de ha-
ce unas horas, unas semanas; la
misma de cuando se constituy6 pa-
ra marchar a las elecciones del pri-
mero de noviembre. Si estos privi-
legios oue el doctor Grau pide aho-
ra le fueran concedidos, mafiana
estaria exigiendo otros...
Cumplido el expediente informa-
tivo, y cuando todavia los t6cnicos
de TV desmontaban sus equipos y
los reporters acotaban las frases
del candidate, se escuch6, de pron-
to, la voz de Batista con acentc
airado. A su lado, palido, con las
manos angustiosamente sujetas a


los pliegues de la guayabera, el ma-
tancero Olivella era la estampa vi-
va de la desesperaci6n. Los perio-
distas, discretamente, se alejaron
un tanto de la mesa del lider del
10 de marzo.
Se percibieron algunas palabras
sueltas:
-iPero vuelves con esa! iOtra
vez a lo mismo!
Y dirigiendose a Jacomino:
--Pdrate, "Jaco", mira esto... iNo
tiene nombre! Ahora mAs que nun-
ca, Olivella, hay que trabaiar.
Per unos segundos, la torment
habia soplado sobre la cabeza del
infortunado ex ministry de Salubri-
dad. Luego, en brusca transici6n,
Batista torn a su mesa sonriendo
amablerrente a los representantes
/ de la prensa, para contestar nue-
vas preguntas. Entre sus manos, ju-
gando maquinalmente, un ejemplar
de Batuala, del autor senegales Re-
nato Mardn -Premio Goncourt de
Literature -sobre el colonialism
en Africa.
Kuquine habia respondido a la
Quinta Avenida. Una intransigercia
frente a otra intransigencia.
El Nifio de la Manzana
El par6ntesis dominical fud cu-
bierto con el radiomitin abstencio-
nista. Por supuesto que la actitud
de los tribunes de Uni6n Radio
nada tenia que ver con el brote
insurgente de la Quinta Avenida.
De moment, coincidian, aunque
por razones distintas. Para el gru-
po encabezado por Cosme de la To-
rriente, el process comicial -que
calificaban de farsa- estaba vicia-


!MALA OPORTUNIDAD. por SILVIO.

-iE' que se me ocurrio preguntarle si lo de Grau y el era
una pala...!


uo Oe origen y no respondia a una
verdadera soluci6n national. Para
Grau San Martin, el problema era
mas simple: una cuesti6n de me-
canica leguleyesca transforlnada en
razon de estado, por motives de es-
trategia political.
A la hora en que Carone, Pelayo,
Zaydin, Varona y el resto de los
oradores arremetian contra "la co-
media electoral de noviembre", pro-
seguian, calladamente, las gestiones
para la bfsqueda de una formula
armonizadora entire el CPN y el
PRC. Se mencionaba una "paridad
funcional" a base de que los auten-
ticos tuvieran el 80 por ciento de
las secretaries y el 20 por ciento de
las presidencies. En la premura por
resolver la crisis los gestores de la
nueva tesis olvidaban que en los
casos en que la coalici6n no pre-
sentara candidatura inica para las
alcaldias, el principio no podria ser
aplicado de acuerdo con el conte-
nido del articulo 236 del C6digo,
parrafo tercero, inciso 6.
El lunes anterior, en el Liceo
de 21 y N, en el Vedado, se cele-
br6 la asamblea grausista. Ya es-
taba planteada abiertamente la es-
cisi6n del PRC en dos corrientes.
La de los aspirantes "al seguro",
que habian incurrido en los gastos
de su campafia y se consideraban
con el acta en el bolsillo, y la de
los candidates de "relleno" y diri-
gentes de segunda fila, ubicados en
la line intransigente. En la pri-
mera estaban los jefes provincia-
les y en la otra, firmemente asidos
a Grau, Antonio Lancis, Olba Be-
nito y, naturalmente, sus sobrinos
"Pancho" y Ram6n.
La antigua discrepancia tactica
entire abstencionistas y electoralis-
tas insurgia tambi6n en el equipo
de la Cubanidad. Algunos observa-
dores -los adversaries de la coali-
ci6n, entire ellos- auguraban que de
persistir el profesor-fisi6logo en su
posture muchos saltarian por en-
cima de sus consignas para con-
quistar los pupitres congresionales.
Empero, no habia llegado afin la
hora cero de las definiciones y la
pugna latia, agazapada, cuidando
de no exteriorizarse. El delegado
ante el TSE, Olba Benito, devino el
blanco de las critics. A juicio de
los caciques regionales era culpa-
ble, en gran parte, de la crisis.
A lo largo del discurso de Grau
San Martin, enfocando las distin-
tas reacciones, podia emitirse un
diagn6stico correct de la situaci6n.
Afuera, la militancia autentica
aplaudia delirantemente a su can-
didato, profiriendo gritos de "iAba-
jo la grulla!". Adentro, los. posibles
senatoriales cruzaban miradas de
consternaci6n. Benitez fruncia el
cefio y Suarez Rivas y Vidafia son-
reian ir6nicamente a cada expre-
si6n b6Jica de su jefe. Codina pa-
recia mas preocupado por el sol
que se reflejaba en su cara que por
escuchar la peroraci6n del ex pre-
sidente. Al fin opt6 por levantarse
y cerrar una ventana.
Grau concluy6 y baj6 de la mesa
que le- habia servido de tribune.
Antes de que se acomodara de nue-
vo en su silla, Hernandez Bauza
ascendi6 a la misma agitando un
papel. Era una carta del magnate
radial Angel Camb6, de Televisi6n
National, ofreciendo sus buenos ofi-
cios como mediador entire Kuquine
y el patio de la Cubanidad.
iNo! ;No! ;Fuera! -gritaron
voces agresivas.
Ataj6 Grau:
Estamos obligados a oir todo lo
que se proponga para ir a las elec-
ciones. Nosotros s61lo pedimos la
paridad y que se cuenten los votos.
Podemos decir que no queremos
presidencias. Se pueden nombrar a






maestros, a representaciones de los
sindicatos, etc.
Hubo un suspiro de alivio. El im-
passe creado por el acuerdo del
Consejo de Ministros y los tajan-
tes pronunciamientos coalicionistas
quedaba roto. Todo podia arreglar-
se. El voto de confianza al Mesias
fud undnime. De inmediato se dis-
puso la contestaci6n a Camb6,
aceptando su intervenci6n y desig-
nando los comisionados aut6nticos.
En el grupo. integrado por Lancis,
Becerra, "Manolo" Benitez y Her-
nAndez Bauza, s6lo el aspirante vi-
cepresidencial respondia a la line
radical de "paridad o nada".
El pr6ximo paso fu6 una entre-
vista entire Camb6 y Batista, cele-
brada a las diez de la noche de ese
lunes. El lider del 10 de marzo sus-
cribi6 un document, en el cual
mostraba su complacencia por los
acuerdos de la asamblea del PRC
y nominaba a la vez, a sus repre-
sentantes a la conferencia, los jefes
nacionales de la CPN y "Santiagui-
to" Rey, como element de enlace.
La presencia del cienfueguero te-
nia un motivo: era un personaje de
cordiales relaciones en los predios
grausistas, siempre presto a suavi-
zar asperezas.
El Palacio Legislativo vacio y si-
lencioso desde el 10 de marzo de


1952, sirvi6 de scenario a la re-
uni6n inicial, en la secretaria del
Senado. El primero en arribar, cer-
ca de las 5:30 de Is tarde del mar-
tes 28, fue el aspirante alcaldicio
Justo Luis Pozo, con semblante
adusto. Despuds Ilegaron los pleni-
potenciarios de Grau, repartiendo
saludos y sonrisas a los periodistas.
El cardenense Verdeja se desliz6
inocuamente rumbo al sal6n. Ama-
deo L6pez Castro y "Felo" Guas ce-
rraron el desfile. A las 6:30, Rey
-en funciones de maestro de cere-
monias- llam6 a los camar6grafos
y fot6grafos, a fin de dejar cons-
tancia grAfica del hist6rico aconte-
cimiento. Se cerraron las puertas y
el destino de los comicios del pri-
mero de noviembre se abri6 a de-
bate.
La sesi6n tuvo sus alternatives
de elegant convivencia y sus ins-
tantes de ardorosa poldmica, con
intervenciones acidas de uno y otro
lado. En ocasiones, el mediador
Camb6 o, generalmente, "Santia-
guito", se lanzaban a despejar la
tension de la atm6sfera. Apenas co-
menz6 la reunion, Guas Inclin, sen-
sible a los recuerdos chambelone-
ros, hizo discurrir la mirada por la
delegaci6n grausista.
-Me siento muy bien aqui, dijo,
pues estoy rodeado de tres ex libe-


_L .E... I 1 --


GRAU SAN MARTIN HABLA A SUS ADICT"

Anei el micr6fono, en uno de sus gestos peculiares, el doctor Ram6n
Grau San Martin se dirige a sus parciales, durante la asamblea au-
t4ntica convocada, en la tarde del lunes 27, en el cuartel general de
N y 21, en el Vedado, para debatir el problema de la paridad, que
-al cerrar esta edici6n de BOHEMIA- estA a punto de interrum-
pir o entorpecer el process comicial, frente a la amenaza del jefe del
PRC inscrito de retirarse de la lucha debido a la carencia de ga.
rantias. No obstante los gritos de "iAbajo la grulla!" que se hicie-
ron oir durante la reuni6n, era evidence la inconformidad de los can-
didatos a senadares con el mantenimiento de la line de retraimien-
to, que de prosperar frustraria sus aspiraciones, no precisamente
lpor sus implicaciones political, sino par el caudal econ6mico que
circul6 a prop6sito de las postulaciones en la column autentica.
(Foto Ru'en GonzAlez).


"I


.WpU L,

rgsrr;~-


CANDIDATE PRESIDENTIAL DE LA COALITION

Protagonista principal, junto con su oponente Grau San Martin, de
la polemica piblica en torno a la paridad en las presidencias de las
mesas electorales, el general Fulgencio Batista aparece en la recto-
ria de la important reunion celebrada por el dirigente de la Coali-
ci6n Progresista Nacional en la finca Kuquine, para considerar la
grave crisis political planteada por la amenaza de retraimiento del
caudillo de la Cubanidad. Pronto a tocar el timbre en sefial de aten-
ci6n, el jefe marcista contempla, preocupado, los rostros de sus ami-
gos, ensombrecidos par la perspective nada alentadora de acudir so-
los a las elecciones... o tener que aplazarlas, con la consecuencia
lamentable de alejar las poltronas senatoriales o los escaflos
camerales.- (Foto Arias).


rales (se referia a Hernindez Bau-
zd, Benitez y Lancis).
El professor de Legislaci6n Elec-
toral se ericarg6 de la argumenta-
ci6n aut4ntica, invocando precep-
tos del C6digo y abrumando al au-
ditorio con ejemplos y citas. Segfin
61, el PRC s6lo pretendia que se
respetara la instrucci6n del TSE.
De la vertiente opuesta, cada uno
en su estilo, saltaron Justo Luis y
Rey, manejando tambien, a su ma-
nera, la preceptivt comicial. Menu-
dearon los incidents, y en una
oportunidad Camb6 se puso de pie,
en ademAn de retirarse.
-Sefiores, expres6 molesto, yo me
retire inmiediatamente si sigue esta
intransigencia y si ustedes no se
ajustan a lo fundamental: la pari-
dad. Se esta hablando del pasado,
como si no nos didramos cuenta de
que se estA jugando con los desti-
nos de Cuba. Me obligarAn a ha-
cer una declaraci6n pdblica salvan-
do mi responsabilidad en este ca-
so...
Le toc6. a Rey echar aceite en
las aguas encrespadas, retornando-
se a! punto de partida. Mas en lo
finico en que parecieron estar de
acuerdo fue en responsabilizar al
TSE con la crisis, atribuydndole
falta de consistencia en sus dispo-


siciones. Justo Luis, quien durante
casi dos horas llev6 el peso de la
cfensiva, sorprendi6 en el ultimo
minute con una formula concilia-
dora: en aquellos colegios, donde
la presidencia correspondiera a la
coalici6n, el inspector electoral de-
bia ser un recomendado del PRC,
y a la inversa. Una instrucci6n del
organismo de la calle O'Reilly faci-
litaria la soluci6n. La propuesta en-
trafiaba una concesi6n, si no en la
forma, en el fondo, que era lo mas
important. Los enviados de Grau
la aceptaron en principio, a reser-
va de consultarla con su jefe.
Poco despu6s de las 10 de la no-
che se disolvi6 la conferencia.
Los delegados tomaron los cami-
nos que conducian a Kuquine y a
la Quinta Avenida, para informal
urgentemente a sus respectivos li-
deres.
La formula de JLP tropez6 con
objeciones en ambas orillas. En el
patio, de la Cubanidad, el ex presi-
dente escuch6 pacientemente a sus
discipulos y al final les regal6 con
una historieta infantil.
-Todo eso estA muy bien, repli-
e6, pero me recuerda una canci6n
de mis dias de muchacho, la del ni-
fio de la manzana... no la cono-
(Continua en Ia Pag. 82)
























La ciudadania
erntpezo a co-
rrer bolas. El
viejo ya se ha-
b i a decidido
por las balas...


Li' -;i*m na, pasada el viejo s trstaba tirando en Ae snue;. 'uiita re-
Stl~,! inlo ser algo asi conto un chorro de clorotin rc:don el
"solar" de !a cuenna Sur.


y Los grullistas enarbolaron la bandera cubana.
No era patriotico que Grau les dejara las elec-
ciones en la mano...


Pero como siempre, Justo Luis se equivocaba y situaba
al viejo durmiendo ya en una embajada...


,Ii/t


YILA QUE t [ NE
^EMOOY ETOS ERB

A R R 0Y I T



























Hubo quien propuso secuestrar al viejo co-
mo solucion cubana...



Y aunque entire los candidates las opi-
niones estaban divididas, fueron erizados
a firmar sus renuncias. El viejo les echa-
ba a parder las minorias que ya tenian
en el bolsillo...


Y que la finta del viejo no era de espada francesa sino
de serrucho...


0 )


Que dividiera la mesa per la que el viejo habia
dado tanto berrinche, quedando Liborio vsperan-
do la "paridad" que ya habia pedido antes... y
que nunca le han concedido.






I


IMPASSE EN LAS GESTIONES PARA



EVITAR EL RETRAIMIENTO DEL PRC

SFracasa en principio, la iniciativa conciliatoria de An
gel Camb6.- Firmes, en sus respectivos puntos d4
vista, gobierno y oposici6n.- Cunde el pesimismo
1 Posibilidades para un future entendimiento.

Si Por RODOLFO RODRIGUEZ ZALDIVAR
Cacmmara de TONY MARTIN


A la hora del cierre de esta edici6n de BOHEMIA finalizaba la se
a gunda reunion celebrada por los Comisionados del gobierno y d
;*Grau San Martin, para legar a un entendimiento sobre la paridad d
S. presidents en las mesas electorales. Alentadoras esperanzas habiai
surgido, en torno a la gesti6n conciliatoria iniciada por el senior Ar
gel Camb6 Ruiz, que di6 origen a estas reuniones las que, en def
.. nitiva, no dieron el resultado favorable que de las mismas se eslx
'^'' raba. No obstante, el: camino hacia la soluci6n de la crisis planted
S no esta cerrado, puesto que continfian haciendose nuevas gestione
S, para arribar a una formula capaz de armonizar los intereses e
pugna.






Entre los doctors Rafael Guas Inclan y Antonio Lancis, candidatoh
vicepresidenciales de la Coalici6n Progresista Nacional y del PRC,
respectivamente, 'el senior Angel Camb6 se muestra optimista del
resultado de la reuni6n que a iniciativas suyas celebran las fuerzas
political antag6nicas, para llegar a un entendimiento. Al terminar
el cambio de impresiones, que result baldio, el senior Camb6 decla- o.
r6: "Mi sacrificio estaba encaminado a lograr un entendimiento
equitativo, sin vencedores ni vencidos. Me siento pesimista, aunque
no pierdo la esperanza de que se llegue a un acuerdo patri6tico".

El candidate alcaldicio de la CPN, sefior Justo Luis Pazo, cambia
impresiones con el.doctor Santiago Rey, asesor de la comisi6n gu-
bernamental. Visiblemente contrariado, dijo al reporter de BOHE-
MIA: "Hemos hecho todos los esfuerzos posibles para Ilegar a una
soluci6n, pero el doctor Grau no ha desistido de su actitud. Esta-
mos dispuestos a reforzar las garantias, pero no al extreme de que-
darnos sin ellas.


e'
.









S
e

i-
i-
e-
a .
s
n


El ingeniero Amadeo L6pez Castro, president del PUB, express:
"La Coalici6n Progresista Nacional ha concurrido a esta reuni6n
con el pensamiento supremo de los interests de la Repdblica mis
que los de una agrupaci6n political. Tenemos la certeza de que con
nuestra colaboraci6n no ha de dejar de encontrarse la formula que
sea capaz de solucionar el present problema.


..,...-

k

F... .


MIRCLS PM
















lbl












L ^\



Para el doctor Santiago Verdeja, president del Partido Dem6crata,
parece que la situaci6n planteada tendria soluci6n satisfactoria si
fuese otra la forma de enfocar el problema. A ese efecto, dice: "Da-
da la forma de plantear la cuesti6n, me siento pesimista, aunque
he realizado todos los esfuerzos para que se pueda conseguir la
concurrencia de Grau a las elecciones. Si estas gestiones fracasan
hemos cumplido al mAximo nuestras consideraciones.





























El president de la asamblea provincial del PRC en la Habana y
candidate a senador, senior Humberto Becerra era otro de los que
abrigaban esperanzas de una soluci6n satisfactoria. Respondanndo a
preguntas del reporter, declare: "Mi line de conduct es la que
traza el doctor Grau en lo que se refiere a la political, por significar
6sta mAs que la determinacion de mi partido el anhelo mfs codicia-
do del pueblo cubano en los presents momentss.

Sin apelar a subterfugios ni rodeos, el senior Miguel Hernandez
BauzA, candidate senatorial del PRC en Matanzas, expresa: "Esta-
mos tratando de ver si el pueblo de Cuba puede seguir por la ruta
de los votos, que le sefialara Grau cuando valientemente acept6 el
reto electoral de la dictadura y con su acci6n personal y emotional
ha logrado el milagro de crear un clima electoral en medio de ut
caos institutional. Si el gobierno quiere resolver esta situacion tie-
ne, de verdad, formal para hacerlo".


Parco en palabras, el doctor Antonio Lancis Sanchez, candidate vi-
cepresidencial del PRC, no quiere hacer vaticinios. Se le nota algo
pesimista antes de comenzar la ultima reuni6n de los comisionados.
Respondiendo a la insistente pregunta del reporter, contest: "Este
ha sido un gran esfuerzo, porque intent una cosa grande y ya eso
es bastante. Si siempre que se necesitars resolver un problema los
cubanos hablaran entire si, muchas cuestiones, al parecer imposibles
o dificiles, quedarian resueltas".


Candidate a senador por la provincia de Pinar del Rio y lider del
autenticismo, a cuyo resurgimiento viene dedicado desde que el doc-
tor Grau decidi6 aceptar la line electoral, el general Man'el Beni-
tez es uno de los que mayor optimism reflejaba al iniciacrc las reu-
niones de los comisionados del gobierno y oposici6n, en busca de
una formula conciliatoria. Muy distinto era su estado de animo al
finalizar el cambio de impresiones. Cuando se le pregunt6 su im-
presi6n sobre la posibilidad de un entendimiento que solucionase la
crisis existente, se limit a responder: "Francamente, sefiores, me
siento muy pesimista".

5A^samE








FIESTA DE RECORDACION EN

Fotos d
(Un Reportaj


EL MORRO

e BARCALA
e Coordinado por


RICARDO CARDET)


te incident de su vida escolar, y
que le regalaran el objeto que me-
jor recordaba su "mania" juvenile
-al coronel Ignacio Leonard le lle-
varon peri6dicos viejos, porque 61
se afanaba en almacenarlos; al pri-
mer teniente Jos Llin6s Vald6s, un
rutilante escaparatico en miniatu-
ra para elogiar que 61 fu6 el mas
"limpi6n" de la clase, etc.


Y el origen y sentido de esta fies-
ta de compafierismo estA explicado
en el primer parrafo del progra-
ma-invitaci6n: "Al cumplirse los 10
aios de graduaci6n de nuestra pro-
moci6n y haciendo patente la pro-
mesa que entonces nos hicimos, de
reunirnos en esta fecha para recor-
dar a la Escuela de Cadetes, testi-
go de nuestros afanes y desvelos,


I mbromaron a todos, recordando la "mania" de cada uno. A Ignacio
Leonard le dieron peri6dicos viejos, porque ~I los coleccionaba.


Antonio Blanco Rico explico el sentido entraflable de esta renaniin
"escolar" de los oficiales graduados en el Curso de 1944.


UNA de las mAs cordiales fiestas
de recordaci6n estudiantil de
que se tiene noticia en Cuba fu6 el
almuerzo fraternal celebrado en sus
antiguas aulas del castillo de El
Morro por los oficiales graduados
en el Curso de 1944 en la Escuela
de Cadetes del Ejdrcito.
Alli se juntaron oficiales que hoy
ostentan cargos que van desde se-
gundo teniente hasta coronel, pero
que asistieron en guayabera para
asi volver a tener todos una misma
jerarquia- la de estudiant" alli to.


dos realinearon formaci6n de cla-
se, recordando exactamente y de
memorial el sitio que ocupaban en
sus pelotones en 1944, pero contes-
tando al pase de list por el nom-
brete que les decian sus compafie-
ros de aulas -"Jipio", "Pancho
Tabaco*, 'Monichiaura", "Pepe Gri-
llo", "Lipidia", "El Lord", "La le-
chona", "Lamparita", "Calabacin",
"Cigarr6n", "Chita", "La Mofeta',
"Plomin", etc.-; alli cada quien
tuvo que aguantar que le reconta-
ran el pPnr chi-tr no p m.ie urtirnn-

.


A.
OF


S0 W -L


'a p


''I


IL


liipro imaron UIn ula de clas t para e!'
cuchar, en discos, sus anecdotas estudian-
tiles, tomadas de las Memorias de los
curses.
Estos son los "muchachos" del Curso de
1944. S6lo faltaron a la cits chnco que es-
tAn e~n el extranjero y uno que muri6 es-
tudiando.


1I


iL


a- b


r,.I


AI











I',I'



ir Ur) li


SEl Primer Peloutn recordando Ia alineacion derecha. De menourla
cada cadete ocupo exactamente el sitio que tenia en el ano 1944.


En el banquet cada quien -desde segundo teniente a coronel--
tuvo que aguantar que le recontaran su peor chiste estuidiantil.


en cuyas aulas forjamos el caric-
ter y fortalecimos el espiritu para
servir mejor a la Patria, la Comi-
si6n Organizadora ha torado el
acuerdo de informar a usted que
para este objeto se ha concebido
el efectuar un fraternal almuerzo
en el castillo de El Morro..."
Pero la list de los "muchachos"
que asistieron a esta hermosa cita
con el recuerdo estudiantil, tiene
ahora nada menos que la siguiente
clasificaci6n de mando military:
Oficiales del Ej6rcito graduados
en la Escuela de Cadetes de "El
Morro", La Habana, en el afio 1944,
que asistieron al almuerzo:
Coroneles: Ignacio C. Leonard
Castell.
Tenientes Coroneles: Pedro A. Ba-


rrera y Perez, Fermin de la C.
Cowley Gallegos, Pablo M. Miranda
Rodriguez, Artemio A. Perez Diaz,
Antonio Blanco Rico y Alberto E.
del Valle Diaz.
Comandantes: Juan J. Anas Cruz
y Josk J. W. Orihuela Torra
Capitanes: Calixto D. C. Garcia
Sanchez, Francisco Sierra Talabe-
ra, Camilo M. Mufiz Diaz, Antonio
F. J. Guerrero Padr6n, Jos6 A Mo-
rales Cruz, Alfredo Isaac Esteban,
Jos4 R. E. Triana Tarrau, Enrique
J. Delgado Cobos, Eduardo M. C.
Cardounell Calderin, Merob Sosa
Garcia, Orlando Pizarro Ramirez
de Arellano, Juan A. Hernindez
Herrera, Radl M. T. Saenz de Ca-
lahorra Alvarez, Miguel J. L6pez
(Continfa en la Pag. 901


411P




"c ,," C: -.,


El pase de list se hizo por Ids nombretes colegiales: "Cigiiita", "Ce-
sohueco", "Pateplancha", "Churro Prieto", "Postalita" "Aguila He-
rida", etc. etc.

La mesa presidential fu6 ocupada (de izquierda a derecha, sentados)
por: Manuel O. Rubin, el professor que ided la reuni6n; Rafael Gar-
cla Casado, secretario de la Escuela de Cadetes en 1944; Julio Skn-
chez G6mez, jefe de La Cabafla (coronel invitado); Hip61ito Pena-
bad, jefe naval de El Morro (comandante invitado); Leopoldo Cade-
nas, estudiante niumero 1 del Curs- de 1944; y Camilo Diaz Muffiz.
EL -












IAYQUE DECIRLO MUY CLARO

Ca- nl fnC Oal 1


E N el Radio Mitin de la oposi-
ci6n, celebrado el sabado de sie-
te a ocho y media de la noche en
Uni6n Radio, los siete oradores que
leyeron sus discursos y que repre-
sentaban a sus respectivas agrupa-
ciones, expusieron sus puntos de
vista con much claridad, esfor-
zAndose en hacer ver que lo que
deseaban todos es legar por una
discusi6n a una inteligencia con
los que gobiernan el pais, para ce-
lebrar pr6ximamente las eleccio-
nes, previo el restablecimiento en
todo su vigor de la Constituci6n de
1940, el C6digo Electoral y las de-
mas Leyes que estaban vigentes al
deber celebrarse las elecciones del
primero de junior de 1952 y que las
impidi6 el Pronunciamiento Mili-
tar, que a instancias del general
Fulgencio Batista tuvo lugar, el 10
de marzo del referido afio 1952, el
que sirvi6 para suspender la Cons-
tituci6n y apoderarse de todos los
resorts del Gobierno.
Aunque a ningun partido perte-
nezco, ni apoyo a persona determi-
nada para Presidente de la Repu-
blica, siempre he entendido y sigo
entendiendo, que no pueden cele-
brarse elecciones despuds que la
Constituci6n de la Repfblica votada
en 1940 por el pueblo cubano y todas
las Leyes de la Repdblica se han
echado a un lado, aplicando en
cambio una Constituci6n provisio-
nal y Leyes que ningin hombre so-
lo, en ningin pais del mundo hoy
dia, puede dictar, sin que se le es-
time como un dictador. La dictadu-
ra que a la larga,- la historic lo
demuestra, siempre conduce a una
feroz tirania, si no se retrocede y,
Ivolviendo sobre sus pasos, restitu-
ye con una Constituci6n, el imperio
de las leyes vigentes cuando se lle-
v6 a cabo el referido pronuncia-
miento.
El General Batista necesitaba ha-
cer todo eso para no aplicar la
Constituci6n de 1940, que no le
permit ser candidate ocupando el
poder, ni el doctor Grau tampoco
hasta despues de un period de
ocho afios.
En la entrevista que celebr6 con-
migo el muy inteligente periodista
Ger6nimo G. Ruiz de la revista
"Carteles" y que public en su nd-
mero 39 de 16 del actual mes y afio
titulada Frente el dilema Grau o
Batista, Ni Batista ni Grau, expre-
s6 en gran parte las mismas opinio-
nes que expuse en el Radio-mitin
del sabado y de ella puede tomar
SBOHEMIA lo que le parezca mis
important.
Practicamente las razones que
agregud a las de entonces son las
que consigno en estas notas para
BOHEMIA.
DespuBs de referirme a las opi-
niones expresadas por los oradores
de las distintas agrupaciones de la
oposici6n, hice una exposici6n pa-
recida a la entrevista que di a
"Carteles" y me referi tambidn a
lo que manifesto en la hora del pe-
ri6dico "Patria", de mi excelente
amigo Guido Garcia InclAn, conclu-
yendo mas o menos fielmente con
6stos pLrrafos, que tengo que re-
cordarlos a la memorial.
Todo lo que ha ocurrido desde
el 10 de marzo de 1952 hasta istos
mementos fuC obra exclusive del
general Fulgencio Batista, aunque
al principio todo el mundo crey6 lo
que muchos de nuestros principa-


COME DE LA TORRIENTE


a;


f


F~b



\N


Dr. Cosme de la Torriente: "El interns comfin de Grau y de Batista
es que la Constituci6n de 1940 no rija..."


les gobiernistas de la hora actual,
dijeron, esto es, que era obra de
una Junta de Militares, que habia
tomado el control del Ejercito y
habia puesto al Gobierno en manos
del General Batista; pero lo funda-
mental de todo lo que aqudl hizo fue
suspender la vigencia de la Consti-
tuci6n de 1940, votada por el pueblo
cubano en Asamblea Constituyente.
y con los poderes que el se arrog6
y en lo que lo apoyaron un grupo
de oficiales apareci6 la primer vez
como Primer Ministro, mis luego
como Jefe de Estado, o como Pre-
sidente de la Republica, cre6 su
Consejo de Ministros, despues un
Consejo Consultivo, mas luego una
Constituci6n Provisional y ya en
sus manos todas las fuerzas pdbli-
cas, el tesoro, la loteria y cuanto
mas ha sido necesario, para consa-
grar un poder que no tiene base
juridica.
Es por eso que la Ley Constitu-
cional no tiene ninguna clase de va-
lor, ni el C6digo Electoral, ni todo
lo demds que se ha dictado. Para
quB vale entonces Ilevar a caba
unas elecciones si despuds de ellas
son electos Batista o Grau San
Martin? Ninguno de los dos sera
el President de Cuba, sino que ha-
bran surgido de un contubernio
entire las personas agrupadas jun-


to al primero y un grupo despren-
dido del viejo Partido Revoluciona-
rio Cubano, que Ileva como candi-
dato a Grau, que segin la Consti-
tuci6n de 1940 no podia ser candi-
dato por no haber decursado los
ocho afios necesarios para aspirar
de nuevo a la Presidencia. El inte-
r6s comin de Grau y de Batista es
que la Constituci6n de 1940 no rija,
porque Batista estando hasta hace
unos dias ejerciendo de facto, o co-
mo se quiera, la Presidencia de la
Reptiblica, es lo mAs probable que
no se le hubiese aceptado, sino no
estuviera rigiendo como Constitu-
ci6n su nefasta Ley Constitucional."
Despuds afiadi:
"Todas las personas que me es-
cuchan esta noche, en su enorme
mayoria son ciudadanos cubanos y,
por tanto, son parte del pueblo cu-
bano, que es quien tiene en Cuba
la soberania que represent la ban-
dera national, que el 19 de mayo
de 1850 hizo ondear por primer
vez en Cuba el magnifico general
Nirciso L6pez. _
"Cuando se produjo el movimien-
to del 4 de septiembre de 1933,
miembros del Ejercito se habian
alzado en las luchas political del
pasado, tomando las armas contra
el Gobierno de la Repuiblica; pero
jamAs el Ejercito se habia conside-
80


I,&
- L


~.1


radio soberano de la naci6n, susti-
tuyendo de esta manera al pueblo
cubano que es el soberano. Son us-
tedes los que me escuchan copar-
ticipes de esa soberania y la ban-
dera del 4 de septiembre por un
grave error de los elements civi-
les se permiti6 ondear junto a la
national, que mrs tarde, en virtud
de un precepto de la Constituci6n
de 1940 se permitia que-se la cole-
cara un poco mas bajo; en el fondo
sirvi6 para que los que alzaron a.
los soldados contra sus jefes y ofi-
ciales el 4 de septiembre de 1933
tuvieran desde entonces como la
tiene el propio general Batista una
fuerza simpatizadora suya dentro
de las fuerzas armadas. Y hay que
decirle muy claro como yo lo digo
desde aqui al Ej6rcito con el mismo
derecho que ha tenido el general
Batista para hablar en dias pasa-
dos de political en el Campamento
de Columbia y a favor, por tanto,
de su candidatura, que los soldados
cubanos son hijos del pueblo de
Cuba y como tales son coparticipes
de la soberania de ese pueblo; pe-
ro' que los soldados por serlo no
son soberanos de la tierra cubana
y exponer la bandera del 4 de sep-
tiembre me recuerda a los viejos
Emperadores y Reyes que en tiem-
pos no muy lejanos eran los sobe-
ranos de sus patrias respectivas y
su pabell6n o insignias personales
flotaban junto a la bandera nacio-
nal, es un adelanto a las ideas muy
grandes de que la democracia re-
conozca que el soberano es el pue-
blo y que el pabell6n national re-
presenta la soberania de ese pue-
blo.
"Y no es de ahora que pienso do
esa manera, ya cuando el doctor
Grau San Martin ocupo la Presi-
dencia de la Repdblica fui decidi-
do partidario de que se dejara dc
usar en los cuarteles, fortalezas y
demAs establecimientos militares la
bandera del 4 de septiembre que
habia sido siempre productora de
gran confusion en las mentes de
nuestros ciudadanos.
"Es indiscutible que el general
Batista es hombre inteligente; pe-
ro que incurre en graves contradic-
ciones cuando se habla dc patrio-
tismo y que estima un acto patri6-
tico que un soldado se apodere de
la Republica para cnr lo sucesivo
manejarla a su gusto y al de las
personas que aceptan sus puntos
de vista y por eso no se prestan a
buscar una amplia diseusi6n con
todos los elements principals de
la oposici6n al objeto de, demoran-
do un poco las elecciones, que todo
el pueblo cubano desde los parti-
dos formados o que se quieran in-
corporar en la lucha electoral ha-
gan unas nuevas elecciones y que
sea el verdadero soberano, el pue-
blo cubano quien elija a sus man-
datarios.
"Si el General Batista no toma
ese camino corre el peligro de pro-
vocar muy graves contiendas entire
sus conciudadanos en las que a la
larga resultard aplastado por el pe-
so de la opinion pfblica.
"Yo crco que en definitive si ce
general Batista no acepta lo que
todos pedimos licgard mis o menos
pronto a tene-r contra si la gran
mayoria de la opinion de todos los
cubainos y serl por eso la opinion
priblica la que Ic sacara algan dia
del puesto que sin derecho ocupa













Iato


I


I dV.


V


EL NOMBRE DE
MAYOR PRESTIGIO
EN ESMALTE DE-
TIPO PORCELANA


Para uso interior o exterior Es lovable Una solo
mano cubre Se aplica f6cilmente Resiste grass,
Color, vapor, agua, araiazos y golpes Seca r6pida-
mente Preciosos colors permanentes



JAPALAC
El Esmalte M6s Famoso del Mundo desde 1898


Id^/ JAPALAC


A


_11 LE0DItV
11t0 PIvtlrw oer ki


Para una excitonte belleza con un acabodo que parece
porcelana en madera o metal, de uso interior o exterior...
para un esmatte de alta calidad que se aptique f6cilmente
y sin dejar marcas de brocha, use Japalac.
Su nueva f6rmula exclusive proporciona una superficie de
durobilidad ilimitada que usted puede lavar sin ofectar su
acabodo o su color.

'NEGRO MATE No. 1208
Smaltte Negro, complefomente mate, tan en bogo,
*, ,e cubridor y secomiento rdpido. Poro
muebles de hierr .O efectos elctricos y t
muebles de hierrn c:o E
-kwlgo de Esmol-
dondequiera que se requiero an U '.~-
te Negro, mate.

Pinturas Glidden


FABRICA NACIONAL DE PINTURAS, S. A. Apartado 1210 -Telf.: X-1985-Habono


I ----~-


o404


%w







A las almas que sufren
Le dire pasado, present y future.
Le curare las enfermedades del
alma y del espiritu. Visiteme o
'escribame. Consultaf
de8a8todos los dial
y domingos, Corralcs
609, (bajos), entire
Ant6n Recio y Figu-
ras. La Habana. Her-
mano Manuel P. Mei-
jides. Tamnbidnatien-
do eorrespondencia del extranjero.




conform a la Constitucion de 1940,
que es la finica Constituci6n en vi-
gor votada por el pueblo cubano y
con la que-hay que cumplir mien-
tras en nuevas Constituyentes el
pueblo no apruebe otra cosa.
"Y no ouiero terminar sin decir
desde aqui que los veterans de la
Independencia que existen coneti-
tuidos para velar por la patria cu-
bana, como lucharon para indepen-
dizarla los viejos miembros del
Ejdrcito Libertador, se hayan so-
metido de tal manera al Gobierno
de facto, no contando con los de-
beres de las propias Leyes de la
Revoluci6n oue la indepedencia les
impuso, o s6ase, mantener la inde-
pendencia y evitar todo lo que dafia
a la Reptiblica y los oue dirigen
hoy a los veterans de la Indepen-
dencia no parecen preocuparse de
que el gobierno actual es y repre-
senta todo lo contrario de lo aue
Cispedes y Marti, Agramonte, MA-
ximo G6mez, Antonio Maceo, Ca-
lixto Garcia y Mayla Rodriguez lu-
charon para lograr y al fin obtener
la repfiblica democratic y cordial
que no tenemos ahora."
iDios evite oue los cubanos de la
hora actual tengamos que apelar
a todos los compatriotas que desde
la ejecuci6n de los protomartires
Agiiero y SAnchez, hasta los que
en estos filtimos tiempos han muer-
to por las libertades cubanas, que
se alcen de sus tumbas para apo-
yar a los que luchan contra los que
se han alzado contra la Constitu-
ci6n y las Leyes de la Reptiblica
de Cuba y que de triunfar habrAn
concluido con la repfiblica demo-
cratica de C6spedes y de Marti!

EN CUBA...
(Continuacidn)
cen? El nifio lloraba porque se le
habia perdido una manzana...
Ante el asombro de sus conter-
tulios:
-Sefora Santana, ,por que llora
el nifio? Por una manzana que se
le ha perdido. Yo le dard una, yo
le dard dos... Yo no quiero una, yo
no auiero dos, yo quiero la mia,
que se me perdi6...
Y estirAndose en su mecedora,
con un gesto de cansancio:
-Viene muy bien, Z.verdad?
Bajo estos auspicios pesimistas
se efectu6 la segunda sesi6n del
conclave. La faz de Camb6 era un
poema de desolaci6n, y Rey, con-
trariamente a su expresi6n alegre
de la vispera, exhibit espejuelos
oscuros, que escondian una noche
de vigilia y ajetreo. Al cierre de es-
ta Secci6n, clausurAbase la confe-
rencia sin resultados positives. El


mediador frustrado proyectaba un
pcstr>,' esfuerzo. Prescindiendo de
las delegaciones se disponia a visi-
tar a Batista y a Grau San Martin.
Quiza todo concluyera -afirmaban
los optimistas- llevando a la prac-
tica una ocurrencia de Gilberto
Leyva: un tete a tete entire los dos
viejos adversaries, para repetir el
episodio de 1940. De todos modos, la
escena quedaba list para el si-
guiente acto de la movida comedia
political national.

OBREROS.

Rebeli6n en el Sector Tabacalero

R ECHONCHO, con la pelambre
del t6rax desbordandole por la
guayabera abierta y con la calvicie
mas rpiaonuiiCi ae que nunca, Euse-
bio Mujal le hablaba a los dirigen-
tes de la llamada Uni6n Nacional
Tabacalera en el tono oue ellos
querian:
-Estoy de acuerdo con ustedes
-expresaba- en que debemos for-
mar una nueva Federaci6n Tabaca-
lera Nacional, con hombres de pres-
tigio sindical y probada responsa-
bilidad. Reconozco que los actuales
dirigentes, de Luis Serrano Tama-
yo abajo, se han destacado por su
ineptitud o por su inmoralidad,
creando un clima favorable para
que se burlen las tarifas. Ademas,
la falta de una political firme en
material tabacalera, por parte del
gobierno, hace que en la industrial
continfie el caos y la improvisa-
cion...
-Bueno, Eusebio -ataj6 Carlos
Zumaquero, del sindicato de torce-
dores de Santa Clara, foco de la re-
beldia-, todo eso esta bien, pero lo
que no nos explicamos es por qu6
desde hace tres meses se viene pos-
poniendo la fecha de celebraci6n
del congress tabacalero, que tendrd
como interns fundamental la reno-
vaci6n de la actual directive de la
federacidn. Primero se anunci6 pa-
ra los filtimos dias de agosto; des-
pues para comienzos de octubre y
ahora para mediados del mismo
mes, y tfi has intervenido en todos
esos aplazamientos sospechosos.
Mujal ri6 con ganas, como para
diluir el calificativo, y repuso:
-Chico, se trata, en realidad, de
problems legales. Quiero arribar
al congress sin ninguna traba legal
que me impida hacer los cambios
que ustedes mismos proponen. Los-
asesores t6cnicos de la CTC estAn
desde hace muchos dias en esa ta-
rea...
Y se extendi6 a explicar que la
mayoria de esas cuestiones lega-
les se referian, concretamente, a la
representaci6n de muchos sindica-
tos de bolsillo y a la negative de las
organizaciones mis poderosas del
sector a aceptar delegaciones de ese
tipo. Gilberto Lima, lider de los ta-
baqueros de Artemisa y veteran de
la lucha contra la mecanizaci6n,
reanud6 el ataque a la federacitn:
-Otra cosa, Eusebio, hace tiem-
po que aqui no se levantan nuestras
demands bAsicas. La dirigencia co-
rrompida de la federaci6n ha per-
mitido que se caigan las reivindica-
ciones mAs urgentes. Se han cele-
brado muchos congress tabacale-
ros, pero nunca se cumplen sus
acuerdos. La Uni6n aspira a que en


EL MAS ATENTO AVISO
del doctor Juan Gutierrez Vila, Cirujano Dentista, a
sus clients y amigos para participarles que ha traslada-
do siu Consultorio al Apartamento 821, octavo piso, del
Edificio del Retiro Odontol6gico, calle L ndmero 363.
Vedado. Telfono FO-4842


esta occasion s, vaya abiertamentt(
a la lucha contra la mecanizaci6n.
la burla de las tarifas, el traslado
de talleres y el clandestinaje.
Zumaquero volvio a hablar para
referirse a los problems de la Ca-
ja de Retiro y a sus bajas recauda-
ciones; pero el bien nutrido jerar-
ca de la CTC hizo oir de nuevo su
bronca voz:
-Lo principal es que todos es-
tamos de acuerdo con que el con-
greso se celebre los dias 16 y 17 de
octubre; pero eso si, nada de in-
tervencionismo official como el que
ustedes pidieron al ministry del
Trabajo aprovechandose del proble-
ma de Plantas Elctricas, oue es un
antecedente funesto. Creo que la or-
ganizaci6n del congress debe estar
a cargo del bur6 de direcci6n de la
CTC, de la propia federaci6n y de
la Uni6n, aportando tres miembros
cada organismo...
Alli mismo fueron designados los
delegados de la Uni6n: Gilberto Li-
ma, Jose MArquez, cigarrero, y
Bienvenido HernAndez, del sindica-
to de torcedores de Marianao. En
cierto aspect, esa participaci6n de
la Uni6n representaba un triunfo
para sus lileres, aunque habia re-
servas en cuanto a la actitud final
de EM y a sus manejos, puesto que
los delegados del burd de direccidn
de la CTC y de la federaci6n, que
juntos formarian la mayoria, iban
a ser designados, de hecho, por 1l.
La discusi6n, que tuvo por esce-
nario la sala de la residencia de
Mujal, limaba asperezas entire los
ccmbativos dirigentes de la Union
Nacional Tabacalera y el mAximo
jerarca de la CTC y abria perspec-
tivas inmediatas para el plantea-
miento de cuestiones de vital im-
portancia para los distintos secto-
res labcrales de la industrial: en el
torcido como en el despalillo, en
las escogidas como en el rezago. De
ello inform Gilberto Lima a un re-
pcrtero de BOHEMIA:
-En el despalillo, por ejemplo
-expres6-, confrontamos el caso
de la Cuban Land, que pretend
trasladar sus talleres de La Haba-
na para el interior de la provincia,
de acuerdo con autoridades de los
municipios en donde quieren situar-
los, maniobras que se viene hacien-
do con el acuerdo previo de que las
compafieras de esos lugares acep-
tan tarifas inferiores a las legales.
-Se utiliza todavia -agreg6
GL- un procedimiento pear: la
Cuban Land propone a las autori-
dades municipals que le garanti-
cen la tarifa inferior como condi-
ci6n para poder trasladar los talle-
res a esos sitios. Este juego per-
mite a los patrons amenazar a las
despalilladoras actuales con la dis-
yuntiva de que acepten sus sala-
ries o se van a otro municipio. En
ccnsecuencia, una guerra competi-
tiva feroz y una burla escandalosa
de las tarifas, oue de acuerdo con
la ley, son de 17.20 centavos por li-
bra, en La Habana, y de 15.20 en
el interior, aunque en realidad la
escala va desde site centavos hasta
diecisiete, a to largo de toda la
Isla...
El lider sindical artemisefio, tras
lanzar una bocanada de humo, pro-
sigui6:
-Ademas, en el sector de despa-
lillo se estan introduciendo siste-
mas que afectan el journal de los
trabajadores. Se moja el tabaco pa-
ra despalillar mediante su introduc-
ci6n en hornos que produce una
temperature muy huimeda, con lo
que se suaviza sin absorber la can-
tidad de agua del antiguo siste-
ma... De ese modo entra mayor
cantidad del product en libia, re-
cargaiido la labor de la despalilla-
dora por el mismo salario.


Extendi6 la mirada por eL vacio
y con un gesto- que quiso abarcar
otro sector de la industrial, el de las
escogidas, continue:
-La amenaza de traslado tam-
bidn afecta a las escogidas, dada la
competencia de termino a t6rmino.
El hambre imperante en las zonas
tabacaleras impulsa a los compa-
ieros escogedores a aceptar las ta-
rifas rebajadas. Por otra part,
dentro del mismo municipio trasla-
dan las escogidas para el campo,
donde no existed material human
organizado y pueden pagar tarifas
inferiores. A la incapacidad de los
lideres de la federaci6n -afirma
con infasis- obedece que se co-
metan tales abuses.
Pero, a juicio de Lima, no existia
s6lo ineptitud:
-Tambien, en otros casos, la in-
moralidad de los lideres de la fede-
raci6n es evidence, cuando transan
ccn la patronal la aceptaci6n de ba-
jas tarifas por el s6lo hecho de no
tomarse la molestia de organizer el
personal de trabajo.
Y ya en el piano de denunciar a
los falsos dirigentes:
-Son ellos tambion los responsa-
bles de la entrega mAs descarada de
los sellos de control, garantia o
identidad que tienen los escogeco-
res para obligar a los patrons al
cumplimiento de las tarifas. Esa es
el arma mis fuerte de ese grupo
tabacalero, pero los elements de la
federaci6n han hecho de ella un
use inmoral, que consiste en pac-
tar con la patronal la aplicaci6n de
los sellos. de tal forma que les per-
mita obtener jugosos mArgenes. Es
aqui donde se estAn introduciendo
tambidn practices de laboreo que
perjudican al trabajador, con el em-
paque de todo el tabaco de site
classes con vista a las cigarrerias.
La voz en6rgica y el gesto com-
bative, Gilberto Lima no cesaba de
fustigar a la dirigencia official de
la FNT y de plantear las cuestiones
mas vivas que tenia que debatir el
pr6ximo congress tabacalero.
-Con destiny a la mecanizacion,
dijo, se suprimen tareas como la
apartadura, el engavillado, mano-
jeo y enterciado, todn ello con per-
juicio evidence del trabajador, que
forzado por el hambre se ve obliga-
do a aceptar tales condiciones.
El periodista de EN CUBA inqui-
rio sobre los problems de su sec-
tor especifico, el torcido. Explic6:
-Ya se sabe que vive bajo la cons-
tante amenaza de la mecanizaci6n.
Cada dia se dan pasos mAs firms
para consolidarla, como es la exis-
tencia de los benches en las casas
principles. Se impone con ello la
rebaja de salaries y se provoca, a
trav6s de esa competencia desleal,
el desplazamiento de torcedores en
otras cosas gue no han establecido
el sistema. La reducci6n de los jor-
nales se produce porque asi se ela-
boran vitolas similares a las de mis
altos precious de otras fabricas.
Segun el infoi-mante, el traslado
de talleres ocurria igualmente en-
tre los tabaqueros, al objeto de bur-
lar las tarifas y no cumplir las le-
yes sociales. Mencion6 otro meto-
do enderezado a envilecer el sala-
rio, denominado "entrega", que con-
sistia en que un centro de trabajo
cerrado recibiera producci6n clan-
destina para el mantenimiento de la
marca. Si el patrono no tenia taller,
encargaba la confecci6n del tabaco
a obreros sin organizaci6n o subsi-
diados, que nada podian reclamar
por hallarse al margen de la legis-
laci6n. Tal era, en t6rminos genera-
les, el cuadro de crisis que en el
-aspecto laboral ofrecia Ia industrial
y que el congress extraordinario ci-
tado tenia que abordar con resolu-
cion.





-Pero tiene que ser un congre-
so que represent de verdad a todos
los trabajadores del tabaco- afir-
m6 Juan Pascual, del Bur6 Taba-
calero Autintico- y no un congre-
so de esos que ha celebrado Mujal,
en el oue participan mis de 80 sin-
dicatos de bolsillo que solo luchan
por mantener en la direcci6n de la
FNT a los dirigentes msis corrom-
pidos que ha tenido el movimiento
cbrero cubano...

MISCELANEA

Trujillo no Quiere Asilo.-Para
nadie es un secret que la larga y
sangrienta aictadura de Rafael
Le6nidas Trujillo ha suprimido has-
ta el mins ligero vestigio de los de-
rechos democraticos en la infortu-
nada patria de Luper6n. Pero no
satisfecho con la supresi6n de las
libertades pdblicas el d6spota tam-
bidn aspira a que los demas pue-
blos de America padezcan las des-
venturas de la Repfiblica Domini-
cana, ya que pretend, nada menos,
que solicitar de la OEA la denun-
cia de las convenciones de Ia Ha-
bana, de 1928, y de Montevideo, de
1933, sobre asilo diplomatico. Es-
cud1ndose en el anticomunismo, es-
te "ejemplar representative del
mundo libre" persigue la elimina-
ci6n de una de las instituciones
del Derecho Internacional Ameri-
cano de mas profunda tradici6n ju-
ridica y de mayor justificaci6n hu-
mana y political en el continent.
Tanto, que es possible que algfin dia
hasta el satrapa tenga necesidad
de acogerse a ese derecho.

Castillo Armas Contra la Cultu-
ra.-El Consejo Universitario, ma-
ximo organismo rector de la Uni-
versidad de La Habana, en su 61-
tima sesi6n acord6 dirigirse al mi-
nistro de Educaci6n Pfiblica de
Guatemala, para expresarle. a nom-
bre del mas alto centre docente de
la Isla, que consider altamente
perjudicial para la cultural de Arn-
rica, que por motives politicos di-
cho gobierno haya retirado su re-
conocimiento y subvenci6n a la
Uni6n de Universidades Latinoame-
ricanas, toda vez que las becas
constitutivas de esa organizaci6n
se contraen, exclusivamente, a prin-
cipios de entrafia profundamente
democratic. Acaso por eso seria
que mereci6 tal tratamiento de par-
te del "armado caballero de la ba-
nanera".


Mariano Brull en Francs.--En
la colecci6n Autour du Monde (Al-
rededor del Mundo), el renombra-
do editor parisiense Pierre Seghers
acaba de publicar una selecci6n de
poemas del gran poeta criollo Ma-
riano Brull, con el titulo de Rien
que.. (Nada mis que..) Aparece el
texto en espafiol y enfrente la ver-
si6n francesa de E. Noulet. "En la
poesia cubana-se dice del autor-
la obra de Mariano Brull represen-
ta el ejemplo mas perfect de poe-
sia pura. Su lirismo, iluminado de
una sombra mallarmeana, deriva de
una suerte de juego secret con lo
inefable". Como se sabe- despu6s
de treinta y seis afios en la carre-
ra diplomAtica, tiempo en que re-
present6 a Cuba brillantemente en
Paises de Europa y America, MB
fu -cesanteado arbitrariamente, lo
que provoc6 la protest de la inte-
lectualidad de la Isla. A traves de
la nueva Ley de Servicio Exterior,
-'! inistprio de Estado lo ha de-
clarado en disponibilidad.

Ferretti en el "Albur de Arran-
qtle".-Cuando se anunci6 que Car-


los M. Ferretti, destacado politico
del PAP en Marianao, habia "sa-
crificado" su postulaci6n a repre-
sentante, a cambio de la carter de
Comercio por seis meses, la ciuda-
dania acogi6 con recelo la noticia,
acostumbrada como estA a que este
tipo de sacrificio se transform en
"albur de arranque" con gran fa-
cilidad. En este caso, los recelos
parecian fundados, a juzgar por los
controls injustificados dispuestos
por Ferretti con la importaci6n de
papas y los que prepare con los
frijoles negros, la harina de trigo,
la leche condensada, y otros articu-
los de primer necesidad. Lo de las
papas rozaba los limits del escan-
dalo, ya que ha concedido un mo-
nopolio sobre la venta y los pre-
cios del tuberculo a un grupo de
grandes importadores, con perjui-
cio evidence para el consumidor.
Sordo a las protests de comercian-
tes y de la opinion piiblica, CMF
continuaba su camino, decidido a
recompensar su sacrificio.


Segundo Forum Azucarero.--La
Universidad Central Marta Abreu,
de Las Villas, prepare el Segundo
Forum Nacional en Defensa del
Azdcar, para el pr6ximo mes de
diciembre, y al efecto estA circulan-
do las invitaciones para que con-
curran a la discusi6n de los pro-
blemas generals de la economic
cubana y de la industrial azucarera
en particular el mayor numero po-
sible de especialistas. Como el Al-
ma MAter de Oriente, la de Las Vi-
llas demuestra en este Forum, que
se oriental fundamentalmente a la
investigaci6n de las cuestiones tcc-
nicas, cientificas y prActicas de la
realidad national, con un gran sen-
tido de las necesidades islefias.


,Pension o Prebenda?-La noti-
cia de que el-ingeniero Alfredo No
gueira, ex ministry de Obras Pui-
blica y ex representante a la CA-
mara, se ha acogido a los benefi-
cios del Seguro del Congreso -un
cheque de 500 pesos mensuales na-
da menos- pone de actualidad nue-
vamente ese privilegiado retire,
creado por los mismos congresis-
tas sin limits de sus caudales, al
ext4--em de uoe various millonarios
disfrutan de jugosas pensions del
EstadoApor dicha via. Precisamen-
te, el nombre de seguro le fun im-
puesto para evadir las restriccio-
nes constitucionales a las pensions,
que no pueden ser superiores a 200
pesos. Por otro lado, la legislaci6n
cubana en material de jubilaciones
exime de tales beneficios de segu-
ridad social a las personas que po-
seen medios de fortune, ya -que de
otra forma, como ocurre en este
generoso retireo" de los parlamen-
tarios criollos, se desvirtfa el sen-
tido de este tipo de instituciones,
transformandolas en meras dispen-
sadoras de prebendas disfrazadas.
*
Chantaje Telef6nico. Con una
insolencia que no se atreveria a
manifestar en un pais donde se exi-
giera el riguroso cumplimiento de
sus obligaciones y compromises a
las empresas de servicios piblicos,
la Cuban Telephone Company con-
tinda su political de chantaje, al
negarse sistemAticamente a reali-
zar nuevas instalaciones e incluso
a trasladar aparatos de abonados,
hasta que no se acceda a su pre-
tensi6n de aumentar las tarifas,
motive que no se oculta en expre-
sar en su propaganda. Cientos de
denuncias han llegado al Consejo
Central de Servicios Pfiblicos y nu-
merosas comisiones han visitado


PENSIONISTAS
ASOCIADOS


UNA CLINIC MODERN PARA
LA MEDICINE MODERN

P,*, bo* *m.t*


ese organismo para protester con-
tra la perturbadora y desafiante
political del monopolio extranjero.
Sin embargo, el costoso departa-
mento official, por desidia o por
complicidad -o por ambas cosas-
no ha hecho el menor esfuerzo pa-
ra exigir a la CTCo. una rectifica-
ci6n de su actitud y la atencidn
obligada al servicio pdblico que de-
tenta indebidamente y que debiera
ser operado por el Estado, una vez
que venci6 el plazo de la concesi6n.



Mujal y Lombardo.-El sindica-
lismo international americano tie-
ne complejidades increibles. Testi-
go de ello es la Organizaci6n Re-
gional Interamericana de Trabaja-
dores (ORIT), cuyo s6lido prestigio
como rectora y fiscalizadora del
movimiento o b r e r o continental
quieren minar hoy, a la vez, los
mAs disimiles personajes. El opu-
lento Vicente Lombardo Toledano,
eterno compafiero de ruta del co-
munismo en tierras criollas, acusa
a la ORIT de ser "un instrument
de la Embajada de los Estados Uni-
dos en Guatemala..; Eusebio Mu-
jal, anticomunista profeso de Cuba,
la moteja, por su part, de ser fi-
locomunista. Los dos magnates seu-
doproletarios, el mexicano y el cu-
bano, tienen un modo original de
coincidir.. discrepando.

0

Vigilancia Civica en Pinar del
Rio.-Con motive del desbordamien-
to continuado del rio GuamA, por
efectos de las recientes luvias, la
poblaci6n pinarefia -afectada gra-


INSCR1BASE EN LA




-LLIN MEICOl I-MRURI
CERRO 1316 TEL M-9841



vemente por el desastre- ha re-
clamado de nuevo la canalizaci6n
del mismo, con el Comit6 Todo Por
Pinar del Rio a la cabeza, institu-
ci6n que ha apelado a un recurso
digno del mayor estimulo: obtuvo
de todos los candidates locales la
seguridad de solucionar el proble-
ma en forma inmediata. Por su-
puesto, ha anunciado que vigila el
cumplimiento de esas promesas y
que someterA a la sanci6n civic a
quienes las olviden. En otras pa-
iabras: se realizan las obras de ca-
nalizaci6n o no hay votos.



La Fobia del Dictador. La vi-
sita del secretario adjunto de Es-
tado de los Estados Unidos para los
Asuntos Latinoamericanos, Henry
F. Holland, a Caracas, durante su
recorrido por esta parte del conti-
nente, brind6 a la dictadura de P6-
rez Jimdnez una nueva oportunidad
de demostrar su preocupaci6n ya
patol6gica, su fobia indisimulable
hacia los lideres dem6cratas- del
pais actualmente en el exilio. Un
manifiesto suscrito por una supues-
ta Asociaci6n Civica no encuentra
otra manera de reclamar una efec-
tiva accidn anticomunista por par-
te de los Estados Unidos que la de
expulsar a R6mulo Betancourt, Val-
more Rodriguez, J6vito Villalba y
demas dirigentes politicos civiles,
del territorio norteamericano, don-
de han encontrado asilo. Sobre ser
calumniosa la calificaci6n de mar-
xistas que da a esos ejemplares de-
m6cratas venezolanos, el documen-
to vale por el nivel Tiental que
revela del pequefio dictar de Ve-
nezuela.


;Sea Previsor!
~~3i ~ -C -----; 8- ---


- -- --













Textss de ELADIO OSECADES
r.Ftos: RAMONCITO FERNANDEZ


CONTENIDO DE ESTiA SECCIQN. El Alcalde invite al pue-
blo a festejar el triunfo de la tribu. Los niiros podian Uevar
sirenas, pitos, tambores y confetti... Los critics de Cleveland
defienden a Alfonso Ldpez... Tuvo el valor que se necesita
para dejarse guiar por la propia inspiracidn... Cuando el ne-
grito Al Smith iba a ser remitido a las Menores... Medio Cuba
quiere ver por television la pelea de Puppy Garcia y Mora-
cen... Curioso arreglo con el video... La CMQ garantiza una
entrada de catorce mil pesos... El record lo tienen Galvani
y Harold Dade... Seleccionamos al pequefio idolo del Vedado...
Dice Puppy que este es su gran ano... Audaz ensayo de TV en
la Serie Mundial. La pdgina que se le olvid6 a Julio Verne...
Sucedid en los deportes hace veinte anios...


Fiesta en Cleveland por
la Serie Mundial.
ANTES de inaugurarse la Serie
Mundial, Cleveland celebr6
con un desfile popular el triunfo
de sus Indios en la Liga America-
nd y la caida de los Yankees... AI-
rededor de doscientas mil personas


Los critics de la Ciudad de Cleveland defienden al manager Alfon-
so L6pez contra los otros experts que sustentan que los Indios Ile-
garon a la Serie Mundial por un camino de flores. En este trabajo se
hace uta relaci6n de los problems que tuvo que afrontar y resol-
ver el piloto de la tribu. (Lea en esta secci6n el comentario titulado
"Fiesta en Cleveland por la Serie Mundial"). Foto Salas.


L *






Beto Avila, infielder mexicano, primer latino que gana el champion-
bate en las Grandes Ligas. Super6 a Mifioso,,a Noren y a Nelly Fox
en un final emocionante. Beto es uno de los puntales sl6idos de la
tribu que lucha en la Serie Mundial. (Leaten esta secci6n el comen-
tario titulado "Fiesta en Cleveland por la Serie Mundial").
(Foto Salas).


K'
iVA


apoteosis, sirenas, pitos, tambores.
confetti...
En el auto convertible que presi-
dio la ruidosa caravan iban, ade-
mds del mayor Anthony J. Cele-
brezzo y el gobernador Frank J.
Laushe, tres funcionarios del equi-
po: Ellis Ryan, Donald Hornbeck
y Hank Greenberg... En el ve-













^AI
A.L




\


IL 1


Earl Wynn, miembro del tresillo de brillantes de los Indios de Cle-
veland. Con Mike Garcia y el fenomenal Bob Lemon preside el
elenco de lanzadores de la tribu. (Lea en esta secci6n el comentario
titulado "Fiesta en Cleveland por la Serie Mundial").


presenciaron la gigantesca forma-
ci6n, presidida por los peloteros
victoriosos, que cruzaron la ciudad,
de Este a Oeste, en autom6viles
descubiertos, entire los aplausos y
los gritos de los fanaticos. Los dia-
rios publicaron la curiosa alocu-
ci6n del senior alcalde, Anthony J.
Celebrezzo, invitando al pueblo a
festejar a la tribu y autorizando a
los nifios de los colegios para Ile-
var a los sitios escogidos para esta


hiculo siguiente, dedicado a las re-
liquias del deported, desfilaron por
las calls de Cleveland cinco de los
jugadores que tepresentaron a esta
ciudad en la famosa Serie Mundial
de 1920: el inmortal Tris Speaker,
que fu4 manager de la novena, los
viejos jardineros Jack Craney. y El-
mer Smith, la segunda base Bill
Wamb Sganss y el famoso serpen-
tinero George Uhle. Precisamente
,ud Elmer Smith el primero que




































Larry Doby, nmaximo empujador de carreras y lider de los jonrone-
. ros de la Liga Americana. Es uno de los toleteros, que presentan los
. <*6. Indios en el clhsico contra los Gigantes. (Lea en esta secci6n el co-
mentario titulado "Fiesta en Cleveland por la Serie Mundial").
(Foto Salas).


riesgo. Dej6 a Rosen en primera
y le confi6 la dificil custodia del
Angulo caliente a un recluta de la
raza de color, Al Smith, que pre-
cisamente en aquellos dias iba a
ser devuelto a la sucursal que tie-
nen los Indios en IndianApolis..
A! Smith se convirti6 en sensa-


ci6n. Se revel6 pelotero grande. Al
retornar Rudy Regalado al line-
up de los tribefios, Alfonso L6pez
consider decisive seguir disfru-
tando de la cooperaci6n de Al
Smith y, en vez de enviarlo al ban-
co, lo envi6 a los jardines...
Al Cleveland se le present otra


Vic Wertz, adquirido de los Tigres de Detroit, fue una de las car-
tas heroicas y dificiles que tuvo que jugarse el manager Alfonso
Ir6pez en la edici6n de la tribu que estA jugando el clAsico. (Lea en
esta secciOn el comentario titulado "Fiesta en Cleveland por la Se-
rie Mundial"). Foto Salas.


conecto un jonron con las bases
Ilenas en una Serie Mundial... El
nombre de Wamb Sganss tambi6n
tiene un capitulo aparte en la lar-
ga historic del clisico, porque ha
realizado el (inico triple-play sin
asistencia en esas competencias...
En los otros vehiculos, que for-
maban una larga y estrepitosa cola
a la usanza de los paseos de car-
naval, viajaban los veintisiete at-
letas que integran el conjunto de
los Indios, el manager Alfonso
L6pez, el entrenador, el m6dico,
el masajista, el carga-bates, los
coachs... Al pasar la caravan de
convertibles frente al edificio del
Ayuntamiento, empez6 a funcionar
una sirena utilizada durante los
dias de la guerra en simulacros de
ataques a6reos y de los balcones
cayeron torrentes de confetti, ser-
pentinas y flores...
Cleveland ha participado de tres
Series Mundiales. La primer en
1920, con Tris Speaker de manager.
La otra, en 1948, cuando la tribu
estaba dirigida por Lou Boudreau.
El tercer manager que le da a la
ciudad el codiciado y grandiose es-
pecticulo de un clAsico de otofio,
fu6 ovacionado de manera estruen-
dosa en el desfile a que estamos
haciendo referencia... Ese mismo
dia algunos peri6dicos del Estado
de Ohio le dedicaron la column
editorial a Alfonso L6pez, conside-
randolo en gran parte responsible
del acontecimiento...
Hay que tener en cuenta la cla-
se de pelota que lanzaron Lemon,
Wynn, Mike Garcia, Houtteman y


hasta el mismo Bob Feller, no pue-
de perderse de vista la estupenda
labor realizada al campo y al bate
por el mexicano Beto Avila, ni las
carreras que empuj6 el negro Larry
Doby... Ni lo much que hicieron
los otros valores estelares de la tri-
bu...
Los critics de Cleveland recono-
cen que Alfonso L6pez prob6 un va-
lor extraordinario -quizA hasta
audacia- al afrontar los numero-
sos problems que se le presenta-
ron en el transcurso de la tem-
porada. Por ejemplo, cuando puso
en tercera a un jugador nuevo,
Rudy Regalado, y pas6 a la inicial
a Al Rosen... Rosen, proclamado
el pelotero mis valioso de 1953, te-
nia que jugarse en el cambio la
carta mas dificil de su vida. Se la
estaba jugando tambi6n y al pro-
pio tiempo Alfonso L6pez, pues si
el ensayo no hubiese arrojado fru-
tos pr6digos, se lo hubiesen comido
a censura limpia los cronistas que
siguen la ruta de los Indios... Ru-
dy Regalado estaba jugando bien
y bateando por encima de los cAlcu-
los hechos a su base, cuando tuvo
que ser retirado de la alineaci6n
por obra y desgracia de una frac-
tura... Los catedrAticos del depor-
te le aconsejaron al manager Al-
fonso L6pez que volviese a situar
a Al Rosen en la antesala, basando
el consejo en la experiencia de que
es mAs fAcil encontrar un emer-
gente para la inicial...
Pero Alfonso L6pez volvi6 a ac-
tuar de acuerdo con su propia ins-
piraci6n, volvi6 a correr su propio


Johnny Antonelli, niio-bono por quien pagaron los Bravos sesenta
y cinco mil d6lares. Despu6s de pasar punto menos que inadvertido
en Boston y en Milwaukee, fu4 adquirido por los Gigantes, con cuyo
uniform caus6 verdadera sensaci6n.


I


r I




Aft


*^ a -3
"- 1 ,










FRASE DE "PUPPY"

DURANTE dos aftos el campe6n Ciro Morac6n no ha cesado
de retar a Puppy Garcia.
El combat, tan esperado, se celebrard mafiana en el cuadri-
lAtero del Palacio de los Deportes.
Pensando quizA en la tActica de urgente y desesperada mar-
cha atrds que puso en prActica Ciro Morac6n en los Altimos
rounds de su encuentro con Babe Ortiz, Puppy Garcia dijo lo
siguiente, refiri6ndose a la pelea de mafiana:
-No creo yo que Ciro Moracen se ponga a correr despu&s
de haber estado buscando esta pelea durante tanto tiempo,

-I i


de "niflo bonito" de los empresa-
rios que le estaban endilgando los
partidarios de Galvani y de Mora-
con, que pusieron a circular la es-
pecie de que el ahijado de Higinio
Ruiz les estaba zafando el cuerpo
a sus compatriotas...
"El de 1954 -dijo Puppy- va a
ser el gran afio de mi carrera"...
Y profetiz6 que iba a veneer pri-
mero al indito Kid Anahuac, des-
puds a Luis Galvani y, por ultimo,
a Ciro Morac6n, con quien se en-
frentara mafiana en el anfiteatro
de Paseo y Mar...
Hasta ahora, Puppy ha ido cum-
piendo su palabra al pie de la le-
tra. Para completar el rotundo au-


gurio, s6lo le falta disponer del iz-
quierdista eminente que se ha con-
vertido en el mas tenaz y optimis-
ta de sus perseguidores...
Atin cuando ya Puppy Garcia y
Ciro Morac6n habrfn Ilegado a un
entendimiento en lo relacionado con
la contienda estelar de mafiana, la
organizaci6n de la pelea sigui6
ofreciendo problems y dandoles
dolores de cabeza a los promotores.
Faltaba por resolver la gravisima
cuesti6n del video...
La idea primitive de empresarios
no era otra que la de presentar el
program un mi6rcoles, sin televi-
si6n. Se inspiraban seguramente en
el feliz ensayo realizado por Oscar


PV.ppy Garcia denniestra a travcs de su abnegacidn en el entrena
miento el gran amor que le tiene al deported. Luce en las mejore-
condiciones de su vida para la pelea de mafiana contra el campe6n
Moracen. (Lea en esta secci6n- el comentario titulado "Puppy nues-
tro favorite para el gran combat de mafiana").


situaci6n dificil cuando se produjc
el descenso de Rudy Regalado...
Es notorio aue en aauel instant
critic Alfonso L6pez le pidi6 al
ejecutivo Hank Greemberg que bus-
cara a la carrera al hombre indi-
cado para resolver el quebranto...
-- Y ouidn es ese hombre? -pre-
gunt6 Greemberg.
Alfonso Ldpez sefial6 a Vic Wertz,
jardinero que estaba prendido con
alfileres a la n6mina del Baltimore,
porque los Orioles lo consideraban
demasiado lento para permanecer
en las Ligas Mayores... Entonces
L6pez volvi6 a colocar, a Rosen en
tercera y convirti6 a Vic Wertz en
inicialista...
Como el Cleveland estA presen-
tando en esta Serie Mundial uno de
los mds extensos y colosales cuer-
pos de lanzadores oue han sido vis-
tos en el clasico en los filtimos
tiempos, con Lemon, Wynn, Mike
Garcia. Houtteman, Bob Feller y
una eficiente tanda de relevistas,
muchos critics han dicho que con
ese equipo hubiera ganado cual-
quiera otro manager en lugar de
Alfonso L6pez...
Verdad aue la novena es notable
y lucia en el papel superiorisima
a la de los Gigantes antes de le-
vantarse las cortinas de la Serie,
pero a Alfonso L6pez hay que con-
cederle lo suyo... Manejando los
valores de su equipo tuvo vision,
tuvo coraje, tuvo la determinaci6n
heroic oue se necesita para de-
jarse guiar por el criteria propio


FIR'MAM d.i.i


cuando ese criteria propio les pa-
rece il6gico, torpe y peligroso a los
demis...
Sea uno u otro el resultado del
clAsico, Alfonso L6pez merece los
mismos honorees que los historiado-
res del baseball les han dado a Tris
Speaker y a Lou Boudreau, los otros
managers que levaron el equipo de
Cleveland a una Serie Mundial...

Puppy Nuestro Favorito
Para el Gran Combate.
Estamos en vispera de la palea
que ha esperado con mayor ansie-
dad el aficionado criollo y que ha
inferido las mts grandes dificulta-
des a los promotores antes de Ile-
gar a un entendimiento con ambos
pugilistas. El sensacional pegador
Puppy Garcia y el campe6n Ciro
Moracen van a enfrentarse en el
cuadrildtero del Palacio de Con-
venciones y Deportes. Hace mis de
dos afios que se estA hablando de
este combat; solicitado incontables
veces por Moracen y por su ma-
nager Armando Alejandre...
Mientras Puppy Garcia se en-
frentaba a boxeadores importadds-
de Mexico y de los Estados Unidos,
contando los triunfos por salidas
al ring, al tiempo que robustecia
sus records y ampliaba su popula-
ridad, algunos observadores le echa-
ban en cara que no please con dos
idolos del patio: Luis Galvani y Ci-
ro Moracdn...
Puppy Garcia, sin duda possible,
la mas poderosa atracci6n de ta-
quilla que tiene el deported, prome-
ti6 al iniciarse el afio en march
salirle al paso a esa extrafia fama


mm


--
Pupp) Garcia con Higinio Ruiz, su manager, inspirador I padr, espi-
ritual El pequefio idolo del Vedado estA demostrando este afia que
no les zafa el cuerpo a sus compatriotas. (Lea en esta secci6n el co-
mentario titulado "Puppy," nuestro favorite para el gran combate".


/ 0


h






Martinez Conill a raiz del pleito del
propio Moracen con el mexicano
Babe Ortiz, que provocd una ines-
perada recaudaci6n de mrs de ocho
mil -d6lares. Pocos dias antes ha-
bian peleado Puppy y Frank Soda-
no un sAbado con television, natu-
ralmente, y se hizo una entrada de
poco mas de dos mil pesos...
El clculo de los promotores en
relaci6n con la pelea de Moracen y
Puppy sin video se elevaba a la
cantidad (record) de quince mil
pesos... Podia basarse el cAlculo,
tan risuefio, en el interns cristaliza-
do en ansiedad popular que la pe-
lea ha despertado en Cuba que se
tradujo en una verdadera invasion
de aficionados que querian reservar
ticket de admisidn.
Ante el anuncio de que el mejor
program del afto no seria televisa-
do, los magnates del video se mos-
traron dispuestos a tratar sobre los
derechos de trasmisi6n, a base, cla-
ro esta, de una suma que en nada
habria de parecerse a la miniiscula
($750.00) que pagan por las veladas
ordinarias. Armando Alejandre, ma-
nager de Moracin e Higinio Ruiz,
manager, mentor y padre spiritual
de Puppy Garcia, hicieron un alto
en sus querellas deportivas y se pu-
sieron de acuerdo para tallar el
problema, con miras a sacarle el
mayor provecho posible...
Se habl6 primero de permitir que
el combat fuese televisado median-
te el desembolso de seis mil d61a-
res.
Luego fueron planteadas y estu-
diadas otras formulas y otras can-
tidades, sin que fuese possible ha-
liar un Angulo arm6nico. Los re-
presentantes de los pugilistas insis-
tian en que Puppy y Moracdn lo-
grarian un mircoles (sin TV) una
entrada nunca menor de quince
mil pesos... Ese era su caballo de
batalla.
Las conversaciones fueron inte-
rrumpidas cuando Armando Ale-
jandre tuvo necesidad de hacer un
viaje a Estados Unidos. Al regresar
se reanudaron las conferencias y
pudo darse a la prensa la importan-
tisima noticia de que la contienda
seria trasmitida por television y
escenificada un sAbado en vez de
un midrcoles, como se proyect6 al
principio...
El arreglo no fua hecho sobnr
una cantidad determinada. La Em-
presa de la CMQ se compromete a
garantizar una entrada de catorce
mil pesos. Lo que falte para esas
cifras sera lo que se pague por los
derechos de trasmisi6n. En esta
dpoca de lluvias continues y de con-
mociones political que afectan pe-
rennemente los cAlculos de recau-
daci6n en todos los espectaculos pfi-
blicos, puede considerarse quc los
elements interesados en el progra-
ma de mafana han hecho un exce-
lente negocio.
Claro que es muy dificil -a nues-
tro juicio imposible- que con tele-
visi6n Moracdn y Puppy rompan el
record de concurrencia establecido
en el Palacio de los Deportes cuan-
do se enfrentaron por primer vez
Luis Galvani y el campe6n mundial
Harold Dade. Entonces 9,114 per-
sonas dejaron en las taquillas
CATORCE MIL SETECIENTOS
-TREINTA Y CINCO PESOS CON
VEINTICINCO CENTAVOS... Ese
es el record que permanece en pie...
Joe Louis y Omelio Agramonte.
en un encuentro de exhibici6n, re-
caudaron TRECE MIL CIENTO
VEINTICUATRO PESOS CON
TREINTA Y UN CENTAVOS en el
nismo anfiteatro...
Kid GavilAn y Tommy Ciarlo lo-
graron en el propio local una entra-
da bruta de doce mil pesos y once


LA GENERATION CURADA DE ESPANTOS



N Hille it! 11 .:; ^]r^ I
Spud e i- ;

.. t,.1., i* l,, ,.... .,..:...-< : a.. \-. m n d e! o g li a
inite t- un arl M Ru J


teria di prougrt. ,'". .
I'iara% illo o. L-:

plar co..ns diin..
del human aon, ,
bro. herno I.-ligdado .
un estadl tile inini.e
eDn lue n.ad.c no, p: a-.
recV inemronii q
nda q we parece pier
complehr, irreali- .
ble. l.'n .aturacion "" -
de hi fa l tttiNtir a. eu .. .. r
adaplatriign lo po r-
S tentoo. exlpliva qu t.
el puiblico ha.ia r e-
cihido cu.n tiertn na I i i
turalidad il e %- lo
traordinaria noltici.,
de qu.- Ino juegor C41
na Series lMundinl ci p
Baseball han a c ,.trS a
Sras.mitides en Cu- .
S ha por televtii. AI1
minsmo in;4t anl, dr
producirse iso la t'l gIrandioo espeac-ulo do- una .%erie M idial. ,
ciudadoes de uClee-
cand a. Ni lurk do ,loltaron a 'ureo Ia- campanas del orgulio pa-
Hemos eubido at magnifico carro de la eiili- rn ahnunciar que lo. desnfaob de la Serie .lundial
sceion y dirisrutamnos de las realizlioner que noe- de Ba.eball iban a ler ofrecidos, jugada por ju-
brinda sin que preguntemo% "por que'. 'in que nos gada. a trayvs de los hilos celegraficos
S d etengamo% un instant para nirur hecia atrds |
omprobar io qu e ramos Io que s mo-,n. to que Aquello nos parecia un e\ceau. no, parecia una
l eniamos antes y to que tenemos ehora. Io que meta de maravillas. La explicarcin e*eueta de lo
S etaba at alcance de nuestros anlepasados y los que habia pasido en cada inning. con el consa-
invmentos prodigiosoy que est-in a nuestro alcance... bido balance de las carreras, los hits Ilo. erro-
.Ahorn a los cinbanos no. dicen que podremnos res. colnmna la ansiedad de las multitude que i*
S ver en la pantalla de nuestro receptor casero lo interesaban par el pasatiempu
que en ese mismo segundo esta paDando en un Las tragmisiones por radio inieron de*put;s
Sparqne de pelota de Cleveland o de New York cuaiado nos curnmos dr Il sorpres de que ou-
nuestra alegria es relative. nuestra sorpresa no dierarnmo oir aqui lo que cstaba pusando en otra
to, r extremol, no nos tommos lau molestia, ni in- continent muy lejano. fe produce la conquita de
rurrimo% en La einocidn de preguntar '"c6sno" ni la trasmisin de las tncagenes fotogrffica, no
'"par que" tan solo podenos conocer el heroism rnmoto si-
Para que una contienda de baseball cerificada no que junto a la descripidon cablegraficu del su-
en Ne% York o en Cleveland pueda ser telesisa- cso. aparece la intantAnea del htrne
da en Ia capital criolla. es necesario desarrollar Los periodislas que pam reeacnr conipetencia.
un plan que paso inadsertido at genin misterioso ri s en pois s exprafres ter onn perdnr '
profetico de Julio Verne. Un avidn con equipos lerificsada en paiaes eetraos tertian que pero der
de micro-ondas debe volar durante el trancur- adrgo diaolosal en notar ponr marqueel eue roeo d-
so de cada juego a ocho mil pies de alturn a a lia irnto. pquolosa e notaron quie l Cundo ie a-
S ochenta kil6metros de la costa de Cuba nmdc. cer- cia ancis. pequeho i mdes asequible ai desarrollo de
cana a Miami. El aeroplano capta la efiai de n Ia a iaci6n. El %ideo que parece una utopian. .'
cana a Mlimi. El seroplano cap~ta la snaol de la consiert.? de pronto en realidad %. %a el hombre
estaci6n de Ia Florida .v Ia trasmite a su %ez al nodierno de pronto en reafidad d ul el hcriculo
S puesto de recepri6n montado en las ('unmbres de modern o no tienuo e necesidad de ro al esieriu por.
S Matanzas. De aqui la manoseada imragen tiene poqu el epectculo h iene a #u eonio) m er itho por
que pasr a Hershey 3. por fitimo. a La Habana... ans de u ad e cuto ilo
La informacidn. divulgacion y reiseia de un A la televisbin en blanco y negro suceden Ito
especticulo deportiio alcanza este erado de pro- felice% .xperimento. pars la telelii6n en n olore"
greso sin que el hombre modern. habituado a las y re explica, tiene que explicarse que ee hombre
S ventajas de su epoca, se conmueva ni de gratitud modern que ha trans.currido Ina id:h encontran-
ni de auombro y sin que se complique su confor- do en su edud tantos motiool de arnmbro, Lermui
table iida ahondando en la verdad cientifica de ne por no a.ombrars. de nada
semejante realidad con apariencia de en-muenfo Una etan6n cuban3 CMQ) ununria que In-
Le dicen que en su pantalla ha de ver a los gran- dUnafies de La Serie Mundial qne I e e l o.i n q a
des peloteros del equipo de los Indios y de la no- de.afoos de Ia lerie Mundiad que ce cteletbe o
ena de Ins Gigantes en esta Serie Mundial de New York m en leveand podrn -r Iel c-ado-
19t4 y se acomoda junto at receptor 3 assume la aqui el nlismo instance de producir--; r Ia olil.
deliciosa postura de aficionado renmoto y acisente eta no prooea [a connoeion que i-n realid:d me-
que. por magia del sideo. lo contempla todo de e proioear D-tras del empe"io se dearr..o
todo disfruta sin ne-cesidad de salir de %u casa... ita l tEiganterno plan del amion que captn e r-
El "c6mo" y el "por qui no podran perturbar su trasmite [a sefial d.? Miami. la recepidn en li-
omplacencia de hombre cilizado ucbres de Matana., 3 todo eese aparalo e ni-
W. md co. qcue pareciendo cosas del otro n.undo. %on co-
S Sin embargo. parece que rfu ayer miismo --un sas de e te, no consiLuen espantar .11 lihombre nio-
aer de perspective, un a)er de panoramna crono- derno. que ya e la curado d. invenlnt v de con-
Iogico- ecando los grandee peri6dicos del mun- qui.stLa grandio.as.. que 31a etl curdtl de -(i p:cm,-















SHechos ocurridos durante la semana comprendida entire los
dias 2 y 8 de Octubre del afio 1934).

DIA 2: Seleccionados Dizzy Dean en la Li-
ga Nacional y Lou Gehrig en la Ame-
ricana como los Jugadores mas valio-
sos de 1934. .
Clasifican los hermanos Becerra, Bar
cena, Sarria, Comas y Rodriguez Par-
do para el equipo de lucha para los
Juegos Centroamericanos.
DIA 3: Gana el St. Louis Cardenales el pri-
mer juego de la Serie Mundial contra
el Detroit 8 por 3, con Dizzy Dean en IPeper Martin
el box, anotandose su tercera victoria
en seis dias.
Gustavo Eder retiene en Berlin el campeonato welter
de Europa al vencer al belga Francois Sybelle en 15
rounds.
DIA 4: Colegial Rowe gana el segundo juego de la Serie, ven-
ciendo a los Cardenales tres por dos en doce innings.
Goslin decidi6 con hit en el duodecimo ante 43,451 per-
sonas.
Clasifican en las eliminaciones de tiro Joaquin Pedroso.
(Continfia en la PAg. 921


y le gan6 por puntos en la que mar-
ca su peniltima presentaci6n, ya
que en su mAs reciente salida le ga-
n6 a Frankie Sodano tambien por
puntos en diez rounds... Frente a
Sonny Le6n la balanza se inclina un
poco mAs a Puppy, que venci6 al













J- ^sw


venezolano por decision de los jue-
ces en el finico bout celebrado en-
tre ellos aqui en La Habana el 23
de octubre del afio pasado; mien-
tras Moracnn dividia honors en dos
bouts celebrados dentro de un pe-
riodo de mes y medio... El 24 de


Durante dos largos ailos el campeon Ciro Morac6n ha buscado y re
buscado el combat con Puppy Garcia, que serA presentado manana.
El encuentro es a diez rounds, lo que quiere decir que Moracen no
arriesga la corona. (Lea en esta secci6n el comentario titulado "Pup-
py, nuestro favorite para el gran combate".


mil ochenta y ocho hicieron Miguel
Acevedo y Terranova.
Tendra que producirse un ver-
dadero fen6meno para que en el
pleito de mafiana con television sea
superada cualquiera de esas mar-
cas. Lo que si puede asegurarse, sin
temor a incurrir en exageraci6n de
ninguna clase, es que el combat de
Moracin y Puppy Garcia-acaparA
mis del ochenta por ciento de los
receptores instalados en Cuba...
Medio Cuba esta esperando la pe-
lea.
En lo que respect al desenvolvi-
miento t6cnico de la pelea y a su
possible resultado, nosotros diferi-
mos por complete de los que han
venido sustentando a travys de los
dos filtimos afios que la fama de
Puppy Garcia se prolongara asta
la hora en punto en que cometa el
error de pelear con el estilista e iz-
quierdista Ciro Morac6n... Puppy,
ganador de Kid Anahuac, vencedor
este mismo afio de Luis Galvani, ha
experimentado grandes progress
en el deported de los pufios. Ya ha-
ce algo mAs que fajarse... Ha
aprendido a boxear y es de los pro-
fesionales del cuadrilAtero que se
mantienen siempre en perfectas
condiciones fisicas...
Nosotros seleccionamos para ga-
nar a Puppy Garcia por decision de
los jueces. Si Moracen no hace su
obra de aniquilamiento y de supe-
rioridad cientifica en los primeros


BJIRMAMEO de.


rounds, tendrA que realizar un es-
fuerzo enorme para escapar del
punch formidable del pequefio y
valiente idolo del Vedado...

Los Records de Puppy y
el Campe6n Moracdn.
Existen diversas maneras de ana-
lizar un combat tratando de hallar
un possible favorite. Puede apelar-
se a los records, al encaje de los
estilos, a la forma fisica de los pe-
leadores, a sus mAs recientes de-
mostraciones y es possible tambi6n,
en algunas ocasiones, hacer un es-
tudio a trav6s de las exhibiciones
rubricadas frente a un mismo ad-
versario... La p elese ieda'1; -
versario... La pelea de esta sema-
na en el Palacio de los Deportes
permit el examen desde ese Angu-
lo, pues Puppy Garcia y Ciro Mora-
cen han. combatido contra Luis
Galvani y el venezolano Sonny
Le6n.
No es cuesti6n de pensar que del
analisis podrAn sacarse conclusio-
nes definitivas, pero de todos mo-
dos result interesante establecer
comparaciones entire lo que ha ren-
dido cada uno de ellos frente a esos
dos pugilistas... Morasen peleo
contra Luis Galvani en el Palacio
de los Deportes el 24 de noviembre
de 1951 e hicieron tablas... Des-
pues se mont6 un nuevo bout el 28
de junior de 1952 y triunf6 Ciro, con-
virti6ndose en el primer hombre
que vencia a Galvani en Cuba...
Puppy Garcia ha celebrado una sola
pelea contra el ex campe6n bantam


Ciro Morac n, eminent izquierdista, campe6n nacional... Su entre-
nador Carlos Kelly lo atiende al terminar una de las dltimas sesio-
nes de prActica para el encuentro con Puppy. (Lea en esta seeci6n
el comentario titulado "Puppy", nuestro favorite para el gran con-
bate").









mer dla...


capgada! seca
itan fresco, como en el dia que fue fabricadal


Los automovilistas estan de placemes.
Ahora su Distribuidor Esso les ofrece la NUEVA
BATERIA ATLAS cargada y seca, que puede alma-
cenarse por mas de dos afios, con la seguridad de


obtener el maximo rendimiento y efectividad cuando
sea puesta en servicio.
Atlas pone ahora a su disposici6n, esta Bateria Atlas
totalmente nueva!


Placas completamen-
te cargadas y secas.


/2
A la venta en doce
tipos distintos..


El electrolito viene
en frascos plasticos.


Una horn hasta para
poneria en activo.


Usted Recibe Cl Peso por Peso
en Su Estacion de Servicio Esso!


Ta n






p e


agosto del pasado afio Moracen de-
rrot6 a Sonny Le6n en Caracas, y al
brindarle la revancha el seis de oc-
tubre. iT : I,-. el veredicto de los
jueces...
,Contribuye rl balance de esas
peleas a despejar el camino hacia
un vaticinio formal?... No propia-
mente, pero cualquier deducci6n
que se haga, conduce inevitable-
mente a reconocer que Puppy le ha
ganado con mayor facilidad a dos
hombres que han side dificiles para
Ciro Moracdn.
Aunque combatiendo en el mismo
peso, y siendo ambos figures este-
lares, se da con Morac6p y Puppy
Garcia el case curioso de que solo
aparece repetido el nombre de un
criollo en sus respectivas hojas de
servicios... Ese pugilista del patio
es Galvani. El paso de Puppy per
el profesionalismo esta prActica-
mente facturado por combates de
sabor internacional... Debut el 30
de julio de 1949 contra Jos6 Lugo
y despuds de figurar come prelimi-
narista hasta abril de 1952, di6 el
salto consagratorio venciendo a
Kid Campeche por puntos en ocho
rounds. A partir de ese instant la
uinica vez que pele6 contra un cu-
bano fu6 cuando se enfrent6 a Gal-
vani... Did siete knock outs conse-
-cutivcs frente a Trini Ruiz, Cacho-
rro Herrera, Papy Gault (dos ve-
ces) Ra(il Sanchez, Jimmy Cooper y
Edel Ojeda, antes de perder por
KOT frente a Jimmy Cooper en una
revancha... Su otro revds como es-
telarista fue contra Charlie Titone,
tambidn per Knock out tecnico en
cuatro rounds, y es destacable el
hecho de que los dos conquistado-
res de Puppy han perdido antes o
despu6s frente a l6, porque a Coo-
per le habia noqueado y a Titone le
puso horizontal en el primer round,
dos meses despues de haber perdi-
do por abandon a consecuencia de
heridas sufridas sobre los arcos su-
perciliares... Esos dos reveses ele-
van a cuatro su total en el ring,
pues en los comienzos de su carre-
ra fud vencido per Mario Noa per
i;antos en cuatro rounds, borrAndo-
la despuds al ganarle per la misma
via, y en 1951 result superado en
seis rounds por TomAs Vald6s "Tu-
nerito", quien algfn tiempo mis
tarde se retirO del cuadrilAtero.
Hay un hecho interesante en la
carrera de los dos rivals de ma-
fiana. Cuando Puppy debut, ya Ci-
ro Moracdn era campe6n national
de los pesos plumas, trono que ha
mantenido vigente a trav6s de seis
afios durante los cuales no ha side
derrotado entire nosotros... Las


tres inicas derrotas sufridas poi
Ciro en ese tiempo han sido en el
extranjero, contra Sonny LeSn en
Caracas, a quien tambidn venci6;
contra Baby Ortiz en Ciudad Me-
xico, frente a quien hizo tablas en
su mas reciente presentaci6n; y
contra Federico Pumbler en Pana-
ma.
Morac6n ha estado peieando co-
mo professional desde 1943 y con an-
tericridad actu6 en calidad de ama-
teur, Ilegando a los finales del tor-
neo Guantes de Oro en 1942 como
fly weight... Su debut en la capi-
tal en calidad de professional crista-
liz6 el 9 de dicierrbr- de 1944, ga-
nandole per puntos a Pedro Calde-
r6n, pero despuds perdi6 por la via
judicial frente a Eduardo de la To-
rre en echo rounds... Pedro Poey
(knock out 5 rounds) Oswaldo So-
carrAs, el dominicano Kid Giiinche
(knock out dos rounds), Diego Sosa
y Mario Pacheco (knock out dos
rounds) han side ols otros conquis-
tadores del actual monarca de las
126 libras... Sin embargo, de ese
grupo 61 ha vencido a Diego Sosa
cuatro veces, una de ellas per knock
out en el primer round; a Oswaldo
Socarras tres veces y a Mario Pa-
checo...
A Diego Sosa le arrebat6 el titu-
lo national, ganandole per puntos
en doce rounds eI 12 de agosto de
1948 y desde esa fecha no ha perdi-
do una sola vez en Cuba... Este
afio ha celebrado cuatro peleas, al
igual que Puppy Garcia, y el resul-
tado es similar en ambos cases.
Tres victorias y unas tablas... Cire
le gano a Rafael Kindelan en Guan-
tAnamo, a Santiaguito Martinez ex-
poniendo la faja en doce rounds y
a Bill Bossio, entablando con el me-
xicano B3aby Ortiz. Puppy entabl6
con Kid Anahuac, a quien luego
vencid por puntos, agregando a la
relaci6n a Luis Galvany y a Fran-
kie Sodano. Es destacable el hecho
de que 1954 es el finico afio de Pup-
py Garcia Como estelarista que no
ha podido propinar un knock out...
Sus cuatro pleitos en estos nueve
meses han Ilegado al limited, aunque
en el hecho muchos observan la in-
fluencia de su manager Higinio
Ruiz, que ha procurado apreciar so-
bre la realidad del ring la capaci-
dad del chiquillo para cubrir dis-
tancias largas, procurando no apu-
rarle excesivamente.

FIESTA DE...
(Continuaei6n
Naranjo, Bernardo H. Luna Arce,
Oscar P. Guerra Amador, Roger H.
Rojas Lavernia, Fausto J. Prieto
Brafia, Armando I. Averhoff He-
rrera, Juan A. B. de la Torre Gui-
chard, Pedro Goderich FerrAn, Leo-
poldo J. Cadenas Moreno, Ricardo
J. P6rez GonzAlez Oscar T. M. Pe-
draja Padr6n, Jos6 Rodriguez Blan-
co, Jos6 M. GonzAlez Giralt, Julio
A. Rodriguez Pdrez, Alfredo V.
Rams Puentes, Orlando V. Rodri-
guez Reyes y Gerardo L. Borr6n
Lessasier.
Primeros tenientes: Armando N.
Acosta SAnchez, Alejandro J. VAz-
quez Ayala, Domingo D. Figueroa
Lara, Juan Gonzalez Lemus, Josd
M. LlinAs Vald6s, Francisco C. Ro-
driguez L6pez, Pedro O. de la C.
Garcia Portela, Oscar P6rez Vega,
Ricardo de la Cal Herranz, Domin-
go J. de la C. Paradela Quintero,
Angel A. FernAndez Bermddez, Pe-
dro J. de Castro Rojas, TomAs de
J. Alfonso Acosta, Manuel G6mez
Rodriguez, Modesto J. Elias Fer-
nandez, Mariano A. Gessa HernAn-
dez, Josd M. G6mez Pascual, F6lix
S. Urra Pages e Isaias A. Iglesias
Pens.
Segundos Tenientes: Eugenio J.


Menendez Martin.
Total: 59 oficiales.
Muchos de ellos hacia un decenio
just que no se veian porque son
oficiales destacados en puntos dis-
tantes de la Isla; pero todos acu-
dieron al llamado estudiantil en
cuanto se les avis6 del compromise
contraido en las aulas diez afios
antes. Es decir, s6lo estuvieron au-
sentes per esta vez, cinco que estAn
eventualmente en el extranjero, y
para siempre uno -el cadete H6c-
tor Pdrez Montoya- que muri6 en
accident poco antes de graduarse
y a cuya memorial todos, puestos de
pie, guardaron un minute de silen-
cio.
De esta novedosa y entrafiable
convocatoria con el pasado escolar,
se ha confeccionado este reportaje
grAfico, coordinando fotografias re-
presentativas del acto, y transcri-
biendo en breves apuntes lo que
dijo e hizo un grupo de hombres
que olvidaron por unas horas su
jerarquia military para reencontrar-
se come estudiantes en las aulas
donde fueron felices aprendiendo a
triunfar.

UN BATIR DE ALAS...
(Continuaci6n)
blanco la mafiana gris. Ainciart,
machete en mano, dirige el ataque
brutal. Pepelin tira a un policia de
un tortazo. Del otro lado de la ca-
lle suben toletazos y gritos. Cae
Pablo de la Torriente, con la ca-
beza ensangrentada. Juan Marine-
llo es detenido per el propio Ain-
ciart, cuando se disponia a auxi-
liarlo. Manes amigas recogen a Pa-
blo, desvanecido en el suelo. Varo-
na sinti6 come un mordisco en la
oreja: estaba herido."
"Trejo, indignado, impetuoso, se
enreda con el policia F6lix Robaina
en un cuerpo a cuerpo. Baldoquin,
corre en su ayuda. Trata de arran-
carle el revolver al esbirro. Un tiro.
Otro. Trejo se desploma sangrando.
Asesinado por la espalda, 61 ha te-
nido la desgracia y la gloria de ser
la victima necesaria."
"La manifestaci6n se escinde.
Una parte sigue hacia San LAzaro
y, a toda carrera, perseguida de
cerca per la policia, coge rumbo a
Belascoain. La otra, dobla por Jo-
vellar hasta Espada y se une en
San IAzaro con el rest de los
compafieros."
"-iAbajo la Policia! iMueran los
asesinos de Trejo!..."
"Loca carrera. A la vez repar-
times manifiestos y asaltamos los
tranvias. Junto a mi va Mongo des-
petroncado. Su respiraci6n es un
silbido. Tose. Mongo ha salido el 30
de septiembre a la calle con 39 gra-
dos de fiebre."
"Al llegar al parque de Maceo
nos cruzamos con CarrerA, quien
dejara la orden en la Quinta Es-
taci6n de que nos ataquen a tiros.
Belascoain y San LAzaro. El hotel
Manhattan cierra sus puertas. "Vis-
ta Alegre" se repliega asustado."
"--Abajo la tirania! iMuera Ma-
chado!..."
"... Entre Belascoain y Gervasio
nos-vemos cogidos entire dos fue-
gos. Los policies de la Quinta em-
pezaron a disparar, primero al aire,
luego al cuerpo. En vista de que no
tocan a ninguno, yo me permit ha-
cerle una observacidn a Prio, que
junto con Mongo, Rub6n Le6n, Sau-
mell, Carvajal y Figueroa van a la
cabeza de la manifestaci6n:
"-Parece que estAn tirando con
fulminantes."
"Como respuesta, a unos pasos,
cerca de un puesto de frutas, cae
al suelo una anciana herida en el
hombro."
"Hay un moment de vacilaci6n.
Un grupo dobla por Gervasio y ca-
90


si todos sus components se gua-
recen en las casas vecinas. El otro
retrocede y se refugia en un labo-
ratorio. Es s6lo un minute. De nue-
vo a la tcalle. Se restablece el tiro-
teo. Carvajal, Mongo y Saumell,
6ste levemente herido, son captu-
rados. Cae balaceado Isidro Figue-
roa. No queda mAs remedio que
darse a la precipitada. No Ilegamos
ni a veinticinco."
"Al doblar por Belascoain, ya en
fuga, varies policies nos caen a to-
letazos a Polo, a Humberto Corti-
na y a mi. Los tres, junto con Prio
y Virgilio Ferrer Gutidrrez engram-
pamos una mAquina y vamos a "El
Pais". Alli estaban muchos compa-
fieros, entire ellos, Rubdn Le6n, que
enarbolaba come trofeo la chapa
del vigilante 1324, que 6l habia
puesto fuera de combat de una
certera pedrada."
"La entrada en "El Pais" fu6 di-
ficil. Habia una confusion terrible.
Los vendedores de periddicos se
unieron a nuestra protest. Volvie-
ron a encandilar el ambiente las
condenaciones de ritual. La poli-
cia. Tiros. Al fin, pudimos entrar
en la redacci6n del peri6dico, Ru-
bdn, Cortina, Virgilio, Prio, Polo y
yo. Nos recibi6 el doctor Zaydin.
Rub6n y yo, entonces, le explica-
mos lo sucedido y le hicimos unas
declaraciones en el sentido de que
en nuestra actitud no habian me-
diado sugestiones extrafias."
"De alli a Emergencias, bajo un
aguacero furioso. Trejo acababa de
ser sometido a una delicada inter-
venciOn quirdrgica. Pocas esperan-
zas de salvacidn. Un dia despues
habia muerto..."

El asesinato de Rafael Trejo pro-
voca encendidas protests en todo
el pais. Las tAnganas estudiantiles
-con su saldo de heridos, entire los
que la mujer ocupa su puesto de
honor- se suceden y multiplican.
A la protest de la Universidad si-
gue con extraordinaria celeridad la
protest de los normalistas y de los
estudiantes de los institutes. Toda
la masa estudiantil de la Republi-
ca se moviliza en la calle, en los
centros de ensefianza, en el clan-
destinaje, para combatir la Dicta-
dura. Pronto se nutre el martiro-
logio estudiantil con nuevas gallar-
das figures: Pio Alvarez, Carlos
Fuertes Blandino. Floro P6rez, F6-
lix Ernesto Alpizar, Chacho Hidal-
go, GonzAlez Rubiera... La muer-
te de Rafael Trejo levanta al pue-
blo y galvaniza a la juventud...
*
...Ya Trejo es polvo en el polvo
de los siglos. Recuerdo, afirmacidn
y ceniza. Laureles circundan su
frente juvenile, nimbada per la glo-
ria. Su trAnsito de "lo finite a lo
infinite" es ejemplo, brijula, ban-
dera. Rafael Trejo, fisicamente no
existe, pero para los heroes y los
mArtires "la muerte es una forma
oculta de la vida". Vive Trejo, y
vivird mientras exist una tirania
que combatir, una acci6n que. em-
prender, una juventud que guiar,
cuando esa juventud se site en
pianos de desinterds, abnegacidn y
sacrificio, que resista el paralelo
con Trejo, y merezca, siquiera,
"una IAgrima de nuestras mujeres
y una gota de sangre de nuestros
bravos"; mientras la juventud ten-
ga fe en sus fuerzas renovadoras,
y apreste lanzas para combatir los
molinos de viento, vivird en el al-
ma national Rafael Trejo. Hoy. a
los veinticuatro aiios de su partida,
Trejo sigue siendo hito, simbolo,
trinchera. En esta nueva pAlida
conmemoraci6n de su caida vuelve
a sentirse la incitadora necesaria
presencia de Rafael Trejo, come un
batir de alas.
La Habana, septiembre de 1954.







QcW~s~alUQ tt~d@ QY ctta


uaczJdo


tres flores


A .


p^.
p 41b .-
vfT


^-.

t ; a ^
/~ ...... /.
/

'-I


C6mo lucir m joven..?
udaudo trejd fored

Es muy "Agradable" lucir mas joven
de lo que usted es...
Es muy "Importante" no lucir
mayor de lo que usted es...
El Polvo Facial Tres Flores le
conservara siempre esa
sorprendente frescura de los
quince afios.
Para todos los tipos de belleza,
Tres Flores tiene una tonalidad.


Polvo Facial, $0.50 y
$0.75
Colorete, $0.45





Creaciones de -iIL&U~t
Paris New York


De venta en todas las tiendas y farmacias








,-a-


r '-"l / .,

n : ..?"",v sid /
A, ,"/j,/--) I ," t4("


LOS EXTERIORES DE LAS MAS

MODERNAS CONSTRUCCIONES

SE PINTAN CON C



\ ea de Aceite Pr eri s, ue a, *
Vj Qu-, SO t >se


Esta preferencia de los arquitectos, pintores, constructores y
propietarios, esti basada en la experiencia, porque Kem-Dura
ha demostrado sus inigualables cualidades para resistir las
inclemencias del tiempo. Su acabado uniform, atractivo
y duradero, se conserve por afios ahorrando el costo
de repintar continuamente.

UN
LAB(
SH
PINTE UD. TAMBIEN CON






DE ATRACTIVO Y DURADERO ACABAD


S9 Tambi6n se envasa en M de
Sgal6n, al precio de $1.55


I


$11
PRODUCT
DE LOS
ORATORIOS
ERWIN-
LLIAMS


ES DOBLEMENTE ECONOMIC:

Anada a cada gal6n de
Kem.Dura medio gal6n de agua
y obtendr6 gal6n y medio de
pintura lisla para usar.

Doce modernos colors y ocho faciles
enIremezclas le ofrete Kemr Dura.
Pida la carro de colors a su distr;
bu;dor.


0 MATE


Y





CONDENADO A MORIR...
(Continuaci6n)
contrario, se la recuerda como una
joven muy discreta, de aspect dis-
tinguido, con una dulce voz e inge-
nuidad sincere que le atrajeron el
carino de sus companeros.
Sus profesores dicen que era una
buena alumna sin ser brillante. Co-
mo bien rectierda ahora un amigo
de Conchita: "Cuando se hacian
chistes de double sentido habia que
repetirselos porque no los entendia
y ain asi a veces se quedaba en
blanco".
Hace un afio prdximamente un
grupo de alumnos organize una ex-
cursi6n a un pintoresco lugar cer-
ca de Camagiiey conocido por "Los
Canjilones". A Conchita le toc6
ir en un auto separada de su gru-
po intimo que iba en un jeep. Du-
rante todo el viaje no ces6 de repe-
tir: "Yo quiero ir en el "jeepi". Por
ese motive se le qued6 el apodo de
"Jeepi" por algfn tiempo.
"Tengo Sed"
En el Hospital los doctors Soca-
rris y Pino contindan luchandg. Le
inyectan un anti-t6xico llamado
"Val". En una habitacidn cercana
los padres aguardan. Asi transcu-
rre la noche. A las tres de la ma-
fiana Conchita dice: "Esta sed es
muy rara, 61 me tiene que haber
dado algo".
Todos los sintomas hacen pensar
en un envenenamiento con arsdni-
co. A media que pasan las horas
Conchita empeora. A las cuatro de
la madrugada clama: ";Silveme,
doctor, sAlveme!" Debido a que el
ars4nico ataca a los rifiones se le
pasa una sonda a la vejiga para
comprobar si habia o no retenci6n
de orina.
A las seis de la mafana, mientras
la ciudad de Camagiiey comienza
a cobrar su ritmo diario de trabajo,
el coraz6n de Concepcidn Bosch de-
ja de latir.
La Gran Incognita
Con la muerte de Conchita se
planted la gran incdgnita. De que
ha muerto esa muchacha? LQui6n
es el Luis Rodriguez que ella men-
cion6? zD6nde estA? Al reconocer a
Conchita los forenses afirman que
"no hay lesiones externas ni signos
de violaci6n, que eliminan comple-
tamente today posibilidad de violen-
cia". Este informed aparece firmado
por los doctors Demetrio Carbo-
nell y Luis Sanz.
Entonces Quc ha sucedido en la
poceta "La Victoria"? Al hacer un
registro en el lugar el teniente Cor-
zo ocup6 ocho cartas dirigidas por
Luis Rodriguez a su padre, a su
madre, a RoldAn Capaz, a los alum-
nos, al president y miembros del
patronato de la Escuela de Artes
Pldsticas, a Emma de la Torre y
a Milagros Bermddez. Lentamente
comienzan a conocerse los detalles
de la vida de Luis Rodriguez.
Un Joven Interesado
en la Pintura
El senior Carlos Rodriguez, un ho-
nesto funcionario retirado de los
cuerpos de vigilancia, se cas6 con
la sefiora Dolores SAnchez y tuvie-
ron dos hijos: Carlos y Luis: La se-
flora Sanchez era prima del desapa-
recido periodista Ruy de Lugo Vifia
Y acostumbraba llevar a sus hijos
a casa del escritor.
Ali Luisito comenz6 a interesar-
Se en las artes plasticas. Ya mayor,
consigue su primer empleo, en el
Ayuntamiento y gasta gran part
de su sueldo en monografias con
ilustraciones. Junto a 6ste amor a
la pintura mantiene un vivo inte-
rds en el sexo opuesto; su vida sen-
'imental es complicada.
En 1940, contando 22 anos de
edad, Luis contrajo matrimonio con


Maria Luisa Guasa. Ese mismo aio
les naci6 una niia a la que pusie-
ron por nombre Maria Dolores. Cin-
co afios mAs tarde se divorciaron
por "incompatibilidad de caracte-
res".
De una segunda uni6n entire Luis
Rodriguez y Milagros Berm6dez,
celebrada en 1948, naci6 otra niia
a la que Ilamaron Carmen. "Luis
fu4 siempre muy buen padre y es-
poso", confiesa ahora Milagros. En
1950 Luis se separ6 de la sefiora
Bermfdez.
El 29 de diciembre de 1950 Luis
Rodriguez contrajo matrimonio con
Amparo Verrier y en 1951 les nacid
su hijo Luisito. Tres dias despu4s
de haberse celebrado este matrimo-
nio Luis tom6 varias pastillas de se-
conal. La dosis era escasa y pudo
ser salvado. Este tercero y filtimo
matrimonio fud disuelto en el Juz-
gado Municipal de Marianao el 16
de octubre de 1952.
Una Escuela Para Camagiiey
Durante todo ese tiempo Luis vi-
via de un puesto en Obras Prblicas
y un empleo de administracidn en
la Escuela San Alejandro. Alli Luis
cbmenz6 a interesarse en la lucha
scstenida para lograr la creaci6n
de las escuelas de artes plAsticas
provinciales.
Cuando s6lo quedaba por consti-
tuir la escuela de Camagiiey Luis
estaba tan identificado con la causa
que la hizo suya. Desde 1950 co-
menz6 a hacer viajes para interesar
a los elements culturales de la re-
gidn.
Un Artist que Vivia de su Trabajo
Luis logr6 la creaci6n de la Es-
cuela de Artes Pldsticas de Cama-
giiey sostenida privadamente. Los
profesores pagaban seis pesos men-
suales y los alumnos dos para ayu-
dar a su sostenimiento.
Desde sus primeros dias en Ca-
magiiey Luis pudo vivir de su tra-
bajo. Su circulo de amistades au-
ment6 y los encargos que le hacian
eran de importancia. La delicada
restauraci6n de un presbiterio le
valid 1,600 pesos. En la restaura-
ci6n de unos antiquisimos muebles
laminados en oro gan6 2,000 pesos.
Por el monument al fenecido go-
bernador Jorge Caballero Rojo co-
br6 mil pesos. Ultimamente estaba
terminando la restauracidn de la
iglesia de "La Soledad" y estaba en
tratos para restaurar otra iglesia
por quince mil pesos.
No obstante a veces le faltaba el
dinero y lo pedia a sus padres, que
lo ayudaban generosamente con las
dos pensions de que viven. El
auto chapa 58,310 fu6 comprado por
el padre de Luis, senior Carlos Ro-
driguez y estaba a su nombre.
Un Hombre muy Enfermo
En una ocasi6n Luis Rodriguez
le confess a un amigo mientras to-
maba en un bar: "Yo tengo una en-
fermedad en process; cualquier
otro hombre en mi lugar se hubiera
pegado un tiro". Esta enfermedad
era el "Mal De Hodgkin", la mis-
ma dolencia incurable que Ilevara
a la tumba al senador Jos4 Manuel
Aleman.
Mientras vivia con sus padres en
La Habana Luis lleg6 a perder el
cabello totalmente en una ocasi6n
y, lentamente, lo fu4 recuperando.
En otra ocasi6n, le aparecieron
unas manchas oscuras en la cara
que lo atormentaron much duran-
te un tiempo.
Luis Rodriguez se someti6 a seis
operaciones en las axilas para ex-
tirparse los ganglios afectados por
el "Mal de Hodgkin". Su ultima
operaci6n fud defectuosa, pues s6lo
podia levantar el brazo derecho
hasta la altura del hombro debido
a que la piel le tiraba. Dentro de
unos meses tenia que someterse a


GRAN RECONSTITUYENTE


Para niIos y adults de todas las edades!


j ? Mujeres y hombres, de todas las edades,
agotados por el trabajo fisico o mental, los
excess o las preocupaciones del train
diario; nifios desnutridos, debiles y pAlidos;
enfermos convalecientes, ancianos de est6-
magos delicados, tienen en CEREGEN una
ayuda eficaz para recuperar sus energies y
Sagozar de salud y bienestar.
Universalmente reconocido como el mejor
y mis efectivo restaurador de la salud, por
Ssu elevado contenido de hierro, sales y f6s-
foro, CEREGEN es recomendado por emi-
Snentes medicos y especialistas en dietetica
de todas parties del mundo.


.1. MCEREGEN


una nueva operacidn. Carlos Ro-
driguez lleg6 a presentar en un
congress medico celebrado en La
Habana el caso de su hermano
Luis.
El Joven Alegre y Caballeroso
Todos los que lo conocieron en
Camagiiey dicen que Luis se con-
quistaba la simpatia por su locua-
eidad y don de gentes. Sus amis-
tades en Camagiley provenian de
todas las esferas sociales. Su jo-
vialidad y frescura de caricter le
conquistaron muchos corazones fe-
meninos.
No obstante, a veces, tenia me-
mentos sombrios. Cada vez que se
le acercaba la fecha de una nueva
operaci6n de las axilas rehuia la
compaiia de sus amigos y se vol-
via taciturno. Sus intimos en Ca-
magiiey recuerdan haberlo oldo ha-
blar con frecuencia de la muerte.
Constantemente coqueteaba con la
idea de suicidarse y en dos ocasio-
nes lo intent.
Luis dijo una vez que 61 tenia
que hacer algo grande antes de
morirse. Esto lleg6 a convertirse
en una obsesidn que no lo abando-
naba. Este afdn megalomano pue-
de que eo haya impulsado a planear
el suceso del lunes antepasado.
"Yo no Creo en Jueces"
Debido a la indole incurable de
su dolencia Luis era un hombre
que vivia dosesperadamente. No ha-
ce much mientras marchaba per
una calle de Camagiiey en su auto.
choc6 con otro que venia en direc-
ci6n contraria. El violent frenazo
que did hizo que la dama que via-
jaba junto a 61 se golpease con el
parabrisas abridndose una herida
en la frente.
Mientras trataban de desengan-
char los carros se acerc6 un res-
petable senior que, dirigidndose a
Luis, le dijo:
-Esa mujer esta herida, hay que
levarla a Emergencias.
--i Y a usted quidn lo meti6
aqui? -fue la brusca respuesta.
-Sepa usted que yo soy un juez
--contest6 el aludido sacando sus
credenciales.
DespuBs de mirarlas, Luis le dijo:
-Mire, compare, usted no tiene
jurisdicci6n aqui; ademAs, yo no
creo en juices -y cerr6 sus pala-
bras con una"interjecCl6n.


El juez demand el arrest de
Luis, que esa noche durmi6 en el
Vivac, y se le radic6 una causa.
El juicio iba a ser celebrado el 23
de septiembre dltimo.
Otro Suicidio Frstrado
Durante algfin tiempo Luis Ro-
driguez SAnchez sostuvo relaciones
con la propietaria de una casa de
huespedes de Camagiiey. Hubo con-
flicto entire ellos y la sefiora deci-
did romper con 61. Cuando Luis lo
supo fud a la Escuela de Artes
Pldsticas y dirigidndose a los alum-
nos les dijo:
"-iHasta nunca!"
Algunos, creyendo que Luis aban-
donaba su lucha por la Escuela, le
dijeron que ellos conseguirian la
oficializaci6n. Luis asinti6 triste-
mente y se despidid.
Despues de ingerir algunas table-
tas de seconal se dirigid a casa de
la sefora y le dijo en voz tan alta
que fu6 escuchado por algunos
huespedes: "iMe queda media ho-
ra de vida, vengo a morir en tus
brazos!" Y se desmayd.
Conducido rApidamente al Hos-
pital General se le practicaron al-
gunos lavados de estdmago y nue-
vamente le fue frustrado su deseo
de morir. Este nuevo intent sui-
cida lo ocultd Luis de algunos ami-
gos, a los oue dijo que habia te-
nido una obstrucci6n intestinal, si-
milar a na de que fu operado en
La Habana hace varies afios.
El Auto y los Camareros
DespuBs de muerta Conchita la
gente comienza a preguntarse:
". D6nde estd Luis Rodriguez?" La
muchacha pronuncid antes de mo-
rir unas palabras confusas que ha-
cen suponer que 61 estA en el fon-
do de la poceta, pero algunos opi-
nan que Luis ha cometido un cri-
men y se ha dado a la fuga.
De la base naval de Nuevitas es
llamado un buzo. Al atardecer del
martes 21 se sumerge en las aguas
de la poceta y explore su lecha fan-
goso. Unos tironcitos al cable in-
dican a los que esperan arriba que
el auto ha sido hallado. El buzo
trabaja al tacto, pues a ciento diez
pies ya no hay luz a esa hora.
Con un cable de acero amarra el
auto por dos o tres puntos. Ense-
guida upn guinche comienza a tirar
del cable hasta extraer el auto, des-








CONTROL SUS NERVIOS

IEfectivo de verdad!

NOVOJAZMIN est6 comprobado es muy eficoz en la ( 04
Irritabilidad, Palpitaciones, Ansledad, Miedo,
Insomnio, Angustia, Neurastenia, Indesiciones
a consecuencia del nerviosismo, Trastornos del / B
Vago-Simptico y en general, en todos los des6r-
denes nerviosos.
NOVOJAZMIN es ogradable de tomar y obra suave-
mente. i Ya no es necesario el uso de Bromuros o de
calkantes fuertes Basta un frasco pora comprobarlo.


baratindolo en el process. El auto
contenia un ejemplar de la revista
BOHEMIA con fecha 30 de noviem-
bre de 1952, los zapatos de Conchi-
ta, un artistic azulejo catalan y
algunos recibos firmados por Luis,
extendidos a los alumnos de la Es-
cuela de Artes Plfsticas.
Esa misma noche un. grupo de
dependientes de un restaurant de-
cidieron "llegarse hastA la poceta
despues de terminar su trabajo. De
madrugada ya, cuando cerr6 el es-
tablecimiento, fueron en el auto de
un amigo.
Mientras miraban el agua vieron
surgir un brazo y enseguida el
cuerpo hinchado de Luis Rodriguez
sali6 completamente a la superfi-
cie.
Con fa aparici6n del cadaver de
Luis se extingui6 la responsabili-
dad criminal y el suceso qued6 ju-
dicialmente cerrado.
Un Joven que Habla Bonito
Conchita conoci6 a Luis Rodri-
guez por un amigo comfin que lo
llev6 a la casa de ella. La mucha-
cha qued6 encantada con el joven
que hablaba 'tan bonito". Cuando
se enter del proyecto de Luis so-
bre la Escuela de Artes Plfsticas
de Camagiiey, se matricul6 en ella.
Las relaciones entire ambos fue-
ron cristalizando lentamente. Un
professor de la Escuela recuerda
ahora haber visto cartas sentimen-
tales cruzadas entire ambos en 1953.
Conchita comenz6 a ayudar a Luis
en su trabajo y aparecia como em-
pleada de la Escuela, sin cobrar
sueldo.
Por su parte Luis confess en va-
rias ocasiones estar muy enamora-
do de Conchita. "Es un Angel", so-
lia decir. Luis visitaba con frecuen-
cia la casa de ella y era muy bien
recibido per la familiar Bosch. "Ese
muchacho es un perfect caballe-
ro", dijo el senior Bosch en una oca-
gi6n conversando con el administra-
dor de su empresa.
Cuando los padres de Luis fue-
ron a Camagiiey 61 los llev6 a casa
de Conchita. Ella se mostr6 muy
amable y los fud a despedir a la
estaci6n, regalAndole a la madre
una caja de bombones.
Una Obsesi6n que Retorna
Hace unos meses. visitando a una


familiar amiga, Luis habl6 de asun- Cerca de alli estAn trabajando unos
tos detectivescos y dijo con el to- ge6logos norteamericanos que bus-
no seguro del que ha hecho un sen- can nuevos yacimientos de cromo.
sacional descubrimiento: "Londres Cuando regresan en su camioneta
tiene el TAmesis y Paris tiene el para almorzar en el pueblo se en-
Sena, pero Camagiiey tiene a la po- cuentran con la pareja y se detie-
ceta 'La Victoria" para el crime nen. Uno de los ge6logos que sabe
perfecto" algo de espafiol converse brevemen-
A un amigo le confess: "La pr6- te con ellos. MAs tarde al ser inte-
xima vez me voy a suicidar de ver- rrogado, dijo que "estaban muy ale-
dad, dando un escandalo que van gres".
a star hablando de mi un mes por De ese moment en adelante no
lo menos." hay ninguin dato cierto; s6lo con-
El domingo, 19 de este mes, Luis jeturas extraidas de las confusas
va por la mariana a la Escuela de declaraciones de la muchacha.
Artes PIAsticas. Alli se encontr6 DespuBs que se alejan los ge6logos
con su amigo RoldAn Capaz (al que Luis saca un sobrecito con unos
luego dejara en el lugar del suce- polvos blancos. Conchita se queja
so una breve carta que decia: del malestar que le han causado
"Hermano RoldAn, te dejo la Es- los tragos y 61 le dice que los pol-
cuela. Sabris que esto tenia que su- vos la van a aliviar. De la gaveta
ceder"). Luis estaba muy sereno de la maquina Luis extrae un va-
cuando entr6 en el local, sito de tart6n, le echa dentro los
-RoldAn, yo no vengo mas a la polvos y vierte el contenido de una
Escuela, hazte cargo de ella. botella de agua mineral.
-No hay motive para que la de- Luis tiene el auto parqueado a
jes -contest6 RoldAn. tres metros del borde de la poceta.
-Cada uno sabe lo suyo. Enciende el motor y arranca el ca-
Despuds pasaron a hablar de rro con un violent aceler6n. Las
otras cosas y salieron a tomar caf6. primeras personas que Ilegan a la
El Dia del Suceso poceta despuds del hecho recuerdan
Asi estin las cosas el lunes, 20 las profundas zanjas formadas por
de septiembre. Conchita se levanta el rApido girar de las llantas. El
temprano y sale de su casa, Luis auto salta enseguida al vacio hun-
la recoge en la esouina y van a di6ndose en las fangosas aguas de
dar un paseo, como hacian con fre- la poceta.
cuencia. Por el camino se detienen La verdad de la terrible trage-
en la barra del Gran Hotel y alli dia ocurrida al borde del estanque
toman un jaibol. no podrd ser descifrada jams.
Luego. Luis enfila su auto hacia Ambos se ban llevado el secret a
la carretera, rumbo a Minas. Cuan- la tumba.
do Ilegan alli, Luis detiene su auto ;Asesinato o Pacto Suicida?
junto a un bar y toman dos jaibo- Si se estudian las declaraciones
les mis. El camarero oye que co- aue hizo Conchita a la campesina
mentan algo aobre los pasquines Maria SuArez, al teniente Corzo y
electorales. Salen de alli y se diri- al Dr. Alfredo Emilio Socarras, se
gen a Altagracia, donde se detie- comprueba que en ningfn momen-
nen en otro bar y toman dos cer- to ella habl6 de haberse envenena-
vezas. do. Al principio lo que teme es
Hacia el mediodia el senior Ge- contraer una pneumonia. L Quidn se
rardo Bosch inquieto por la tar- preocupa por una pneumonia si sa-
danza de su hija, hace la denuncia be que ha ingerido un veneno?
en la Segunda Estaci6n de Policia. Los hechos desmienten la hip6-
La madre de Conchita calm a su tesis del pacto suicide y apoyan la
esposo: "Tranquilizate, viejo, a lo teoria de que Luis envenen6 a Con-
mejor anda con Luis y tf sabes chita y luego se suicide.
que con 6l Conchita esta segura." Una Estela de Dolor
Un Auto Salta al Vaco Luis Rodriguez deja dos hijas de
Alrededor de la una de la tarde- catorce y seis afios y un hijo de
llegan a la poceta "La Victoria". tres. La primer esposa, que resi-


ASMA 6 AHOGO






SEfectivo de verdad!


de en los Estados Unidos, vino es-
pecialmente para el sepelio. La se-
gunda esposa, Milagros Bermiddez,
Ilora con desconsuelo mientras se
pregunta por el future de su hiji-
ta Carmita. La seiora Bermudez
esti enferma de gravedad. La ma-
dre de Luis, Ilora con tanta amar-
gura el tragico fin de su hijo, que
sus parientes cercanos la creen
pr6xima a un colapsq nervioso.
Durante el sepelio de Conchita,
el padre, abatido y confuse, le pre-
gunt6 a una compafera: "% Ti sa-
bes c6mo sali6 mi hijita del exa-
men de Matemiticas?"
En Camagiiey todo el mundo co-
menta consternado este suceso que
ha sacudido hasta sus raices al nd-
cleo social mas conservador de
Cuba.
Era Ars4nico
Nuestros enviados especiales lo-
graron obtener en Camagiiey una
muestra del polvo que tomara Con-
cepci6n Bosch, que qued6 adherido,
sin diluir, en las paredes del vaso
de cart6n. Aunque no puede men-
cionarse la manera en que se ob-
tuvo esta muestra, podemos garan-
tizar y probar, ampliamente, su
procedencia.
Este polvo fud llevado por los en-
viados de BOHEMIA al laboratorio
privado del Dr. Juan Embil, miem-
bro de la Academia de Ciencias, je-
fe de la Secci6n Fisico Quimica del
Institute de Hidrologia y distingui-
do cientifico.
Al cierre de esta edici6n nos lIe-
ga el informed del Dr. Embil en el
que asegura que la muestra exa-
minada es, efectivamente, Acido ar-
senioso o arsenico blanco. Hasta
este moment nadie habia podido
afirmar con certeza la naturaleza
de la substancia que caus6 la muer-
te de Conchita.
El informed de los forenses eleva-
do al Juzgado dice que "muri6 in-
toxicada por una substancia desco-
nocida". Se habia mencionado al
arsenico como possible causa de la
muerte por que los medicos que la
asistieron, por los sintomas que
presentaba. formularon esa hip6te-
sis confirmada ahora.
Consultado el Dr. Embil sobre las
caracteristicas del envenenamiento
con arsinico inform que la toxi-
cidad depend del grado de finura
del polvo. El arsenico que tomo
Conchita es de muy mala calidad.
de granos muy gruesos. Esto de-
mor6 su muerte, que habria sido
mis rApida, dada la cantidad (una
cucharada) oue tom6.
Por otra parte, afirm6 el doctor
Embil, el envenenamiento con ar-
senico raras veces es fulminante.
Su desarrollo tipico se extiende des-
de dieciocho horas hasta tres dias.
aunque hay casos que ha demora-
do de cuatro a catorce dias. Debido
a su sabor dulzaino el ars6nico puc-
de ser ingerido sin despertar sos-
pechas.

HACE VEINTE A1OS...
(Continuaci6n)
Manolo Quevedo y Ernesto
Herrero para los Juegos Cen-
troamericanos.
DIA 5: Paul Dean gana el tercer
juego de la Serie Mundial,
con score de cuatro por una,
ponchando a siete..
Pepper Martin result hdroc
del juego at conectar un tri-
ple y un they que decidie-
ron.
DIA 6: Vuelve a emnpatar la Seric
ei Detroit al ganar el cuarto
desafio ia los Cardenales con
score de diez por cuatro, lan-
zando Eldon Auker.
DIA 7: Conquista ci Detroit el





quinto juego, poniendo la Se-
-ie tres por dos a su favor.
Triunfa el equipo Juventud
Asturiana sobre el Atlante
de Mdxico, tres goles a cero.
DIA 8: Vuelve a empatarse la Se-
rie Mundial, cuando Paul
Dean gana el sexto juego 4
por 3.
Gana el Columbus, de la Aso-
cici6n Americana la Peque-
fia Serie Mundial, derrotan-
do al Toronto con score de
nueve por ocho.

SIGUE LA FARSA...
(Continuaci6n)
yo y de otros artists en !a poli-
tica.
Pareces no comprendernos -tal
vez no nos explicamos bien- cuan-
do nos dices: "La absurd teoria
del periodista se desmorona por su
falsa base. No quiero considerar las
lindezas que dedicas a los otros
compafieros y en las que de modo
alguno puedo sentirme aludido, pe-
ro si me rebel contra tu arbitraria
decision de negarme el derecho de
ser elector y eligible."
Esto suena bien, Carlos, pero no
es verdad. Reconocemos tu derecho
a aspirar. El tuyo, el de todos los
artists y el de todo el mundo. Lo
que nos luce -y opinar tambidn
es un derecho sagrado- es que en
las aspiraciones de los artists, hay
algo de malversaci6n. Y nos vamos
a explicar mejor, para ver si acla-
ramos esto de una vez.
La simpatia y el aplauso del pfi-
blico es un crddito acumulado a fa-
vor del artist. Es un crddito, co-
mo todos los creditos. A media que
ese cr6dito aumenta, aumentan los
valores del artist y las empresas
lo cotizan mis alto y se hace pa-
gar mejor. Los empresarios pagan
a los artists de acuerdo con el cre-
dito aue tienen en el puiblico. Tras-
ladar la simpatia de un artist, del
teatro y del arte, a la political, equi-
vale a una transferencia de credito.
Y la transferencia de crddito no es
otra cosa aue malversaci6n. Pre-
gdntaselo a Grau, que estai proce-
sado por malversador, por haber
autorizado una series de transferen-
cias de creditos.
Y td, querido Carlos, estds a pun-
to de malversar tu formidable cre-
dito publico- que es como deeir
todo el trabajo de tu vida- en una
contienda electoral en la que tie-
nes much que perder y muy poco
que ganar.
SQu4 td prefieres ser? iUn con-
cejalito honest y decente, pero sin
experiencia -pagando muy caro la
novatada- aplastado siempre por
el genio maquiavelico de Felix
Ay6n? .O un artist inmenso y
consagrado -como eres- aplaudi-
do, mimado y querido por las mul-
titudes ?
AlII tf; decide lo que quieras.
Nosotros, que te queremos, no vo-
taremos por ti- Porque no nos gus-
tan los malos negocios. Y seria
muy desagradable que nos cambia-
ran -en nuestras propias narices--
a un actor de primera, por un po-
litico de tercera.
En cuanto a la preocupaci6n que
tienes porque "ha muerto nuestro
buen .humor" y por "lo duro que
nos debe haber tratado la vida" y
Por el "sabor de amargas frustra-
clones" que adviertes en nosotros,
no tengas la mas minima preocu-
Paci6n, Carlos. La inica vez que
hemos llorado en la vida fud oyen-
do un capitulo de "El Derecho de
9acer". y para eso, sabiamos por
qu6 lloribamos.
Recibe un abrazo, muy afectuo-
so, de tu amigo de ayer, de hoy y
de siempre,
Ernesto Montaner


Sr. Leopoldo FernAndez.
Querido Cabo:
Estos iltimos veinte afios hemos
marchado a la vanguardia de tus
admiradores. Sabemos de tus con-
diciones excepcionales de hombre y
de artist. Conocemos tu cultural.
tu hombria de bien, tu decencia
probada siempre, tu honestidad sin
limits y tu insuperable calidad ar-
tistica. Te hemos visto arrancarle
a la calle personajes de la vida real
y pasearlos luego -como s6lo pue-
de hacerlo un gran artista- por
nuestros escenarios, con todas sus
lacras y todas -sus miserias, sus ri-
sas y su Ilanto. Y encarnAndolo,
has triunfado y te has consagrado.
Por eso: porque eres un magnifico
artist.
;Ah! Pero la Democracia dice que
tW tienes derecho a aspirar en po-
litica. Y ese derecho vale mds que
toda tu vida consagrada al teatro.
Y come eres un hombre del pueblo
y has dormido en un parque tf tie-
nes que ser conceal. Serd porque
los parques y los concejales, perte-
necen al Municipio. Esa es la dni-
ca relaci6n direct que hay entire
una cosa y la otra.
Tt, mi querido Cabo, no sabes
ni una palabra de political. Y no ol-
vides, ni por un moment, que la
political tambi6n es un arte que re-
chaza las improvisaciones. En ese
campo te habrin de suceder las
peores cosas. Y el vulgo -con un
gran sentido del humor- dird: "lo
que ha de suceder, sucede al ca-
bo..."
Las improvisaciones suelen traer
muy malos resultados. A ti mismo
no te gustaria, que ahora que van
a terminar el Teatro Nacional,
nombraran director a Grau San
Martin, a Anselmo Alliegro o a Mi-
guelito SuArez FernAndez. Y es 16-
gico. Porque la Democracia les per-
mite a ellos aspirar, con los mismos
derechos que a ti, a nosotros y a
cualquiera. Pero Zqu6 podrian re-
presentar esos seofores desde el car-
go de director del Teatro Nacional?
Nada. Ni siquiera podrian resolver
uno solo, de los muchos problems
que se le habrian de presentar. Les
ocurriria a ellos en el teatro lo que
te ocurriria a ti en la political.
En political, lo menos que se pue-
de ser es "sargento politico". Y tu
no puedes trabajar ni de eso si-
quiera. Porque tu no eres sargento.
Ti eres "cabo". LY quidn ha visto
a un cabo, trabajando de sargen-
to?
Dentro del arte teatral tW tienes
el grado de Mayor General. Y nos-
otros somos los primeros en reco-
nocer tu jerarquia. Si te empefias
en dejarte arrastrar por la political,
alg6n dia te pesari. El arte habra
perdido a una de sus mis altas fi-
guras y la political habra adquiri-
do a un 'cabo", can pretensiones de
sargento.
La subversion de valores suele
traer consigo todo esto, Ojala que
tft y tus compaferos artists nos
demuestren io contrario. Y triun-
fen en political, como han triunfado
en el teatro. Porque Cuba esti pi-
diendo a gritos hombres de hones-
tidad y de talent, figures de relie-
ve, de alta significacidn. ya que es
tal su crisis de hombres, que no
hay a quienes sentar. decorosamen-
te, en las mis altas posiciones de
nuestro pais.
Pero eso si, Leopoldo; si no vas
a ser un GonzAlez Lanuza, prefiere
seguir siendo Pototo y Trespatines,
que tambidn son importantes en la
vida de una Repdblica.
Sabes te quiere siempre -sin
buscarte aserrin en las espaldas-
tu amigo,
Ernesto Montaner


LA PRIMERA INNOVACION


EN LLAVES DESDE LA


ERA ROMAN


Savede lvabo cromada


AMPLIO
WURTIDO...
;Iav tin

i`av para
,ida uso.
rmad a.


SUPATAPS
fabricado en Inglaterra


Y TAMIIEN
(Can esta
'e cci6 n


o0 calores
diferenies


Nb







It


''I
'3


* Uno above que combine con >os lines del
lugar donde se instola.
* Nunca goteo ni solpico.
* No tiene cost de montenimiento despuks
de instolado.
* El precio tombien es sensacional.


USED MISMO 0 SU NINO PUEDE CAMBIAR LA ZAPATILA SIN
HERRAMIENTA ALGUNA.


At DESARMARLA NO NECESITA CERRAR LA LLAVE DE PASO
CADA LLAVE CONTIENE CIERRE AUTOMATIC.
e-_

Licimenos yI~ s t u adoL !doi


Apart


Representantes paro el interior de lo Repdblica
ido 1994 F. A. LARCADA H


obona







I Eda

W~~~0 PO UDOGRIA0CA


NUESTRO AGRADECIMIENTO

AL Sr. L. Rodriguez Machin -representante de especialidades far-
machuticas- por haber torado nota de nuestro escrito anterior
y haber enviado sin perdida de tiempo una caja del product ME-
THISCHOL (Ampulas) al Sr. Luis Prieto (yo publiqu, Prats) de'
Santa Cruz NQ 51 en Cienfuegos.
El Sr. Prieto, en carta que acabamos de recibir, nos informa que
ha recibido esas inyecciones y su contentura no tiene limits. Aho-
ra nos sefiala su nueva necesidad de las cApsulas Menintol que dice
distribuyen en Cuba los Laboratorios Mendoza. Desea el Sr. Prieto
que de manera pfiu.ca agradezca al Sr. L. Rodriguez Machin su gen-
tileza. Muchas, muchisimas gracias.

MUY BECONOCIDO

Desde Niquero el Dr. Francisco A. Fonteboa nos ofrece una pierna
artificial y nos envia por paquete expreso una caja conteniendo me-
dicinas, la mayoria inyectable. Mucho agradecemos al amigo Fonte-
boa sus, molestias y su cooperaci6n a nuestra causa humana.

SUPLICA DE UNA MADRE

No podemos negarnos al ruego que nos hace la Sra. Antonia Mar-
tel, vecina de Santa Irene 268, Santos SuArez, Habana. Ella estA muy
agradecida y reconocida a medicos y enfermeras del Hospital de In-
fancia por la operaci6n de su pequefia hija y nos ruega la publica-
ci6n de su carta ya que los pobres no tienen otro medio de agra-
decer 6stos grades favors de la vida. Cumplimos con nuestro de-
ber haciendo pflblica esa carta que dice asi:
"Estimado senior:
Permitame que le dirija estas lines para rogarle, de ser ello po-
sible, la publicaci6n de esta carta en su leida secci6n, pues desearia
hacer pfblico y notorio mi reconocimiento al Dr. Antonio Carbonell
Salazar, eminente medico cirujano del Hospital Municipal de Infan-
cia de La Habana, por la manera magistral en que llev6 a cabo una
dificil operaci6n de hernia diafragmatica que sufria mi hija Mi-
riam, -de doce afios, quien esta recluida en la Sala G de dicho Hos-
pital, en franco period postoperatorio.
Al hacer pfiblico mi agradecimiento al Dr. Carbonell por el 6xi-
to de la operaci6n, deseo tambien dar las gracias a la enfermera
Sra. Elsa Varona y a sus compafleras, y al propio tiempo hacer cons-
tar que se me brindaron toda clase de facilidades en el Hospital
Municipal de Infancia de La Habana para poder Ilevar a efecto la
operaci6n de mi hija, pues en el Instituto del Niflo, donde mi hija es-
ta inscripta, me indicaron que era preferible que fuera operada en
el Hospital Municipal de Infancia, donde hemos recibido las mayo-
res atenciones por parte del personal de dicho Hospital.
Le ruego perdone mi atrevimiento, pero estoy segura que usted
sabrA comprender los sentimientos de una madre agradecida al su-
plicarle publique esta carta en su leida secci6n".

DINERO QUE RECIBIMOS CON DESTINO FIJO

Dos pesos para el Lazareto del Rinc6n, de Juana Acosta, desde Re-
medios. $3.00 para el Rinc6n, de A.D. desde Mor6n. $2.00 para el Le-
prosorio del Rinc6n, de Dora Alvarez de Iznaga. A todos muchas,
muchisimas gracias.

LO ANUNCIAN ASI

Los que mandan anuncian que para el mes de Octubre quedara
inaugurado de verdad -prestando servicio al puiblico- el Sanatorio
"Topes de Collantes". Quiera Dios que pueda prestar el mismo ser-
vicio que "Jauja" el llamado paraiso del tuberculoso pulmonar, sa-
natorio colocado en medio de la sierra peruana, y que ha podido rea-
lizar curas casi milagrosas. Quiera Dios, tambi6n, que para lograr
un ingreso alli no haga falta recomendaci6n y padrinazgo sino el
simple dictamen de un medico icomo debe ser! icomo tiene que ser!


LOS ENFERMOS DEL AMBROSIO GRILLO

Los tuberculosis del Ambrosio Grillo nos escribieron hace algu-
nos dias quejAndose de TODO. Estaban dispuestos a declararse en
huelga de hambre por no resistir 6sta, y la falta de medicines. Ha-
ce afios, cuando mandaba Prio, sucedi6 cosa parecida. EstimAbamos
que 'el mal habia sido conjurado, y que de verdad la invasion mar-
cista estaba preocupada por mal tan agobiante para los pobres de la
tierra. pero... itodo sigue igual!,-parece que fue ayer.

TRISTE CARTA DE UN POBRE GUAJIRO

El campesinado continda abandonado. Los pobres guajiros de
nuestra tierra siempre la han pasado mal, y siempre han sido de-
jados de la mano de los que mandan en turno. Nadie podrA negar
6sto, pues para comprobarlo s61o hay que ir tierra adentro, en lo
adentro de Cuba donde estA el verdadero dolor. El que no se ve ni
se palpa en la gran ciudad.
En esta ocasi6n es Ram6n Garcia Guerrero y su esposa Julia L6-
pez GonzAlez los que nos dicen desde la Colonia "La Caridad", Cen-
tral Santa Lucia, Prov. de Oriente:
"Hoy despues de luchar tanto en esta vida liena de miseria, ham-
bre y enfermedad para uno, y suerte y muchos millones para otros,
he pensado llegar hasta usted -Guido- para ver si encuentro su
cooperaci6n como otros tantos miles de desesperados. Tenemos
HAMBRE y nos consumimos. Tenemos cinco hijos y esa casa que
usted ve en la fotografia. No tenemos mas nada. Nuestros hijos
no pueden con sus barrigas, las tienen Ilenas de parAsitos, y no te-
nemos nada con que combatir ese mal. Usted sabe bien c6mo son las
tragedies de todos los obreros azucareros de la Republica. Aqui s6-
lo comemos harina de maiz, cuando la hay, no tenemos trabajo, nos
dicen que estamos en el tiempo muerto, pero los muertos somos
nosotros".
Muy elocuentes las palabras de este pobre guajiro. En brevedad
de sentencias va marcando la vida toda del guajiro criollo. ;Esa es
la "ran realidad! ila tristf r-alidrd'


#%a


F .
A,


'1'



7


V.-g


Nos-utros le estamos enviando al buen padre Rarno Garcia ,ue-
rrero, del C. Santa Lucia, la cantidad de $50.00 de nuestros amables
donantes:
Cinco pesos en nombre de San LAzaro, de la sefiora Mariana
Otero de GonzAlez Tellez. $5.00 giro N9 317299 de R. P. P., de Victo-
ria de las Tunas $5.00 de quien firma "una desconocida". $5.00 de
Mrs A. FernAndez, desde Tampa Fla. $5.00 de Jhon Killver, desde
Camagiley. $5.09 de un Ajef Habanero. $5.00 cheque N' 91532 del
Banco Garrig6. $5.00 en nombre de San LAzaro de Hiida de la Ro-
salia. $5.00 en nombre de Santa Rita de Mrs. M. GonzAlez, desde
New York, y $5.00 en el giro N 3 492088 de la sefiora Maria Esbri.
;Arriba Corazones!...

Eso es todo.






LA CARTA DE LA...
(Continuaci6n)
personalmente. Eso me ha pasado
a mi: que he abordado a artists
con los que he simpatizado much,
y, al rogarles que me obsequiaran
con un aut6grafe, no han disimula-
do la contrariedad, el disgusto que
les ha provocado mi petici6n. Si su-
pieran la decepci6n que le causan
al admirador con ese proceder, es-
toy segura de que no se portarian
de tal manera.
No obstante la poca delicadeza
que he podido cbservar en la mayo-
ria, just es que diga que los hay
que saben ser atentos, como, por
ejemplo, Homero Gutifrrez, el de
CMQ. Es uno de los pocos que sa-
ben agradecer con una sonrisa y
una frase amable la simpatia que
los del pfblico sienten por 1l.
Ojala que estas lines sirvan pa-
ra que muchos artists traten de
ser mas cordiales con quienes los
admiran y distinguen. Es muy tris-
te venir desde un lugar distant del
Interior de la Repiblica, con el pro-
p6sito de conocer al artist favori-
to, y, al ver realizado nuestro de-
seo, recibir de 61 un trato descortes,
que en el acto nos produce una do-
lorosa desilusi6n y la natural reac-
ci6n negative hacia su persona.
Le queda muy agradecida por la
publicaci6n de esta carta,
Eva Maria SANCHEZ.

TRIUNFA EN ROMA...
(Continuaci6n)
quier latino "Finlay y Grassi". Gru-
pos ingleses, canadierises y norte-
americanos en su seno commentss
about Finlay and Reed". El grupo
de habla francesa que integraban
destacados representatives de Fran-
cia y de B6lgica, entire 6stos el doc-
tor Sondervorst, secretario general
de la Sociedad Internacional de
Historila de la Medicina; una nu-
trida delegaci6n de habla alema-
na, tambidn muy interesados en el
tema. La delegaci6n rusa que a
nombre de las Repdblicas Sovieti-
cas comienzan a hacer su aparici6n
en las reunions internacionales.
Delegaciones de distintos paises de
la Europa oriental, como Polonia y
Yugoeslavia; del Mediterraneo, la
Delegaci6n de Grecia; el grupo ara-
be, que, por cierto, ofrecieron una
bonita contribuci6n sobre la influen-
cia de la medicine arAbiga en el
progress de la ciencia; el grupo de
Israel, muy interesados en el Con-
greso, participando activamente en
sus debates.
La Delegaci6n espafiola, presidi-
da por el Dr. Pedro Lain Entrialgo,
professor de Historia de la Medici-
na, rector de la Universidad Cen-
tral de Madrid, gran escritor de
amplia y s6lida cultural, que delei-
t6 en su turn al Congreso con
iuna magnifica conferencia en que
present la evoluci6n del medico
en las distintas edades desde el
Punto de vista filos6fico y de los
raises latinoamericanos: Chile, el
Uruguay presidido por el doctor
Schiffino, distinguido m4dico, escri-
tor y politico que fuera candidate
presidential en las fltimas eleccio-
nes de su pais. Nuestra delegaci6n
que integramos el Profesor Felix
Hurtado, Dr. Horacio Abascal y el
Senor Cesar Rodriguez Exp6sito.
No obstante star anunciado en
el program no estuvo present en
el Congress la delegaci6n de Ve-
nezuela, lo que lamentamos, y de
Veras ya que era nuestra intenci6n
haber respondido ampliamente con
la nis veraz documentacisn a to-
do cuanto se anunci5 que esta de-
legaci6n plantearia en relacidn con
el caso "Finlay-Beauperthuy".


Asi con la sala plena se inicia
esta memorable sesi6n bajo la pre-
-.idencia del Profesor A. Pazzini.
president general del Congreso,
destacado historiador y professor de
la material en Roma, acompafiado
del Dr. J. Fulton, professor de His-
toria de la Medicina de la Univer-
sidad de Yale, Estados Unidos,
quien ofrece la palabra al Profe-
sor Felix Hurtado, para presentar
el tema de Cuba "Finlay en la His-
toria de la Medicina".
Hemos sefialado la diversidad de
lenguas propias de las distintas dele-
gaciones presents, observando que
los asistentes de lengua espafiola,
era un ndmero muy reducido en
relaci6n con la inmensa mayoria
de los delegados. La ausencia del
sistema electrico de interpretaci6n
simultanea ofrecia, naturalmente,
dificultad de amplia interpretaci6n
para los asistentes y ademAs, ob-
servamos que casi todos los diser-
tantes usaron preferentemente del
frances para hacer su exposicidn.
considerando que ese idioma disfru-
taba de la mayoria de interpreta-
clones por la audiencia, fu6 por esta
raz6n oue acordamos que el jefe de
nuestra delegaci6n, el Profesor
Hurtado, usara del frances en la
exposici6n de nuestro tema.
Presentamos nuestro trabajo en
un folleto impreso, de 47 piginas,
acompafiado de un retrato de Fin-
lay, trazado por nuestro Valderra-
ma.
Hurtado comienza en primer tar-
mino presentando un cordial salu-
do de la Delegaci6n de Cuba a la
Universidad de Roma, del Gobier-
no y pueblo de Cuba al Gobierno y
pueblo de Italia que tan hospitala-
riamente nos han acogido y de ma-
nera particular al Profesor Pazzini,
president y alma de este Congre-
so. Inmediatamente y antes de en-
trar en material Hurtado ofrece al
Prof. Pazzini, a nombre de la De-
legaci6n de Cuba, tres libros para
la Biblioteca del Instituto de His-
toria de la Medicina de Roma, di-
ciendo: "He aqui, maestro Pazzini,
en homenaje a su persona este sen-
cillo obsequio de la Delegaci6n de
Cuba, tres libros: "Carlos J. Fin-
lay. Son Centenaire. Sa Decouver-
te", original en frances del Pro-
fesor Francisco Dominguez RoldAn;
"Carlos J. Finlay and Yellow Fe-
ver", original en inglds del Profe-
sor Carlos E. Finlay Jr. y "Finlay",
original en espafiol de Cesar Ro-
driguez Exp6sito."
Entonces desarrolla una sintesis
de nuestro trabajo, "Finlay en la
Historia de la Medicina", destacan-
do particularmente la que se deno-
mina "Doctrina Finlay", c6mo lie-
g6 Finlay a la determinaci6n exac-
ta de la variedad del mosquito
transmisor; entra en detalles cro-
nol6gicos de las distintas comuni-
caciones de Finlay a los Congresos
Internacionales y a la Academia de
Ciencias de La Habana. Analiza
pormenorizadamente el papel de la
Comisi6n americana en la compro-
baci6n del descubrimiento de Fin-
lay. Hace un analisis de los pre-
cursores desde el punto de vista ge-
neral en el campo de la historic
medical, pero sefialando de modo
terminante la ausencia complete de
precursor alguno en el concrete ca-
so de Finlay, no ya en cuanto se
refiere a la participaci6n del in-
secto sino en la integraci6n de la
doctrine finlaista, explicando de
manera verdaderamente acaddmica
c6mo Finlay estudi6 a cabalidad la
historic de la enfermedad, su ana-
tomia patol6gica, su sintomatologia
clinic, sus variedades, c6mo repro-
dujo experimentalmente Ia enfer-
medad validndose del mosquito y,
finalmente, c6mo estableci6 las re-
glas de aplicaci6n sanitaria para


exterminar el insecto, razones por
las cuales dijo: "bien podria al ha-
blarse de fiebre amarilla decirse
"la maladie de Finlay".
Analiza el Dr. Hurtado asimis-
mo el caso particular de Beauper-
thuy- probando la desconexi6n com-
pleta de este medico en la integra-
ci6n de la doctrine finlaista y ter-
mina afirmando que en cualquier
diccionario, ya general o enciclop4-'
dico, o especialmente cientifico, la
palabra Finlay deberA decir: me-
dico cubano nacido en Camagiiey,
Cuba, el 3 de diciembre de 1833,
descubridor del mosquito transmi-
sor de la fiebre amarilla".
"Fiebre amarilla: enfermedad
contagiosa y epiddmica (plaga pes-
tilencial) cuyo agent transmisor
el "aedes aegypti", fu' descubierto
por Carlos J. Finlay."
"Dia de la Medicina Americana: 3
de diciembre, natalicio de Carlos
J. Finlay, descubridor del mosquito
transmisor de la fiebre amarilla."
Cuando el doctor Hurtado termi-
n6 su exposiciSn el auditorio, con
viva emoci6n, aplaudi6 extraordi-
nariamente durante various minutes,
mostrindose en la sala un general
asentimiento de todo cuanto se ha-
bia afirmado. Los presidents doc-
tores Pazzini y Fulton estrecharon
la mano muy calurosamente al di-
sertante, e inmediatamente se abre
el debate sobre la ponencia de Cuba.
El primero en usar de la pala-
bra lo fu6 el Prof. A. Pazzini, ca-
tedratico de Historia de la Medici-
na de la Universidad de Roma y
president del Congreso. El doctor
Pazzini, en su turno, produjo un
verdadero elogio de la figure de
Finlay, alcanzando una alta aten-
ci6n emotional cuando present las
vidas paralelas de Finlay y de
Grassi. Apoy6 calurosamente las
conclusions de la ponencia de Cu-
ba y afirm6 categ6ricamente la re-
cia y destacada figure de Finlay
en la fiebre amarilla como la de
Grassi en el paludismo.
Enseguida el doctor Pedro T&-
Ilez Carrasco, historiador espafiol
y miembro de la Delegaci6n official
da lecture a un mensaje del Pro-
fesor FBlix Marti-Ibdfiez, del Ins-
tituto de Estudios Hist6ricos de
Nueva York, que tuvo que abando-
nar Roma la tarde anterior, y ex-
pres6 su deseo de dejar constancia
de su opinion sobre la obra de Fin-
lay, el significado de su descubri-
miento, su indiscutible prioridad y
el papel que ello represents en la
medicine preventive modern al sa-
nearse el tr6pico mediante la es-
tricta aplicaci6n de la doctrine de
Finlay.
El Dr. Tellez por su parte y de
modo official a nombre de la Dele-
gaci6n espafiola, respald6 las con-
clusiones de la ponencia de Cuba
en todas sus parties. Gran emocion
produjo en sus palabras el repre-
sentante espafiol cuando evoc6 el
nombre de Claudio Delgado, distin-
guido medico espafiol, field y leal
colaborador de Finlay, su unico cre-
yente en el tiempo en que todos lo
negaban. Cerr6 sus palabras el de-
legado de Espaila, usando las que
empleara el Profesor Gregorio Ma-
rafi6n sobre Finlay, cuando el X
Congress de la Historia de la Me-
dicina, celebrado en Madrid, decla-
r6 en sesi6n plenaria la extraordi-
naria importancia y prioridad del
descubrimiento de Finlay.
El Profesor Piccini, joven cate-
dratico de Historia de la Medicina
de la Universidad de MilAn, consu-
mi6 su turno con una de las mAs
hemosas exposiciones y con today
la galanura que caracteriza la len-
gua italiana, produjo un hermoso
elogio de Finlay, que tambidn para-
leliz6 con el gran maestro italiano


P6ngase Mentholatum pronto. Ali-
via los misculos doloridos por el
ejercicio en el deported, el rabojo
o lot quehaceres domisticos.
Insista *n *el esifimo

MENTHOLATUM




Grassi, en el campo del conocimien-
to etiol6gico del paludismo.
Consume un turno el doctor Jean
Theodorides, professor de ciencias
naturales de Paris, Francia. Es im-
portante destacar la contribuci6n
de este orador en lo que se refiere
a apreciar convenientemente la obra
de Finlay y su descubrimiento ya
que se trata precisamente de un
expert entom6logo y en este sen-
tido fu6 que el citado professor ana-
liz6 la obra de Finlay rechazando
categ6ricamente la existencia de
ningun precursor seriamente con-
siderado en lo que se refiere al ae-
des aegypti en su papel de trans-
misor de la fiebre amarilla.
En una palabra, todos los que
intervinieron en el debate lo hi-
cieron en just reconocimiento y
m6ritos de la prioridad de Carlos
J. Finlay en el sefialamiento del
mosquito transmisor de la fiebre
amarilla y, al mismo tieptpo, des-
tacando lo integral de su obra y
estableciendo una verdadera doc-
trina sobre la material.
El president, doctor Fulton (Es-
tados Unidos), consult en lo que
se refiere a la recomendaci6n que el
Congress ha de adoptar derivada
de la ponencia de la Delegaci6n de
Cuba: un aplauso cerrado traduce
la unAnime aprobaci6n de la asam-
blea. En consecuencia, -el doctor
Pazzini declare:
"Que el XIV Congreso Interna-
cional de Historia de la Medicina,
con sede en Roma-Salerno, Italia,
ratifica, una vez mis, que slo al
doctor Carlos J. Finlay, de Cuba,
y s61o a 61, correspond el desco-
brimiento del agent transmisor de
la fiebre aarilla y a la aplicaci6n
de su doctrine el saneamiento del
trdpico."
Afade el doctor Piccini, al apro-
barse esta resoluci6n: "Esta jorna-
da cubana del dia de hoy en el
Congress de Historia ha hecho
justicia a Finlay."

LA IDEA COMO...
(Continuaci6n)
do conservador. Un partido de-
m6crata-cristiano. Un partido de-
mo-socialista. Lo mis convincente
de esa tesis es la censura que con-
lleva del confusionismo oportunis-
ta, totalmente ayuno de principios,
que ha caracterizado la political
cubana durante casi todo el medio
siglo largo que Ilevamos de Repfl-
blica. En esto hemos ido de mal
en peor. Todavia al comienzo de
nuestra etapa independiente, y un
poco como residuo de la dilemi-
tica colonial entire separatists y
antonomistas, las ideas, o por lo
menos el temperament, el grado





de impetu y radicalidad hacia la
cosa public, contaron un poco.
Despuds, lo de "conservadores" y
liberalse" apenas fue mAs que no-
menclatura con que distinguir zo-
nas de caudillaje, de fulanismo. El
extreme de eso es el batistismo:
la political centrada en un hom-
bre y sustentada s6lo en la fuer-
za castrense. Hoy come ayer, la
masa civil que al caudillismo acu-
de esta hecha s6lo de oportunismo
aspiracionista por arriba, de avidez
burocratica por abajo.
Haria falta, en efecto, un parti-
do conservador inteligente, sincere,
explicit en sus convicciones, re-
suelto en su acci6n, que compensa-
ra la tendencia que todos los pue-
blos de poca experiencia politics
tiiaen al radicalismo simplista, a
la novedad par la novedad; que
fuese el "freno" que Marti decia.
junto a la "caldera". Hace falta
tambidn un partido demo-socialis-
ta, o demo-socializante que, coma
dice Ichaso, vincule el ideal de li-
bertad con el de seguridad, los
acentos individualistas de la tradi-
ci6n liberal con las modulaciones
socializadoras que la democracia
esta hacienda cada vez mAs impe-
rativas. Lo que no veo muy claro
es qud papel compondria, entire ta-
les extremes, esa "democracia cris-
tiana" de que Ichaso habla. Me pa-
rece que Valdespino anda mas ati-
nado cuando dice, en su articulo
de la semana pasada, que no s6lo
consideraria un disparate el former
un partido "de cat6licos o formado
por cat6licos", sino que ni siquiera
es partidario "del tipo de partido
denominado dem6crata cristiano,
come el de Italia, en Europa, a el
de Chile, en nuestra Amdrica",
porque "se estaria siempre en pe-
ligro de crear un grave confusio-
nismo en la mentalidad popular"
-el confusionismo religioso-politi-
co.
Esa tentaci6n toma a veces cuer-
po por la certidumbre que se tie-
ne de que una de las consignas de
todo empeiio de rectificacidn po-
litica cubana ha de ser la de "mo-
ralizar" el ambiente ptblico, y par
la creencia adicional de que eso
s6lo podria lograrse desde un fon-
do de formaci6n religiosa. Ya to-
qu6 de pasada, en mi articulo ante-
rior, este problems delicadisimo, y
sun he de dejarlo planteado para
mas reposada ocasi6n. Se trata,
concretamente, de poner en claro
si la religion es el solo medio de
asegurar la movilizaci6n de una
ciudadania exigente de decencia
pfiblica, o si hay otras formas de
discipline, subjetiva y objetiva, que
puedan asegurar el mismo resulta-
do sin entrar en el escabroso te-
rreno de las discriminaciones con-
fesionales. No ocultar6 mi persua-
si6n de que esta posibilidad exis-
te. Result dificil concebir c6mo se
pueda rectificar y asentar un re-
gimen de libertad empezando par
comprometer la libertad de pensa-
miento con requisites de adhesi6n
religiosa. Por otra parte, no creo
en mode alguno desahuciada la po-
sibilidad de former una conciencia
moral, suficiente para los fines ci-
vicos, sobre la base de una educa-
ci6n laica oue de veras se lo pro-
ponga.
Y ya que hablamos del articulo
del Dr. Valdespino, terminemos es-
te examen de resonancias recogien-
do algunos de los reparos aue en
61 hace sabre mi concepci6n del
partido nuevo. Peor haber dicho yo,


en mi dialogo de marras, que esa
fuerza political nueva no deberia
nacer adscripta a "una nueva ideo-
logia", supone el Dr. Valdespino
que me contentaria con que fuese
cosa de novedad s6lo political" sin
mayores intenciones "en lo social
y en lo econ6mico". A tal interpre-
taci6n acaso se prestaba aquel dii-
logo de meras insinuaciones y de
generalisimos perfiles, que Valdes-
pino comenta con much mis brio
y sustancia. Pero claro es que yo
no hice en e1 mAs que la apologia
de un rumor. Aunque en la Mesa
Redonda de la CMQ, donde de to-
do esto se habl6, hube de sugerirle
a Valdespino oue me hallaba mu-
cho mAs pr6ximo a su posici6n de
lo que l6 suponia, no estara de mAs
reiterarlo ahora con un poco mAs
de enfasis.
Si tuviese tiempo y paciencia pa-
ra ello, podria exhumar de entire
mis papeles politicos y escritos pe-
riodisticos infinidad de autocitas en
apoyo de mi concepci6n "sociali-
zante" de la democracia. La mayor
part de esas formulas concretas
con que el Dr. Valdespino cree que
hay que darle a la democracia con-
tenido social -supresi6n del lati-
fundio, limitaci6n de la adquisici6n
y posesi6n de la tierra per extran-
jeros, rescate de la tierra para el
trabajador cubano, participaci6n
del trabajador en las utilidades de
las empresas, salario familiar, etc.-
estaban ya justificadas con much
enfasis en el Manifiesto del ABC
del afio 31, y formuladas come me-
tas en su program. Que el ABC
no pudiera lograrlas per no haber
jams tenido el powder pleno, es co-
sa apart. Pero toda su "ideologia"
estaba transida de ese espiritu "so-
cial" y mi modest actuaci6n par-
lamentaria a ella respondi6. Par
ejemplo, cuando "saoqu" en el Se-
nado la Ley de la Lista Rotatoria
en los puertos, que luego los comu-
nistas se quisieron atribuir come
una "conauista" suya. En mis in-
contables articulos sobre la proble-
mAtica cubana, si en algo he in-
sistido mil veces es en esa necesi-
dad de darle a nuestra democracia
un acento categ6rico, efectivo, de
justicia social.
Lo oue no creo es que para eso
haga falta suscribirse a una ideo-
logia ya hecha, en el sentido que
Mannheim le ha dado a esa pala-
bra. No creo oue para darle un
acento social a nuestra democracia
sea necesario hacerse socialistta,
Cuba es todavia un pais en forma-
cidn, en la etapa initial de su des-
arrollo econ6mico, y el capitalis-
me, un capitalism sujeto a respon-
sabilidades de servicio national, tie-
ne afn mucho oue hacer. Del ar-
ticulo de Valdespino infiero que en
esto tambidn estamos acordes. Pe-
ro aunoue no lo estuviesemos del
todo, convendria llevar en cuenta
desde ahora que la homogeneidad
de la fuerza political nueva que
Cuba ha menester, no necesita ser
una homogeneidad ideol6gica abso-
luta. En today gran colectividad po-
litica hay siempre, y conviene que
haya. diferencias de grade en cuan-
to al alcance de las ideas capita-
les. Lo oue imports sobre todo es
la coincidencia en los principles.

TELE-RADIOLANDIA...
(Continuaci6n)
CMQ, y era la presentacion de los
mencionados artists, una vez que
realizaran sus actuaciones en "Ra-


diocentro", en teatros del interior
de la Isla. De acuerdo con los pla-
nes, las atracciones extranjeras
-en ocasiones serian acompafadas
por valiosas y populares figures del
elenco de la empresa- cubririan el
siguiente itinerario:
Pinar del Rio, San Juan y Mar-
tinez; Matanzas, CArdenas; Santa
Clara, Cienfuegos, Sagua la Gran-
de (aqui todavia no era segura la
presentaci6n); Camagiley, Ciego de
Avila, Mor6n; Santiago de Cuba,
Victoria de las Tunas, Holguin y
Guantanamo (todavia estaban pen-
dientes las negociaciones).
Las presentaciones entraban en
un plan de promoci6n, que, sin du-
da alguna, iba a rendir grandes be-
neficios a la empresa de los Mes-
tre.

Estafeta.
"Una admiradora de "Benny" Mo-
re", Cienfuegos.-"El birbaro del
ritmo" es soltero, pero no hace mu-
cho le oimos decir, durante una
trasmisi6n de "La taberna de Pe-
dro" (en la que se efectu6 la boda
notorial de "Tete" Blanco), que iba
a casarse muy pronto. Puede escri-
birle a Radio Progreso, donde 1l
tiene un program diario, Alli, con
seguridad, le entregardn su carta.
Digna Machado, Sagua la Gran-
de.-Si como usted dice, Marcelo
H. Tapanes es tan buen artist, nos
parece que lo mas indicado es que
se lance a la conquista de la capi-
tal. Si de verdad vale, triunfarA.
Asi que ahora todo estA por 1l
Miriam Perez, Santa Clara--Er-
nesto Galindo ya apareci6 en "El
"pollo" masculine". Y de frac y
todo.
A. C. M, Santa Clara.-La artis-
ta que hizo el papel de empleada
de la casa de modas, en "El correo
de la risa", del lunes 30 del pasado
agosto, fud Aida Rodriguez. Nos-
otros no podemos enviarle la foto-
grafia de Aida ni de ningin otro
artists, porque esa no es nuestra
misi6n aqui; pero si podemos de-
cirle oue le escriba a ella a CMQ-
Televisi6n, "Radiocentro", La Ha-
bana

A PESAR DE TODOS...
(Continuaci6n)
regar a BOHEMIA que le permit
defenders de cuantos lo combaten.
Par eso se escriben ahora estas li-
neas.
La Ofensiva Bayamesa
Segin todas las versions, cuan-
do BOHEMIA circul6 por las calls
de Bayamo relatando la vida de
"Cosita" los cocheros de la histo-
riada ciudad oriental se sintieron
sacudidos por la ira y acudieron en
Comisi6n al Liceo del pueblo y lue-
go al Ayuntamiento, al objeto de
dejar constancia de su inconformi-
dad con las declaraciones del popu-
larisimo cochero villaclarefo. Pues
bien: cuando desde las paginas de
esta misma revista los bayameses
iniciaron la replica, calificando in-
juriosamente a "Cosita", la reacci6n
entire los cocheros de Santa Clara
fue la misma. Voces de condenaci6r
a los bayameses y de apoyo a "Co-
sita" surgian por todas parties.
Sosteniendo en lo alto ejempla-
res de BOHEMIA los cocheros del
pueblo se congregaron en torno a
"Cosita", provocando la paraliza-
ci6n total del trafico en la calle
dcnde esta instalada la "piquera"


que ha visto a "Cosita" luchar a
brazo partido con la vida a lo lar-
go de tantos y tantos aiios.
--Iremos hasta Bayamo, a ver
que nos dicen esos cocheros cara a
cara!- gritaban unos.
-iSi, iremos! -aprobaban los de-
mas.
Y el mas joven de todos, con el
impulse natural de sus pocos asios,
agregaba:
-Llegaremos hasta Bayamo aun-
que los caballos se revienten en el
camino y no quede una rueda de
coche sans para ganarnos despues
la vida.
Pero contra Io que podia supo-
nerse, "Cosita" -que debi6 ser el
mAs ofendido- tuvo la habilidad de
destruir tan agresivas ideas, utili-
zando su vocaci6n po4tica, su com-
prensi6n humana y su chispeante
humorismo criollo. Entre otros ar-
gumentos, ahi estaba un versito su-
yo, operando come bAlsamo en la
conciencia de todos:
Desde el Bayamo que quiero
me combaten sin cesar,
pero no me da pesar
lo que me diga un cochero.
Yo no soy un engreido
ni un mal cubano tampoco
y en lo que soy atrevido
como "Cosita" me llamo
es en decir que estoy loco
por visitar a Bayamo.
Nobleza de coraz6n come la de
"Cosita" no era possible concebir. El
cochero villaclarefio era capaz de
perdonar. Y mAs que perdonar, ha-
blar de su cariflo hacia el pueblo
de done habia surgido la ofensa
hacia su persona.
Y eso que, en verdad, "Cosita"
nunca habia merecido tan fuertes
calificativos. Porque la airada pro-
testa de los cocheros bayameses
respondia a la torcida interpreta-
ci6n de una frase de "Cosita" du-
rante la entrevista que nosotros
sostuvimos con 61. Y en esa entre-
vista -hay que decirlo de una vez
par todas- "Cosita" no afirm6 que
ei era el cochero mis viejo de Cu-
ba, sino simplemente, en vista de
su prop6sito de no abandonar la
condici6n de cocb.ero de alquile.r
que ostenta desde hace cuarenta y
dos asios, que 61 estaba dispuesto a
ser el titimo cochero de Cuba.
Quidn lo haya leido con el coraz6n
limpio de resentimientos no encon-
traria en esa frase jactancia ni
alarde ni engreimiento sine amoro-
sa capacidad de entrega al oficio y
a los intereses de su clase. Y quien.
por el contrario, se preocupara de
descubrir en ella un ataque a los
cocheros de Bayamo estaba avivan-
do un sentimiento de regionalismo
trasnochado, infecundo a todas lu-
ces, y que, por lo demAs, no encon-
traria resonancia jamAs en un es-
piritu de tanta amplitud come el de
"Cosita".
Habla "Cosita"
-Yo paso por alto que me lamen
alardoso y engreido porque yo soy
un sofiador, un bohemio, y la gente
no estA obligada a comprender a
los sofiadores. Lo que mas me ha
dolido es que me dijeran mal cu-
bano. Yo soy tan buen cubano co-
me el que mas Io sea. Si no servi
a Cuba con las armas en la mane
en la Guerra de Independencia, fum
porque cuando aquello yo era muy
chiquito. Pero en la Republica he
side un buen ciudadano, respetuoso
de las leyes y cumplidor hasta la


REA DE LO POL9 I




pared de enfrente. Por eso yo digo
siempre que tengo derecho hasta a
ser Presidente de la Republica. Ni
Pardo Llada puede afirmar que he
entrado en una cosa sucia.
"Lo otro que me doli6 es que le
dijeran penco a "Risita". mi caba-
lo. Seria el colmo tambidn exigirle
ahora a "Risita" que conozca la
Historia de Bayamo: bastante hace
el pobre con arrastrar mi coche...
Mi caballo es lo que mas yo quiero
en la vida. Lo primero que gano en
el dia es para su comida. Por eso
"Risita" tiene la comida mds ase-
gurada que yo... ;Es el caballo
mis inteligente y noble del mundo!
Y esto si lo digo y lo vuelvo a de-
cir aunque vengan todos los coche-
ros juntos de Bayamo a desmentir-
me.
"Mire, a la verdad, yo no acos-
tumbro a hablar mal de nadie. A
los cocheros de Bayamo yo los si-
go queriendo como si nunca me hu-
bieran dicho lo que me dijeron. Es
mAs: si son tan buenos cubanos co-
mo aseguran, yo los invito a dejar
de combatirnos unos a otros. Uni-
dos todos los cocheros de la Rept-
blica podemos defender mejor nues-
tros intereses. Hasta seria bueno
crear el "Sindicato de Cocheros de
Cuba". Es una idea que se me aca-
ba de ocurrir y que a todos los co-
cheros cubanos les va a gustar".
Final
"Cosita" dirige su mirada hacia
el ejemplar de BOHEMIA donde se
le menciona acremente y vuelve a
soltar su risa de hombre humilde y
sin malicia. Pero esta vez un pen-
samiento de mas actualidad que la
consabida polemica entire cocheros
cruza por su mente. Y en seguida
nos lo ofrece:
-Los cocheros no s6lo de Baya-
mo sino de toda Cuba debieran es-
tar orgullosos de mi. Ahora mismo,
si Grau no acaba de decidirse a ir
a las elecciones, voy a decirle al
pueblo de Cuba que yo estoy dis-
puesto a ir de candidate a la Pre-
sidencia de la Repdblica en su lu-
gar. No, no me mire con esos ojos
de asombro. A nadie le puede ex-
trafiar en Cuba que yo aspire a la
Presidencia. Desde que sali en BO-
HEMIA yo soy una figure national.

BARAUNDA. .
(Continuaci6n)
ma Fab" debe bajar al 19, y, su-
eeaivamente, los que le siguen des-
cenderin en el mismo orden. El dia
que esa edici6n de BOHEMIA sa-
li6 a la calle, Rafael Correa ("Ro-
driguez"), el protagonist del pro-
grama afectado per el yerro, y Ar-
turo Liendo, su author, se estaciona-
ron en "Radiocentro", y en todo
ejemplar de nuestra rev.sta que
veian, escribian, con una esti'ogri-
fiea, el nombre del espectaculo en
el espacio que le correspondia...
Ahora dicen que es Lina SalomB la
que se unira a Gustavo Roig, como
solista de "Las mamboletas" famo-
sas que vuelven, pero con nuevas
"mamboletas". ZY Cristina? No
era "Cristina" la que se habia uni-
do a GR?... El viernes de la sema-
na anterior hubo "eorreeorre" en
el Departamento de Radio y Tele-
visi6n de Crusellas, cuando se supo,
e4 horas de la mahiana, que Rita
Montaner, victim de la grippe, no
Odria participar en "Rita y Willy"
6 ese dia. A esa hora (las 10 a. m.)
bno que confeccionar un libreto,
con Giullermo Alvarez Guedes, el
l"y", come figure central. Los
"artstas que figuraron en el reparto
re-ibieron los "scripts" a la una de
I tarde, ensayaron de 3 a 5 y par-
tiparon en la trasmisi6n de 8 a


8:30 de la noche. Para todos fue un
tremendo esfuerzo. Empero, la te-
leaudici6n cumpli6 su cometido a
cabalidad. Heroes y heroines del
tremendo esfuerzo: el productor
Reinaldo de Ztiiliga, Alvarez Gue-
des, Xiomara Fernandez, Ricardo
Dantes, Aida Rodriguez, Gast6n
Palmer, tarmen Guash... Hasta
ahoralas telemisoras no han deci-
dido nada sobre la pelota profesio-
nal oue se avecina. Hubo dos ofer-
tas del Canal 2. La primer, por
$60.000, para televisar el espectacu-
lo deportivo los dias que sefialara Na
Liga de Baseball Profesional, que
es la que lo control, pero 6sta la
rechaz6 de piano. La segunda ofer-
ta del Canal 2 so elev6 a $80,000, y
ks Barietta hicieron saber su pre-
tensi6n a la exclusividad. Tampoco
fu6 aceptado el ofrecimiento. Al-


guien uoe el viernes de &l semana
anterior se entrevist6 con un alto
dirigente de la Liga, supo, por boca
de 6ste, la decision del organismo:
"Si las empress no nos pagan
$180.000 por los derechos a trasmi-
tir los juegos, no habra pelota pro-
fesiona' por television este ario." Y
como quedd demoetrado, el ario an-
terior, que el espectaculo ya no le-
vanta los "ratings" de antes, tal vez
las telemisoras no eston dispuestas
a hacer la elevada inversi6n... La
Comisi6n de Etica Radial y de Te-
levisi6n impuso una suspension a
"Historias apasionantes", por la
obra 'Noches de ansiedad", que pro-
tagcniz6 "Chela" Castro. El orga-
nismo censor estim6 que la danza
que interpret y la escasa vesti-
menta que lucid la protagonista de
"La ramera respetuosa", no eran


Para ustcd hay infinidad sic oportu-
nidadva. si cstudia y sc prcpara dsc.
bidamcntc, pars etlo las Escudas
lncrnacionalcs SC constituyen cn su
-propio hogar. dandoic los conoci-
mientos y preparacid" ncccsaria.
Sabjo ca. quin toma Ia precaucidn
dce mirar aiclante y triza planes pa.
ra el future. quien obticne Ia prepay.
racism especial que necesiwari para
comar ventaja% de las oportunidadcs
MaNoS SW.Ma sin prCCedcatts qguc ofrcrcfin lIos diaS
PUACICAMIENU OVILMO fulurci.
V jOUCA1400 SU 01300
(.utsp pot mesaio do discus li-
boss. c m1olf Corso Y mis cots.
lioto. le d cossoomi"Z,
asih."o del Idiom&. -V l


1STE FOLLETO ES
PARA USED


aptas para la TV... Reeuerdan a
Margarita Sierra, aquella artist es-
pahola que triunf6 de manera ro-
tunda en cuanto se asom6 a una cA-
mara de TV del Canal 4?... Si, se-
guro que la recuerdan. Pues bien,
la Lnda muchacha, par no variar,
continue akcanzando lauros por tie-
rras de Suram6rica. Actualmente
estA en Buenos Aires, conquistando
miximos honored en Radio Belgra-
no y en programs de TV. Sus can-
clones, que por aliA se han conver-
tido en "hits", han sido grabadas
per la editor de discos "Columbia'.'
Desde el Buenos Aires querido,
Margarita nos envia un saludo ca-
rfiioso para el p6blico de Cuba, que
desde aqui nosotros ponemos gus-
tesamente en circulaci6n, para que
ustedes se lo dividan a parties igua-
les...


.*. 'S 5 0O
L CORSONEC SCHOLS


Icr... .aIr.n Or.lis r lio pbesrs.. c i~t# ii C..s* del tails
S 6b0in..V s.&. t. n.1d Ibcc 0e S-0
alr~ worate alw of crso aii ton "M~~
S Adain.cW.i6 Corncol Coroes,. Cooeiol A-.do# do Rdct. k1poq-.fe
Cokabilided Geaeloi 1.g. Moto.r O-eus TD4-4 to Efdrd6i6.t Ous.iic. Ind-ut,.
Co~ddor Te.. Sores. D-4 Ing. CostrsCiones I.g .Q0iiico
Aft do odeir log Civa Tcxile. og ing Oecf..o I
Wpfoofocid do .1.5cm. 045 Mesa*o tdiomah og Idet,) beciioloig Toiro
do ceotblildod. ibueo ArquiSect6nico Wrigroci&6 Meidoita W.d16,ol1
S Tecnde&i de LUbos Arqi dectwro Mft6ndio do Alou 6il tocontotor-, Di-el
Oic.6.t do Vernus Tdsoao do Rodio 1.g. Mfd,,ico El&1,,co,
Direc.16 de Megaton Twelisrdo Matnnhdtto y Dibuso A4. Acoodkioood I
I Nombr_ Edod__
Cola _Citdd Proc__ _
I Ofkau t Cube MANZAA DEGQM 2O1 Ap 11tadofl -z Hahana


___


INTERNATIONALA
1 5 C R A N









No hay medicamento capaz de curar




el estrenimiento en una noche.


Pere existed una solution sencilla y natural al difundido problema

de la irregularided causada per falta de volume en el bole intestinal


D)\ERTENCIA: Autorizadamente se ha
afirmado que la irregttlaridad es quizfis
la enfernmdad humana mis coruin. Casi
to io el mundo la pade'e en alguna ;nwac
de la vida. Si Ud. se cuenta centre sus
rectimas, estau obligado consign moismo a
leer atentamente el trabajo que sigue.
KELLOGG COMPANY
Battle Creek, Michigan.



Quizis Ud. sea el tipo de persona que no
se resigna a esperar que "la naturaleza
haga el inilagro", es decir, que aspire a
reemnplazar la "acci6n forzaada" por la nor-
mal regilaridad que solo se logra mediante
discipliinados hibitos cotidianos v una ali-
mentaci6n con suficiente volume residual.

PERO MUCHAS PERSONAS ADQUIE-
REN EL PELIGROSO HABITO DE ABU.
SAR DE LOS LAXANTES EN FORMA
NUNCA RECOMENDADA POR LOS
PROPIOS FABRIt.h\TE.; ES DECIR,
LOS INGIEREN EN GRADES DOSIS.
FESTINADAMENTE, SIN SIQUIERA
LEER LAS INSTRICCIONES PARA SU
USO.

Ligicamente, tal uso de products cuya
funcion esti limitada a proporcionar alivio
temporal inmediato, ejerce. una accion per-
judicial sobre el delicado sisltnea dligestivo.

Por supuesto que no hay peligro alguno en
tomar ocasionalmente un laxante medicinal
sietnpre que se adnministre en la forma re-
conietldasa por el fabricante, es decir, en
la dosis adecitlada.



PERO EXISTED UN MODO DE EVITAI
EL USO DE MEDICAMENTOS LAXAN-
TES ) NORMALIZAR LA FUNCTION
INTESTINAL DE MODO NATURAL
CUANIDO EL ESTRERIMIENTO SE DE-
BE A ESC.iSEZ DE VOLUME EN LA
4LIMENT. HI\N.

Es una verdad cientifiramente establecida
que la natiraleza ha proporcionado al hon-
bre en todos, los alinmntos -comestibleis.
los elements nevesarios capaces tde evitar
el e-t lrrfiiiiri.,l, -;aunsado p)r falta -de vI-
lintmn. '


En muchos de estos alinmentot naturales..
-tales comlo verduras, frutas v cereales-,
la naturaleza pone abundante volume fi-
broso que facility dle nmo o natural, el rit-
mico process die eliminacrin.

Y en ningun alimiento dle la naturaleza pue-
tie encontrarse este voluien natural tan
idlealmnente como en la iiscara enter deil
trio, es decir, en esa substancia conwcila
per el noombre dle Afreclho o Salvado.

El Afrecho constitvue en la alimentacrin.
una magnifica fuente de elementoas nutri-
tivos tan esenciales comen e hierro, el cal-
cio. el fisforo v la niacina.

Y lo que trs nmis important para Usteid:
es el alimento laxante "ique sustituve a laIs
mediclnas". Una vez procesado i fragmen-
tado, el Afrecho integral produce un volu-
men de suave consistencia que el sistenma
digestive putPle manipular con extrema fa-
cilitdad.




KELLOGG (:OMIPANY prepare el Afrecho
integral en forma de un ldeCeiosto cereal
para el desayuno: "ALL-BRAN" de
Kellogg.

El "ALL-BRAN" se vende comie cereal.
Se compra a precio tie uni cereal. Se sirve
v se come cono un cereal ncalquiera. Se
saborea v se digiere como un cereal co-
rriente. Y muihas personas lo prefieren
unicamente por st dlelicioso sabor.

Desde luego que para obtener una mejoria
duradera, debera converse con regularidad.
Usted puede deisavtnarse diariamente cont
"ALL-BRAN" en la seguritdad de que no
crea ihabito. Una raci6n normal tendrir la
miisna efectividad el primer dia que Ud.
la coma, cono al cabo de alios tie desavyu.
ar --: "ALL-BRAN".
nartw- ...


A4LL-IIRA. REALIZ-i DE MODO \ .4TI-
RAL LA FUNCION QUE LOS LAXA.-
TES MIElDICINLES H.4CE.( QUIMIC4A-
Ih \ TE: -AYlDA LA ELIMINACION DE
LOS RESIDUES I.TESTINALES. PRO-
PORCIONANDO EL SUFICIENTE fO-
LUMEN PARA FACILITAR LA ACCIO.\
A ITURAL.

No "l'tileve" violentaitente el eslOnulago.
no prolutce desarreglos ni effects iposte-
riores, except la senisali6i de hienestar
que propor
** *

"ALL-BRAN" de Kellogg es TOM)O AFRE-
CHO Alrecho integral, conservando today
sit efectivildad.
Anuainente se conllsunmel nIrs de 4(H) mi-
IHones de raciones de All-Bran tde Kellogg.
Esla ipopularitda dice elocuentemente que
este laxante natural responded anmpliamente
a ranlto se tdiga en so favor.
Y tenlteml miles dle testimonies de con-
sumidiores satistechtos. (onsinumidores qtue
fnos escrilen espontaneaniente para decir
no cluslinto leneficio han obtenidio co-
iniendo diariamente "AI.I-BRAN" de
Kellogg y tomanlo abulnante agua du-
rante el dia.

COMA )URANTE 10 DIAS. EN EL DES-
AYUNO "ALL-BRAN" DE KELLOGG.
SI NO OBTIENE SATISFACTION COM-
'LETA, :\\1 I EL PAQUETE VACI(
A KELLO(;G ()OMIANY, BATTLE
CREEK, MICHIGAN, EE. I I .. Y REC(-
BIRA EN EFECTIVO EL DOUBLE DE
LO QUE HAYA i'AGADO POR El.

Reeuerde que el "All-Bran" de Kellogg ha
curado a nillones. ;.Por queti no a Lstedi
tambibn?


LEA COMO VENCIO AL ESTRENimit...

i I a .tarl a ,.m ,, lull,-#nu. .I.
"oy ti115 vi'ejita deI72 a21 y de- ) j6
\ or ie t 1541 min a frr.
I 'rflllIJ Jib I'eI.a qvli "
.I Al-I4 'iN v nv li',
'14w -4s-mpre esso-halttan.
d.. %LL.IAM( %%N. EL CEREAL LAXANTE
-:44-.'L" "~


_ __















S' q't9VI _0 S_ A 1- 1 5 5sl 5l.


Europa.

La Seguridad y ta -*.ii'-r. i\ ns ii

PARA el martes de esta ,semana
estaba safialada la conferencia.
de nueve i.- d,,_:i, en la Lancaster
House, de r.,i .!r. ., donde la reina
Victoria escuch6, en el apogeo del
Imperio britAnico, las dulces- melo-
dias de Chopin.
Los estadistas alli reunidos para
tratar de la admisi6n de la Ale-
mania Occidental en el sistema de-
fensivo del mundo libre, eran: Pie-
rre Mendes-France, primer minis-
tro de Francia: Anthony Eden, mi-
nistro de Relaciones Exteriores de
la Gran Bretafia; John Foster Du-
lles, secretario de Estado de los Es-
tados Unidos; Konrad Adenauer,
canciller de la Alemania kOcciden-
tal; Lester B. Pearson, ministry de
Relaciones Exteriores del Canada;
Gaetano Martino, ministry de Re-
laciones Exteriores de Italia; Paul
Henri Spaak, ministry de Relacio-
nes Exteriores de B4lgica; J. W.
Bayen, ministry de Relaciones Ex-
teriores de Holanda; Joseph Bech,
president del Consejo de Ministros
de Luxemburgo.
El asunto a tratar era viejo en
el temario de las cancillerias, pero
los resultados de las deliberacio-
nes forzosamente tendrian que pro-
ducir algo nuevo. No era probable
que hubiera mAs dilaciones; en un
sentido o en otro tendria que ha-
ber un cambio en la estrategia oc-
cidental.
Anticipadamente se tenian noti-
cias de que Francia, i'enfant terrible
_ de esta situaci6n, se mostraba in-
elinada a aceptar el plan ingles
en los siguientes aspects: a) in-
cluir a Alemania Occidental en la
ONU; b) ampliar el Tratado de
Bruselas de 1948 -que une a Ingla-
terra, Francia, Balgica, Holanda y
Luxemburgo-- y admitir en 6I a
Alemania; c) crear salvaguardas
contra un desbocado rearme ale-
man sin que esto parezca discrimi-
naci6n; d) participaci6n mAs acti-
va de Inglaterra en los asuntos
continentales europeos, a fin de
contrapesar el excesivo desarrollo
alemfn.
Pero Francia discrepaba de In-
glaterra (que en esta conferencia
hara. el papeIl de moderadora entire
los Estados Unidos y Francias) en
que queria someter el Tratado de
Bruselas a la autoridad de la Or-
ganizaci6n del Tratado del Atlarin
tico del Norte (OTAN). AdemAs,
pedia un "Consejo de los Siete"
para controlar .el rearme alemAn,
Y para distribuir la ayuda extran-
jera, incluso la americana; que se
estableciera eI control de la pro-
ducci6n de armas y que se prohi-
biera la fabricaci6n de bombs de
hidr6geno y at6micas y gases de
guerra en Alemania.
Estas Iltimas salvaguardas anu-
laban, flagrantemente, la declara-
ci6n de que Alemania debia ser
admitida sin discriminaci6n. Dijo
el general Gruenther, jefe supremo
de las fuerzas de Ia OTAN:
-Sin ejercito alemAn seria im-
posible defender Europa. Francia
fexige demasiadas salvaguardas.
Lo mismo dijo, y mAs, el canci-
0


Iler Foster Dulles al partir para
Londres. La posici6n del Departa-
mento de Estado era clara: Ale-
mania era absolutamente necesaria
para la defense occidental, y ha-
bria que admitirla de igual a igual,
no como un pariente pobre o un
apestado. Los alemanes jamAs co-
operarian de coraz6n si no se les
admitia con dignidad. Discriminar-
los era arrojarlos en brazos de los
rusos.
Dulles manifest al partir que
todavia abrigaba la esperanza de
que Francia aceptaria algfin pro-
yecto que diera a Alemania plena
participaci6n en los asuntos de las
naciones libres. Pero advirti6 gra-
vemente el Canciller americano:
--Los Estados Unidos no estAn
en situaci6n de jugarse su seguri-
dad y su supervivencia en progra-


mas de defense que no aporten una
genuine seguridad.
El Enemigo Imaginario
Mientras los diplomiticos se re-
unian en torno a la mesa de con-
ferencias, los militares no descui-
daban su preparaci6n. Pudiera ha-
ber o no entendimiento franco-ale-
man, pero no era cuesti6n de con-
fiar demasiado.
Si habia ese entendimiento, dijo
el general Gruenther, procedia en-
tonces aumentar los armamentos
at6micos, porque...
-En armamentos convencionales
no podemos igualar jamAs al blo-
que comunista.
Esta era la raz6n por la cual los
rusos se empefiaban tanto en que
se prohibieran las armas at6micas.
Las palabras de Gruenther ex-


DULLES Y VAN KLEFFENS.
El secretario de estado americano, Foster Dulles, felicita al embaja-
dor holand s -Van Kleffens, que ha sido elegido president de la
Asamblea General de las Naeiones Unidas (vWase Internacional).


3
~ -.,i
~ .. ; '':i' -r. i
7i. 4 :-
I; ;' ,."5:"'=:
i .: ~:
I


-r
.i
~- r!.


presaban sin duda bien el pensa-
miento del Pentagono y del Depar-
tamento de Estado americano.
Mientras el General exponia estos
concepts en Paris a un grupo de
industriales franceses, el Ej6rcito
americano en Alemania emprendia
las mas --importantes maniobras
efectuadas despu6s de la guerra.
Por primer vez los cafiones at6-
micos (que en estas maniobras dis-
paraban granadas de humo) apun-
taban hacia un "enemigo imagina-
rio' procedente del Este.
Otra condici6n de Gruenther era
lograr el maximo de soldados bien
preparados que, por su misma pre-
paracion, pudieran contrarrestar la
enorme superioridad num6rica del
bloque rojo. Se alcula que Rusia
y sus sat6lites (no hablemos ya de
las incontables legions chinas, co-
reanas e indochinas) podria lanzar
sobre Europa 255 divisions.
Para hacer frente a eso, conclu-
yu Gruenther, son tan necesarios
los franceses como los alemanes.
Los Estados Unidos no pueden vol-
ver la espalda a unos ni a otros.
Lo important es lograr una f6rmu-
la que permit su colaboraci6n
frente al enemigo comfin.
-La defense de today Europa, in-
cluso la de la-Gran Bretafia, estA
ahi -dijo el general americano
apuntando a un mapa de Alemania.
;Ahi Vuelve el Fascismo!
Al tiempo que se efectuaban las
maniobras terrestres, naves de In-
glaterra, CanadA, Francia, Holan-
da, Dinamarca y Noruega, al man-
do del almirante britanico Sir Mi-
-chel Denny, jefe de la OTAN en el
Atldntico del Este, participaban en
un- simulacro naval que tenia por
fin embotellar la flota rusa en el
Bdltico.
Esta maniobras navales, que con-
tindan a estas horas, se extenderAn
del Artico a la bahia de Vizcaya.
La operaci6n principal consistira en
no dejar salir del BAltico la flota
Roja, que en este caso estar- re-
presentada por barcos ingleses.
No soe ia en estos movimientos
mAs que el ordinario y necesario
ejercicio de today organizaci6n mi-
litar. A diferencia de los movimien-
tos terrestres (con el uso novedoso
del- cafi6n at6mico) hasta parecian
anticuados, puesto que en una gran
guerra total la salida o no de la
flota rusa del Baltico seria una ope-
raci6n de menor cuantia.
Sin embargo, ambos movimien-
tos irritaron a Moscfi hasta mAs no
poder, y le dieron lugar, al mismo
tiempo, para lanzar una nueva con-
signa de propaganda: la de que los
que movian todo eso eran nazis re-
divivos.
-Los nombres de los jefes po-
drAn ser ingleses -dijo radio Mos-
ciL-, pero el mando verdadero es-
tA en manos de generals alema-
nes, generals de Hitler, encabeza-
dos por Adolf HIu.'iirnger, jefe del
Estado Mayor del Ejercito alemdn
quf ahora tratan de resucitar.
Era una voz dirigida a todos los
antifascistas, principalmente a los
franceses. ,Cuidado, que ahi vienen
los nazis! Y lo grave era que esta
propaganda seguia dando resulta-
dos.
Ya los "Iml. if.Itau.-" de Europa y




Full Text
xml record header identifier oai:www.uflib.ufl.edu.ufdc:UF0002901000001datestamp 2009-02-09setSpec [UFDC_OAI_SET]metadata oai_dc:dc xmlns:oai_dc http:www.openarchives.orgOAI2.0oai_dc xmlns:dc http:purl.orgdcelements1.1 xmlns:xsi http:www.w3.org2001XMLSchema-instance xsi:schemaLocation http:www.openarchives.orgOAI2.0oai_dc.xsd dc:title Bohemiadc:date October 3, 1954dc:type Serialdc:identifier http://www.uflib.ufl.edu/ufdc/?b=UF00029010&v=00001ABQ1889 (ltuf)02256648 (oclc)000275970 (alephbibnum)0523-8579 (issn)056 B676 (callnumber)dc:source University of Floridadc:language Spanish


xml version 1.0
xml-stylesheet type textxsl href daitss_report_xhtml.xsl
REPORT xsi:schemaLocation 'http:www.fcla.edudlsmddaitss http:www.fcla.edudlsmddaitssdaitss2Report.xsd' xmlns:xsi 'http:www.w3.org2001XMLSchema-instance' xmlns 'http:www.fcla.edudlsmddaitss'
DISSEMINATION IEID 'E20090608_AAAABO' PACKAGE 'UF00029010_00001' INGEST_TIME '2009-06-08T08:19:20-04:00'
AGREEMENT_INFO ACCOUNT 'UF' PROJECT 'UFDC'
REQUEST_EVENTS TITLE Disseminate Event
REQUEST_EVENT NAME 'disseminate request placed' TIME '2016-05-19T08:38:44-04:00' NOTE 'request id: 307433; PLEASE DISSEMINATE E20090608_AAAABO' AGENT 'UF73'
finished' '2016-05-19T09:01:59-04:00' '' 'SYSTEM'
FILES
FILE SIZE '1173382' DFID 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQSG' ORIGIN 'DEPOSITOR' PATH 'sip-files00001.jp2'
MESSAGE_DIGEST ALGORITHM 'MD5' 6cdb0523f9315ff5165f8c639acdeb2c
'SHA-1' d05a0520743b257cf871088fb586429c7e7bf155
EVENT '2012-02-11T15:50:10-05:00' OUTCOME 'success'
PROCEDURE describe
'129670' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQSH' 'sip-files00001.jpg'
9e926cfa9184972bdec3314b187897d4
62077203d31533c36d91a63bce6eef00c8d1bd4a
'2012-02-11T15:51:55-05:00'
describe
'3566' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQSI' 'sip-files00001.pro'
d3fa8238863e1fdd1fd3544893ba60ef
e39536eb7a947549ef92c77ea78efa823d29d00a
'2012-02-11T15:55:36-05:00'
describe
'35870' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQSJ' 'sip-files00001.QC.jpg'
88e715240fffc46cd25d15edf6d6597f
a92d91419df52f1ebf94a603e38e2e7efd1f400d
'2012-02-11T15:52:23-05:00'
describe
'28179284' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQSK' 'sip-files00001.tif'
c514543125447aa201ed95a5ae3f3304
ae6a8647742911809af4d77b1ab8145232d2c265
'2012-02-11T15:51:14-05:00'
describe
'238' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQSL' 'sip-files00001.txt'
006b21ebafc0e63d9f70b7a6ebd489df
6a4d54b51b979613ff75c92be4d80ed3ebbbcaee
'2012-02-11T15:56:39-05:00'
describe
WARNING CODE 'Daitss::Anomaly' Invalid character
'10034' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQSM' 'sip-files00001thm.jpg'
0884bfcdb68d39088648a4afa6089770
4fb64f9aa6d8daad10d9697d99c990bb2f459eec
'2012-02-11T15:54:21-05:00'
describe
'1182006' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQSN' 'sip-files00002.jp2'
8a520198e907eda99dba6171b6e6ed4c
4af9a3f313607fb92829d9db8ae1b3ac064427f3
'2012-02-11T15:51:17-05:00'
describe
'199740' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQSO' 'sip-files00002.jpg'
2bd6729cfb1a1073656807ed13d2f1af
5037339542a423020d07d317ed6c7115d5e3e4d3
'2012-02-11T15:56:43-05:00'
describe
'121174' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQSP' 'sip-files00002.pro'
fd54163626fad240500acb9e3148547e
db50177fdc0698ab9e50054ca51b0576ab2499a0
'2012-02-11T15:57:02-05:00'
describe
'50501' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQSQ' 'sip-files00002.QC.jpg'
4288cf03886351778948d7821a718cbc
71bed760a874fc13650d49907751d2003f61ee06
'2012-02-11T15:56:11-05:00'
describe
'9473016' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQSR' 'sip-files00002.tif'
2694c9eb7748e4d44225d058ab35c547
5a7d12d4f4df79a6ebe4eae4950ca9403c0237d8
'2012-02-11T15:56:56-05:00'
describe
'5090' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQSS' 'sip-files00002.txt'
5a10a01b1972f78f4d0a23f67de8bc77
acb7b2b9327d5e9d0e26d15ab0d3461865052c5f
describe
'12152' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQST' 'sip-files00002thm.jpg'
949d2a9fa92dad244b7538a497536be4
cbefaa797be15d974031fc83ef5467dddf34ca6e
'2012-02-11T15:54:18-05:00'
describe
'1214833' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQSU' 'sip-files00003.jp2'
2b12ca93283d9ce5cb2b963b057a1e3f
9ec0fe1b3cc125fe62041c47bf3ffe7276ca97e9
'2012-02-11T15:53:06-05:00'
describe
'139490' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQSV' 'sip-files00003.jpg'
d7d8ee3019e5698f739b420334878833
97c864b453dd6013a39406e31bba8f084ec26540
'2012-02-11T15:50:25-05:00'
describe
'74056' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQSW' 'sip-files00003.pro'
02371aa826cddeec2dd9c0756b3862c3
57e08fcc14c7a1045f585d2bb9dbe17b6493d6b8
'2012-02-11T15:52:49-05:00'
describe
'35538' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQSX' 'sip-files00003.QC.jpg'
a0443aac43a91ca5b9b1c09a21cca7cf
19bd71f601d137ba4c3ca7ef5dfb7b907e85e6cb
'2012-02-11T15:56:55-05:00'
describe
'9735056' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQSY' 'sip-files00003.tif'
7486c94d90a607193224d748062a8b8c
0907b4c60073cf89d65d71afd2ed0ff3dd05b9ef
'2012-02-11T15:55:39-05:00'
describe
'3835' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQSZ' 'sip-files00003.txt'
b22a10907e895181a277709faf201421
1aade875debd389dc00ca2a39d1858f03b32d98b
'2012-02-11T15:56:21-05:00'
describe
'9055' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQTA' 'sip-files00003thm.jpg'
e8c6a67da165a4d17dabf89031b4bd78
3ccf4b650fe95b8fad16db48352db3b4db83f75d
'2012-02-11T15:57:00-05:00'
describe
'1203152' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQTB' 'sip-files00004.jp2'
595894ea6bbbaa46362012293961a6d8
c36b8da1b48f5f53fbe1e2c19680ec370a8e8962
'2012-02-11T15:50:53-05:00'
describe
'186043' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQTC' 'sip-files00004.jpg'
63641aabcf9948ce1008d57931df1742
6cff180d7a9f93d3fb9f9709ad34d5dfaadca783
'2012-02-11T15:50:42-05:00'
describe
'180206' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQTD' 'sip-files00004.pro'
3c0af455f8b8ecb9b1b50c6aa7641fa6
cfa8ff7c0c0d0f39812be5fd2e170e0a4d0eefa3
'2012-02-11T15:53:36-05:00'
describe
'47518' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQTE' 'sip-files00004.QC.jpg'
1a6807d95c5c5c59573d14e898237706
cc8a2b9fe7597489d8b63a48629d58f129416268
'2012-02-11T15:56:17-05:00'
describe
'9641684' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQTF' 'sip-files00004.tif'
8c884db8dfe2fc83672a565984c4f402
1b40b1b1b09c8fb7516ed0fe42f1b65c6c034388
'2012-02-11T15:54:19-05:00'
describe
'7560' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQTG' 'sip-files00004.txt'
dc6c9ae593622bdc91bbdc9ca066ed24
b409816678be050fee38a92998aee944d71bcb8e
'2012-02-11T15:51:05-05:00'
describe
'11520' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQTH' 'sip-files00004thm.jpg'
b19d4eccc153ce7b256f4e18a83c7310
68a621996799fe81ca147e2dcbd16934bfbec460
'2012-02-11T15:51:54-05:00'
describe
'1214633' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQTI' 'sip-files00005.jp2'
ed569060bf56ea4ecca525f4aabaf7a4
cd26b36d85ccdaa96a8b85df06e33c5064409162
describe
'207745' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQTJ' 'sip-files00005.jpg'
0537c03a196eb3de6079d097fd78215d
31d6706b48c45b64edda41a6f78d5bc2b9a0389e
'2012-02-11T15:50:41-05:00'
describe
'241082' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQTK' 'sip-files00005.pro'
bb49c51899ee1337aeed3794af995236
05b48bd1f84852d2891ff66886bd741e94083bd5
'2012-02-11T15:53:42-05:00'
describe
'51217' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQTL' 'sip-files00005.QC.jpg'
b6111ed102e69be055d799f78e48cdcb
25e7e89038f2ffc47c4b367e25e3b04c257cd777
'2012-02-11T15:53:44-05:00'
describe
'9734036' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQTM' 'sip-files00005.tif'
3b03b8650de31313055ed31e4bacfe95
0a502d37329cf0df8dfdb29f2e3c7b265805d152
'2012-02-11T15:50:32-05:00'
describe
'9743' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQTN' 'sip-files00005.txt'
801139aa08f9235a3bf6901b6d1aa9b4
e9ff365bde20ec789689416e2da9ca8d44dc9214
'2012-02-11T15:55:19-05:00'
describe
'11662' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQTO' 'sip-files00005thm.jpg'
282e814636efa2d0413fab4ed6d4dafe
adafaf2a0c6e913282701353d6b0636160c91e32
describe
'1191665' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQTP' 'sip-files00006.jp2'
60ba16fff51abe2fa639654ae3490192
606f989bff529c7202f4497582bb5e862f6f4b19
'2012-02-11T15:54:12-05:00'
describe
'145899' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQTQ' 'sip-files00006.jpg'
718cea42336adc62fb4b9f503f2caf47
f7d9e3996cf5361462be37f438c8c8df01a1cd15
'2012-02-11T15:57:20-05:00'
describe
'40354' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQTR' 'sip-files00006.pro'
94b309c215bbf93133a5e41193f0b3a5
4251fe748056054b266c59b17d5bd4eab1701f32
'2012-02-11T15:53:26-05:00'
describe
'40950' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQTS' 'sip-files00006.QC.jpg'
6fb9836214167f16a0f0526a88bda88b
083aa9c8d948219b72e16cc6af33f225e889e85f
'2012-02-11T15:50:19-05:00'
describe
'9548936' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQTT' 'sip-files00006.tif'
1b63e0648ef60f4726949f5576ea1488
284f2f9d82e992ed4ea7cc0e984b0f8facba8b0d
'2012-02-11T15:55:02-05:00'
describe
'1607' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQTU' 'sip-files00006.txt'
d81c0c2961f140230685580e8f977068
c3af9f8f2fb4bb2d8a742c2f3b6ad5415bdc7b19
'2012-02-11T15:49:44-05:00'
describe
'10785' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQTV' 'sip-files00006thm.jpg'
6145533a46a84609864e8c295c40e049
af879fc6835fd7e83d424e5337831bf7e5a9cb97
'2012-02-11T15:54:37-05:00'
describe
'1212854' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQTW' 'sip-files00007.jp2'
5476f1869a001f764e9cdf280c98a407
f878eeadfe4487d2ab4917f093a9057d586a4e96
'2012-02-11T15:50:15-05:00'
describe
'193616' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQTX' 'sip-files00007.jpg'
84c903e4f3f573c05050e96bc98942ad
fef0617d2546957d511a01397985643fe02d3dd1
'2012-02-11T15:56:47-05:00'
describe
'170787' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQTY' 'sip-files00007.pro'
e968cf9b1b5709ab2d3c83180d5b6844
ccf29bf2871b3145be2b800f5b8e0a77124904fc
'2012-02-11T15:56:04-05:00'
describe
'49413' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQTZ' 'sip-files00007.QC.jpg'
a5b5ffb83e67e9fb1db324d763eff696
1061ecf1a4a351c7ebe2f3b4aa2deba5f1fb988c
'2012-02-11T15:54:00-05:00'
describe
'9719156' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQUA' 'sip-files00007.tif'
564761b93d9265e27fb055faed094269
88cc6c014e623089ce188af95948ea073946eb37
'2012-02-11T15:54:24-05:00'
describe
'6821' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQUB' 'sip-files00007.txt'
95b19958b24146db0f2a811737fab889
9daf7a8c72777a2a761d82a3d5617bedf76ac002
'2012-02-11T15:56:45-05:00'
describe
'11838' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQUC' 'sip-files00007thm.jpg'
d5ccfaaeac6c77c9c9cb5d85f3e5fa36
398c95d6a3b7ceb4c6e6ac0b62c3d48aa7906283
'2012-02-11T15:53:12-05:00'
describe
'1221944' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQUD' 'sip-files00008.jp2'
a23eaa7fe6458afe6f99bf9d50380fb9
e6c832e7ad61ccf6630aa85f90298f8fafb4e5b8
describe
'207784' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQUE' 'sip-files00008.jpg'
6f2334e3ab5beabdecd3fac7087e42fe
864fa5603a9b440eaa3991c2484d7243a4b88fbf
'2012-02-11T15:56:02-05:00'
describe
'175491' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQUF' 'sip-files00008.pro'
69ecb40e243dea05c5828494b13171c6
6ca636dc70ba1651ff1404dc2e4e0ccf4c2e2d98
'2012-02-11T15:55:51-05:00'
describe
'52031' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQUG' 'sip-files00008.QC.jpg'
88ffb4bb5793b592995839902402c1b4
9a7dc5c02161935fa060daa4817fb72feceab3b7
'2012-02-11T15:50:57-05:00'
describe
'9793472' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQUH' 'sip-files00008.tif'
8649942e376ab924f124318d217dbbee
585dee722de1a33cec724b5500381c7d34457bd9
'2012-02-11T15:50:09-05:00'
describe
'6935' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQUI' 'sip-files00008.txt'
2fb8b1ed3e32bcbbf53af6fdd2bfc3b4
c96e994af99f38f7dccff2d35688a42c3e64cccc
'2012-02-11T15:53:39-05:00'
describe
Invalid character
'12204' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQUJ' 'sip-files00008thm.jpg'
9dc5bc417d702687d6955b93d8c9b907
c853f5b95cba572c06bb09ae02404e39efc5df8e
'2012-02-11T15:52:53-05:00'
describe
'1205864' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQUK' 'sip-files00009.jp2'
0fbac3d2e33b77a653fb3000ea3a3cb7
a4a1beb52f512920bd980688af5d2665d32d2e83
'2012-02-11T15:51:25-05:00'
describe
'210956' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQUL' 'sip-files00009.jpg'
441b0037e221b4b496aee98558f3db95
ec8c0a799b8e8de8103cec6c5cdd052b2b1202c2
'2012-02-11T15:56:24-05:00'
describe
'241844' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQUM' 'sip-files00009.pro'
7c627946f59c66ad2b142328decd975d
80a863a115d21f27ae07dae92988b31dc763e11c
'2012-02-11T15:50:20-05:00'
describe
'51486' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQUN' 'sip-files00009.QC.jpg'
970e0b02c06fc26e631a771ec569a333
e2e551ca2f93effeb9e147d92efa05bdd60eb579
'2012-02-11T15:51:47-05:00'
describe
'9663308' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQUO' 'sip-files00009.tif'
56a4466d8362fd56fab592d086fc909a
e95333f0e3e75d4bba015f59c546ff4362a21620
'2012-02-11T15:50:40-05:00'
describe
'9530' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQUP' 'sip-files00009.txt'
7a3104bba8edf92454cbff28c7a90a3d
4194e60b742d46e23d7068618f13f17e0d2ee648
'2012-02-11T15:56:54-05:00'
describe
'11889' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQUQ' 'sip-files00009thm.jpg'
9990dacceca40b85024561ed64abe243
27cc5f80eaecba01536a9e65e208652676d395d9
'2012-02-11T15:53:54-05:00'
describe
'1188644' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQUR' 'sip-files00010.jp2'
8af6608162a2f7c8aced069acddaa3bf
963c1e0e0e722ef2c8942fd65e34d358eb9c9ba0
'2012-02-11T15:51:30-05:00'
describe
'150901' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQUS' 'sip-files00010.jpg'
9f57848d72ff6f31ee35475752a7c2ff
cf5839743946449b9a5b0811b7075f3533afc2ca
'2012-02-11T15:49:51-05:00'
describe
'52566' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQUT' 'sip-files00010.pro'
9c36b0f93135c8bfe5eb5a0f8c036a4a
345f8b0cfa27cffb7d8814ed430448395b0cac9a
'2012-02-11T15:55:59-05:00'
describe
'43483' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQUU' 'sip-files00010.QC.jpg'
eebfc74248f0f871cc977459deb0eafe
c8a159d5e4e1003871307151560c678a094ad4ef
'2012-02-11T15:53:35-05:00'
describe
'9526380' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQUV' 'sip-files00010.tif'
533fdf9a900d2983fe54b605ef39cc8e
a5fee33186543e4b923e9e416a0a0b18ab40b77d
'2012-02-11T15:51:12-05:00'
describe
'3481' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQUW' 'sip-files00010.txt'
5fd37d451ee01a46f8b82be69f962fb0
706bdd9dc837e17270d151ee210462160dd72560
'2012-02-11T15:55:27-05:00'
describe
'11845' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQUX' 'sip-files00010thm.jpg'
0bbc2a6d8e92ab7edfa38379772b87ed
0c205bb2172ec02a0124a6f679980d4ece944f91
'2012-02-11T15:53:25-05:00'
describe
'1205298' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQUY' 'sip-files00011.jp2'
13427fe02daff9dcb1d17aa439e793ed
040f31d50862a06a1a96920561e3c6274ecda314
describe
'179241' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQUZ' 'sip-files00011.jpg'
f3581adf94fc7b4d838b575ca9b4124b
0d5009fb5202c7f9784cdbdb30916c15f0b4d1a5
describe
'180781' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQVA' 'sip-files00011.pro'
1d9f66281008cfa485d78c67933b9d81
9d1e1dad9e802dd0cab5508bc56ce1d29eb412cb
'2012-02-11T15:53:02-05:00'
describe
'44443' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQVB' 'sip-files00011.QC.jpg'
7b790f19c7555fce3372db95e9aa1c34
f73b673b4e949f838b95974a271146759f177695
'2012-02-11T15:50:04-05:00'
describe
'9658264' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQVC' 'sip-files00011.tif'
76754a97c10477777e1adadc3d3a8b52
9685995ad29a954fbcbe8a0b631f7cce55367ba3
'2012-02-11T15:50:54-05:00'
describe
'7232' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQVD' 'sip-files00011.txt'
dcb208b6ba977108f62fccf1d12f57a0
b16b9e499ec3ad106c1cf17f98238e75e1e33f1b
'2012-02-11T15:50:50-05:00'
describe
Invalid character
'10725' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQVE' 'sip-files00011thm.jpg'
d178d1eb022f60c10dc4b3190fb9bf6b
c834bc1ba9a951c3952f6be6dc995f73abdaa335
'2012-02-11T15:53:29-05:00'
describe
'1202924' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQVF' 'sip-files00012.jp2'
ba96e34b81a239b401bc6b52277d16da
1756ca6e3b3d4b3fe425830f068ee51598840f78
'2012-02-11T15:56:42-05:00'
describe
'193759' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQVG' 'sip-files00012.jpg'
51fa69c9a13bbe75f98734a933f7eb38
445da1ecc5ed02c008444ad4411cbc416e5cfd15
'2012-02-11T15:55:28-05:00'
describe
'172460' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQVH' 'sip-files00012.pro'
8648d5562c84bbc141a95dca3b114cb0
9eec27aa801d9b65f9264618452e2e46b6da8c30
'2012-02-11T15:54:41-05:00'
describe
'46959' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQVI' 'sip-files00012.QC.jpg'
044cd3c069d748d0a534267a8c2c4504
cd2eaa11af629b22f4b4955dc14f19f15372a663
'2012-02-11T15:55:15-05:00'
describe
'9639524' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQVJ' 'sip-files00012.tif'
15d99628f77a1a6c0274c23db803b899
403825efd4dd81724ca011bbfd8fbd179bf2bf01
'2012-02-11T15:51:24-05:00'
describe
'7026' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQVK' 'sip-files00012.txt'
f9bd07c2928f8fba3b709f8d487db200
a6ec38833f08e3b2c0b4024be78bb6653397ec25
'2012-02-11T15:52:28-05:00'
describe
'11062' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQVL' 'sip-files00012thm.jpg'
297ea2e8fa38beacc0cb33434860fae7
0ea75ce57638d4ba6d02152182abcec18824c6dc
'2012-02-11T15:55:14-05:00'
describe
'1147404' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQVM' 'sip-files00013.jp2'
b7a7fb3ced3938da110df0ec6d143e49
9a9d6d488f60a2023784885cecb61d77cbd407ba
'2012-02-11T15:50:49-05:00'
describe
'102391' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQVN' 'sip-files00013.jpg'
c7feeeaeabbf902ccc0dc010bb2be3a6
e1d1f0864474682a596b8cb6a3fab3a6c2826206
describe
'15670' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQVO' 'sip-files00013.pro'
ff2645e9a88b8b32e36720f1b1269af1
2ca6758df357f15184c53a96f1fa32f5ba160de8
'2012-02-11T15:53:41-05:00'
describe
'27185' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQVP' 'sip-files00013.QC.jpg'
2ceecc3258bf2154b4d94d85ba760797
da6fa90fe05eb77e3f69a1e506d34f72effed041
'2012-02-11T15:51:57-05:00'
describe
'9194084' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQVQ' 'sip-files00013.tif'
a9396d87de9804aa5ae97a5a62da6db1
360afe05bee9ecceefcba147eabbee5935aa6347
'2012-02-11T15:53:48-05:00'
describe
'686' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQVR' 'sip-files00013.txt'
3092d0c93db01ee4ab5a3c08e33b9616
7a648967811a07356c9febcdb3f60f9a3cf89c44
'2012-02-11T15:56:07-05:00'
describe
'7503' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQVS' 'sip-files00013thm.jpg'
fbc685e7d739d260b09221ea16ccf345
676711e971b31929f493396bd97e47920f36021b
'2012-02-11T15:52:21-05:00'
describe
'1215911' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQVT' 'sip-files00014.jp2'
ee650fb0b77eb68ba79dc993c30cf48d
aa5c0c5cdf2a6544ee57e3a66cfab5bca46e4910
'2012-02-11T15:50:24-05:00'
describe
'209616' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQVU' 'sip-files00014.jpg'
74b4c3d77b4d8ad189ff1ec1dbe781b6
e0ef40a419aa561f96e90507496d3079e6e6e69f
'2012-02-11T15:51:22-05:00'
describe
'193776' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQVV' 'sip-files00014.pro'
193ed89306ac541520f4ab8508a0d456
d0fe068f3f9e1baa69cd0533e1b18ad501e5cfc7
'2012-02-11T15:50:03-05:00'
describe
'51549' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQVW' 'sip-files00014.QC.jpg'
b2493213eb4cddeec18717444e2fa999
dede5150f690c7c7261b308ab44e0559fa4f1e7d
'2012-02-11T15:54:42-05:00'
describe
'9744508' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQVX' 'sip-files00014.tif'
3ead577b187d39b7015ded25094c5dd4
f4d511f2b6cca626fd172b986aea9ed2b9ec88d4
'2012-02-11T15:54:50-05:00'
describe
'7941' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQVY' 'sip-files00014.txt'
d3bc5653e00bae3f8428632e588ac01b
92584358564779469a299c4942f84df017e21ffe
'2012-02-11T15:57:03-05:00'
describe
'12324' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQVZ' 'sip-files00014thm.jpg'
b2e2589efc738ed105a26976c513f05b
565db36ca2e4b374b7a316978438732f14f10a5b
'2012-02-11T15:53:50-05:00'
describe
'1198162' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQWA' 'sip-files00015.jp2'
f4bce356150a5a22176d2332bf3fff62
87b8c1956433a2715ec5065312a79cd991f77508
'2012-02-11T15:51:34-05:00'
describe
'190276' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQWB' 'sip-files00015.jpg'
3e23189e58a5db2bbf43b46cf19a9374
3733331b43b734fb43b89681f7c32ce1a3113f6b
'2012-02-11T15:53:00-05:00'
describe
'127722' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQWC' 'sip-files00015.pro'
a374709243f1023621a71e18093334e3
96fba4910a164aacade9f47c6a6cdf1fdc31795a
'2012-02-11T15:56:38-05:00'
describe
'47934' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQWD' 'sip-files00015.QC.jpg'
68e1dd796a14b26fad8dca6fe5b6fb80
4150b51999f1186e8bdbd0ae2839c4a611ecbf04
'2012-02-11T15:55:52-05:00'
describe
'9601836' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQWE' 'sip-files00015.tif'
d174bd55094b298a257963d9a7445a4c
8ea4f2b98a098f9d673d735109f071060b572d9e
'2012-02-11T15:57:14-05:00'
describe
'5164' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQWF' 'sip-files00015.txt'
52efb09465ddd531966e58e5c28a25cb
6a637a0accadeface4e6af3ae86b34e17e71a71c
'2012-02-11T15:56:23-05:00'
describe
Invalid character
'11782' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQWG' 'sip-files00015thm.jpg'
1ea9e9abe125f4cc976ec1ffda5cfc8b
7b9586847f55437a5e6b1f80edce3c851c60f224
'2012-02-11T15:54:35-05:00'
describe
'1203221' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQWH' 'sip-files00016.jp2'
b3229123f14ab9dade17f1512daa477f
663895af0f5e6e6bf08df0c5ea8059cf0c721cef
'2012-02-11T15:56:08-05:00'
describe
'188028' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQWI' 'sip-files00016.jpg'
8c049f52b0d85a7b0ca6776fe2c8869a
2c1cebc47bad12870b1aa3912de27f59a8df72d3
'2012-02-11T15:51:23-05:00'
describe
'168689' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQWJ' 'sip-files00016.pro'
a09c227819c997eaa1555b2162510da9
70b0570c6bd09ef2c22bd85d5af915abf3bbcb13
'2012-02-11T15:56:28-05:00'
describe
'49139' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQWK' 'sip-files00016.QC.jpg'
d0258a09107dcfc59ae4804363f48ea3
5ef9d1fbc1047cf7d55f656870bbdd1f5d6fd4bb
'2012-02-11T15:50:07-05:00'
describe
'9642412' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQWL' 'sip-files00016.tif'
773db7aef34db9e027d7b0b1d5e9d851
6cec18b87f879dafd1d0d13b1a2e95869d79e72b
describe
'7015' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQWM' 'sip-files00016.txt'
ade3ab30fa0bde6956e5db389101901b
25bd2006926a9aea5c37312976126bb33ede8931
'2012-02-11T15:52:41-05:00'
describe
'11873' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQWN' 'sip-files00016thm.jpg'
3ac75275f7c4bf5dfa4319f6b8641715
c8676c85857a0264ef89798f089781f31f79eaa7
describe
'1185840' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQWO' 'sip-files00017.jp2'
c3f8a76d8947497410cad1e19f345dd6
1f004941bbe99708cfb07acdcdca0482be8f0d55
'2012-02-11T15:50:17-05:00'
describe
'183426' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQWP' 'sip-files00017.jpg'
0d78ad4b28214f27407e00de41ab50ed
ac57e8b7be9f823020721765ed56c9dd30f99b8b
'2012-02-11T15:52:24-05:00'
describe
'105496' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQWQ' 'sip-files00017.pro'
a5a0e830a522ff7fce24e75ebfb2bc98
dfbd5c7d27c78ec07a551777f93736b08470f24c
'2012-02-11T15:52:38-05:00'
describe
'47225' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQWR' 'sip-files00017.QC.jpg'
cb29972179655162fb54d3ebd58675d1
24fcdb7beb039b1e0b05792375cafbcb317b1bae
'2012-02-11T15:50:48-05:00'
describe
'9504304' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQWS' 'sip-files00017.tif'
f314274a56ab9eaccf3ced8379600b09
3ab1a28f7a259861b9648cb1f7d37bf0f6409749
'2012-02-11T15:51:10-05:00'
describe
'4866' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQWT' 'sip-files00017.txt'
19c5f802435ded101ad45c872f82bca5
e3c9fe0016eed9d6dbfb84f6911077817c623052
describe
Invalid character
'12095' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQWU' 'sip-files00017thm.jpg'
ae61394477012f160105966a917c4a32
5d541681df4d878a48f1e07c49b8783ab3ed42cf
describe
'1190220' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQWV' 'sip-files00018.jp2'
47f6a79c635963d30e4ceb065102b241
f6049db9870bfd3389882fb4a615ff3c690e4755
'2012-02-11T15:54:52-05:00'
describe
'207325' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQWW' 'sip-files00018.jpg'
9a02355c3899cbad44e5b73fa2720f39
b038d37c3a91edbd67bbeb328dd7a85331a3ae21
'2012-02-11T15:50:22-05:00'
describe
'188915' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQWX' 'sip-files00018.pro'
b7b32b3ed4ba8a4a726ffeb429b34614
dba9af76e995c08173f462d01381063b6e65cb1d
'2012-02-11T15:54:39-05:00'
describe
'49946' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQWY' 'sip-files00018.QC.jpg'
37fcc8b1ca16d283dfa8484216fb1409
cee837b799b1101bf45d31f4f986df0e467ec029
'2012-02-11T15:50:00-05:00'
describe
'9538172' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQWZ' 'sip-files00018.tif'
9f71cdaf4adab9a99bd37820c424d960
58ef887eed0cd6a9a7aba0de5b47a44915e92361
'2012-02-11T15:52:39-05:00'
describe
'7706' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQXA' 'sip-files00018.txt'
f9e56c35c41d46df320f0a01af8d1d0c
9732086bee99881161eeb3d717047e89aa9ca319
'2012-02-11T15:51:50-05:00'
describe
'12019' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQXB' 'sip-files00018thm.jpg'
67919a540bd54627fa8798b52fbce1b1
b4355d70b4139271447d3cebf48a5aaa4bd8c73d
'2012-02-11T15:51:28-05:00'
describe
'1193379' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQXC' 'sip-files00019.jp2'
5f7e448944e58ddb21a5b72b424dfcf9
5fde994534f49608d14bfe7c491696b0e7d3b499
describe
'192327' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQXD' 'sip-files00019.jpg'
eb92a4bbe832b5357b8b76a5635c96fb
450823c263dcd8c390d69ff3e15fe207f1640d19
'2012-02-11T15:50:36-05:00'
describe
'121100' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQXE' 'sip-files00019.pro'
9cf204f6352e08572620e5f3560b2cba
debb4efd2ba0d59342dc362ea4e10bb2f61afdd1
describe
'47719' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQXF' 'sip-files00019.QC.jpg'
e77f293234a67f19d326292ef2ea2c0b
b3ffc2e433b5c5f71e5b7fa8156d348f20ab7fad
'2012-02-11T15:57:22-05:00'
describe
'9565536' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQXG' 'sip-files00019.tif'
29fa2d80069d2d0b065d6b199992083f
35fd5c451159b7a684dc9168a4913018b90d68a6
'2012-02-11T15:54:58-05:00'
describe
'4971' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQXH' 'sip-files00019.txt'
4ed37ec56920697ba1a4496a55fb1780
1f2b2d5569edcb37d8245a1541fac8253e863e9f
'2012-02-11T15:50:59-05:00'
describe
'11732' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQXI' 'sip-files00019thm.jpg'
e082ae9d70b6d3faeaa094b422158347
85fa46bf17ef19d492bf88daeea8907fe827f72b
'2012-02-11T15:57:16-05:00'
describe
'1212306' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQXJ' 'sip-files00020.jp2'
f4b74167b5e32fb5954e56130600da4a
f9b2bc6d86ab972559c9274911086c28460104a5
'2012-02-11T15:53:15-05:00'
describe
'206219' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQXK' 'sip-files00020.jpg'
2712dcb778921b92138e3cea71da70b4
8be5ee883a24fd2cbcd7c47ea845060ef1e02810
describe
'158500' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQXL' 'sip-files00020.pro'
36261f8bee9759125e8effeb9622f124
6a8f27a9e0bd4cd5ff0057ff23a346d5484918cb
'2012-02-11T15:51:31-05:00'
describe
'50050' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQXM' 'sip-files00020.QC.jpg'
af22e3e716a74e8b90f7def91ca5efeb
5aa92111dd7615aac0b367f9baea048067ff2ce8
'2012-02-11T15:54:16-05:00'
describe
'9716680' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQXN' 'sip-files00020.tif'
ffec8633f5ef1b026d0f4f599f96f383
c041d08d33521faab7214761f20ab802cea07087
'2012-02-11T15:57:13-05:00'
describe
'6766' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQXO' 'sip-files00020.txt'
f87018099c63d5f9e63f85d6bb91c751
a39ce9e3a46cd18ecfa186cfed156bdf1f9565bd
'2012-02-11T15:54:26-05:00'
describe
'11572' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQXP' 'sip-files00020thm.jpg'
af9a22b5e952764f64494c8da8298928
43f740fa7ca2bf5d2c40d93d2106732edaa8145a
'2012-02-11T15:50:47-05:00'
describe
'1178742' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQXQ' 'sip-files00021.jp2'
89d78d12bdfdd1113d11893415f510f6
457dd8ab94c7df664db76f7b84e861f9a5ab7244
'2012-02-11T15:54:31-05:00'
describe
'226626' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQXR' 'sip-files00021.jpg'
2e47ba38e0824c2f1c9c4656846c731b
d2e7a7b8743891e48b43a52302d6d1e59b696ce8
describe
'237131' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQXS' 'sip-files00021.pro'
2ab549b4a5580159a76918cd6090500d
fc00d94f99032e28c389ade56b43536de805819d
'2012-02-11T15:55:07-05:00'
describe
'55093' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQXT' 'sip-files00021.QC.jpg'
ad71336747a29529e2f8a67028ffe805
d301d89c1e237f3a417c833a5755c661359100de
'2012-02-11T15:55:29-05:00'
describe
'9447816' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQXU' 'sip-files00021.tif'
e32e589b84c55e0856af19bb4c01fb3e
50ba92a4676c81fe34262d4fca2b2a68811e78cd
'2012-02-11T15:51:42-05:00'
describe
'9911' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQXV' 'sip-files00021.txt'
a5d4fea534959a810dd30f3638d6d41d
d69a3d37ca561bb328de7b06ec98569e8314ee5c
'2012-02-11T15:56:58-05:00'
describe
'12683' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQXW' 'sip-files00021thm.jpg'
afdcbcd2209c04d1c9c670fa38d9bb1f
cbe0f808df13ec0cf157f2ed52c9f28e457b7e8d
describe
'1182849' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQXX' 'sip-files00022.jp2'
9e3604fdda7629dbd965d45832d66c88
0ac7496c43a2a257e8369031d3a710f16f4da82d
'2012-02-11T15:53:43-05:00'
describe
'186250' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQXY' 'sip-files00022.jpg'
dc1f6e48bb7684da739b6096c561ee3f
b6f8982678d2173b5ccc6b2654a7b5085604ecab
'2012-02-11T15:52:40-05:00'
describe
'87157' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQXZ' 'sip-files00022.pro'
0587b25bf687a8ef4e9e816bb955aba4
88be51f78f1cb631386e951303de3eb2d09b66f8
describe
'50832' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQYA' 'sip-files00022.QC.jpg'
d413b0666825c9acbaf8736cfee35cd5
099a393ef1324a73ec2ef2aea244dce2b9f76f7d
'2012-02-11T15:51:02-05:00'
describe
'9480236' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQYB' 'sip-files00022.tif'
3c07af5f3437852a7293e3cd3bb46136
201217d3386f04b2998032bfe920266a83a67049
describe
'3916' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQYC' 'sip-files00022.txt'
75f9d3a509529c188747f730ef3332d9
f16ebd905e18c635ab2b5d611f44f918dd0da92b
'2012-02-11T15:51:11-05:00'
describe
Invalid character
'12860' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQYD' 'sip-files00022thm.jpg'
634b8b4a9c26ebdee77c0f28028768b1
adcb62c573a94359278e3a88b15d6ef5e9321cd1
'2012-02-11T15:53:23-05:00'
describe
'1188457' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQYE' 'sip-files00023.jp2'
14a43ecee866d14eabda6e7c17836234
feee33ed97608d8af355b666ffe8ecce58413b09
describe
'187525' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQYF' 'sip-files00023.jpg'
2e34cc8a1c44d78c1cdf064a5bd1a4b4
514de03bd8360d08484194c90bb898823b755810
'2012-02-11T15:54:36-05:00'
describe
'106481' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQYG' 'sip-files00023.pro'
a04f97fde275c1a20319a5bcad6b2a04
bd5dc21ae1a3e993159b5d9d4220ac02440f9922
'2012-02-11T15:51:36-05:00'
describe
'49647' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQYH' 'sip-files00023.QC.jpg'
c84604f3a002ee1b1c101ad4405227a3
741a5e01fc7d5cd4c5e34ce4347c4ef1749c04ec
describe
'9525104' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQYI' 'sip-files00023.tif'
394379587e699857942af3f29e9c8d6c
67828a30132b95e93aea06eca1e455c1217e12e7
'2012-02-11T15:50:01-05:00'
describe
'4359' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQYJ' 'sip-files00023.txt'
33c04150e7cf68ad31f7f98ac0a8b5c1
ac8dcc8b23f4daa798b8292fd80be875f096809a
describe
Invalid character
'12128' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQYK' 'sip-files00023thm.jpg'
1117b9a7f377a3acb0996955e6b55125
d27135032f55d878cf0d14dfa068626c1e75d618
'2012-02-11T15:51:51-05:00'
describe
'1226101' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQYL' 'sip-files00024.jp2'
3f52addc3f7c728687e7aba9016c36b0
f709d99426e6e6529314d9675c8b879b14dbf1d0
'2012-02-11T15:51:19-05:00'
describe
'164436' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQYM' 'sip-files00024.jpg'
5e9ca0f4c431b28da7f7a41f07d23683
0e20f9b323edcd14bc69b5cb68b5c3db8ee9f116
'2012-02-11T15:56:53-05:00'
describe
'56924' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQYN' 'sip-files00024.pro'
02778631ee646e7e39f19788d2350315
154c09a6d84045d27f6cc07aadba951926c4a8a9
'2012-02-11T15:52:03-05:00'
describe
'41846' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQYO' 'sip-files00024.QC.jpg'
819b192108872fe68e934472041fb14e
1d0a6ca15307649fd80e268b65815e683708304f
'2012-02-11T15:56:00-05:00'
describe
'9825352' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQYP' 'sip-files00024.tif'
fca1f5cad99b9dbce1dfb1bad51f6ea3
aa4f4506ac436c016e7798be267e62d6667b9160
'2012-02-11T15:55:43-05:00'
describe
'2403' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQYQ' 'sip-files00024.txt'
871997dea2021430a551876c0c007f4c
40ff1fc42eda45ce9ea417390effc608ddbe916a
'2012-02-11T15:49:54-05:00'
describe
Invalid character
'10795' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQYR' 'sip-files00024thm.jpg'
6944675b2e53ee6460c12e3514577971
c804bd759bc45af8ec1d6f932c8ad7d126b82bde
'2012-02-11T15:55:53-05:00'
describe
'1133829' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQYS' 'sip-files00025.jp2'
78441bccbcfd51f2d22178e7e89a915f
a33bcfe4948f29f32306ad8fd6007014d62dde4c
describe
'95351' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQYT' 'sip-files00025.jpg'
5df5244c0e9ea9b224c8008f40a8ff38
43ecd98e692d125754dd0c3e1872f1cb6f6d1407
'2012-02-11T15:55:47-05:00'
describe
'41476' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQYU' 'sip-files00025.pro'
4eb7b08c7ea74ee9a1be7d18945c7cf1
8d5c5cd486716dcde9851690b184923eab5ae4f2
'2012-02-11T15:50:52-05:00'
describe
'23773' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQYV' 'sip-files00025.QC.jpg'
e451b19cfeda38d1bf963c29c1af9657
4602a373843eeced2e124db4142439fe288598ae
'2012-02-11T15:56:35-05:00'
describe
'9082716' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQYW' 'sip-files00025.tif'
1ac644e549e9e7f9309e6db0b5019aab
5d3f6c67d5e95d37bd322c2014e05e9febf264a1
'2012-02-11T15:55:20-05:00'
describe
'1643' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQYX' 'sip-files00025.txt'
7e71512e226f923ece47683c319fb007
eed7e46a2893bfec9b53b784968ec21320a7ab5e
'2012-02-11T15:57:18-05:00'
describe
'6442' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQYY' 'sip-files00025thm.jpg'
3674177de5052fa7b97a1de8306bfdde
8d1cfafaccc1c25868a01e5511cecbd37929dd83
'2012-02-11T15:55:31-05:00'
describe
'1188349' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQYZ' 'sip-files00026.jp2'
801a37cf72537e0b98ef6d34056f6159
9ef3e3c74f5ff2b1f89c92daa250e02d4a4c77ac
'2012-02-11T15:51:15-05:00'
describe
'167168' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQZA' 'sip-files00026.jpg'
44e3eef4272cc614bf8e09465937714b
b6f4bf188f135a21efea9e7c31b44d1656fab578
'2012-02-11T15:54:30-05:00'
describe
'114741' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQZB' 'sip-files00026.pro'
2be4348ba4c78f22cc88305821b4bca4
94017431e4b2c10f8a06f1d5de67736af89dfcf1
'2012-02-11T15:52:35-05:00'
describe
'44189' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQZC' 'sip-files00026.QC.jpg'
a7d25f54636c0b8b76368dc9b650ed79
04317bba906b7e5fd12753685cd57b9c38ea64f0
'2012-02-11T15:56:46-05:00'
describe
'9523128' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQZD' 'sip-files00026.tif'
a27464d6de74de1007ac724891794ce0
07d931a72e423c36bf2cc39e69f499fb43653077
describe
'4627' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQZE' 'sip-files00026.txt'
a08fd3a4d032f9e304525f02288cd6f0
232714a084c1cdedafa6fc223b015f7381414840
'2012-02-11T15:49:58-05:00'
describe
'11526' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQZF' 'sip-files00026thm.jpg'
c6f34f199180ed6fa699abd3533766f9
696cc929207a11ab8d43be930019fa4daac38d54
'2012-02-11T15:54:25-05:00'
describe
'1169707' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQZG' 'sip-files00027.jp2'
14bfd1b9d657933191b3e7c09fe4adcd
312956af5eed934bf92560198b1152f7c92a8c54
'2012-02-11T15:49:45-05:00'
describe
'236600' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQZH' 'sip-files00027.jpg'
59fc408e1d2a09d57e50968b12052aa0
49d0193afa1fb06e00d142747151d312008e16d4
'2012-02-11T15:51:01-05:00'
describe
'233436' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQZI' 'sip-files00027.pro'
c88e18e6e685efbd863a4dfa9ddbe86e
146ea0d42b3115b343ab4b7a605ce8fc0eecdce2
describe
'57387' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQZJ' 'sip-files00027.QC.jpg'
c211175f27f88bb2b2327e9a3ab01264
318c3451f8c0ed8dcd5a82cd92f94d98870305bd
'2012-02-11T15:56:26-05:00'
describe
'9374972' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQZK' 'sip-files00027.tif'
58b0020f181bfc26040f795c86632f2a
52af5a6d0656ec1374b9b856c5c5f94fff86196f
'2012-02-11T15:52:14-05:00'
describe
'9307' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQZL' 'sip-files00027.txt'
be9534325f08e2508a738c309c5ebf76
44edd2af264a324d2713677bd332de8cddf097b1
describe
'13487' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQZM' 'sip-files00027thm.jpg'
b18b6bb5f8f321dad211b9604c32fcee
5b05083dc0a249ea8b0391835640f833930083a3
'2012-02-11T15:57:04-05:00'
describe
'1190203' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQZN' 'sip-files00028.jp2'
9110728b37e40dc169e54e07c4baafb2
efec904025b24dad37f5c2a7561df5587c701823
describe
'152770' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQZO' 'sip-files00028.jpg'
bde2e5383ea19714b0030a01d43258a9
970615dbf1e06971190ada1a553f6bb8e19cd967
'2012-02-11T15:51:44-05:00'
describe
'26227' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQZP' 'sip-files00028.pro'
7b4babaf01e0046b6050227a71dca7e0
8cdd5330d0f9ed4dae7bf2f7d74cc859c4bff8f5
describe
'43674' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQZQ' 'sip-files00028.QC.jpg'
dab5b27a61101b1cf158817c0195aa8e
74c9e730a819f324acd072635d00d8aa6566c229
'2012-02-11T15:54:45-05:00'
describe
'9538400' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQZR' 'sip-files00028.tif'
ab613b0982dd2e4e345563ec2bb22025
22728828a29ca038aefab1f72c57818ab41b6bb6
'2012-02-11T15:52:00-05:00'
describe
'1081' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQZS' 'sip-files00028.txt'
bfc81387a6230d1ea8c688d3424ac22a
d7ade2e83943658c17c91e894c8d1c8bdbc1036c
'2012-02-11T15:55:55-05:00'
describe
Invalid character
'11672' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQZT' 'sip-files00028thm.jpg'
8816901e27d52371d2b28f9089f956d7
98226496b63c03cd69cdd31fa1eb8ec392425925
'2012-02-11T15:53:09-05:00'
describe
'1139042' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQZU' 'sip-files00029.jp2'
820a9244f3c0070b52a839b86298bf0f
1503904731059fa3eb76e864a36323b49af59940
describe
'197709' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQZV' 'sip-files00029.jpg'
3b2e1cefb8abcd12a7c28654b58e619c
37878620adacc59e883bc2a1d24d7f083375af60
describe
'123511' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQZW' 'sip-files00029.pro'
fcd8d3932904ba0d33773a0bc0fcadbe
50f0f70c2651db5c657b5cffebad52f27622ca6f
'2012-02-11T15:50:37-05:00'
describe
'51403' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQZX' 'sip-files00029.QC.jpg'
01ea105145014db7e74e72e1a8cd7cab
bc34b11d7093d657906d3a61b9fb273c7bb5e952
'2012-02-11T15:50:26-05:00'
describe
'9130108' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQZY' 'sip-files00029.tif'
d75a7445aa3c52801836c5b805caa970
9fe7c1aa6d82995c0f61b5c7e0e2150a1b72cb16
describe
'4876' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABQZZ' 'sip-files00029.txt'
26e16df18a30876a64774d47dcd02519
e12ec4ebccd868ad2421b5e22a1cd36493300952
'2012-02-11T15:54:53-05:00'
describe
'12895' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRAA' 'sip-files00029thm.jpg'
01a27ca9d1ed5699cb99e9b6fe99a3cf
e631bbc1e76f3a2687e18dd45134836abeee0944
'2012-02-11T15:52:46-05:00'
describe
'1148510' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRAB' 'sip-files00030.jp2'
1db972a9e9e54b0daea1c52940eee2ee
9db5af02f8371923fb5634a44480d8218621638c
'2012-02-11T15:54:02-05:00'
describe
'220035' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRAC' 'sip-files00030.jpg'
676fc3495bf790fe2178cf4cd6b8b8f8
7c8c9bf3288b1a8193a57d01ace1069edeee20f3
describe
'188333' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRAD' 'sip-files00030.pro'
6f4c4c414576fb23549731f63c78fbcc
bcd689f80838df227ff6516e87ea08c178f02859
'2012-02-11T15:49:48-05:00'
describe
'53744' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRAE' 'sip-files00030.QC.jpg'
6b0942ab834db0bf2fdb4dd5e7d2c93d
2d500570ad1eb909756cb5faf9a182bbdf9071bb
describe
'9204984' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRAF' 'sip-files00030.tif'
3de71db31ae32fc89c9133f211903946
6550515fb99c682bde93dce398cb93261b99ac41
describe
'7876' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRAG' 'sip-files00030.txt'
c1a64dd49c42bd0273fc1c6370808110
9218b884169a416fec42bf3afc3ef610be76a0c4
'2012-02-11T15:56:09-05:00'
describe
'12775' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRAH' 'sip-files00030thm.jpg'
ddd6db91fa3a56ce9900b9b4885485a2
2334f84314e3a9b5c426489f844968e5f651f6d2
'2012-02-11T15:49:53-05:00'
describe
'1127428' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRAI' 'sip-files00031.jp2'
247c40cc8749a8c8f70e96d8d4a5e0e3
b995efdf9ed9b8b828b86f42393f4dbc1c240023
describe
'168744' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRAJ' 'sip-files00031.jpg'
b6f3dd931216ac60246f751f82e53eaf
66def9f2c4211c5bcdb86cd42aac322ad6e1b6cc
'2012-02-11T15:55:48-05:00'
describe
'77909' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRAK' 'sip-files00031.pro'
18cb577f17e14526ae424ccd3ab90960
f9a38fbd96361a055d87351f088d11a9f08e33d1
'2012-02-11T15:50:12-05:00'
describe
'46279' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRAL' 'sip-files00031.QC.jpg'
e5aa142707c2d05f9615f12d022c4e09
39ebd090ffb634552759caec36f0ce69128d2d66
describe
'9037392' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRAM' 'sip-files00031.tif'
8e3dd43b5e4f7abf86f1a920d9773689
9e2e9e61bf0b4fca18d15ddd28a7bf339983262d
'2012-02-11T15:52:56-05:00'
describe
'3209' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRAN' 'sip-files00031.txt'
da5cc24e294b7253292c30c00fdc5de4
a6b470529db76565ef849983573e3f0a0e5a9c3c
'2012-02-11T15:56:41-05:00'
describe
'12518' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRAO' 'sip-files00031thm.jpg'
bcc748751a2f54d6930a6ed59b82fc0d
a930f5b6aeb00400ce4cf7f58c5d0abdd6b26e06
describe
'1193381' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRAP' 'sip-files00032.jp2'
2fa2833f7c04b85bac9b086d03e1d313
ec257b568ded5782a65a38041bae9e4d79a1ca58
'2012-02-11T15:52:42-05:00'
describe
'165780' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRAQ' 'sip-files00032.jpg'
985a58c8bfe02dd233973dcd003a5638
e32e39f6453956463f45c6a6a4808c422ff0a9c6
describe
'27892' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRAR' 'sip-files00032.pro'
c1b2640e024b3c35a205e77b4de6ea10
093ea970571f5cb48ac9c214ae8930bee1251492
describe
'41515' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRAS' 'sip-files00032.QC.jpg'
0a88cf6d966341f4469b778f0e029f23
01bed68b466004865be47e768293f3dd41ac504b
describe
'9562328' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRAT' 'sip-files00032.tif'
ab6aa270fe6db20996e7c89790735fca
753d048a5d251cbe74d0a08fd382bbfc33e7f184
'2012-02-11T15:51:41-05:00'
describe
'1255' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRAU' 'sip-files00032.txt'
f921f94ec4c0c1ec005b8d8bcb5bdffd
66d11fe285a63c290a0047b8a4981bdf73542439
'2012-02-11T15:54:32-05:00'
describe
Invalid character
'10390' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRAV' 'sip-files00032thm.jpg'
c2f58388e8b3ddd023f0c7d0ba917b54
998be5ec59f63677390b2a168507a53a2770c3b1
'2012-02-11T15:56:29-05:00'
describe
'1172838' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRAW' 'sip-files00033.jp2'
3edb74ba1322c5fe8dc81f26aa51e416
38da40948de13889542da859f5694bb2cf1a9601
describe
'159209' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRAX' 'sip-files00033.jpg'
cc2ba7b0e8247e999c5319296d4aa6dd
cb540d493720b1aca672597cd30d6e45bdc9b6ad
describe
'30004' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRAY' 'sip-files00033.pro'
6f9510bc4d7abcd7e296351210de72b8
7c9ed4d49635a07a68f49eca6d72398a835e452f
'2012-02-11T15:55:04-05:00'
describe
'39694' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRAZ' 'sip-files00033.QC.jpg'
8a2cc7f50182357ebac4b1857ca7bf16
01fe85cccc2302446740c0567a82b8e004b5da57
'2012-02-11T15:55:17-05:00'
describe
'9399112' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRBA' 'sip-files00033.tif'
7740044c027689e9f48f361b32edffb9
7d325c5c1f04d8af1db444ea6e270050b79503a3
'2012-02-11T15:54:54-05:00'
describe
'1322' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRBB' 'sip-files00033.txt'
7c4334103b6837da6f4f26192664f799
5c8c62143d67168b0c24cf0e3c7c222870a3dec8
'2012-02-11T15:57:05-05:00'
describe
'10191' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRBC' 'sip-files00033thm.jpg'
03f9b32a1d8efa2ef23a08bbe1cac5e8
f08ab499ddf54ea87147426568fd75b71f8970f3
'2012-02-11T15:53:19-05:00'
describe
'1198523' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRBD' 'sip-files00034.jp2'
850afcc744eef26266230e768c6b8491
7590c3736fa6b71378ed8fe6da913f27005842f5
'2012-02-11T15:52:07-05:00'
describe
'184221' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRBE' 'sip-files00034.jpg'
9da68049500e1b4afc5941a9d3770aa4
7690eb8b46c549c3543a0b3bf6e4dad97e80729d
'2012-02-11T15:49:55-05:00'
describe
'58741' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRBF' 'sip-files00034.pro'
26c46c700f23dc7985b59296554b26ef
9cf5849406c20891867604903c8aa96fe21e6be4
describe
'47290' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRBG' 'sip-files00034.QC.jpg'
c7a10ff04cdd8f1cd42aa7a169aa8b41
2c15ed1eda51ac86c0475969e7d6e37a650d8983
'2012-02-11T15:55:00-05:00'
describe
'9606380' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRBH' 'sip-files00034.tif'
0d72f0967fe087a89134e523ebc6f557
2bfc1884052de61a8cc7a59d053ceca123aab8f9
'2012-02-11T15:52:06-05:00'
describe
'2467' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRBI' 'sip-files00034.txt'
01b741b47d277bb5ca4565fc1c80cc21
bf60683e4327debf574034e868d6e4b4b14e397f
'2012-02-11T15:52:44-05:00'
describe
'11965' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRBJ' 'sip-files00034thm.jpg'
0f988917bd7dc5533b117ca6fffcdb28
5aede7ce7f26cc03c44925fd24962bafb69d34f8
describe
'1134736' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRBK' 'sip-files00035.jp2'
618c96d9819b86370d41f5b0077b32a3
e4a6245c7ca8181644c182a1e32118b19d0d9908
'2012-02-11T15:50:06-05:00'
describe
'144413' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRBL' 'sip-files00035.jpg'
e9d8337ed3dbc42e626b9b2b3190711e
e5c28909353107b5f017e9ab2861f4dc683c0d65
'2012-02-11T15:56:16-05:00'
describe
'42153' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRBM' 'sip-files00035.pro'
cee3d2951af1ccf152a2fbcef3f02f4b
721ceb0133157c6cba361a47c47d69ffe88f4415
describe
'39600' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRBN' 'sip-files00035.QC.jpg'
833525c190f9dc7ddb27d67b84ea9831
fcf2d3f4bdb70bc308901a2a009f32b799187829
'2012-02-11T15:55:41-05:00'
describe
'9092528' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRBO' 'sip-files00035.tif'
f0000a580239e7853f0d54ebe3f71ce5
e6ba8a2848840ad4927862bd31922e666fb97266
describe
'2573' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRBP' 'sip-files00035.txt'
26b14253f2192009b370471991a806c8
06b753c84ffcafbe816a4b526526f19154f6cd84
describe
'10101' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRBQ' 'sip-files00035thm.jpg'
ad6f6f47ba31550135c59f2efdf0ca14
9f74d088e1bcc9af85abd9ebd7661e42d96c1806
'2012-02-11T15:50:18-05:00'
describe
'1168889' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRBR' 'sip-files00036.jp2'
13a67e274268f49bed7c48debe325a8c
d2b05d1703d5d55014000ac31150f878892545c9
describe
'144662' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRBS' 'sip-files00036.jpg'
d35ec810f26b830bd6f1e7e405c53164
949c322afdfc61093490c6f5d8486632d6c53913
'2012-02-11T15:51:52-05:00'
describe
'99979' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRBT' 'sip-files00036.pro'
609666a74041786058544afab5a9566d
fbab7fa264855aa42ed9ed62daaaa9e383ce6cc0
'2012-02-11T15:50:28-05:00'
describe
'40347' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRBU' 'sip-files00036.QC.jpg'
daa88f5343a413f57fd47c7558cac5c3
70883d598e20df67dc671da8bd3e57b4a211758e
describe
'9367360' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRBV' 'sip-files00036.tif'
7cfe1f6050b284ccfa55b2277851ea3c
0076d101df3de1bd5173482fa272b698fc53ab99
describe
'4401' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRBW' 'sip-files00036.txt'
c53a05d83d04b777af255db2c61a1bed
e5cf8ff4319b6d0ec2145abd044f44a3d6ebb514
'2012-02-11T15:52:48-05:00'
describe
'10180' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRBX' 'sip-files00036thm.jpg'
b1c6fdbb0a2c82495240e5944368f32f
05550fc5efa82e81c99a305dd201edf2aa77bda1
'2012-02-11T15:56:12-05:00'
describe
'1164009' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRBY' 'sip-files00037.jp2'
314f624849afd2fa3d98455c00e3b222
988e36193288bf594624035ec1936d08398a17b3
describe
'174046' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRBZ' 'sip-files00037.jpg'
72cfa473b3b169d6f8c356bf98d28c2a
f71421012def8b89101ebd4c795b56527baaea86
describe
'96018' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRCA' 'sip-files00037.pro'
c0900f1b8b6b174f14cf8eb5f974c094
4c38931002e56fb9b5f65ca997e76c52030f193b
describe
'44816' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRCB' 'sip-files00037.QC.jpg'
fdb8778a013b6659bceeb0584a71fd65
76b303f1bd8b7b7d5f3d85f2d3d5117d1e98c499
'2012-02-11T15:53:45-05:00'
describe
'9328664' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRCC' 'sip-files00037.tif'
b989c762236aeb91a3aa2db79d8c5d10
c4ca05c593c98c5e67eff7c908c5a2a998c71f55
'2012-02-11T15:53:52-05:00'
describe
'4490' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRCD' 'sip-files00037.txt'
75c40ed378e166152f807788e84ba228
d3397c0819cb4c4b5ed667dc2d16dcb3bd48a114
'2012-02-11T15:55:42-05:00'
describe
'11422' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRCE' 'sip-files00037thm.jpg'
afe4339dcb5b64c2af9ccb18a7b9b535
ca3374618286a32bd231d49a52240d5b80d956e9
'2012-02-11T15:54:48-05:00'
describe
'1133081' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRCF' 'sip-files00038.jp2'
8ef45157bc2b8a570d8845a46eaa8eea
7e73e0e22771d69cee54d5da4341bfeaec5e6dc8
describe
'200155' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRCG' 'sip-files00038.jpg'
b5b9c1482df462ccb235407c9d9a53ab
605841502e226b39827b7601f21c86c2f15643f6
describe
'140517' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRCH' 'sip-files00038.pro'
87c2507c2b2a5d8cfef1220d53ff2f1d
ba7952e08076b35156b046b3947267f0f46eabd5
'2012-02-11T15:50:39-05:00'
describe
'47684' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRCI' 'sip-files00038.QC.jpg'
387ee55215ac2bcc0e9e08b22ec564cb
9bbe94fef122d858e2c127f364387a7b66e9016e
describe
'9080664' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRCJ' 'sip-files00038.tif'
e8bad0b042f1a08b20bdba2f1c01d877
3b4eb84f15628dceb668c590e5f8cc92e9b99b40
describe
'5593' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRCK' 'sip-files00038.txt'
ca05a7c30b1f934f2159acc6826f05fc
4bf258257a5aaa2fafa89b53b5b58ac6d721d68c
'2012-02-11T15:54:22-05:00'
describe
Invalid character
'10945' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRCL' 'sip-files00038thm.jpg'
045e7cea3a24530acc4f74fbaa664462
7211d9c1c7207821b9374f4c5ad5b6b8512bb757
'2012-02-11T15:53:33-05:00'
describe
'1152393' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRCM' 'sip-files00039.jp2'
c392984df48456d1bcf230664e0a1319
05ff6e99fe26d114d36b2fcd02e06aa6c56476e9
'2012-02-11T15:55:12-05:00'
describe
'226102' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRCN' 'sip-files00039.jpg'
01ae626b4aa82af907cf26504425563c
bc4437f854100d318a4dadcbcf37fa08fb1672ff
'2012-02-11T15:54:28-05:00'
describe
'132602' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRCO' 'sip-files00039.pro'
2ca6c7040f1c67da8eea73bc5c24e140
70bfe0aa3bb4f9959e8520703c3de6b2ebb38f1b
describe
'55158' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRCP' 'sip-files00039.QC.jpg'
0d53d6b75444128d0e306322d8a6661c
9219fbec9f7be30c0c817440ea31f90c9f6c4a01
describe
'9236752' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRCQ' 'sip-files00039.tif'
8f4df4d7dd428d675b3520e154b20db7
9f79ed7b6ea89d6377a3687e278ac379ac4c33df
describe
'5402' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRCR' 'sip-files00039.txt'
69aa5ffddc89888c547a6177671df0b4
df3e9d74f0e56e862fdb0e443f630c876c2afce6
describe
'13187' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRCS' 'sip-files00039thm.jpg'
e6f5e10755cab62d1599f1d1b2132db9
eb17bfc83788d295159903769fbfa6ddc3cb7559
'2012-02-11T15:55:18-05:00'
describe
'1154911' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRCT' 'sip-files00040.jp2'
00591a4ad4d6f661cc0e7727a59e65fb
6bc68b0c722b32dc8a3fb8d9b2e9146e688918cf
'2012-02-11T15:53:28-05:00'
describe
'169076' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRCU' 'sip-files00040.jpg'
758aabb4714c1ab8faccd3a698d2dd53
f8870b9563730ffad030b2f32aaaf1a0cec63c77
'2012-02-11T15:50:58-05:00'
describe
'26875' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRCV' 'sip-files00040.pro'
0843c3ed41b6a4597282951363c3fa48
0ca1fae86a95db79430ca4b100784cf71149b63b
'2012-02-11T15:51:20-05:00'
describe
'41834' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRCW' 'sip-files00040.QC.jpg'
5816df2a0619eaaf6e6c4c7b807a8513
e81e918923d943e0bb3c616ff3401ded6afc702b
'2012-02-11T15:53:30-05:00'
describe
'9258192' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRCX' 'sip-files00040.tif'
9b6fe621414a09f0a72518108398611a
334a226fa96869e5a0834c524b49015639ce5ac0
'2012-02-11T15:57:09-05:00'
describe
'1104' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRCY' 'sip-files00040.txt'
80bbcd1f5d084bfc2a142eeed5645e25
376ede5a72597f52dbc9dec0508de8c0fa6b87e1
describe
'10901' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRCZ' 'sip-files00040thm.jpg'
68bb08be95017e2f44053e867d13f879
3f03e6043045a7214eb0ebfad738b0fa487ed8f6
describe
'1180238' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRDA' 'sip-files00041.jp2'
a88de3a00c1aeac02fe11da28b29605d
8d1e622f7afbe767f737f3fd9e16f616866309c9
describe
'240123' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRDB' 'sip-files00041.jpg'
0bfd7266338f497c6470bfd6f09655fa
c5bb60a134044b30fada29b19916affc1d191141
'2012-02-11T15:50:23-05:00'
describe
'149158' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRDC' 'sip-files00041.pro'
ac740466c271cb2334ee1b656f9432f6
9d6ea91de146249618c37df88786e409fe4fd8f9
describe
'59118' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRDD' 'sip-files00041.QC.jpg'
a2ec208ff969a330420415ae5445c69d
261c6704cda30a3f0a60b496319c9ec57cfe070f
'2012-02-11T15:54:56-05:00'
describe
'9460840' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRDE' 'sip-files00041.tif'
25e84961a7660079b26995a1b37cfa97
9b3e458d85e24f515593f621a92445f77f34a79b
'2012-02-11T15:53:22-05:00'
describe
'6139' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRDF' 'sip-files00041.txt'
b24c087c40a5dfea73e5e74c0e5ad906
3b9b3a2892cf9eac9207dd8dff666254fbd1bdb1
'2012-02-11T15:54:47-05:00'
describe
'13703' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRDG' 'sip-files00041thm.jpg'
83ceefd5a92e2448b85aab98bff92646
33683891fafbef62245be2a19b6d2983398a6383
'2012-02-11T15:56:36-05:00'
describe
'1147093' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRDH' 'sip-files00042.jp2'
83a8e2064f71f7b440b24237395a7a76
167a4acd28b8e5b2cc4570564cf8c89a29b5fd7c
'2012-02-11T15:52:43-05:00'
describe
'148456' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRDI' 'sip-files00042.jpg'
d6b01c656346cfe60e159830ed1d377a
6e4a1620eae137de17c52d5d12dbc4ab4c98b96f
'2012-02-11T15:52:12-05:00'
describe
'22734' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRDJ' 'sip-files00042.pro'
7e109f681e74478781f52c48a911a708
34a83f88f32b7d684cf90c9605a93d107811d65e
describe
'37029' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRDK' 'sip-files00042.QC.jpg'
9cd48f6d066640b8e3172b98b153c879
380593988ade3c93a61bd5263603ce2e941819ed
'2012-02-11T15:54:06-05:00'
describe
'9191540' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRDL' 'sip-files00042.tif'
0fb5223dd7b103da55061bea3a8bdbd5
1a712524a42a3dd70779f7d53fa684351669c59f
'2012-02-11T15:56:15-05:00'
describe
'1034' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRDM' 'sip-files00042.txt'
b55ad082186fd7e081c38e2ebf959ea2
5e720833480561462719abc14f027aac0117dc9c
describe
'9407' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRDN' 'sip-files00042thm.jpg'
500dce833cee120acb70d92bfeb849a0
66d2ba7d032b61166aacfd849b929e524aa8cbfb
'2012-02-11T15:53:58-05:00'
describe
'1179345' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRDO' 'sip-files00043.jp2'
897d8eb477e2cbb1abf86a0d9264f997
138a8648a1c2c14f444c9245db14ce9df32c4871
'2012-02-11T15:54:46-05:00'
describe
'211622' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRDP' 'sip-files00043.jpg'
9b85c3af966056176a45b63747124a32
a7cf7844749dd3fcfa20843cd92df9c0043e70a6
describe
'146696' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRDQ' 'sip-files00043.pro'
3342ad3ec981a71c00d791e15f12279f
2ece415bfe07d15718541d85fdb12540289b462f
describe
'51565' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRDR' 'sip-files00043.QC.jpg'
23110b7ed10511cef5794a2c8fc3d614
43ba598762688d088d99245a9b7291c1e0880d5e
describe
'9451096' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRDS' 'sip-files00043.tif'
2de67bae03411e97e6dc55acda861128
8429a1f53d3d835b53139e868f7580018c1ba8df
'2012-02-11T15:56:37-05:00'
describe
'6016' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRDT' 'sip-files00043.txt'
8b763b320a07483e83302bdb7ba39610
40eb9bf7922df1ff56e6621511ae34f3fb48a072
describe
'12281' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRDU' 'sip-files00043thm.jpg'
08deca8164b06a37be95ee1a0653a74b
339ce6f69667ae05a4157fef2b86460260859c97
'2012-02-11T15:56:03-05:00'
describe
'1148424' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRDV' 'sip-files00044.jp2'
dde3e6ab7341278a8e9559550cc16ce8
1cc0b855ac7ecaa67e64adeea601b084f9ac57ab
describe
'227032' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRDW' 'sip-files00044.jpg'
d95370292289937ca06faec13975e205
f9daebd63d01d4309eb544269f0d7419a3645947
describe
'177240' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRDX' 'sip-files00044.pro'
71be7bb8e3b3bcedcb22c50e096c423f
abda9a8bf1010a9adfc3d73b0fcdceaf9c961a6a
'2012-02-11T15:53:01-05:00'
describe
'53372' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRDY' 'sip-files00044.QC.jpg'
681dc0e2eb4bed042b5771aae1a5a628
934fb84fcbe85c882011f549905b2aa461b00b15
describe
'9203780' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRDZ' 'sip-files00044.tif'
326b3ec84cc31ce5845b8cc3d3b5e02d
6c0d4434a0f332be551c74de756d5ec0dfd00296
describe
'7367' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABREA' 'sip-files00044.txt'
2ebc2eb6166ab38aa69574eca1ecd4a8
d10889d837f6cabb86007beef8e6e8ec58856758
'2012-02-11T15:55:09-05:00'
describe
Invalid character
'12300' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABREB' 'sip-files00044thm.jpg'
9493d971bd4caed5348000636f335cfb
db26eee94e32a3065291805bd0a5c3de423bff6c
describe
'1183743' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABREC' 'sip-files00045.jp2'
fe7e220e007c5a40f2952ae612aaad41
4807bb381534824b803c53789f3ad2c2fe575029
describe
'216765' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRED' 'sip-files00045.jpg'
dec828f3015dc5d63cc5a20713f73579
4f49f24a49fd7ce5a9ae16fb03c1e37c89d7de99
'2012-02-11T15:50:16-05:00'
describe
'104228' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABREE' 'sip-files00045.pro'
092bd1b3d89fdb923cdaa495bb4827b7
50b814220b0956f680d5081f08a8fc92d5fc226f
describe
'54729' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABREF' 'sip-files00045.QC.jpg'
1538e340e12c66e81c3d0ea3365678f7
ccd85fb1d007bf5b64c80b26010bec44ab354a06
'2012-02-11T15:57:27-05:00'
describe
'9487628' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABREG' 'sip-files00045.tif'
b2744322087d3c49aa1f26e4c8ff54e7
c2e2003ebf18e5cf2186898a15a1868fea91432a
describe
'4209' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABREH' 'sip-files00045.txt'
8e766afa842ab16c3b472292605ac193
1854a1ab253247fc37a441e3641916884c85d5a7
describe
Invalid character
'12976' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABREI' 'sip-files00045thm.jpg'
d8c27c0643029011bfe22b2db15d7b6f
7961b09b2dd796d4dbec83e9bf374719886003d4
'2012-02-11T15:53:24-05:00'
describe
'1131709' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABREJ' 'sip-files00046.jp2'
2890d16a82966b1808f73cdc36d2d86d
532e87bc948c5345341bec5aa30eec59885120bc
'2012-02-11T15:52:17-05:00'
describe
'158839' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABREK' 'sip-files00046.jpg'
3a25cf64a9d427143de67c0b2759ad2b
41db3ce3ae595232944ae0161c690eacec69a140
'2012-02-11T15:54:08-05:00'
describe
'38492' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABREL' 'sip-files00046.pro'
50fac977f552f8566f4e42053046658c
58be74168663ec2707b79e9af2a2912ecab2be7f
'2012-02-11T15:51:03-05:00'
describe
'40738' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABREM' 'sip-files00046.QC.jpg'
3cf76bb3836961bd2d89ebe7f3b1d49a
0691246b61005537eb4e38de11e8e71dfd84a229
'2012-02-11T15:52:27-05:00'
describe
'9069400' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABREN' 'sip-files00046.tif'
36d2bf36e4959811be5adc72f0cf6b0b
89da7bd5986d8bc785f9452294b6179e29656a90
'2012-02-11T15:49:52-05:00'
describe
'2650' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABREO' 'sip-files00046.txt'
f8719515897731913faeaef148ff4fb2
d6fc91f740d686df443940a66ddac577b162c8f8
'2012-02-11T15:53:40-05:00'
describe
'10677' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABREP' 'sip-files00046thm.jpg'
0d12f978a26146deb33b5b1b2dda78e7
ba71321f0991adce910fb938784220b586603ead
describe
'1128936' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABREQ' 'sip-files00047.jp2'
71d2833986e8ba07ebe21d7aa6e49082
b3bc0f12a17938d4c025a3ba79468a468b3ef7ed
'2012-02-11T15:55:24-05:00'
describe
'194644' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRER' 'sip-files00047.jpg'
eda7bef403383fe5ddd9bbb34e2f3430
11f59a57b2dcdb94f61faf1c00a88c5f5b6983a5
'2012-02-11T15:53:57-05:00'
describe
'82537' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRES' 'sip-files00047.pro'
a6c8c4f62ef3551ea5701a15c98825d2
cbcb39a57bd1c088d54a05c4bf04fcca3e4b8d97
describe
'50129' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRET' 'sip-files00047.QC.jpg'
5afbc2c3e4a9aa63cbb81655aea1ee6f
b50c13b71450b6bc025d192f0b9836f199521e6d
describe
'9049596' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABREU' 'sip-files00047.tif'
c4814fc6010f629cc596db975befdfb9
b8dbd25ca4afef93103da29159b492acd8ce255d
describe
'3312' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABREV' 'sip-files00047.txt'
3f7fc1a8d8cb194787c0dbb273b64879
cb13e1301a9157aa6030b150e690d5c7cb0635a0
describe
Invalid character
'12645' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABREW' 'sip-files00047thm.jpg'
e895666cd20ffd2891b5edfb44577807
b6d7bd8d571d9f5394bb31df8dc51ab966e3464b
describe
'1121528' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABREX' 'sip-files00048.jp2'
cd21da7e73de0d90d871f0e719d445d9
0c469436e878c5c1813400506a7a1ddbfc205516
describe
'171812' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABREY' 'sip-files00048.jpg'
9ee3fe35ac8529e82d449fa8687cb01e
93f91198ef3a97fcf39f1e6e43456dce9d178e03
'2012-02-11T15:56:19-05:00'
describe
'23553' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABREZ' 'sip-files00048.pro'
e45b98c45eb877069f8798c90195024d
c00a08eb3d94cd729533b835de2c287dae94ca5d
describe
'43320' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRFA' 'sip-files00048.QC.jpg'
28e70fecce977c1af83601da3099f352
d113153d40826a128b2f24dd6561b33280a8ed6f
'2012-02-11T15:49:42-05:00'
describe
'8990076' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRFB' 'sip-files00048.tif'
0046f9524ee38d02c90219b4e894e399
01cc5907a9b4775b3ea16f9ea4ab2a749c9726ef
'2012-02-11T15:53:27-05:00'
describe
'1052' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRFC' 'sip-files00048.txt'
01f815a7a9efe7065d33efe64bcdae55
41321b9a5e81319428ddfbea9a5df716dde09710
describe
Invalid character
'11237' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRFD' 'sip-files00048thm.jpg'
51b606d739f0213c00fd576ad1c6e487
bf2503b2b98da709ee91e3b39d24e38515177d10
describe
'1147821' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRFE' 'sip-files00049.jp2'
d7687d6781ea18f89004cdebb7b53714
9d8e4b11282fa8fbe99351c6166a32984b488500
'2012-02-11T15:54:09-05:00'
describe
'208302' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRFF' 'sip-files00049.jpg'
f06af58a17a15f159e3cd800f9f969ec
f6c26d86af280b1d3451cb209b7892fc55fba7ed
describe
'50570' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRFG' 'sip-files00049.pro'
f5bce8ab443db97d2f41a5ff31f110c8
6d2766e5c0aabf08b64647a79267adac2bc3ea7c
'2012-02-11T15:56:34-05:00'
describe
'53841' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRFH' 'sip-files00049.QC.jpg'
902840622eded6fd381d0c19174a76b0
c943534a526018a2bf1e327f172f654bc6f0aa4e
describe
'9201180' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRFI' 'sip-files00049.tif'
4a355dcc1c3733de05de31df155efc89
d5f27e28b6dd18f940b3574a12cc8073624c45d7
describe
'2162' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRFJ' 'sip-files00049.txt'
71a9eacc9a2869ac302d2c5c9b85816a
8d98af1dd6bf78cfaf61e65742aea46ef7c45c8e
'2012-02-11T15:55:37-05:00'
describe
Invalid character
'13643' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRFK' 'sip-files00049thm.jpg'
0f7ef8adeb7b3996e45b9c71f1575dfa
4a7bd7d74e33b5e4b005f6cb3b116131254139af
'2012-02-11T15:50:51-05:00'
describe
'1136390' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRFL' 'sip-files00050.jp2'
343dbed4883f12eacc6744d666cced98
d2cea275d002d7f099a8545de0a7d6ca678a7cd0
describe
'168974' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRFM' 'sip-files00050.jpg'
90edb32d223ba073cab17f395f13bdfc
b1ad1a1a5bbb0cf21da355ab03ed3cfc4095c8dc
'2012-02-11T15:52:26-05:00'
describe
'29566' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRFN' 'sip-files00050.pro'
51bea0ad0f819dd821445588d5c552c9
6391fa3938f51005c8a897ff460d5530c195b177
'2012-02-11T15:54:40-05:00'
describe
'44417' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRFO' 'sip-files00050.QC.jpg'
13c36ed7633843216327d8a328aebef2
b0920618d2150f9d3ce576cac9422933411bb029
'2012-02-11T15:49:43-05:00'
describe
'9107588' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRFP' 'sip-files00050.tif'
70b65240b57d9b7cc211e629bbd7d114
3536a54df67c58260f9eaa8b8f8436cb2f6eda97
'2012-02-11T15:50:34-05:00'
describe
'1140' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRFQ' 'sip-files00050.txt'
bce54809277da9d3b668301d07b888c5
1b507bc4ab30b2052dd0059c7bd1506b576a18f3
describe
Invalid character
'11359' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRFR' 'sip-files00050thm.jpg'
c023168db42ca700028539e309b09571
61795880bb4e72383aaa78d1c1b65850daa920d9
'2012-02-11T15:54:34-05:00'
describe
'1130750' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRFS' 'sip-files00051.jp2'
22005a6250d89199431475acfeff75dc
3c6a2ed4d812f8a6563571460c0ae719065d50fa
'2012-02-11T15:56:40-05:00'
describe
'173473' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRFT' 'sip-files00051.jpg'
9d0f74eca8c35cd1101d36521381c03e
ba1f74edea835a817051bd4a7f1a1ecba89af39b
'2012-02-11T15:51:53-05:00'
describe
'26553' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRFU' 'sip-files00051.pro'
9f26e1df7b1e4d7cdcb82f098828752f
36c766ef413f2965c6389dee6c2adaaa7120d5b2
describe
'44685' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRFV' 'sip-files00051.QC.jpg'
f2cf6abf571148728f5d5d405190dd02
7260041168e594fab7c23aa628be1a01552e4949
'2012-02-11T15:51:46-05:00'
describe
'9062588' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRFW' 'sip-files00051.tif'
70442d9529f58c57f6006213a2051a37
fda415d8811e985f6e78a77c8a9f611c01675a64
describe
'1205' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRFX' 'sip-files00051.txt'
d69de0b7203d6674ea02fdf6dcec83e6
d91a19225359200a2636726666e8686304b9a473
'2012-02-11T15:50:31-05:00'
describe
Invalid character
'11242' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRFY' 'sip-files00051thm.jpg'
257cec671289d7232fa1c18045f0aad0
5f90254c6e9076aad5a32cebe9a42fc967021776
describe
'1155409' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRFZ' 'sip-files00052.jp2'
55dfab68d3350d1fc4348f7e70b52edf
92b84878b1621e0cff51948c66a2eb34e00209bc
'2012-02-11T15:52:31-05:00'
describe
'190397' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRGA' 'sip-files00052.jpg'
5dbda35ffd44ecf1347759d5255bd8d5
1e0beec7a8a48ede787da55cbb6aa7ceff01b144
'2012-02-11T15:51:58-05:00'
describe
'50518' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRGB' 'sip-files00052.pro'
e3de7e753d0c2143b2760f8b11def078
22c85bd343fd8d70d1737e9fc2b4dd5983230717
'2012-02-11T15:56:31-05:00'
describe
'45964' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRGC' 'sip-files00052.QC.jpg'
ea2ad149aec875831f66efa43363ca14
15a26141fe2da272b87e636e2898adefdcbb6090
'2012-02-11T15:57:01-05:00'
describe
'9259892' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRGD' 'sip-files00052.tif'
b7e8a237f23d284a4b9a541a1bbe5aad
8ccc252056789bfb7100f4b451e1b74080373aa3
'2012-02-11T15:57:19-05:00'
describe
'2053' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRGE' 'sip-files00052.txt'
c3e977edab6d105959a19a6e14b2ced3
a37573cd29947b2876e669f75f3a61ac06ccc1c0
describe
'11416' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRGF' 'sip-files00052thm.jpg'
b1f99df7425038eecaf6ff6027764c6c
6ffa2918f2b67309ea68ec42c0266f138ef61ebd
'2012-02-11T15:53:55-05:00'
describe
'1162663' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRGG' 'sip-files00053.jp2'
6b9a711b1fbb8a6c2a96d4638fcf157c
c927002d85fd4c88a55288db6cf5640fb106f004
'2012-02-11T15:49:49-05:00'
describe
'193394' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRGH' 'sip-files00053.jpg'
a13ac8d01f48f91473522505daecf43f
d6cd7f988a8a2fa6c80d7cba1b1aa4d771d1f4a9
describe
'60942' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRGI' 'sip-files00053.pro'
1e32364bf6ce1b960efb46dd4067658e
95461422179deec1ddd9ca28862524231ea07260
'2012-02-11T15:57:10-05:00'
describe
'44692' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRGJ' 'sip-files00053.QC.jpg'
8c0bb91959bb5292a01a6be3d8f794b8
d598bbfb09d37a3b0dd885131aa2fd19628e029d
describe
'9316548' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRGK' 'sip-files00053.tif'
ba82e34afdc8499480d21a1331fd6e4d
b9f88995af187d8b0a0481e768edcae146108db7
'2012-02-11T15:54:59-05:00'
describe
'3198' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRGL' 'sip-files00053.txt'
2ef7eec0a8289d8ed91ce0a3a79b99c2
c905f04c635e21b632b2dac0fd93bfc5e086c663
describe
'10382' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRGM' 'sip-files00053thm.jpg'
f3b6b2c4fb0bb3cc858bdd46af1c7f7c
d7e9dc3826258c63783671af72920d620f673865
describe
'1152105' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRGN' 'sip-files00054.jp2'
1d7ff625e217a7b46fc1f47d75bfb5e0
8c2e820057b535a18f0835e799a4b3fc406ba0b7
'2012-02-11T15:56:44-05:00'
describe
'220724' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRGO' 'sip-files00054.jpg'
b60098fd4c62972c81c8880cf6ab8107
2c9f8e2bebc6a940ce164a27f0452a477e9e186f
describe
'121448' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRGP' 'sip-files00054.pro'
7d4ca7606108348b1cb68669c05e033e
d69a4ae1a73259901621ef58f45021cb4ffe5bb5
'2012-02-11T15:54:57-05:00'
describe
'52990' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRGQ' 'sip-files00054.QC.jpg'
9120027d8cf4d5c307d0a5d641e822d1
e9c9e7f948dc73fe12aaec7ba937c62f03857e37
'2012-02-11T15:57:08-05:00'
describe
'9233044' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRGR' 'sip-files00054.tif'
cfc2391e15154774ec458bd8926c46b9
900ed207d243961bcc911098b63716a1d428f86a
'2012-02-11T15:55:50-05:00'
describe
'5106' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRGS' 'sip-files00054.txt'
f0254efc9edaee18046a90c58223bef5
d1c1b51255521828562a36cc69e551cf7f55b3e2
describe
Invalid character
'12253' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRGT' 'sip-files00054thm.jpg'
c21a1cbec6817bb9e94a4b15ed7aa95a
61c13748f79105d18b12b623543f2159e3058903
'2012-02-11T15:51:18-05:00'
describe
'1183765' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRGU' 'sip-files00055.jp2'
8a2038a0141e750453e20960b10e279f
a83911648ea1477484c4f473549bd327cd2210c8
'2012-02-11T15:50:30-05:00'
describe
'187507' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRGV' 'sip-files00055.jpg'
a29466e103113ff107cc102a10fd453b
f20aaa6172fbe66fac88231a4ac8e072ca9043e3
'2012-02-11T15:54:51-05:00'
describe
'66322' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRGW' 'sip-files00055.pro'
580b5d9cd2d6f36bf7a338c0775f9592
9cc0e08b4135c61be49e0ce74ea9e8e3bc017c53
'2012-02-11T15:50:38-05:00'
describe
'45981' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRGX' 'sip-files00055.QC.jpg'
d46dfcfb9ade83db482c9f718bb95a51
81124187d7ea811259ffbd704048aa9e1c18f8bb
describe
'9486432' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRGY' 'sip-files00055.tif'
04304b5830d75c90390dfc1f2ede86ea
b609dd97d9014825d8780cd484f2daa086339fa1
'2012-02-11T15:53:34-05:00'
describe
'2771' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRGZ' 'sip-files00055.txt'
3a10791bf601e1c1130ee58aa0781fb7
c998a8245c6e54796e23103f0a017a6db1fbea0c
'2012-02-11T15:54:20-05:00'
describe
Invalid character
'11522' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRHA' 'sip-files00055thm.jpg'
aae32e5a626353ce2e1d7c5a93d55000
25430a80fffea9776729cf4f60312664653c3f69
'2012-02-11T15:55:10-05:00'
describe
'1141972' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRHB' 'sip-files00056.jp2'
1a45937b8426c1325aec71834caec869
77c266f2382845285a044a4712b00deaef33cbcb
'2012-02-11T15:50:43-05:00'
describe
'142335' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRHC' 'sip-files00056.jpg'
f8db29f12f009026cebc2fac602fe420
fe60acac9a683a9842f0966e9d9bf3a29ebdd5c9
describe
'34659' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRHD' 'sip-files00056.pro'
f1c7a0928fba0022b65a7db95f42e110
90bd7a43225718536cb4f84e321447606f50cafc
describe
'36062' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRHE' 'sip-files00056.QC.jpg'
cdcca6dc288c9b16ef22997556c6fa96
e3a5d6eac4eea3a069c5749f8b2bf2ac483498dd
describe
'27420088' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRHF' 'sip-files00056.tif'
6228c1b9973ee6964070b5b9b06ad1f7
cfb85c44c99a90b4907334ac647c75b413900a3e
'2012-02-11T15:54:44-05:00'
describe
'1590' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRHG' 'sip-files00056.txt'
7575a3007eeae5d0440dd91190fcb2dd
d4008338d904967c12aab373ab5b74cb393262bd
describe
'9572' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRHH' 'sip-files00056thm.jpg'
ef135593f84ef58efdcf61b2c30f5fd7
1eb18c913ed6f516d72099c27cc9b24b74698f68
describe
'1164223' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRHI' 'sip-files00057.jp2'
12d54fd481c226588708984641a7310b
78d32d7a913fd7e8d7b99ebf3088f7dbdaa50952
'2012-02-11T15:52:34-05:00'
describe
'165688' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRHJ' 'sip-files00057.jpg'
58cbc23acaf7666fda6062168ed8fa36
aa314bdc3cef15be691c9fd4be84db17d4f0f317
'2012-02-11T15:50:08-05:00'
describe
'16342' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRHK' 'sip-files00057.pro'
9cb8bd5f2acb819b8fba6bb3f7d918f8
f82b08b804fd90918d00b807cc48c27674b75fc4
describe
'41784' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRHL' 'sip-files00057.QC.jpg'
0e4ae797ca76a39a4d59ae98708afbf4
176833d9c214aebe151eaac7b667639e95a97a98
describe
'27955864' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRHM' 'sip-files00057.tif'
4d8fde82529411ba09bc74c92a00b49b
beaba9ae132fca8399e94504722cc7afe7a4ee43
describe
'841' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRHN' 'sip-files00057.txt'
2c5fa77dcb38c90cb85c2469541d0a89
6a9cde311aebde9e418c2df063a3e5536f803ff6
'2012-02-11T15:53:04-05:00'
describe
'10886' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRHO' 'sip-files00057thm.jpg'
2e663967de224922768ef59d44361f85
b358d4024782389c106e2d80b0577ee2a3359245
describe
'1180263' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRHP' 'sip-files00058.jp2'
1a35062615da2934a225c6d49ddb1437
f9a17f2be37c40958b5baf24b484dea2f8c26feb
describe
'252617' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRHQ' 'sip-files00058.jpg'
a7fb89a9dd9b20e83a124714f5da301b
7cbb2b401a735fa8569a044ec52eecf8b05c1dc1
describe
'200479' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRHR' 'sip-files00058.pro'
97f07580c569e645e1165d7c01cc3303
9aeda583e0b24f13b063a6c9b69a8ea9265b1b0b
'2012-02-11T15:53:31-05:00'
describe
'59751' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRHS' 'sip-files00058.QC.jpg'
5b676c721c78b60c92635778458319d9
61c7af4e0a22431fc39697bca30b1ee5cfb552f3
describe
'9459152' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRHT' 'sip-files00058.tif'
358a8cfc64698b68e438fa9ba31e210c
fe30193b6737bddefbb8fe91431e4c82ce449b7b
'2012-02-11T15:49:57-05:00'
describe
'7800' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRHU' 'sip-files00058.txt'
9e58a308fa2c33870d05294de0e2dac6
c9b8467aa89bbeeccf5a4f1f80bf10e2f919fa8e
describe
'13493' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRHV' 'sip-files00058thm.jpg'
74f15142e4bf20469ae48ef18bf7ca96
44d8a150d1d940354a571dfc9336ea07b4f96ed7
describe
'1181179' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRHW' 'sip-files00059.jp2'
9739aafe50417fe7970099bf1b68eca7
3244fe78a218f28b5cd9a16002a61c5360c5b2e5
describe
'202208' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRHX' 'sip-files00059.jpg'
2cc17aadeaaf1337ccadebd5f98f1717
97d5d94fe304f6368f560dcb0bd7676d1002518c
'2012-02-11T15:50:29-05:00'
describe
'85369' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRHY' 'sip-files00059.pro'
68c2ec8fcaf82ad416ebe8d34d39615e
25923d2eb4a7f0634ad9cba89c99fcf5d2e97223
'2012-02-11T15:51:37-05:00'
describe
'51179' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRHZ' 'sip-files00059.QC.jpg'
bbca85d74d45988a9a43f6f22c6a129f
d760001b35c1a919415d9e454a91a5d535058d05
describe
'9466780' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRIA' 'sip-files00059.tif'
a2cdba51c063d4b19f6af8c14284ca3e
73322ed605c85996b5a60031c6ba1c6bd3f4aea3
'2012-02-11T15:57:17-05:00'
describe
'3586' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRIB' 'sip-files00059.txt'
ea59e8490f51c184b7ad0e52ea0c4cfb
2cce3da12bff9c606d655ac357be3a512e2f1db8
'2012-02-11T15:55:11-05:00'
describe
'12894' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRIC' 'sip-files00059thm.jpg'
33208df860e024f6f68519a3e9165dcf
7c2e02dec99b654303f7d2d01f70bf9b0192ea2e
'2012-02-11T15:55:26-05:00'
describe
'1194141' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRID' 'sip-files00060.jp2'
682faa3925fe60ef6fa673c6cd4e19ab
81f709153520e4a542543e77b2f0305e660e3c92
describe
'201865' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRIE' 'sip-files00060.jpg'
8f11703b69b5afd293c06eefb50c9901
c347df8d185c906d8ba217d82d67083d192489ec
describe
'58065' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRIF' 'sip-files00060.pro'
13690842426e7b65b68d15f9eb3793c8
ab47b60c13f6935024c6e436dde16323c4e3eb9e
describe
'47575' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRIG' 'sip-files00060.QC.jpg'
cd1274f83d4675dd8d5f8608d443efb2
5f2c7a5882fedcdf7574e031fb94388db70edcab
describe
'9570668' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRIH' 'sip-files00060.tif'
4f4e135c3c515263eb0315779a39a0f0
67df47abdd5cc2636b08b68bdd247daa3e958824
describe
'2603' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRII' 'sip-files00060.txt'
dc432a265683fc7dd005527990bf2837
9fed3d938a253b759bd1b50c1881342e1363850a
describe
Invalid character
'11583' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRIJ' 'sip-files00060thm.jpg'
2afa2c513a442ebc52305e330452b80b
3e7c4b545aac836b785dae90f19cb0e6c6745c66
describe
'1189283' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRIK' 'sip-files00061.jp2'
d3bc67c8f3f5f5e3c35a9a140c4bc268
38a8a582971079a1dbf1f9b24299cc84f8b9e413
describe
'223487' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRIL' 'sip-files00061.jpg'
a2cf275ad74587cb0ee1e3ce7d069954
be3334e24ce4315ad1a53ed781b2a6a23aa6110c
'2012-02-11T15:52:58-05:00'
describe
'210564' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRIM' 'sip-files00061.pro'
ce93ee779d660ac969c360937e844925
333f6582875bf9ae5f3e38d9528d6cd6f7b691d0
describe
'53954' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRIN' 'sip-files00061.QC.jpg'
b5f93f9073548ce70a6e4a3a1772d0a8
b0b0e1385be1f8225e7e47ccb8c0c89effdc43b0
describe
'9531288' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRIO' 'sip-files00061.tif'
a77985423e20017c7118d37a76c7e198
818aa0ffdb9bca5e3cabd3e4571539378ca91fd9
'2012-02-11T15:57:26-05:00'
describe
'8459' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRIP' 'sip-files00061.txt'
39fc3adf48ff41e8c45ac986575b15e4
3499006e70bb9cbbe05a937a102c4df94c0dce1b
'2012-02-11T15:54:29-05:00'
describe
'12401' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRIQ' 'sip-files00061thm.jpg'
c71cf3d8301204239ed322f5db1c4ee1
3090822b07a012a3cf9d023e6d0fa6b59c901307
describe
'1189219' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRIR' 'sip-files00062.jp2'
1fb419a834e26b8408c144ee1e87123b
0dfd10c981db713945fdc82e794cbbf88cb289f1
describe
'198437' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRIS' 'sip-files00062.jpg'
92016d9559c9c676c00e484e33ecafce
1d1dbe0ca1cfd2682c595c33b2bbf50c540da6db
'2012-02-11T15:54:55-05:00'
describe
'104721' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRIT' 'sip-files00062.pro'
203a34386ee5d1d7c6ba22315a17f415
54be303d4eefd78d9e2b63936e6251fa2a2c21f9
'2012-02-11T15:51:45-05:00'
describe
'47635' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRIU' 'sip-files00062.QC.jpg'
3c3919146ac595e4ae07514f3576b8b8
7e37619a5521dd3f0e7c76bd14427f789ad41b7b
describe
'9529740' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRIV' 'sip-files00062.tif'
612644e1f8647914da05024bed2a4d3c
fbc226b90c6d2de930e0d94014b68742d4bfc1a3
'2012-02-11T15:56:05-05:00'
describe
'4378' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRIW' 'sip-files00062.txt'
27f5008badae5d96b6a73e83d77220d6
4df4a5fa21af068c8b0cff2952a970178bca08c9
'2012-02-11T15:57:15-05:00'
describe
'11376' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRIX' 'sip-files00062thm.jpg'
9e4b26e882163117546d162ee7c2ad3a
e2ff220531a5b9fb58e7b2da978f6ef892c3567e
describe
'1169494' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRIY' 'sip-files00063.jp2'
ce351a1c88ac98ebc4491732f6d87a49
b3f19a049052e3e7c8e0b924778499f6a300d780
'2012-02-11T15:52:09-05:00'
describe
'154973' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRIZ' 'sip-files00063.jpg'
a0d78ca28db61ef8b4cbec30a4026eca
7ddbc8dc55e6bb8b335c7d9a3a3ceddc156cc44a
'2012-02-11T15:52:52-05:00'
describe
'21119' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRJA' 'sip-files00063.pro'
6db406338af826e37d5bdc00307f8345
8addf483d9e7fa97402982bfa396264733174cbf
describe
'37250' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRJB' 'sip-files00063.QC.jpg'
e5d5d3a44bbe11594388c6d76320a597
e02ce09896377fa77ecbd098136f4111d9fb3f42
describe
'9370368' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRJC' 'sip-files00063.tif'
f38e69a9e1bedabdd2391ce3cec64406
c0121c3e524766984db77b607a8bc8e4e13a59f5
'2012-02-11T15:49:50-05:00'
describe
'949' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRJD' 'sip-files00063.txt'
b66a72907297a2847cd384bc79d8783c
52dea69b8cf67d029ccb1ea0ddd4b21e0ed432ca
'2012-02-11T15:50:35-05:00'
describe
Invalid character
'9455' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRJE' 'sip-files00063thm.jpg'
86353b5615aa83c93652f0ea021fadf3
7678ad17a2d1ce6800f6d6156ea7aa9f8c8d193e
describe
'1190353' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRJF' 'sip-files00064.jp2'
981ed76c1d67def7b8ed17c9bae3f9ff
0e44d7b3759d69047a12e85172131fb75a002228
describe
'163780' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRJG' 'sip-files00064.jpg'
e255d13461dc832d71c928bd91198318
6b5509e59a8305e79f81a8d322e57023bc116c3b
'2012-02-11T15:50:02-05:00'
describe
'7779' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRJH' 'sip-files00064.pro'
038e5830e68399227c8e5368c859f14d
484d3df933b65f1616b8119d590e06ad389ddf66
describe
'42139' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRJI' 'sip-files00064.QC.jpg'
0b21ea9e2579126b0f92a891b1c4310c
326264d8f73ac33db53d242c0ca0e6b60e182ab3
describe
'9538432' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRJJ' 'sip-files00064.tif'
c09606776cc2836939029150725b0436
40bcada7c0f82d24c292a02cdc95263d9388152e
'2012-02-11T15:55:06-05:00'
describe
'335' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRJK' 'sip-files00064.txt'
2afb8c9062cd9ee71337ac389d93d93a
8b59399055def586dd86b5bb0089c50caaed369a
describe
'10493' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRJL' 'sip-files00064thm.jpg'
d95dd26dee146fb12c7e9224cf1438e6
864956f4ce4ea66694dba2757d04ae60486b2661
describe
'1169732' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRJM' 'sip-files00065.jp2'
91f07901db020ba18c289ff2173662a4
20ab0536915fe9b447ec0d3c5975bde7a70fdc8f
'2012-02-11T15:53:14-05:00'
describe
'170545' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRJN' 'sip-files00065.jpg'
f28ad0c7f3c71e5a3bbb33f42a0c6e1c
b17de6a3eb3fbcc8817afd692f2383419a2d1bec
'2012-02-11T15:51:08-05:00'
describe
'18281' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRJO' 'sip-files00065.pro'
3c303c362938d22a4b4292111f828b5f
5d83d47a5796ec52464da6f0dd8e8272c5edd7cd
'2012-02-11T15:51:06-05:00'
describe
'44113' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRJP' 'sip-files00065.QC.jpg'
70cb30ca1d58618d0da68a21e893f2a5
e5ea647b11b8645e12c9ad0bae1167446c76fa17
describe
'9373756' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRJQ' 'sip-files00065.tif'
ceb578ad75a6cf45c10d30d6625efa90
669909033379f860ad08394579d084940b04a323
describe
'754' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRJR' 'sip-files00065.txt'
373c04367184fdbd40840e60605b723c
9b1d69de69eed7ac18d353f7f984330093185bf7
describe
'11348' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRJS' 'sip-files00065thm.jpg'
3c8ee3f863217dca648bc0e6d1f59cba
ee1522cddb457b421bca4a856bd725be5f3d1d1e
describe
'1183023' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRJT' 'sip-files00066.jp2'
618f20b592be8e370b878494c78b017b
ee9dce669778e4cfb8501f83609163f5a15edf0f
'2012-02-11T15:54:14-05:00'
describe
'232562' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRJU' 'sip-files00066.jpg'
3662247364ea57e7ab885a7fd9e5a933
3a062d6f653703dea2403311e2b8f942dab09999
describe
'229291' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRJV' 'sip-files00066.pro'
d299688fa90cbd9f5b868396dda1484f
d1f012dece2fe6cbaa4d009a34c4e466b857a552
'2012-02-11T15:57:23-05:00'
describe
'55428' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRJW' 'sip-files00066.QC.jpg'
ae7b07d06563efae4a9aeb2c9e521120
0a653ef25bab74e20c2b2c0e86d7fa1dfca7cda9
'2012-02-11T15:52:22-05:00'
describe
'9480300' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRJX' 'sip-files00066.tif'
ef33fa0b51c8c1db3e6facc647b73d03
f831bb5daf70e2e456cb3dbe7115c8bc12e830ca
describe
'9507' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRJY' 'sip-files00066.txt'
39dcf9fd26573d795fd4b812672bb350
43f14167b8805951918e8bd2c7bb87c1673b3bd6
describe
'12438' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRJZ' 'sip-files00066thm.jpg'
f8ce4961f901286b7f21c71674583007
d4e0b5766c32f0e2845a954e1e585ae2cc22b677
describe
'1165663' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRKA' 'sip-files00067.jp2'
dceef4559d8e11f0f54626aac670ccce
0bcd8d4608d925ce38e623329c949226122dbc59
'2012-02-11T15:57:21-05:00'
describe
'169270' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRKB' 'sip-files00067.jpg'
f9fba551759f5ef7513d2b6bb6c809bb
d7fe0377e354dab3dd603cdf2e567f1ad5d6637a
'2012-02-11T15:57:28-05:00'
describe
'187974' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRKC' 'sip-files00067.pro'
a215497c347c190148e88194ce33792b
be07b08d4a82c5514c0201d2b4b641a8b5744653
describe
'42594' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRKD' 'sip-files00067.QC.jpg'
c486ee4cb174aa6625fd125f2b0f9d1b
eab6d2d4f4ba8e0c0fde111337ef6a92777b31bb
'2012-02-11T15:50:27-05:00'
describe
'9340148' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRKE' 'sip-files00067.tif'
863b92614c272842874e6b7f11336b85
fad1dd39f394568476add341c0daf246ae853b31
'2012-02-11T15:50:13-05:00'
describe
'8092' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRKF' 'sip-files00067.txt'
11dba29321185b1b3c0db0ee9daa0c6c
98182226cfa1d5c568ecebaaaf75ecbaf6592dcc
'2012-02-11T15:55:08-05:00'
describe
'10027' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRKG' 'sip-files00067thm.jpg'
ede30ed5b13ba7ee0758c21b2c9e05cc
4263d278b6dcec10292810a674923b9084b3cf51
describe
'1190008' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRKH' 'sip-files00068.jp2'
b3731c39e1565e7b596bb67852c3f75d
550f22068ea8431f230671d90908196e48cf1411
describe
'208065' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRKI' 'sip-files00068.jpg'
56d57b5b08e448cbdbb1c8f62e906a28
a5d6210549173ddddf3d59de6e590a76c575139f
describe
'279612' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRKJ' 'sip-files00068.pro'
855b96363187976b855eba741a4ed97b
accf2db555219cfd3cd997ac1bf5186a36080892
describe
'48566' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRKK' 'sip-files00068.QC.jpg'
aa5b5245cedca0a9a827ae752563f66c
5dec046ee66ff1a51d9c3d6f1e03c8b8e8c0a1cb
'2012-02-11T15:51:16-05:00'
describe
'9535044' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRKL' 'sip-files00068.tif'
69192985077c13241a379958a57e3788
fa551d6f0737308e228314fa2ca4b173b8e8426c
'2012-02-11T15:51:29-05:00'
describe
'11405' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRKM' 'sip-files00068.txt'
5f629d70f5fae5abcb66a45e6b157023
5d5605d4e6c1692b6f02c0a48c33ef84f523863a
describe
'10780' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRKN' 'sip-files00068thm.jpg'
ef7522e870377aaf785cf43c2b4e7d21
95bd40f5a34a7cf7487f0e281869faab11370608
describe
'1182694' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRKO' 'sip-files00069.jp2'
175264853268fa1d4372355803a64c51
e5bb3b00644a220738edc4d741b14913b5af7a4a
describe
'205038' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRKP' 'sip-files00069.jpg'
16862f6242dd38b6e833a3c3facb8483
62522a17c042989e17c92a4dd7bb221d6850a43c
'2012-02-11T15:54:04-05:00'
describe
'268550' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRKQ' 'sip-files00069.pro'
77e4da82ea7b5e96bb0530e499d25ce1
edc705b5c7e7874cad4b9fc829ea295f33cc29bc
'2012-02-11T15:54:03-05:00'
describe
'49392' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRKR' 'sip-files00069.QC.jpg'
b23afc54b37a6506b76b9326cc79cdaa
f9a8982b0ce22c937921562af15fa979518a21a2
describe
'9477116' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRKS' 'sip-files00069.tif'
29be9a3b3a9d93049378c7b0da45abd3
06ecd725b713b385325bf6c1ccda5359e641141c
describe
'11113' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRKT' 'sip-files00069.txt'
8cd8a68bcdcce41585f2252741a39e93
a0920a95f0d1e2e6014a569f908dd11f038fb66b
describe
'11227' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRKU' 'sip-files00069thm.jpg'
30d2dee90d1364b7defc7f5bbc748579
4cd2a593a89b2728d9f32cf9d99af9c43352ac60
describe
'1172619' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRKV' 'sip-files00070.jp2'
270a0c9bf0ea915a510c1a7aa658420d
2bb6352a3bb5805501a51f6c1aa4e79d2ab2fc50
describe
'195832' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRKW' 'sip-files00070.jpg'
21abbeb9ad2a2a0d19c3099b507b26ba
aa3bfbe3ef42d87e96c6e205d995c87fdb0c7020
'2012-02-11T15:53:17-05:00'
describe
'253643' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRKX' 'sip-files00070.pro'
ffb5046c27f8fda58aaee3e2421e3bf1
15ab95fde9367c12b2cda24144f9f97aed0b06c9
describe
'47979' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRKY' 'sip-files00070.QC.jpg'
367b55338f425101f0b47412d8fbc0be
3e07689e14e9ebc075bbc9ef1a2c34d5b86c4e91
describe
'9396120' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRKZ' 'sip-files00070.tif'
2ef6c66704a312c8a1613d7df38c09b9
e338cd65df8342c62cd53158405c393b596ba66f
describe
'10184' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRLA' 'sip-files00070.txt'
eac5ce7351a90348c11c50e59e10b1ec
6b4b10d49b13be898a1def005ed109f297777410
describe
'11135' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRLB' 'sip-files00070thm.jpg'
dd9a5ec379e1dc2a6f4f1ed7cb4f514c
76dbf1cae95413c5fd151d1a824b548b2ef2abb9
describe
'1175707' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRLC' 'sip-files00071.jp2'
3403bea0b827a992fa86eec3fd420a2b
16249ad0363e24eb59e4568db5548f7fee46ad2e
describe
'188998' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRLD' 'sip-files00071.jpg'
456dba6ac58459e79f906d767efe0371
8313d63a1dd935d1944c9600e2b2bc484edc47f1
'2012-02-11T15:54:38-05:00'
describe
'238017' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRLE' 'sip-files00071.pro'
f95e008595cf5b182cb8ea555e848b5f
bc1ae6c16101daf4abcc612ed762d4d29a2e7312
describe
'45181' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRLF' 'sip-files00071.QC.jpg'
5e6d5c4815739ec0fcb109ddcd730cd1
5fdd396284f2460126d9d69929eb64db8fb4e9a9
'2012-02-11T15:50:11-05:00'
describe
'9419812' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRLG' 'sip-files00071.tif'
bd058c8efdbe71ff355981fcd299ff11
8d262e8eb60f715b0e5e20e768e74e2c44cde437
'2012-02-11T15:52:05-05:00'
describe
'9890' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRLH' 'sip-files00071.txt'
8e4c1d9a56be91445154cf440d4005b7
10be2c0e2410a754f0af032d133a897782ac1f9f
describe
'10506' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRLI' 'sip-files00071thm.jpg'
66b1334a134b9700dcd6b97c99f5f320
5f22712cabec0d2345e5160748d1a6de3b160532
'2012-02-11T15:55:46-05:00'
describe
'1180793' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRLJ' 'sip-files00072.jp2'
a265485a013a8cc9359922dd8e2e6278
f2b72a70d351a4d915221012cfa1da4b839ce65b
'2012-02-11T15:55:13-05:00'
describe
'168710' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRLK' 'sip-files00072.jpg'
dc07a05f23dea18e87dba9dcda8af1f5
c3275de96eaa6522aba757aaa1f6d161c3320666
describe
'167052' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRLL' 'sip-files00072.pro'
4944910cf27a09968ac0ede2b675107b
f7697a52f435ee18fe4f899af28dc95420074fb9
'2012-02-11T15:50:05-05:00'
describe
'41910' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRLM' 'sip-files00072.QC.jpg'
221c405f101f421e3bdff27de90bcfd1
0968ceb18ac368ffcb896b2a86680358e3eb9e97
describe
'9462400' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRLN' 'sip-files00072.tif'
1e39ce1e089c1f70891e89c1654ae8bc
65dda7f25ca23cbd0c89b8dd0f406debc4c25847
describe
'6665' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRLO' 'sip-files00072.txt'
96c6da691e45c4eba2f461fd580d481d
52f542a2d4802dc470175a0d9a6a49a0684aa23f
describe
'10317' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRLP' 'sip-files00072thm.jpg'
2b564816819df6f89060b85dce121ddd
660c24940b372be7d882ff14a3820c08a689a844
describe
'1183797' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRLQ' 'sip-files00073.jp2'
3e34effa76b96072439425b8d4d303ba
b03f7f5964092823616041d3cf22e28fc689c992
describe
'124610' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRLR' 'sip-files00073.jpg'
17497f9efd9e8c8e9fa597939f0924de
ad8ca0546ae201fbc12aa35287eb10e585ba1235
describe
'14432' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRLS' 'sip-files00073.pro'
d06645c26f67e441596e618bbf56c162
236b5bbd811fc503e2a7c09834a2e863b5455174
'2012-02-11T15:52:01-05:00'
describe
'35325' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRLT' 'sip-files00073.QC.jpg'
c61dd102349c6c06075e3148c053e16c
3cecba74945e581824c78358d221e07d11d207b3
'2012-02-11T15:55:56-05:00'
describe
'9484696' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRLU' 'sip-files00073.tif'
91fb5e920278828aea2c2cd2ac229c01
d17fb528136e38e809a8b600c7adea895f40202c
describe
'666' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRLV' 'sip-files00073.txt'
e8062b499af0f9ed945ea81360c668dc
039ca74de6b7656fcb4e5b04dea884b57b3eb63f
describe
'9120' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRLW' 'sip-files00073thm.jpg'
fd0ed9d8f93f6146d4b814b45641ec4a
0099052d2428d5016e8ab7a50cd92b82b72ad4de
'2012-02-11T15:49:56-05:00'
describe
'1156764' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRLX' 'sip-files00074.jp2'
2289d8e95a43e5b1f095dd012c7ede9a
7be6e403a283cca5380c8afdaf5d68bde1e02125
describe
'118512' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRLY' 'sip-files00074.jpg'
71e281305f7c7d048315cd06b73c10c4
ddb608114cae3bd91e52c5fd165eaf7a698304aa
'2012-02-11T15:54:23-05:00'
describe
'13572' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRLZ' 'sip-files00074.pro'
90993d6e345aa813e0df03b4e529b17b
41a76b3923be823c5e92034090898dc4f3938068
'2012-02-11T15:52:29-05:00'
describe
'33860' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRMA' 'sip-files00074.QC.jpg'
9bd8aea9518b143d690906eaa01436d9
b6fb8cbcc2a40cb1fa462668655a066266c0eb88
describe
'9268112' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRMB' 'sip-files00074.tif'
651d151f1892b42b4cfb2141502f84a2
902c53ce89a1b328da5590cee95ad880989e2b4e
'2012-02-11T15:56:52-05:00'
describe
'637' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRMC' 'sip-files00074.txt'
3be46620a2c5ae6a46c07123f663f59f
d399537fcea0e91c0bb27ebc17810207149da879
'2012-02-11T15:51:49-05:00'
describe
Invalid character
'9040' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRMD' 'sip-files00074thm.jpg'
a9c2317fd24dd974306d5c14fff69f52
cbce0e2faf7dfe7960f1dcf66721b8b980b0f3ea
'2012-02-11T15:56:06-05:00'
describe
'1171997' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRME' 'sip-files00075.jp2'
d89e8250c4ec070639dbc4129f37322f
c0ce1573b5e5a79a16c321bc858c323cb95ec77d
'2012-02-11T15:49:59-05:00'
describe
'162880' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRMF' 'sip-files00075.jpg'
626fc9d4c84c4b99bb574667ea170a2a
ec53b05adacb6ddf37e7b8854c44c8a89d3b29cb
describe
'68503' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRMG' 'sip-files00075.pro'
a9f726cd176690bc821d1c78270fa07a
2a37939b835401eae58133e3c6b03fcbf2e75b95
describe
'43249' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRMH' 'sip-files00075.QC.jpg'
8b79a56f2436d6f10a3ae7cc4d291aca
c0b0164b6250241bf9c0c8868c0e42fc89e90ca4
describe
'9394324' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRMI' 'sip-files00075.tif'
b66bd5a2cd1c8cdd31bf1ecf12eb4ea1
5bcf83cb49c992a4ed98417d574b5a176e2d2a6f
describe
'3756' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRMJ' 'sip-files00075.txt'
6483a5c46d65ebf28b2cc9e6272eed56
1ea348faffe80df2d0a16fe0aa44e9a4e7ba80fc
describe
Invalid character
'11816' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRMK' 'sip-files00075thm.jpg'
09ad8fa7f288ea9e7c0e8b532d297882
6cd500386bf5f6aec1504faaf0076f99eedd0038
'2012-02-11T15:56:14-05:00'
describe
'1171816' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRML' 'sip-files00076.jp2'
23125ec1b325321b25b3058c69db9ef4
88bdf598ec48f8e20b858f51944003a0c57ea525
describe
'161293' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRMM' 'sip-files00076.jpg'
bfea7e8b2d68ead37ed39bfc80546828
af66ad76b71c0ac13d608845060ecbe3864fad58
describe
'66993' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRMN' 'sip-files00076.pro'
b03c8127cde87b09e35e8e1409d9f239
4526f22fd37217f14783e4f93b9844d0d7987639
'2012-02-11T15:53:53-05:00'
describe
'41708' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRMO' 'sip-files00076.QC.jpg'
d7e63519cb504ba3150649ab58f44e1c
e887ab11153563c3496ef139fd14c81f668932b9
'2012-02-11T15:55:25-05:00'
describe
'9391140' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRMP' 'sip-files00076.tif'
04d7f597fae6167c89c55f999881c7f2
3fadece2f3854346e13e8158e1ccef4d7a6bb212
describe
'2872' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRMQ' 'sip-files00076.txt'
bde2e84a154dc305368f0c11b2f11bd7
30f0035c18c2ea12117a7a5236a6a1db5fb34793
describe
'11212' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRMR' 'sip-files00076thm.jpg'
a0128b6b6615e6436d67164de948d862
0a680d6c35c503ff4bc1a16187acd01f1ae86756
'2012-02-11T15:57:25-05:00'
describe
'1180243' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRMS' 'sip-files00077.jp2'
68674dd73938d3f8364405e961893aa4
7afb70d34315765fa36d87a819910d2b4cac8656
describe
'163139' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRMT' 'sip-files00077.jpg'
5cc036386bb3ffd3bbefff86ec8127d5
3a1985567e3dc299b8d63e31c1f35e15222994e6
describe
'61891' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRMU' 'sip-files00077.pro'
8b1ca51dde405294ff671e559a7fee0b
ba7810a148a92066e1e3684b1cb744a9d943194c
'2012-02-11T15:53:11-05:00'
describe
'43084' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRMV' 'sip-files00077.QC.jpg'
0ceecc5d7313514918d3ed2bf198dd11
3d28e7e06732f81100a68005b807536fa2f88c61
describe
'9458696' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRMW' 'sip-files00077.tif'
4cdbb4a2dd1b1bd8f8e333058be935b5
0cd01f1cb88ab376ad206dc162b8edd5e3d67574
'2012-02-11T15:54:10-05:00'
describe
'2719' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRMX' 'sip-files00077.txt'
95abfc103ab9fa2e2c47c65ba03b643d
b64d0e6482bb3554a9dd005e5a1162a1eb2b2877
'2012-02-11T15:52:59-05:00'
describe
'11451' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRMY' 'sip-files00077thm.jpg'
42468c1847e1fab004c4179935f7fe26
f7cfe6e4aa23bdc1ec5d4deb5963a00a9792c989
describe
'1213570' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRMZ' 'sip-files00078.jp2'
728df8d1900395b3b213f270bff85da7
178b5084215d292ddcc8e21597e8f95ba23b4b5c
describe
'151402' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRNA' 'sip-files00078.jpg'
582a40099220d24ba882a81904d019ea
df24bfa51918bf3ab0e848cd1c1f23f99e558a8e
describe
'57098' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRNB' 'sip-files00078.pro'
ec0cc51b70b0f68dbbbc1dbee2417ae9
92b427f19ac7a6b9bbc9e57386dd16162e8bba2f
'2012-02-11T15:57:06-05:00'
describe
'41276' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRNC' 'sip-files00078.QC.jpg'
a3ef316f5ddff34d1c88e350d6b872cd
3577ed6cf500514edf71b0098c80f760c42499f3
describe
'9725244' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRND' 'sip-files00078.tif'
1d2a1858f8ad0cdf90724321a0a02f48
2eb8c79ab9e00682ffcf046ca5550e753e74b267
describe
'2411' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRNE' 'sip-files00078.txt'
6b0cb3c7572218dd4981f4fc9d995301
83a342c0c4f35a2a4b3111fe05bc59e9c9be75a8
describe
Invalid character
'10965' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRNF' 'sip-files00078thm.jpg'
efab4a3a9d88f81e5dbc040f048462f8
59c65f3bb80c1c8e835449a65b77ea15eaa40f43
describe
'1180039' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRNG' 'sip-files00079.jp2'
6658212283837ee7a73eae8acfc867ba
11a41c38f67e483e9a719b78e2f5d4441721e9dc
describe
'187033' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRNH' 'sip-files00079.jpg'
c858f5a01edda47ae0d9841890ec3ff9
b5170649005c544edbed0e7c580bf6c7799d4da5
describe
'223050' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRNI' 'sip-files00079.pro'
068b64da11d346f61ff90d3a11245b5e
29b80375cf5b51f3fef8fd4849ea987ce0ec1994
describe
'45506' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRNJ' 'sip-files00079.QC.jpg'
4c94cc7ec73f8d21ff2aa8de8d0f3636
fcb999c6ad56b78d488ea95ec42c4f448307e5be
'2012-02-11T15:52:50-05:00'
describe
'9455152' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRNK' 'sip-files00079.tif'
7a31bee643bfd421778294009c3a7b45
3ad3f7025aa81f02235af941d8dca254b753d57e
'2012-02-11T15:50:44-05:00'
describe
'9077' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRNL' 'sip-files00079.txt'
1decd6fe72ced2cd83bf00e3f9ba8e90
4ef0396dc0d153725386a1558417a8b5459081a4
'2012-02-11T15:52:32-05:00'
describe
Invalid character
'10793' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRNM' 'sip-files00079thm.jpg'
3a63ff1fa6638bc40c23c17b9973e908
c430388fb0ff3a7d143c6d0c42c575be9ffd7ff2
describe
'1173592' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRNN' 'sip-files00080.jp2'
c256355452c8c87dca2c3768abef8a54
6d53ae50d0f23c6d085fd115418845a06e6b907e
'2012-02-11T15:52:08-05:00'
describe
'161372' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRNO' 'sip-files00080.jpg'
7f9888e0d51cbdbaa20112f1a727255a
4051b9da4482ffb544b118f97c32b20562e34676
'2012-02-11T15:57:12-05:00'
describe
'31313' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRNP' 'sip-files00080.pro'
8f07bff7e100a7e4c8b573e8eedff903
9a920403e7de247586f74bc18194ed861589deef
describe
'44897' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRNQ' 'sip-files00080.QC.jpg'
7537e3db058d65052db72052f883b562
87c76be28f741065f07b37d3aa0c7969457891ca
describe
'9406004' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRNR' 'sip-files00080.tif'
dc701e98d53ceb4b109f1240d750397e
8359844bd501d4db3d2d6690e9dd55808efd5a4a
describe
'1366' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRNS' 'sip-files00080.txt'
8e4cdec7eb24c26184de51d9a09adcbc
384a3d676c7ccb9d18e49fc99d9b5d3dc45143b1
describe
Invalid character
'12097' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRNT' 'sip-files00080thm.jpg'
192438922bafb91ab1660bfb73e1d5aa
4284e8ac6b0909d8f6c567e201f50588ef5a444e
'2012-02-11T15:51:00-05:00'
describe
'1176064' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRNU' 'sip-files00081.jp2'
c7665954eedebe772255b82f57e7ca7d
c8c57e8cbada563c5afde8f2f91f433aa06fc1b3
'2012-02-11T15:51:21-05:00'
describe
'226311' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRNV' 'sip-files00081.jpg'
cd5478037ad13d06da5c54449293bdcb
7ad4f4c9333e9a480403c07d7ab838e03761ca4a
describe
'317092' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRNW' 'sip-files00081.pro'
47348ac4f5f27e054e5ef05f37185b80
5530516059c4582df7476fef04c4ac1dd99740b9
describe
'53377' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRNX' 'sip-files00081.QC.jpg'
49bc8d0d055914118eb1d4dabc64b0aa
957abbadc2d4720cab1c6fc88875965c58306826
describe
'9423980' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRNY' 'sip-files00081.tif'
e61163b90e295162271d9be9f4d6e740
67af24b2882619f1b9756a70973bc4209316c840
describe
'13157' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRNZ' 'sip-files00081.txt'
86decd6540aecafbc2ff7efff10f995f
4b6a9b85c3867e96bfa9bd499a600483664453b4
'2012-02-11T15:55:45-05:00'
describe
'11395' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABROA' 'sip-files00081thm.jpg'
9dcdc768a2da48cff314f8a8c9c68bee
094d083fe581c2e630aa8f55944c11fc42fdf1e2
describe
'1151365' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABROB' 'sip-files00082.jp2'
f75b0f2863f494d70976033e1365252b
f860c21e19ed7e2a843da4431cb0282bd63078c4
describe
'218225' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABROC' 'sip-files00082.jpg'
4d1554b434bdd24ab4192e6774f4c92a
7737a6bf506ae516c1ec53c949cd1b839685629a
describe
'240776' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABROD' 'sip-files00082.pro'
0fdfd9f87a7e7e16124758a1b3199f47
69770d0df3e556250d8b375bbe611d6dbf538b5a
describe
'54139' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABROE' 'sip-files00082.QC.jpg'
fb2e5b454427c52aa0cadf61bfbcf991
17b170a7a359e95bed82261531e47e59cdb2933a
'2012-02-11T15:56:22-05:00'
describe
'9226920' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABROF' 'sip-files00082.tif'
45ffb228a8c620ea64aaca5381521025
79257cd73fb6173435f8798d932fbd3cc6a51106
describe
'9871' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABROG' 'sip-files00082.txt'
e67b7170d97921e0acae23fa8a317857
e1987117961de56faa452ace32ba82f9116fa6dc
describe
'12471' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABROH' 'sip-files00082thm.jpg'
0e67df2340430d7bb241f7a768ce7415
f0b4239899e676d48a628f8d582d381fb0809950
describe
'1159308' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABROI' 'sip-files00085.jp2'
cae3b4e219ab4d82ce85ad64571e70f5
ab36820a979a7835fe961151b479cebeccdcd5cf
'2012-02-11T15:51:48-05:00'
describe
'175486' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABROJ' 'sip-files00085.jpg'
5add4166ed0e5b96d2d3b76e2e4899bb
b6d3fa8ecf7f683ebea950335c7db924c39b3e0c
describe
'86945' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABROK' 'sip-files00085.pro'
a4272fda7ca8e3d73bd18926f9e0ef78
6c2c2ce94ecbbaad079687877dc34bb0b5cf11a8
describe
'44888' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABROL' 'sip-files00085.QC.jpg'
8c46912bd54810623293a389988de522
8b403019a6daf9f2a6ee727237c6d40e33870cad
'2012-02-11T15:53:03-05:00'
describe
'9290764' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABROM' 'sip-files00085.tif'
1787d434b8938b20c1976f687e75a8d5
245b7759bcd0b57921ab5f78a1de019275f5e330
'2012-02-11T15:52:51-05:00'
describe
'3559' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRON' 'sip-files00085.txt'
fca47fc00b8640f076929f3af5a2f7d2
a0ded353f2cfd2af60235ed02911537d68ba9e28
'2012-02-11T15:53:08-05:00'
describe
Invalid character
'11328' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABROO' 'sip-files00085thm.jpg'
d128f661f46b5f12768882e5c4b52c68
bae4154bf7f8998e63fc1f948c57a77aab3b9172
describe
'1169735' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABROP' 'sip-files00086.jp2'
5cca8239970c39f2c1a8dd31642f1c31
e5392094618fc151026c010a2cef9cac0d490dcb
describe
'173478' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABROQ' 'sip-files00086.jpg'
68fdd736a1e7d5cd2c930a2f4c886c25
b14d9ec150bf37222ec19109346ac4bf443929e1
describe
'110520' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABROR' 'sip-files00086.pro'
50a7be6676ab9bfe43a3682fe6eb06ba
2f5376f1207313fe15640bf43259501df08c1e28
describe
'43575' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABROS' 'sip-files00086.QC.jpg'
0d45f82a7632b0f9c3dd95cb53672edb
284954247ce1f38de3deab0b57928b9829c4fd12
'2012-02-11T15:52:54-05:00'
describe
'9373992' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABROT' 'sip-files00086.tif'
3d65f42f63c8db92973ac59299e5241f
76fccaa2bc2061c79b47717ac518a6e01375de6f
'2012-02-11T15:52:11-05:00'
describe
'4559' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABROU' 'sip-files00086.txt'
0620e18e7472d43521fb803cc2724750
2ae307a16a1c7881b6af0bb58c12cccf8cf93c35
'2012-02-11T15:53:18-05:00'
describe
'11029' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABROV' 'sip-files00086thm.jpg'
dcf90091e59d1bbff7fcf2c551d8ac65
d88d7629b2f870fa2a6f11e0f58efd7adef2e0ec
describe
'1159894' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABROW' 'sip-files00087.jp2'
d20598c21015b0e89a983ec118c36779
fd12165e445000e20805a0761eee5c74610b5634
describe
'182848' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABROX' 'sip-files00087.jpg'
bb7ccbf9ec90282db4be5eae3a5e07d3
a270840feec5b5b21c45f170acc70b2f792f0ad0
describe
'131540' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABROY' 'sip-files00087.pro'
9e627bb83f37d4191b2a071d2278f18c
ba6e71ecd3de10ba20562615ba12ba6f1083755b
'2012-02-11T15:51:39-05:00'
describe
'45706' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABROZ' 'sip-files00087.QC.jpg'
a31156c30d81a76fe038d93c78b4f190
f8869a67a419876dd5a66d932b27dfa12523a2b4
describe
'9294800' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRPA' 'sip-files00087.tif'
6016da76066e89f891a844499d01ae60
9b9405bb0ac1affd38100ffb42ba3366fdaebb39
'2012-02-11T15:56:10-05:00'
describe
'5370' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRPB' 'sip-files00087.txt'
edbab9219386ab8adf09d05d19e7abd2
9be60a9795e0b1a3e64380164b702550d6b7f7c3
'2012-02-11T15:52:13-05:00'
describe
'11014' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRPC' 'sip-files00087thm.jpg'
3749c34dbf6c58a295d739f17459cbd7
9375c69f4a77a36f0e5df527db98ca143a1b2244
describe
'1138458' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRPD' 'sip-files00088.jp2'
e0a004d67f12fcadbe123324240e4e45
f065387d1f84296feb7e8d052bc92e6d3646d4c1
describe
'214041' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRPE' 'sip-files00088.jpg'
360a6c664314db5ce3b27c075602ce9f
36cffa74023f12ec8f0fbb10f4f2fc1b02fb0984
'2012-02-11T15:54:33-05:00'
describe
'242644' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRPF' 'sip-files00088.pro'
3ba1d00ee428e59f609a00b1862af882
1ce726e93e87c08eadc3eee369f9e1f87d238bc0
describe
'53325' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRPG' 'sip-files00088.QC.jpg'
d30613584cc2bdfb25b23b8e445555f2
c1bd93656fb0c315ddd51b11e06e616c8c13374c
describe
'9123588' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRPH' 'sip-files00088.tif'
ba0234ecca3603228d8c86ca1feb3c05
08aa01e46a60e12ad4bea10a153748a56f8b589f
describe
'10460' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRPI' 'sip-files00088.txt'
ccf3d299b12e82016624f870c7064be9
b839d2907519c762984b1952a8603f1e03c2fa81
describe
Invalid character
'11970' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRPJ' 'sip-files00088thm.jpg'
cb4b4adcd0a3782a530263f1bf85c917
6714b055c648a051c36659b3f5404ae81db0d97f
describe
'1183664' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRPK' 'sip-files00089.jp2'
2cebbbfeb56269f6cffbee4c44743e54
8d4eb15991fb4e84a4ee9a656f1da814bca5c7d2
describe
'179831' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRPL' 'sip-files00089.jpg'
396cf20cec7f6246ea8261f243955e3d
f60d6d99f90a71fe437109375d18bde748aa17fc
describe
'120469' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRPM' 'sip-files00089.pro'
8e4bb0bc755104a4628c9e61991a18f3
2e529102494f135c9c3b1ce9dfac5c7b39ece709
describe
'44622' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRPN' 'sip-files00089.QC.jpg'
c6eee38b41ff30f66f66488890ee37c1
043c8f0608e0e05d3fe2dbd03de34788a67fbfd5
describe
'9484628' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRPO' 'sip-files00089.tif'
9d0d0ce3ef4117e0bb3dfd6c2aa8ca5a
2b2083df7fc55a5a266b93b17d2e5d4cba1a3ad1
'2012-02-11T15:53:16-05:00'
describe
'5067' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRPP' 'sip-files00089.txt'
e4411394fc032dc0c5b1f665655fb8ff
3328540dd555e5499292119d8543ad94ddbfdda3
'2012-02-11T15:51:32-05:00'
describe
'10625' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRPQ' 'sip-files00089thm.jpg'
f298dc6efd414f414da8ccda163b08ea
af9261818acbefb5dbf652084c0a453656a3bdc3
'2012-02-11T15:55:22-05:00'
describe
'1140268' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRPR' 'sip-files00090.jp2'
83191198567bf05af8bdcb9ad1055884
a31f19b0a866655e5caf42159d5423d3cf30d792
describe
'95344' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRPS' 'sip-files00090.jpg'
e2a6ee17383959ba853e5bc281b6e8dc
a8d5cbe72c9d0b0c63c6f2ce47c8b043bfa4ccde
describe
'18109' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRPT' 'sip-files00090.pro'
ed0002c2b5c9774903c05d067796f2d7
872b595f6112c31badb37721f218edb045ee0589
describe
'28372' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRPU' 'sip-files00090.QC.jpg'
dbbe700b2929295fb13e621f6f4e3e59
a62960295b615f4e66ddddba5e9bebca27a7a382
describe
'9135212' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRPV' 'sip-files00090.tif'
4c50e4350d7849c46812c1f139a0b0c7
b0da49d47f08c89be1556d02c8578c61a990ea0a
'2012-02-11T15:57:11-05:00'
describe
'718' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRPW' 'sip-files00090.txt'
70a9b86954919591e4d5e20606c1462f
983e9e862eb2faa7e24f840448992d08736ef236
describe
'7908' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRPX' 'sip-files00090thm.jpg'
3585dcd4e7b27a52a0c68ec9e160ac8b
32041634b2d93d835816c7a3ebcea88d169f0661
describe
'1119269' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRPY' 'sip-files00091.jp2'
675f9d0ae60a4ef3140ec5aa1c17fb2a
4862c23a877960cb8731b8beadcabf40861caf92
describe
'234965' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRPZ' 'sip-files00091.jpg'
1af45f58b51d379a26054a835374e84b
0a948dace8e6e48677b34021cc19eb222c0a0148
'2012-02-11T15:56:18-05:00'
describe
'306799' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRQA' 'sip-files00091.pro'
9e612aed838b4dfe384e579ed13a5a96
473e6dbe7f3d243dc21c062d4f970c132a539920
describe
'56456' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRQB' 'sip-files00091.QC.jpg'
405a11fcd78e6cbf095fd5057ce88802
42eeab7c51b5d535f727a23b3e9f703decfe0784
describe
'8969744' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRQC' 'sip-files00091.tif'
1ffd2a29c3efab1e40fd42a94e3e67fa
ef6517544922ae3e11d380d895d69bc549f27761
'2012-02-11T15:52:25-05:00'
describe
'12992' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRQD' 'sip-files00091.txt'
9ba552909ac4ee2a51c79bc20b2f8027
cb9d2f0a6247128b2c348bae6d606772e518b9b1
describe
'12376' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRQE' 'sip-files00091thm.jpg'
7d71543f2e7325b9fbcdd74618fb7e51
603d038b3930c36e3bd3d0712f3bed411d8604da
describe
'1088168' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRQF' 'sip-files00092.jp2'
4b7ac338d8317c8bdd1d3373d14b5823
d8d8e8b564a80877111e61a36b2315ce79611ad9
describe
'84714' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRQG' 'sip-files00092.jpg'
860d40f11f56979fe27156356e9d759a
75c2ff33660a1715d168434371c5ddd85ef38186
describe
'16322' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRQH' 'sip-files00092.pro'
caf61e91f552fc946987bee8efb2940d
c8ec99f0f554d378ff2a815368dae6bcfbfb26c9
'2012-02-11T15:56:33-05:00'
describe
'24937' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRQI' 'sip-files00092.QC.jpg'
9527d38c1b4eb7cc90d6e7bebe9f6622
f01cfd63a089ea76fe955c5e7a06c98c1587d0e7
describe
'26128012' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRQJ' 'sip-files00092.tif'
5994d091f7360ee922205f0d0b03b502
68181a09174f531a2345999daa3c11da469ec33c
describe
'750' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRQK' 'sip-files00092.txt'
f073cc0154c81a814a778d5fea3833ac
9b9d214e53f7ecec67da3646b135686997b2a641
describe
'7591' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRQL' 'sip-files00092thm.jpg'
fa2626b6dc7f86940fb4cdd23d4ef431
198b509ae002fc04e337f7419f7b70aee390093d
describe
'1138218' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRQM' 'sip-files00093.jp2'
b0e22d8e9254937617ba5cf745d0d61c
07e0de6bb235d74baed1ba52c1b97a28a266d92a
describe
'140453' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRQN' 'sip-files00093.jpg'
f286244c024717f7279a8a2a84a9cc89
e9e2fdc3f8aa07f1e1b1fcc656b8663af2bce87b
describe
'26989' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRQO' 'sip-files00093.pro'
ee397f6110f18f403ccb7fabd76fec19
418743acf19c6647f0112999a22d13210f87b2b2
describe
'35391' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRQP' 'sip-files00093.QC.jpg'
2b1f463961f88dc8f88e7ea9acb0d40a
a0f1d201333c2c594c0f692f554c58dcd02f8c7b
describe
'27330476' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRQQ' 'sip-files00093.tif'
cda31c295c916537c8b13c3a83bcab29
3657899d54420758a6cd4662cefc6468efd6f380
describe
'1340' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRQR' 'sip-files00093.txt'
6b6e974aa47440cc37010b491ea23551
2adc5c92bad3085a6bcdfcd3dac1b8cb14334ae4
describe
'9805' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRQS' 'sip-files00093thm.jpg'
9b33fc5e7b91f1289c819321b299cdb7
9f67b34d57ab76da05c229627edcb3d15f401ff2
describe
'1147192' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRQT' 'sip-files00094.jp2'
8d088ce4d7faf0486316ab9cc22f39af
7c0a90a339c203175115aac924f229822ef33ab9
describe
'226130' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRQU' 'sip-files00094.jpg'
6b57487db3ac1f68c9a2b7177a0205d9
cb2b41d8f63a5dc0e1a4f572ad5bb2d15056fdc7
describe
'278495' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRQV' 'sip-files00094.pro'
26f570b263040453e0db9f743f02f69b
0ebe61992dc17a118a29575a343ac5d1492896cd
describe
'55835' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRQW' 'sip-files00094.QC.jpg'
6faec3614134dd7ed78d6bdcc35fe0f7
829daffbc018388e46040cbc3cc41f6c9ed56e90
'2012-02-11T15:55:54-05:00'
describe
'9193960' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRQX' 'sip-files00094.tif'
487e2a2bd3c843ab71279179eb68e89c
e54866395195d345484029c004a0da480c0abc57
describe
'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRQY' 'sip-files00094.txt'
139506515752ba51173c739f3eafab41
6f31ee12d073eef70c4c55bdafcd31ae311345c6
describe
'12638' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRQZ' 'sip-files00094thm.jpg'
debba77939962e4287e263b928ac75fa
dc4081f3f268611a7530812c1811abbcaee1291d
describe
'1145474' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRRA' 'sip-files00095.jp2'
7a97b5f5703c6f14aba7712e59c6a40f
68ecb22dd7dfb27d125c1ea33f32ac024f74f793
describe
'204981' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRRB' 'sip-files00095.jpg'
3f2a0e76cd12633c9a690ea9d4672f07
986bc3339cd47aac591acbbb7f772244dac015cf
'2012-02-11T15:54:13-05:00'
describe
'238044' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRRC' 'sip-files00095.pro'
563f329f45109b6e912739ce98eded93
dd085ee37d9060598a631957990828a3125c99b6
describe
'52754' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRRD' 'sip-files00095.QC.jpg'
5e6d56b251fd06d10b92c335091ecdbb
47379e082767ddb95522643518b690c124e70216
describe
'9179628' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRRE' 'sip-files00095.tif'
90bcdd369a5f8182a57408f32dc727de
2562693ea489e2bcfdd5e1992c34874980e13251
describe
'9971' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRRF' 'sip-files00095.txt'
ed2a3b278d7e172114165db8f854b173
3e909a5eeb79f7c70dc936b34f0d0f8dcd117256
'2012-02-11T15:56:20-05:00'
describe
'12478' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRRG' 'sip-files00095thm.jpg'
934073b09483ded30c9cece8fe7046cb
b6d7224894738fe79a9b252f40f94c626db63236
describe
'1149602' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRRH' 'sip-files00096.jp2'
537e9201088b2303706c0bb6ba7d2db6
72d5ec042c7c0107dd7713aa32ead8c8e66b5201
describe
'192667' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRRI' 'sip-files00096.jpg'
fc2be3ae81145101154666532162cf24
5f390ae1c8e5c8df85cec5f6e3cf907d5f88c899
describe
'178249' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRRJ' 'sip-files00096.pro'
e2c8329125fc7fc49ddbc1abda80d654
dd53cf9c73cf1c76a47dae565f940db373426d3b
describe
'49828' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRRK' 'sip-files00096.QC.jpg'
8ca78272a39da2f397bd2f54b5efdde6
4b520328db1accb903bb36ff5ce081b0cc43a9a0
describe
'9213112' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRRL' 'sip-files00096.tif'
ab3120fcb1af2517a1f528d6bfcb8526
903110a45a1858df21553f2e6f2fa3d583fe3aa6
'2012-02-11T15:54:15-05:00'
describe
'7580' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRRM' 'sip-files00096.txt'
38b6c40398283a494c380aff5468c928
0efeea3ce5f4bdd23f7957cbb29e20479a10869b
describe
Invalid character
'11929' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRRN' 'sip-files00096thm.jpg'
d3029f38a88ee31f5b526e9303671adf
3aec71276e58926db2206c279652e55075e950c2
describe
'1128320' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRRO' 'sip-files00097.jp2'
077b0fb58f4453f94e67963570f16384
c4f12c75370595cf12a1e9f40a95622482b91c9a
describe
'186636' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRRP' 'sip-files00097.jpg'
3e4ede3d4b4e19e14146b705537159d3
a8f1b2aa826be7e9b96374d62b798c8ad18ea6d2
'2012-02-11T15:55:49-05:00'
describe
'159562' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRRQ' 'sip-files00097.pro'
13191a7cd777c7f78479392b701bbd7b
498ad31c24f6f1b555b0ea02fbbc4cbcacc9e1b6
describe
'46054' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRRR' 'sip-files00097.QC.jpg'
8b280e115c5ff1944a285316d36c87f1
e64cc9e4c6b9c7df2e06c7526611fef265696d32
'2012-02-11T15:55:30-05:00'
describe
'9043360' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRRS' 'sip-files00097.tif'
4320cc0f7d89929c1fac6aab0d700238
802977f61c199edc7726d22a19076c88ac1228e0
'2012-02-11T15:51:59-05:00'
describe
'6444' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRRT' 'sip-files00097.txt'
801331238e1749b61f795f2340d27ce8
e2cd845eb215d2bfab474f8687bcfb84c17eb494
'2012-02-11T15:54:07-05:00'
describe
Invalid character
'11245' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRRU' 'sip-files00097thm.jpg'
24648abb843b7a772a7ff81a0224b0d1
bf9ea1efd85beee59298a9cb89cc29fca424f7a8
describe
'1144476' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRRV' 'sip-files00098.jp2'
51c5e5bae79c9aa529d1e08eaa97a092
451e9279990484d5383b06c94d51d52abdab3eb5
describe
'250020' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRRW' 'sip-files00098.jpg'
039845b9cc59b7782107278bb5e6c926
c2dae2fcd1302c2b722d5781515fabd01f082096
describe
'317819' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRRX' 'sip-files00098.pro'
6708a1f303bce4ea1a6d1c0ab4c1fcd7
6be64c2c1722f93c6a0f7206c84ac08bcc528f21
describe
'59679' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRRY' 'sip-files00098.QC.jpg'
d85ced1465c1382e930b3e8521bd80fb
88aadb6bfd05a49ed6e84edbe66f83768b17fe23
describe
'9172232' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRRZ' 'sip-files00098.tif'
833a1de659d55ee2a42d84456e0980a0
006db2f4766a1ec2987dbb3b4330c9bd08df5a11
describe
'13071' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRSA' 'sip-files00098.txt'
221c7ea4610663002bc8a0de40c4db0c
46734bfba718b03e1bd689606bac3722c08f882d
describe
'13080' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRSB' 'sip-files00098thm.jpg'
9576f91e1fd2485649733ae99f245ae2
b6aaf3a45faffd8beb9531a650b952d1d385c902
'2012-02-11T15:55:05-05:00'
describe
'1121170' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRSC' 'sip-files00099.jp2'
9f1396698d51071e74e39f7fe82d2431
b4e61efac13747c79525f023e9857392d26626b7
describe
'226754' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRSD' 'sip-files00099.jpg'
215c1312887016914b6bcd9c84bfb399
3acb571fc294aecc054e28aecbb62428d306a60d
'2012-02-11T15:54:17-05:00'
describe
'301910' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRSE' 'sip-files00099.pro'
4692e23ea2990e061005d637ae7c1dce
44e6aa02405067659e8eda27021f20d8f0a80ffa
describe
'55212' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRSF' 'sip-files00099.QC.jpg'
f9572072bc7d9c13851d03c508ac51f2
21879c07d96dfff35ee595ae1c73f704846d3b59
describe
'8985220' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRSG' 'sip-files00099.tif'
b691910a10fdfbd62e7b4eb823de2895
82ee75bbea503742025d4e01f4b3d9195c234055
'2012-02-11T15:53:38-05:00'
describe
'12466' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRSH' 'sip-files00099.txt'
25f879a872b1a6ea1fb9dfca184095ef
da1376a9b9df95fc677558c6a950bee280819d8e
describe
'12089' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRSI' 'sip-files00099thm.jpg'
8b50ebc6771bf94fd6f4b20e99da1b1d
f0d2af236e4e464de8c497dc5c245a79f24c3f8c
describe
'1146029' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRSJ' 'sip-files00100.jp2'
320fedc3b9d9f15a63a17b01b564c542
3dc521abafcac0f0709cd36fd7daf83d39659e0e
describe
'210405' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRSK' 'sip-files00100.jpg'
98bce785ceeaf2904d4308bf9d3d8007
224c73e223f479475a9ec274bc1953591b778583
describe
'184992' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRSL' 'sip-files00100.pro'
00090f4409ba919d53b8797ff63de75e
4f974fdfe4ffb3dacb4cf0fc8171d2d9691f7ec6
describe
'54975' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRSM' 'sip-files00100.QC.jpg'
0dfdca73a53fa86a6e9702a9d355641e
cbed6f6776e9a9803db3c734778192cc9e54307c
describe
'9186400' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRSN' 'sip-files00100.tif'
11d5ef09e3a7409781380401381dfa94
51af3f079086a33bc45b0e7a01e995ff5d6861c1
'2012-02-11T15:56:25-05:00'
describe
'7860' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRSO' 'sip-files00100.txt'
ae419e45ce420bff2f5b1d9ed1919191
fd8b973ecf9858f8c5f23ba5318af7963621f940
describe
Invalid character
'13094' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRSP' 'sip-files00100thm.jpg'
b1f73f386b62713de0e7a291f896896a
03532a7f765f06ce6856992fdacf39f7717b23fa
'2012-02-11T15:56:57-05:00'
describe
'1160281' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRSQ' 'sip-files00101.jp2'
a17a66cfc2a2076c24776ece28305776
26ca6cba6de16bc001164d01cd24ff41ba471097
describe
'180395' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRSR' 'sip-files00101.jpg'
ec17769b3ccb8e049b545f93d23bc897
e2d93f109bd4ba972ced67323aae6e4df928a260
'2012-02-11T15:57:24-05:00'
describe
'132185' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRSS' 'sip-files00101.pro'
7471ed085dbac35e9aaee99988f4eadc
4d1d96eb9e16f51c064b6ccb18ff8331e3900648
describe
'49370' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRST' 'sip-files00101.QC.jpg'
6c133ffe0f22c747e6cbc216d64a2099
d0f8118bab39ab8b76a59092d00cb8fa1945eec7
describe
'9298484' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRSU' 'sip-files00101.tif'
ef99db5bbf87afc9a62e303a9c2ed024
b6ea05b457ff3b26eb99882b4291322f66151739
describe
'5458' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRSV' 'sip-files00101.txt'
9d26d879bf5b224d454a1c37113cf976
092fa139a924bd0917720cba28afab8d38ea1a99
describe
Invalid character
'12221' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRSW' 'sip-files00101thm.jpg'
29c8b1bdbcbd648ad3060c62c1204532
42815721f3cfad3c898cff91677626c703845d6f
describe
'1150666' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRSX' 'sip-files00102.jp2'
8d561c0c46349cc226ec1572797da6e3
75018bb4c172c8e92717ee175eb0bc25f82a57ea
'2012-02-11T15:52:19-05:00'
describe
'227849' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRSY' 'sip-files00102.jpg'
c31f1aa3810dd923c47f86970628a73d
b8b6d0a88c8112dfdb8bb3abdc5c05b550b4fca3
describe
'188663' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRSZ' 'sip-files00102.pro'
f7e5e24de947e470660e478f82f9f4f9
3ee5043f9c53629cdfc9e0874b0e915812c86696
describe
'53929' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRTA' 'sip-files00102.QC.jpg'
e3ecc60d59d615895083d1422bec2e77
d522c6fede51e4ab2c918ad029bb9b42631c8d60
describe
'9221276' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRTB' 'sip-files00102.tif'
8b4607e1364708955741ed5fb7f27d3d
93f14cb820c2039e992cae07d805cefd95f16d4e
'2012-02-11T15:50:33-05:00'
describe
'8004' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRTC' 'sip-files00102.txt'
5acebc514c4c9f84313a615fc8eae797
a6526e8ecac59b97c2a1d7ad9ee71acaac6bbf7f
describe
Invalid character
'12718' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRTD' 'sip-files00102thm.jpg'
1b0474fc5cf67c11f133f87496c88dfe
12e20cf74feedc5f9fb6ab3e442c5e7408634e3f
describe
'1164159' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRTE' 'sip-files00103.jp2'
04a1ffd32a9e3e59d9d9fca8694f3098
e59680e6675d6046ea37b9979f393e5ef4e28d89
describe
'215053' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRTF' 'sip-files00103.jpg'
982bab1bcf7a44ce0d3ab283dcbf747a
84f3c8f9d678b796a81cad12b5f9f785455ec5e9
describe
'151815' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRTG' 'sip-files00103.pro'
0dd02bd8e3809f7f604a89115e32dee1
2634350171f48b74410a782f037291101a50181f
'2012-02-11T15:52:55-05:00'
describe
'53918' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRTH' 'sip-files00103.QC.jpg'
2dbf5dd58237fd80ae542b5c81b9845a
82d53f63b14369b9ef2342a2ba9a8f2d24ed7b6f
'2012-02-11T15:52:33-05:00'
describe
'9330360' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRTI' 'sip-files00103.tif'
984ae076885dfc482337281b2963e8bc
3da74e1418d8990b9ac2a955f39a44d32b196e35
describe
'6280' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRTJ' 'sip-files00103.txt'
a0f46506b1b8073e5b5d6fc318170b89
349642615c7b0968dafc82ead43da689410aae54
describe
Invalid character
'12575' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRTK' 'sip-files00103thm.jpg'
a5a2bdd2fca8b638ee493caa186fdb84
8a7d8880e6210d7cb7b9a1ebb17e5b2c50a8191c
describe
'1164221' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRTL' 'sip-files00104.jp2'
21a76d21ac38bdbbeda0fc1d7298373d
789c41ccf28cc4b603643afd5297f6ffd42ca9a3
describe
'225895' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRTM' 'sip-files00104.jpg'
643adf20858b980de244f2a892309fd7
f1bcd34ec34c793d19cde6d80f840c282860929d
describe
'173581' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRTN' 'sip-files00104.pro'
864e9231609c6b2dc36879434096d3c3
5f4e45ba006976f6fd10c4128d2128518385fc95
describe
'55770' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRTO' 'sip-files00104.QC.jpg'
5df409b3ad56d4acbcf21fbe163e4608
9cd31945ae01cdf3fb4b7f1efa8377396e9e19e1
describe
'9330152' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRTP' 'sip-files00104.tif'
716837587eac49768a25f7344206a89d
6cc8cc2891511e1c21ab1898611f3e40de4c5b9d
'2012-02-11T15:49:46-05:00'
describe
'7144' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRTQ' 'sip-files00104.txt'
9928c84ee20607f0bad8d5d5f5ee72ae
2619d4287101faeb4bed5d152fadf1ee54dc4bc0
describe
'12782' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRTR' 'sip-files00104thm.jpg'
9e7d1bb7c5321606da3904c39f5f40e3
19b958e72a14a24b5046aced66532589edf39aef
describe
'1164171' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRTS' 'sip-files00105.jp2'
10b198eac5026920948a3971b5e54c62
d7a60057f5153e887c742779cc89b0509edbb45b
describe
'217376' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRTT' 'sip-files00105.jpg'
3fe3dc77298805cbab4d1c16c255d763
aa9ba50eedaf41bfe0cc53fb6ecff0bddb5e581e
describe
'172946' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRTU' 'sip-files00105.pro'
bcc033749d93937adc3d80d9b1408394
219fdb807bbe0a3e6a96e9038cf8fb2722dc7ca2
describe
'53909' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRTV' 'sip-files00105.QC.jpg'
df2b0bc0905026c9c8e01115f978151b
25fb6a540b797f31c03bc625364f867f1dd97e06
'2012-02-11T15:52:20-05:00'
describe
'9329952' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRTW' 'sip-files00105.tif'
4faf45a689be8e48f104363781f56a47
4e2a71266dc65357b51054041641160582196824
describe
'8205' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRTX' 'sip-files00105.txt'
4873228be992eab67083dc1bc77a48a1
3825d323b133dc369794d087ae7aaa78decbf51b
describe
Invalid character
'12370' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRTY' 'sip-files00105thm.jpg'
9112e7bf5c08ac1eff67e06e25f0ec73
0048d1d5bb2f0f2c922864e0f92928d419d59719
'2012-02-11T15:50:14-05:00'
describe
'1150649' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRTZ' 'sip-files00106.jp2'
30ad46028d3d0ca5ac3260ccbf56d45f
bc14c9726e8c8a391d640f86ec5ba1aad4600cc3
describe
'139375' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRUA' 'sip-files00106.jpg'
12f178fe471d11d24f852c3ea9e8c46e
151e5ec25013cc38254369d50ad7fb776225995b
describe
'53829' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRUB' 'sip-files00106.pro'
be3bcd6321945c64953a23d2d5ef9c9b
971b40d71e67f3aa18300413b8508be8159b0f74
describe
'36535' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRUC' 'sip-files00106.QC.jpg'
f4cec1814a4d0abbee946245737df64a
c11efa0c5f6d5430ba07de729d430a4851e875fb
describe
'9220172' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRUD' 'sip-files00106.tif'
d76489997a6e63d39360122a85d42907
8aa589337ce8ea0a29c677c675a6d36d305a08b3
describe
'2281' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRUE' 'sip-files00106.txt'
12f0b339f2b9fb2e5969f8107ea5cf93
c763696c1b85c74d59dfd6fe59a0af0230ea9426
describe
'9277' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRUF' 'sip-files00106thm.jpg'
80b87697d8cd49fb99ab96487f1827f1
63d0fd998626d361134220b56854b3fdbc052b50
describe
'1150584' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRUG' 'sip-files00107.jp2'
665a84b8e10be4e6f5b6bd13386e5579
22f33201ba9ea7ff36b2cbe8f8d4d60a7617b583
describe
'239789' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRUH' 'sip-files00107.jpg'
ee60b380f910be31071f43400a10ca09
b61cd83650a808e4f36c6986b3903763aab1f25f
describe
'237437' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRUI' 'sip-files00107.pro'
9e746372b95df2499c8875c5fd2f9222
243cc6895085de22237dca811c4bab23f14d4114
'2012-02-11T15:56:27-05:00'
describe
'58173' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRUJ' 'sip-files00107.QC.jpg'
f99c7d1992cd2909f101835508d1d654
55f724fc44468e9bcc9e6e8a2229fa9a0cd01c39
'2012-02-11T15:52:02-05:00'
describe
'9221868' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRUK' 'sip-files00107.tif'
59f20433aa9dbbe5fc442e3862209c24
9d85da63187dc2f7fafadbfc700ed6214219b155
describe
'9732' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRUL' 'sip-files00107.txt'
18a31c2bfbb00f412e3bcd9e4997a13b
6219dbe856844ea0c71eb7f80f089e29f3471a07
describe
'12975' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRUM' 'sip-files00107thm.jpg'
842af8393d9fba5e376a2c60f27caed6
b714aeaa792a6369344e7f2952bb9c35af56a530
'2012-02-11T15:54:05-05:00'
describe
'1164227' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRUN' 'sip-files00108.jp2'
d184d12cb06a0e68db0a8c3e770c6913
d64f58e0d47cb937389816dce8db1de6adbd6569
describe
'151629' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRUO' 'sip-files00108.jpg'
fed46a0997ae97dadcaf8aa707f36eb2
968f0df9f976124acf133ac7329e627278e555a8
'2012-02-11T15:52:04-05:00'
describe
'71409' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRUP' 'sip-files00108.pro'
108bfcf1173a741321813ff3b3296a26
2238cf3be5ea08c7741c73d3fa72ca48b34ae564
'2012-02-11T15:52:16-05:00'
describe
'41135' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRUQ' 'sip-files00108.QC.jpg'
7f16d9c3b5a8295bcbb9d80a24f3296f
843d38c6c3056c1a22ac79fc164af8d021011e23
describe
'9330256' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRUR' 'sip-files00108.tif'
3503f2396066cf54074028979c32ba9e
21339aff7e6ef9085e5ca68bf5ffd501e460ccb5
describe
'2836' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRUS' 'sip-files00108.txt'
e0524a809a87e78d3351f829cb20e320
50da6431f09e100574b8a93da0c373d7dc645c0a
describe
'11313' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRUT' 'sip-files00108thm.jpg'
51f1f67ba7bda9b55f08834a17df4fc2
0acae40e6d491bf1b8a375c8291ec4ef46345730
describe
'1164225' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRUU' 'sip-files00109.jp2'
3300eda120e9ffe48b57233d03d1d3fd
5703161520b5f7b6ec3fa1c6bec008a1c058b764
describe
'220169' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRUV' 'sip-files00109.jpg'
997b900f8c43bc14405ccf5458b0459a
ea5d2e73918e05362881b5e27dbc736ffce33481
'2012-02-11T15:51:27-05:00'
describe
'225469' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRUW' 'sip-files00109.pro'
d3460f0a65c425d25c48998acf940bfd
d21be4cc81fefc943bbf924c322f195e8fffff16
'2012-02-11T15:52:30-05:00'
describe
'56736' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRUX' 'sip-files00109.QC.jpg'
83d91b26e675a4e8c8eda776ae9a255b
9cd24f493cc609372875d6d2457de754c4dd0faf
describe
'9330824' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRUY' 'sip-files00109.tif'
5f4886ff953dcbde0be8ba66802dfb04
8761a2705af417b5b86eced3fb3be10b1f782e70
describe
'9748' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRUZ' 'sip-files00109.txt'
983284e0134f006df7e02efaf290a33f
559f33ff2c32b2e3b92d521aa52151d439eefa78
'2012-02-11T15:52:15-05:00'
describe
'13436' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRVA' 'sip-files00109thm.jpg'
2f9c6210fc32e901bf45a38035fa0fd5
33387d61f8af4825c23fc2d9b7bbf878d4162ef4
describe
'1164237' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRVB' 'sip-files00110.jp2'
1fd266df39df4597aeccbe80cdbd69cc
28e0f2605fc70951d6449c57f26bdef0d14c38e8
describe
'184278' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRVC' 'sip-files00110.jpg'
3c43c78f3710edcea9482cc07cc07304
77da45bc56600adae69cea93a4382e376048fe54
describe
'127345' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRVD' 'sip-files00110.pro'
f4ec843dc4013038e5d781b8c8ca9dac
e16165006e8c31a005c2b058942dea269d9a6e87
describe
'49988' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRVE' 'sip-files00110.QC.jpg'
010cc86253c3f4e9f694602dcf7759a4
e7d334f2e953e93e2656e8778c8ca663867b17db
'2012-02-11T15:52:36-05:00'
describe
'9330580' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRVF' 'sip-files00110.tif'
1181bfe46bf779622477f8f3a569de68
fbb1ffcdd0697777590613cee8b499e1e5245b12
describe
'5496' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRVG' 'sip-files00110.txt'
731cd462a81b69dbf19510e484dcf1c9
5e455731e2da75abbc0d1447c932b6033a6c586d
'2012-02-11T15:52:47-05:00'
describe
Invalid character
'12705' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRVH' 'sip-files00110thm.jpg'
035b764e37712ef9afe9d50af4d42cc3
cfd6685452e222160e32ebbc87035eab2dc6e4da
describe
'1103584' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRVI' 'sip-files00111.jp2'
ca374a9e05e385022016b6c368f77441
77e47084373572d59378423e571d668dbbd84e42
describe
'203058' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRVJ' 'sip-files00111.jpg'
0c97f76bd5af24b703750c04d99a4945
4bba44ecd29d6c1c2d9145cd2c4894d255e5876d
describe
'130944' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRVK' 'sip-files00111.pro'
a2bff9ce0fedacfbe139415b08b910b1
074d99d8377588a2d4c912f7db098b42c3f59743
'2012-02-11T15:53:13-05:00'
describe
'53780' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRVL' 'sip-files00111.QC.jpg'
399a39859344195ae6c67367adab1780
69839c1eeba5c50f77591ffd5916101b18aceb3c
describe
'8846892' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRVM' 'sip-files00111.tif'
ca605c97f7ec4a502b69f3ce8f4cc972
c9981090759b9c007e1f19bfb0c370d702381a65
'2012-02-11T15:55:57-05:00'
describe
'5468' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRVN' 'sip-files00111.txt'
ff3232de64597be579625b904341d786
509aa92610c93c99c93d2cc8ce80ba688a513c4f
describe
'13353' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRVO' 'sip-files00111thm.jpg'
d6e5170c9079921b78b20d44e638b261
42419373e009426fd3af2eb72277ad59240d0f6a
describe
'1156546' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRVP' 'sip-files00112.jp2'
64a4b9b56762a7873291750256151755
f29e62ba9493715d397b215e5d524735cc9e28a2
'2012-02-11T15:51:04-05:00'
describe
'208751' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRVQ' 'sip-files00112.jpg'
1db33a464dc4b9efe74ae9f42b01539f
18dad8db1c0e589d0226166daad8d5d5960e12fb
describe
'185963' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRVR' 'sip-files00112.pro'
c96c9e11bdebcb0669b476a6fe3b0654
d6e879d5a49f4d26628f6c19ddc575e6f5c4c410
describe
'52286' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRVS' 'sip-files00112.QC.jpg'
4bc2d8bd50cd781c3edd4dd65250c63c
ee8ca2a38056f8f743a8c308d695b2160609cc40
describe
'9269196' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRVT' 'sip-files00112.tif'
bc06ff511f13cea9084bc20b84425760
e92e97d96bd9b48eb2f873b7d024f1f9f69656c1
describe
'7671' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRVU' 'sip-files00112.txt'
5f44f4650ae6eca557d03cfa120b5cf9
9082b36885cc2b35426e14805e2610db98088bf5
describe
Invalid character
'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRVV' 'sip-files00112thm.jpg'
3794c2d77729892b8edba1a994d626a6
3f43e954d6dfde9cf71b22b5b2086eb609137b0c
describe
'1115299' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRVW' 'sip-files00113.jp2'
55c59a46b0ab6d7c64ad10d866aa3184
8ce8110ffad9c7fe6c390ad601b310514dc36367
describe
'171694' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRVX' 'sip-files00113.jpg'
05b4152583ebcab4900ae59b21b8971f
0060502cd1878d47f296865e12f4634deb1589d3
describe
'44719' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRVY' 'sip-files00113.pro'
3bbb5782ac51b01ccd86c3ce3a8c7ab5
b94352ea0ecf36d8836890be8047afa38825eab1
describe
'43796' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRVZ' 'sip-files00113.QC.jpg'
1c9453e65324b51a5ff12bd3e7210d82
231106e45944b19ca2f6b9adddb868813ab212b9
describe
'8938904' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRWA' 'sip-files00113.tif'
b2d6f5c22db57f5421378f859374fc79
85a621677fa77731b522ee3aed0cae95d5942552
describe
'2040' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRWB' 'sip-files00113.txt'
a6f4f7bb0a5a78d4de58c6eb4b31a158
b3cdfef12f0f7be21e8481b57f4efbdb9f6d9cb6
'2012-02-11T15:49:38-05:00'
describe
Invalid character
'11257' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRWC' 'sip-files00113thm.jpg'
d99cfd591e9f2cd9c0bca7f18c5835ad
1bed6e401daaa0bf85332cea1927f085bf09ded2
describe
'1171378' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRWD' 'sip-files00114.jp2'
405bbd8d4f3adc7cd88275072192cf79
e697909e0f224f08e8d6705890869614e79936da
describe
'167804' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRWE' 'sip-files00114.jpg'
b397f1d081a997c8b910b67e4c8b608a
84d7ad9cd6fa481cc8ce66ebac120ca5dc9874c4
describe
'112030' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRWF' 'sip-files00114.pro'
39829dfd6028109e501aa98edf8dd0dd
02702043e0392c55a835ad4583572c0c77b4d9ea
describe
'45416' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRWG' 'sip-files00114.QC.jpg'
09ba0ffec34db6006171ecf1661cab9e
0d2a587e9e3ae202103557ca65cf0ea1f73ffc28
describe
'9387620' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRWH' 'sip-files00114.tif'
ce0df8ef3fc8e35e6ed5bd1ae6d0c71c
ccf8daea8c1b94294c16c850a49a556f711246b0
describe
'4853' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRWI' 'sip-files00114.txt'
d4580d312d677d0e1093b51c8cbbe7f7
f1bbda6cc4cfc3d582178695c7697df8eba89034
describe
Invalid character
'11777' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRWJ' 'sip-files00114thm.jpg'
4f1ac541e968f30374ccd4d8b5114a4d
b010be520248814a973251d0a1ff267b0894e934
describe
'1105757' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRWK' 'sip-files00115.jp2'
39da9487d03672793afb5c940085c3cc
37c746646ea06ad8d776eb5723558667331648d7
describe
'238747' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRWL' 'sip-files00115.jpg'
29d0658393a0408acc55333c4d0e6eee
8843192d815d73fb68be3950988dc26d7d9385c8
describe
'253296' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRWM' 'sip-files00115.pro'
c0101c129c35850e701a23fb34727c62
58a078246b9ca6a9be17eec4657ce6bbfd989c64
describe
'59212' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRWN' 'sip-files00115.QC.jpg'
5b6bb5ffc680a1880bb998860a43101e
027ea9a42722f151059e6f41bf858e9d0d4ad593
'2012-02-11T15:54:11-05:00'
describe
'8862580' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRWO' 'sip-files00115.tif'
7c39bdc46600d38446bdb7a21feffa65
5c0c0cf79d1fb1003373144054b793238603a2b7
'2012-02-11T15:54:01-05:00'
describe
'10841' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRWP' 'sip-files00115.txt'
a739ff31d23c96a99be37adb174527be
28e76f7f8ea43c04cd66c55251302cbcde6f5489
'2012-02-11T15:51:07-05:00'
describe
'13588' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRWQ' 'sip-files00115thm.jpg'
130bf5829226e8196a781b5b22294d02
d4c36f740c96b2193862b58e6bb81f8832b42aa3
describe
'1168997' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRWR' 'sip-files00116.jp2'
ccece4b1799ae9fcd1394157c22ec5fb
c308cc8854a214bb4c7cb7e6d4d924f9cd2d3ea2
'2012-02-11T15:56:13-05:00'
describe
'203584' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRWS' 'sip-files00116.jpg'
66971b56f84b202038bb26cee8087166
1c575df6deacf65705ecce640dc6c6be6ebd5b92
describe
'223594' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRWT' 'sip-files00116.pro'
8f999f56a7824eff88e0c8cc5a0da62a
7b71b74386fde5c73f54e9187d1284c3e1c8363f
describe
'51670' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRWU' 'sip-files00116.QC.jpg'
a1986b0846b2418c51ead18fe5158bb6
67e09fd00d72081a08a146e91b471b760c2cdf53
describe
'9368964' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRWV' 'sip-files00116.tif'
980678b329178fbe415466fc612075d8
8ff83e33ce1697bfc84c06dbd11dc170f2c18136
describe
'9606' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRWW' 'sip-files00116.txt'
59bd24dc6fce1294f1b23633b6861670
a827b3f8d010a9b7eb7f37ee9aa11933372bed89
describe
'12120' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRWX' 'sip-files00116thm.jpg'
168673eda4894512fbd3b2490f677f1b
3ae75d19f2c8e5d95c72889697f29723f82b411f
describe
'1124961' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRWY' 'sip-files00117.jp2'
8b81dcb9476aa9c92bbbd71452003102
b6ff54638464c20deea53c17a2bbae3286437356
describe
'216330' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRWZ' 'sip-files00117.jpg'
2377c798fa96b509e733f0a6d06f334d
1052c4b9facb4bee6653a22614a9cd3c4df1f71c
describe
'186194' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRXA' 'sip-files00117.pro'
2e636e5b433ef516faeca7ce3948e640
89bda898c10c6f2a0365756e497729f6c5764941
describe
'54039' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRXB' 'sip-files00117.QC.jpg'
4ee5c649285a5e0464b97cf2db9410f8
f23047dab7b6a0a6dcdc79e323657c1b4c0b74a8
describe
'9016936' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRXC' 'sip-files00117.tif'
d9056cd388bca0ee9b97a64fef82f65d
bba903b8d26044b22be15bc8aae36d9ac7653254
describe
'7606' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRXD' 'sip-files00117.txt'
aa57f6bec2260b13ca268709141b2b7f
7104c0d7ab5919c237d21a525fc143f827eedc0e
describe
Invalid character
'13418' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRXE' 'sip-files00117thm.jpg'
97d8b496001a1dfad954a540fb12dea9
975d9c70acf1cd992ae998461c5844c9cadaf35f
describe
'1162228' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRXF' 'sip-files00118.jp2'
5bb87b2ecbdf9091def71d3c013095b9
bff99034c9d85784a8305a1690c1b01436ef14bf
describe
'209069' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRXG' 'sip-files00118.jpg'
6aa562ed880989e58a5db6f42dae85ee
fae2dade8fbf8bb3bb1cfa4671b1b067ccfbdb01
describe
'150573' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRXH' 'sip-files00118.pro'
36966d6c76388c14355b0a1270dd65cd
29f42433fcaed91e28811251c98e016b4a468d8b
describe
'53086' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRXI' 'sip-files00118.QC.jpg'
2ca176f0bacb675e2feb7cc264647382
23886065ed1661ae4858d783663289f300ada07f
describe
'9314948' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRXJ' 'sip-files00118.tif'
138d59609e62e0323460b8ae3c6c90fa
623b72556b78119091ebc8b7c565b0aa478c597e
'2012-02-11T15:51:38-05:00'
describe
'6398' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRXK' 'sip-files00118.txt'
87e034d1fc0c420362b997735aa33485
e7f30dc2525b51b258c440778ef8e4ae810ba18e
describe
Invalid character
'12650' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRXL' 'sip-files00118thm.jpg'
3d23d1111eed27811e0c772be96e591d
f9de255849d33f64afa0fbfd1701fc73478f0b8a
describe
'1167024' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRXM' 'sip-files00119.jp2'
18deaf2cd0ca34ab5cc95018b179177e
52c9aa9bfd5f933745330fc7696bd06d1e9c5fc3
describe
'191205' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRXN' 'sip-files00119.jpg'
21178b1cdcb45fdbe09a1f10f96381ab
6ee1de2cadbee1ba6434346efa43e5a1920fe4df
describe
'121745' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRXO' 'sip-files00119.pro'
768166ed115c5d6766394a16a8c4757f
5f4ff463bc66bb1ac25fc09dd064e149d45a4835
describe
'49657' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRXP' 'sip-files00119.QC.jpg'
92815a196d4ad865825ea6cceb0fc2aa
b998d3d76cf323404a5585ea3e39712ed03a6a5d
describe
'9353756' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRXQ' 'sip-files00119.tif'
9f4e7dcca7de09929a9ebd14c7847f94
5f225ab205bbb7b2c337dadc63d3fdd64ee2fb1f
describe
'4936' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRXR' 'sip-files00119.txt'
ec9931357d387a92c611dd7273e14510
1f5c03a30788fec8b2b31264aa2ad252848b4a32
describe
'12423' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRXS' 'sip-files00119thm.jpg'
abd2164d8225de85fce9590890313934
fd5495c1a07be5e2c53fd46e8fd1a3e8b409c1f5
describe
'1105640' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRXT' 'sip-files00120.jp2'
749a2f16e5382682d08ce18dbd5a6f62
d48884a0eb5771998c95ea1a0f4f9df25aa66e54
describe
'205430' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRXU' 'sip-files00120.jpg'
2c5a9523225c7e4504d19af4787970ce
73a5965f7813c8a0cfbb13c0e7ffa57bb2682579
describe
'100888' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRXV' 'sip-files00120.pro'
f2fb8c0f298db87a8570f6ccad558c3f
8485257cca3d64c83b492529c252d920fbab19cf
describe
'51028' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRXW' 'sip-files00120.QC.jpg'
e01bfc6279d44da9356893ce4d21b1fa
c29279e7cd13a2c412689da65fbd55e9e86ea410
describe
'8861820' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRXX' 'sip-files00120.tif'
d3990de11ff3f138ed72c935856288e8
523cc7a3b34026ec501fab7b213338813310402d
describe
'4222' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRXY' 'sip-files00120.txt'
aacffad8b7dd8f143258efff23e3fd03
23cc12ae551259ff3722612fa08ef940a63c3880
describe
Invalid character
'12660' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRXZ' 'sip-files00120thm.jpg'
3769ae484d636b178b53e4f0cf611ffa
3578e5ddc7adade424987b0eb3fc4ef4d9f08407
'2012-02-11T15:52:45-05:00'
describe
'1146671' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRYA' 'sip-files00121.jp2'
a527f2b2060d94eadb0c95c61367ce45
e1685f441dcb9ec40f02e3f8ca42d79fe87cbf29
describe
'206369' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRYB' 'sip-files00121.jpg'
62f502273c27868bbb8b5dad55b27f55
b9b3c0d6bf747f57acf090279b5a7c980154c394
describe
'194261' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRYC' 'sip-files00121.pro'
9c6b6e0664322e7a94ce0e6a687dbcac
5f24315ca21b9d44287bdbe153d8b5bd1ea2cc6e
describe
'53057' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRYD' 'sip-files00121.QC.jpg'
2a02ac13f5e1755f8a159e71f39ea150
fdac872d3ad58fcaa6d2b57a4968e183fb2e789f
describe
'9191016' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRYE' 'sip-files00121.tif'
7c4b2522286277a3adee688de2b5f9f4
6de95e1c756d4e7bbd6c0c68f18ab9e4578d6398
describe
'8131' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRYF' 'sip-files00121.txt'
4985c2424a9bd35a9763b9f5cdb5069d
35739a196938e9d9d9e5340195f2b734cf8a2431
describe
'13012' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRYG' 'sip-files00121thm.jpg'
ef94c38b924d244b84418af09d865884
58d42354728de98904d23676c6491758ef3c4b3b
describe
'1148066' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRYH' 'sip-files00122.jp2'
32f5abdc0b6401ffea0efa68864dc131
567302cd8c3d11946227a47e709ab65ca908c583
describe
'161932' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRYI' 'sip-files00122.jpg'
a5cf7ee0e5cf7604e5bd5e49aebffeaa
17f7317bdeb010093cf2c11728b56c09eda6f678
describe
'132267' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRYJ' 'sip-files00122.pro'
4d0be65e441b45e86ea6628d6e2ac2f9
8f4fde5de341660ea97561383eb22f85af742228
describe
'42388' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRYK' 'sip-files00122.QC.jpg'
ea93e403da29f8c3cbfb8c4dd3c83f3c
2b2b5ac05ccab0dd85e4bf6fa8a081f8289cbae3
describe
'9200224' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRYL' 'sip-files00122.tif'
de7813851f45ed212d78e28420c4e007
d0e56d75d705e48672597c1f7d1f10e6fd16690e
'2012-02-11T15:53:21-05:00'
describe
'5832' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRYM' 'sip-files00122.txt'
03570b97c2a392d7627cdcfb8868a7e4
054bfa8dace7cee8d11e8e805a3d9a04c4e113c0
describe
'10541' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRYN' 'sip-files00122thm.jpg'
cec943607db18ad480d842eebdc509b2
1b256c5f15d6535121aede2486d6bbfa4c198245
describe
'1139652' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRYO' 'sip-files00123.jp2'
f56ef102d58b8039c97d4189abb629b2
b3aeb595e884b2578a253ad1db188afa48019a81
describe
'225677' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRYP' 'sip-files00123.jpg'
898e769260b445850f9c00117f139bb8
ae4d3dfc4dab5a29f16ba10a31954a2bb9290220
describe
'215877' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRYQ' 'sip-files00123.pro'
2adde49ed69bef36e3670649ef455b7d
af63333bbbc6714ace5eb92b378118e365e7db5a
describe
'58082' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRYR' 'sip-files00123.QC.jpg'
995316d93239d5b34ac89b36b328e94c
4b900abdc40f021a53617b3f4c9ebff913a0e01f
describe
'9134508' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRYS' 'sip-files00123.tif'
9e4fb58b96c31e806005129d8c5b8a8f
c873e3183136ac2b9c7a777bc6d18fbc85044f24
'2012-02-11T15:53:59-05:00'
describe
'8994' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRYT' 'sip-files00123.txt'
efec9929b3f45ecc7224ec7ca483b78d
b727d98fe8a2ee6f24ab7ff2f2d04a5187ec7568
describe
'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRYU' 'sip-files00123thm.jpg'
6e2e083d019a03f339e3f7f52e75fb76
b9a379df9314cd31c26c0ab81d931ba3c58b4adb
describe
'1165670' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRYV' 'sip-files00124.jp2'
2b3e4b962355b1ded7f719ff7b19e4da
e9cd53e2b6831fcba6d934e5887bc9234931c0a0
describe
'159542' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRYW' 'sip-files00124.jpg'
b71da17eed7ed5bfe036017e6b290533
c40b8bcb5d1e4fb29707290096bf67e15a0060c7
'2012-02-11T15:55:44-05:00'
describe
'43007' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRYX' 'sip-files00124.pro'
c7f8375c8d6e11f34a97c1a919cc2958
66d434fa3fdd4aed65fb8ce32aa61a07b0d79ec5
describe
'46245' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRYY' 'sip-files00124.QC.jpg'
44b2579672fb04b6d622bcce2cb0e635
099956387bd992103f9197e0a221bcf29965fa3f
describe
'9343068' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRYZ' 'sip-files00124.tif'
5eb7c4b2b5bcbd48542af1f08de0fe1c
5c3be2d0d5eeb51e195add2f6845fea88d9694c6
describe
'1861' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRZA' 'sip-files00124.txt'
803d6b6739e311e6df5e874dc0a79e37
800fb81bde7465e53a24e543621ee8a9690d9449
describe
Invalid character
'12032' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRZB' 'sip-files00124thm.jpg'
b7f67b14366557e561d15f4c469373a3
0a1266a7a30d592dc629d2b45530822155b3743d
describe
'1133310' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRZC' 'sip-files00125.jp2'
a935ad2c2e7672edbb265945d62245b7
2d9b2a633d2f8c386bf4c8ff0f8a36c340f45fcd
describe
'206499' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRZD' 'sip-files00125.jpg'
bf948fac277a8d204022d6c0e06335d6
74b0808f509449c4a0283e79668f6e4ead04726f
describe
'180430' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRZE' 'sip-files00125.pro'
9f15c1605a0de91eff3e5e4117fc7ee2
4f564e96b9b1a68239ac71da5b9ae46b68bd4626
describe
'54873' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRZF' 'sip-files00125.QC.jpg'
0e9ec3593fd646c0cfa8078b4980bb21
fcfc226378474e8b7433b64fcfb9f2a08a75b8cd
describe
'9083668' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRZG' 'sip-files00125.tif'
747df2931ec3e633479344a5f7bb4216
ba8df7e17ee85a7b49442489626f44224c5bbe6d
'2012-02-11T15:53:20-05:00'
describe
'7488' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRZH' 'sip-files00125.txt'
8300d5f8900329ca56a14984a79b1a16
8db3c4ee208bbe260bbb0ce54576469150ae0c58
describe
'13379' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRZI' 'sip-files00125thm.jpg'
0c47c67657f682747b2ef7d6cde33188
114926025969ddafec7de6049c3459bae39239f0
describe
'1108149' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRZJ' 'sip-files00126.jp2'
36c7b781ee3add900841238f899098eb
2747576c86fe467dd89223193e0d867920322885
'2012-02-11T15:57:07-05:00'
describe
'200725' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRZK' 'sip-files00126.jpg'
dad2d889c6524e7f3a8fbff837e74536
d3768da372aa7fea13d05db4fee2631c7341bac6
describe
'160476' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRZL' 'sip-files00126.pro'
db26f90e470572fc963de63ed088a1e9
ad0b63732f0de29231f227b639047be1c93588ad
'2012-02-11T15:52:57-05:00'
describe
'54771' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRZM' 'sip-files00126.QC.jpg'
bc21372099733b04fd91735dfe05ad1d
1c2dbb7e13696b00176791349ec3c18b43b1718e
describe
'8883364' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRZN' 'sip-files00126.tif'
92307c944eed528670f20e5b89762c97
c8b87165c33050f5cbacdf136d26e2a47e6d6f68
describe
'6879' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRZO' 'sip-files00126.txt'
7b8c0964d21f45aa0ea249637e9752e4
9f1b3d62d13349b51aa2e210f4eba30826bf0aff
describe
Invalid character
'13884' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRZP' 'sip-files00126thm.jpg'
dbd72de41de6e2eea07a1b1725d83a90
04202931d98eec433b0b874e4254e3a0f47b4a9f
describe
'1133706' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRZQ' 'sip-files00127.jp2'
495a308770e26fa814ee9cfa05380a71
77f0789e857fb01d096e8f282ab3b6414a14493e
describe
'200656' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRZR' 'sip-files00127.jpg'
ab15c5bdeded941ea61e20463fdf7058
823a8cb06b099be1c7cc9ece3406f97e5c35a8b9
describe
'182010' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRZS' 'sip-files00127.pro'
a0c1b95a76c159c07b36280405b7298b
1e07e52f7730c844b6e84d0d836931fb91ef129a
describe
'49338' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRZT' 'sip-files00127.QC.jpg'
7448c1b9cb0d10b151333b14df2e447c
9c6dd74daf45d030ddf4bfa42af1323d7c4d0c18
describe
'9085912' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRZU' 'sip-files00127.tif'
774f97f8c573fc129129522c207c65d9
b0bd204f9e98fafb9c865d4d935594978a7ab590
describe
'7399' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRZV' 'sip-files00127.txt'
d40dfb5970d212f17223b0a4f1534138
6875ff185cbfc9108600de7abb1b7fb218dc8a5d
'2012-02-11T15:51:09-05:00'
describe
'11711' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRZW' 'sip-files00127thm.jpg'
8a84181f8a177881d29c1c2dbf9ee7f3
deb9e4b08510cfc7fe62193b5b4269e8da49b967
describe
'1140913' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRZX' 'sip-files00128.jp2'
4d1f6ecf5a437828947adcf88c9036a4
7f8d411e54198859f8ad2b28dadbd327b06f7a00
describe
'227309' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRZY' 'sip-files00128.jpg'
fd0f594fe215882d03cd9b643e409cea
8a7dd6cdcdd45355a923207095c52c1166fd4679
describe
'194068' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABRZZ' 'sip-files00128.pro'
fe8403dd11c191c9fd62a62512cbb6a2
4b5f3bd5f37081a70ecb0f33e9d52f88dd06acee
describe
'57122' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSAA' 'sip-files00128.QC.jpg'
33ee2fca04cf18b5a13338305fd71369
7a4dbf9e7182bd4079d5832e18ea79b220f37df5
describe
'9144944' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSAB' 'sip-files00128.tif'
80953db128d6b213cf7aa0ad8bcbed64
b3bc72933ea7ff2b92417631fcb312dc52d697ce
'2012-02-11T15:52:37-05:00'
describe
'8357' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSAC' 'sip-files00128.txt'
6415c1037cd797c35e1e6ccf1f7e5b38
2b7d7126408b5f973e913edf7998da10746c01e6
'2012-02-11T15:56:01-05:00'
describe
'13338' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSAD' 'sip-files00128thm.jpg'
b12d9e4100bcfb9ccbe2262da377c644
3c0110c7337430b9f96f4ae46af0add9135ddb6e
describe
'1125409' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSAE' 'sip-files00129.jp2'
a1f3b067338a13ef9b5706ac731b4fde
b3a6a0e63fd4670cf9f347ca6389e4498d27d943
describe
'237885' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSAF' 'sip-files00129.jpg'
9f4b4799a25322f835171f252c91c360
61429a9fc28502f1a3913e1e6ebeba4e284f5b2c
'2012-02-11T15:53:49-05:00'
describe
'251400' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSAG' 'sip-files00129.pro'
6883a5d4d7d6e74e20e9fb1a77da6479
1db15d9b50af86142a1c3f588ae4d3259ced8715
describe
'58315' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSAH' 'sip-files00129.QC.jpg'
4d2066cdcb3f9f5864f2fa5857b447b7
5c75fec9998cbf729e38708c30249ff5584620e0
describe
'9020420' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSAI' 'sip-files00129.tif'
965ce2fd858058cbd0c7eaeb3366fbac
f2911c04aa79fe715b2a7cb196a5dff73bd4ac0e
'2012-02-11T15:55:03-05:00'
describe
'10420' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSAJ' 'sip-files00129.txt'
75e7b1feed5dd2bf3ce98efac80cc118
1adad5713294808db941a8ca982613edf83c9825
describe
Invalid character
'13676' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSAK' 'sip-files00129thm.jpg'
a280bc57fb9760c7bdb62be1d7c4b047
9595a9789f1165a766657521a3a8ae73d8757b06
describe
'1145602' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSAL' 'sip-files00130.jp2'
a8a9d805bee0efb6c96e7d26aeac794f
3c89e63b520ed996fc9f2c202217530eb237a79a
describe
'191042' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSAM' 'sip-files00130.jpg'
44035a21d50f7e77c26a22ac93446003
a03d163328287c885f4deaaf598e6ee8817163e0
'2012-02-11T15:55:16-05:00'
describe
'144429' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSAN' 'sip-files00130.pro'
a81950d3fbfeaadf9b2c6d056e4735c0
d6dbe8075003c468ef48e028d67aea8dd3283dba
'2012-02-11T15:51:43-05:00'
describe
'50293' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSAO' 'sip-files00130.QC.jpg'
6834cc24cf94faf7a71a4f8622054b85
fcc444a2557e1f3b4abff710318c5d83c2d44464
describe
'9182008' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSAP' 'sip-files00130.tif'
7824cc367648a67455d8d55f808a7475
72978dba7043a8976982160e280c7c088608a657
describe
'6327' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSAQ' 'sip-files00130.txt'
2d1181a2c691e9b1046678af631c4040
25eb5da9571e7b19cc8256901ca15824bd6e0aae
'2012-02-11T15:53:56-05:00'
describe
Invalid character
'12604' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSAR' 'sip-files00130thm.jpg'
67f96eca5e6ae2bb55bf8d9ca7b3ce23
053beac154cb4a4b2441bfe05b978e8de10bc91e
describe
'1145768' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSAS' 'sip-files00131.jp2'
7848e48af22d54226a02cd060095019b
25c8937e6c698f80b1f2e900565484a83768be75
describe
'160463' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSAT' 'sip-files00131.jpg'
fae39d4be3a939b3b0235173491201d0
f9ded2e0c9858a1c85388382c78ff8217a22065d
describe
'87385' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSAU' 'sip-files00131.pro'
04da4bd01cc620f1a2331e16f87aa608
ccee58463ffdb4db8e556e2bfbb54bb5fe9b4d75
describe
'41331' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSAV' 'sip-files00131.QC.jpg'
664807de879fde740d7e32f471d6fe2d
f1643bb3cfa59d63b067321b83d763f856e8ac52
describe
'9181768' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSAW' 'sip-files00131.tif'
af8286d981a9516a2704f21e9c64bc18
14ba43a703867b987ef244a2625b74f1b631ce3a
'2012-02-11T15:50:21-05:00'
describe
'3546' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSAX' 'sip-files00131.txt'
0879ebbfe6ea85b44f492761aa741aa3
68bff689ed54c0f1009da205b488e8d99f102698
describe
Invalid character
'10459' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSAY' 'sip-files00131thm.jpg'
8ac0f2223eac9e2295cfc2ee25350396
8fae43796dffc554c4a27a06ed0d22ffc227870f
describe
'1162433' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSAZ' 'sip-files00132.jp2'
ec0128b2ec4ae07bd20a87f6fc3a3ced
848966b2175fb904cfd1eae66281ffc32751b837
describe
'150796' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSBA' 'sip-files00132.jpg'
00600a6d972879467c219ea19c91d1d6
e31885db342480463e077823cb45993ee0405609
describe
'37691' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSBB' 'sip-files00132.QC.jpg'
b647fa053a4d85ffd9853e272be473ba
6d6a62c2c41bd5b7c0ebb43b53079ca84fff063b
describe
'9315156' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSBC' 'sip-files00132.tif'
03fc22f0e26d4b06f6de02921e55812b
f8ab2d10bf1c3d8d72d81a8451212b6243765fdf
describe
'9794' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSBD' 'sip-files00132thm.jpg'
d59046942210410b91bfab2b9503e218
a961552dadd5ab61fdbcc659c6cbbf666cc27ed0
describe
'1150846' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSBE' 'sip-files00133.jp2'
ad1d4590a59c18071338030575f87589
64681bba3e3d6dbc6f72389ccbf8b581754b48f1
describe
'163188' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSBF' 'sip-files00133.jpg'
1d39607d1f54885ce1b07719a455d46b
cdb55f46bada85b73b4ee228c2a5b44c00cb2f2a
describe
'137224' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSBG' 'sip-files00133.pro'
9f0000685a42461ae45a5cbe11561054
ad8acb679f418e9c246c9ab097abbed68eeddf94
describe
'44937' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSBH' 'sip-files00133.QC.jpg'
b9b2784d5a788249bbda987d935ae040
17eb85f644ca8656b889914b46d61998d750c5af
describe
'9222612' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSBI' 'sip-files00133.tif'
859a11e608999ae89c93de87e1f1066f
426e5cd9831137adbe2eaca5158daf5ed5de4826
'2012-02-11T15:54:27-05:00'
describe
'5628' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSBJ' 'sip-files00133.txt'
0f593b569d549f788beff6ce29117e19
beb8403fa5d4be679603282f2356f9d1c58e41d6
describe
Invalid character
'11347' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSBK' 'sip-files00133thm.jpg'
cf1e2f70176c8db9a718ac36ed2c3430
ae3a5ba0296275009ac2d68e9a58c64af03d0b24
describe
'1133933' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSBL' 'sip-files00134.jp2'
7e90d1d852c5029153cc0794c7f7d333
e8155e89a983295ebb488c8475d2b7439bba213c
describe
'181882' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSBM' 'sip-files00134.jpg'
e5bcb0efd35652585e90ba6464c0ee71
c97e76519949c71a952eab2eb101f57ab888469b
describe
'124106' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSBN' 'sip-files00134.pro'
8bf828bdc7abd7e6394bd6ea957cb549
2a618cf1c42f4593493f845c711bc87e8e8461fd
describe
'49518' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSBO' 'sip-files00134.QC.jpg'
60742bcce5e74d66593eec6c5d0e3905
ead8a082bc5149e42d2df4caca7b9d71fd76c8fa
describe
'9087712' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSBP' 'sip-files00134.tif'
157b3759adabda20a331b2586971f576
dfa5525af7f58e5364944bebaaab57b24faa327d
describe
'5120' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSBQ' 'sip-files00134.txt'
35d08e9aae0e2b3672d348066312461b
0826d27ebae68a82a74fdaf0c429108d4e09a086
describe
'12028' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSBR' 'sip-files00134thm.jpg'
335feed419da11d1b5f4e7872738d18e
47fadb5a3fec44034b27c632168ce93ed7eb584c
describe
'1163676' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSBS' 'sip-files00135.jp2'
9ce40b68980493b6727daf0eaedc5755
6cc05247f0b37a0e029e25bfe2ddcc9e51743987
describe
'198878' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSBT' 'sip-files00135.jpg'
45641e81f8151234f12f25fbe5064124
ecf68f79f91164e88f271ee8076ce212a7738674
describe
'180616' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSBU' 'sip-files00135.pro'
d6e7af5ae9e8ac5bea6d0c7f45775f7a
1ebbe354f66ad94c096bc25a8be1e26ab7bf6b92
describe
'50488' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSBV' 'sip-files00135.QC.jpg'
b0ddde39a77efbb63733b879d28d39b3
e0ad4661bc07130b115210400348daaa5b8a2782
describe
'9325128' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSBW' 'sip-files00135.tif'
6170f1df40667d479e698a669b012147
0b65735ecbb99b8a370d55005e4bd66b011dc0c1
describe
'7619' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSBX' 'sip-files00135.txt'
64bc475e7ab3c1dad449aacf707a6638
90b9dcc7486bd5384abff601a8ab5312edfb5013
'2012-02-11T15:55:21-05:00'
describe
Invalid character
'11837' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSBY' 'sip-files00135thm.jpg'
56b1b9363f0eddab35ccdbea37562576
8b904f851e65b71e558f1c9a63edb0cf896d2364
describe
'1156749' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSBZ' 'sip-files00136.jp2'
4334e0e6ab38d38061242d767f7e05c9
e80f08e66bd97e96b96a2d43f1e917d13b4107f3
describe
'173930' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSCA' 'sip-files00136.jpg'
428e849a7abffab8195268f08731773d
3adc6299fcf14b27c3727c8dc2de72f015f4c207
describe
'116503' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSCB' 'sip-files00136.pro'
fabbda6d42ec1fccf623ca1d1615fae3
ac3111eb0bafee1e18d89cd71c964f59c1c2c163
describe
'43681' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSCC' 'sip-files00136.QC.jpg'
8b58f0a1feea9d62329562d05a8a21dd
22a79c6b096b278728ea183f4eb489075436ac1d
describe
'9270656' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSCD' 'sip-files00136.tif'
075686f6452ad0961b879534c6aeb08c
c48957fc770369ac82e2ccfef54baf932dd4789c
describe
'4770' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSCE' 'sip-files00136.txt'
c482137dc78c543ef8ffe5e353e32577
789fa4082f6ba04ace2016643d1002f62023f349
describe
'10800' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSCF' 'sip-files00136thm.jpg'
e7dc933b4f87a9ab86b8746a87f35d21
18195913b9c0c4e8421da24195a5263030dfdaeb
describe
'1172918' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSCG' 'sip-files00137.jp2'
cbe5b3ad1d02fc80a435be1d38ebd247
76af6b8357accdd79bf72764374c514f7ac17e59
describe
'186314' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSCH' 'sip-files00137.jpg'
9d4bc2ab89826cffb6b315e39b37551c
8fdbe835b2757d5bb082123f1d18e7ee5f958575
describe
'177517' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSCI' 'sip-files00137.pro'
66ab934b64bf9b45dabf998f10f1126f
bc999c79c18b25edccedec6254a7ee8e3bb9a6a4
describe
'46766' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSCJ' 'sip-files00137.QC.jpg'
bf628d2474ad7e23b65ff363834976ec
b27a994ba48c44d11bb7918ada8d2b1e3df03c1d
describe
'9401092' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSCK' 'sip-files00137.tif'
9238c7ac4f5d0323973f531d10a992bd
09353bb89c7a2ad64b79e31d455ab0795535784c
'2012-02-11T15:53:46-05:00'
describe
'7156' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSCL' 'sip-files00137.txt'
55d4f33cfd1369d20bdcb2c2d8cad5f8
f7c6764abb77fb8676c23f634aab96c5257ca6f9
describe
'11125' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSCM' 'sip-files00137thm.jpg'
268323ccab77f624a95f72285a5d49d4
5618f32d301706908073021617a8e92fd8e502e1
describe
'1137525' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSCN' 'sip-files00138.jp2'
94ae2e8d00477f903d9db93117977931
af1c1f8abeae4c89a58357ad1f6f60aa1de93cb5
'2012-02-11T15:52:18-05:00'
describe
'190877' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSCO' 'sip-files00138.jpg'
6aa9ff6f806066613758f8d2570bf845
86d5edaef789be3631f51edb14ca833dc4ff417d
describe
'152178' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSCP' 'sip-files00138.pro'
bd3491f93b137fd65453eca182828294
24a57cb290aa5001957b3b81b8fd291b0c3dbe3a
describe
'48497' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSCQ' 'sip-files00138.QC.jpg'
55c234d50cf16dafffd8b3e2daa16b96
baf7c0d68540f792ad62a3f81e6679109029e2d6
describe
'9115300' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSCR' 'sip-files00138.tif'
7a3e911c63536d4084ebae8d06ab394e
67a7e48d71ceef604eaf2aa31b0fc4762a26e0f3
describe
'7188' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSCS' 'sip-files00138.txt'
6e7bc34a036e868fb708338891fe5074
37a9a68e26b7bf51a9efffc711a4f29393bc85d3
describe
Invalid character
'11364' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSCT' 'sip-files00138thm.jpg'
53882bb891d3b9e8d68cb2b0fbfb49ff
2acd1b625d3dbead6adeb394cef565bf8331a9d2
describe
'1169075' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSCU' 'sip-files00139.jp2'
619be7e6baf33af75d3e13d9a3362ce0
782ddd9bf5f97db940b21bce1384f976629f04d4
describe
'167837' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSCV' 'sip-files00139.jpg'
5c694cd5e1b7259d4d402e589d109bd1
4d406fc3743d75c2aba3a4ca419832debd78a687
'2012-02-11T15:56:30-05:00'
describe
'74136' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSCW' 'sip-files00139.pro'
d004cf927962a94c00f51b409a01353b
e320a9f0fcd2f223cf5e7d3858580becedeb4414
describe
'43958' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSCX' 'sip-files00139.QC.jpg'
078440dd67e351af8f4f2dd3a22fb9de
fd227a81578e3f94e7fed97e5b074d1f96c05d37
describe
'9369804' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSCY' 'sip-files00139.tif'
ed36e97d8046bc51211550e2edc4c8f1
e462d3ca6712ad9dd62ce0a40cfb85812455bf4d
'2012-02-11T15:51:26-05:00'
describe
'4302' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSCZ' 'sip-files00139.txt'
2fb0ab5c244fbb116a08abb82ce107f6
8109f7658b1324041555c0cd93ef1027bf4451ce
describe
Invalid character
'11290' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSDA' 'sip-files00139thm.jpg'
64c50cde80bdd3fbee2cb97822f2ba15
786434175102ee52358d1af61ce9f95ec284a372
describe
'1160096' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSDB' 'sip-files00140.jp2'
fcfb728c12306367aa4d91eed48fd004
d21a7d0cb3e5a96ec507b5c97390b73585b4afec
describe
'217827' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSDC' 'sip-files00140.jpg'
b32b76c75281a6d2070032352f7c50aa
88150281225d9b5293caaea3823e156e8f02863a
describe
'249926' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSDD' 'sip-files00140.pro'
7d02394793f2ac23159acdfcabcf021f
261b342fa84de61ec1fe2515db32762ddd1c12e4
describe
'54451' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSDE' 'sip-files00140.QC.jpg'
4e9baf8427d7ba831ae18a47634aefed
d67779d11e08f9423fc2e463d60c77678df03ab3
describe
'9297664' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSDF' 'sip-files00140.tif'
9e518d5da010aa67289eff79d84dcb5f
91edc4468252be04826ed26f5eb97a95567b2ab0
describe
'10629' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSDG' 'sip-files00140.txt'
2f58c9ec4716124874ca2881f8afc109
8bc0a1f6c656752027251d2d2124ec677e3663d0
'2012-02-11T15:52:10-05:00'
describe
Invalid character
'12565' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSDH' 'sip-files00140thm.jpg'
5927ab12ee3f3ee0029bc336ba712a8f
71bb4ac05a9a3e61fcf77a38b13c4c45425c177b
describe
'1148730' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSDI' 'sip-files00141.jp2'
cce2ce431673882a773d9873e4457927
b728f65fedbe9f068afc85439291123bfcd73f59
describe
'228330' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSDJ' 'sip-files00141.jpg'
54260313f167be1712f8889454a96ae0
e6635e7244050db36adb02794ff559b3900fd2df
describe
'244462' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSDK' 'sip-files00141.pro'
0bd865fd42b05320ca30f21d91c103e5
5bbf119b2f6c91e08891bb466fa80d18d7d1eea7
describe
'56272' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSDL' 'sip-files00141.QC.jpg'
c91d7f2ced5afb85cd9497cba68c1c24
9a7d4ce2aea3c7b9656d92fc9d8f0759aa5f1412
describe
'9206756' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSDM' 'sip-files00141.tif'
394f0f78626b7bd11118f776bbbf8095
b8ead27900bfffed9480c1614fa9cfe08038f71a
describe
'10010' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSDN' 'sip-files00141.txt'
db2cee60ef12cc75e7d2f39cceefbe7a
426dbc8100611f731bfcff9a751d56afee8ca8b4
describe
Invalid character
'13349' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSDO' 'sip-files00141thm.jpg'
662b3c1d24e07c16d05ef159d87634d0
e09e394ba9481b78c087c85edf3d680f3b71ff99
describe
'1165008' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSDP' 'sip-files00142.jp2'
0908426ad1940f04ac99197a90a152ab
fb8117535fc24c09ba3cbcd55b5840420820d5d0
describe
'203271' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSDQ' 'sip-files00142.jpg'
72da0fe85a02645b369336788d101f55
a3880739088af462f353bac26731ca83fc2fb968
describe
'176287' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSDR' 'sip-files00142.pro'
6654677b272d1571f5c20eab96a3109e
fee5dbce7211ce248e8d14ba7a79549501fc4d68
describe
'53102' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSDS' 'sip-files00142.QC.jpg'
aab09e69e9a93f92ba4d2b553208b74b
1a1c6b4b68189ccc6f335d35a63d41e029240863
describe
'9336796' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSDT' 'sip-files00142.tif'
661372b45f4215f447ad22eb5bb55644
7c2824b3fcfdc15d7aa25de6303649d670252271
describe
'7183' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSDU' 'sip-files00142.txt'
8aa96bae0d74ac248c086ede54bfd624
6fb8a111019725e6358f2a5130380b9f2f7bbf64
describe
'12721' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSDV' 'sip-files00142thm.jpg'
aed5016df57b0a9898ef9c888c194a36
0217a45b90b277165f78f20479526ad6c1509a90
describe
'1181429' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSDW' 'sip-files00143.jp2'
20a642fb50fceab6039f60bca34a4438
0b8442a45ff36bd7eab6a9238dcd7112dc2a20bf
describe
'190151' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSDX' 'sip-files00143.jpg'
49e017bc224b2183e0240a88c3c23a6e
badaab1ed2dbe72214aac293d721ec6f2b3fad3f
describe
'216915' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSDY' 'sip-files00143.pro'
6e4da097a9245b4217f7330a60972279
1480cf444115ab7ecb2881478e23ae5b264db522
describe
'47326' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSDZ' 'sip-files00143.QC.jpg'
873d2453e6b5b50c13a0d11d8bfa735c
bdbc57caba9ed65032a46cb97a83ece60ab72dda
describe
'9466928' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSEA' 'sip-files00143.tif'
6888519cf3a2dd1d5beba3bafba8a385
3107ef5b702538693fcbdaacb7184b9de953eec0
'2012-02-11T15:57:30-05:00'
describe
'8951' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSEB' 'sip-files00143.txt'
89cbdab769729189f053f884bb4dff69
6b37c5fd99059cd56ab0677d1a1200b361305efb
describe
'11295' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSEC' 'sip-files00143thm.jpg'
41a94f5aeebf0bfb901d642bf0396565
70e5eb4d8f2cd7a7017e79f080ff9b13d931be45
describe
'1173207' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSED' 'sip-files00144.jp2'
84a294566db094cda06ab39a36e60418
7fe734e19fa154f676beabbbf207150d90b7e5e5
describe
'180819' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSEE' 'sip-files00144.jpg'
d08c80d3475e355e690c329fba919fe8
690b80c4a32cca77b68dbf4c06f5e746dd389f4c
describe
'172926' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSEF' 'sip-files00144.pro'
9cac72c438f14ca067df96a65b5ca596
c1e74d04370acfcf00971b26783e248955642f4b
'2012-02-11T15:53:32-05:00'
describe
'46392' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSEG' 'sip-files00144.QC.jpg'
92f948bcb4afd3020916ae253ac711f5
56fbd8068a76c244678359aa78ce21361c262d85
'2012-02-11T15:55:40-05:00'
describe
'9403424' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSEH' 'sip-files00144.tif'
0b2636780fd9177e0f93dee50a5745dc
d9a21c5c708667cab287c11c26edeac18e4fb128
describe
'7182' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSEI' 'sip-files00144.txt'
59a55b5f183c4063504c6871bbbaae61
d56b3c4a7c81efdc5f1c66b45d59b4c6554d2f52
describe
'11247' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSEJ' 'sip-files00144thm.jpg'
886b9887711662a2803f43632bd32cff
59542c520207dbcd1b3bf2eb0c754a9db6be7d50
'2012-02-11T15:51:56-05:00'
describe
'1171695' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSEK' 'sip-files00145.jp2'
ecd181a123eca0d88c7e57234ea19b25
fc2394453368c261d9799dc801b24c5504eda648
'2012-02-11T15:54:43-05:00'
describe
'191331' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSEL' 'sip-files00145.jpg'
b8f69484bb7df711cbdcd7a43256691d
24462e04f8faff8dd1d62f771167b29135b3d509
describe
'144196' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSEM' 'sip-files00145.pro'
cc6cca37b4e3d1cc806342500ed0f8bf
8ece4de37a40d3567a3ae0e8ffc36bb343db3b53
'2012-02-11T15:53:07-05:00'
describe
'50632' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSEN' 'sip-files00145.QC.jpg'
59e149a47dd312f65657400fad212b4c
a68f5d8498f7015da335d9fe00c07531ba80bacd
describe
'9390392' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSEO' 'sip-files00145.tif'
735c54e7c70d02cf50ccadb8f31c46f7
a59022c95bdfaf4d6e4d031bfc2c13c1cc7ab024
describe
'6097' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSEP' 'sip-files00145.txt'
13de389ba15c5594c61fe79a4f79b4c1
7be62462e8b5f3ade31500be8800e503845017ab
describe
Invalid character
'12539' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSEQ' 'sip-files00145thm.jpg'
8d0eecb18100632a699cb04fc3c774bd
285c1304c3772d86628fa54cded3ec5fb81e615d
describe
'1155171' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSER' 'sip-files00146.jp2'
dc305a47fc9b77142e2cbedecc55f18c
32455965ca669ddc600d10025adfbf3acc6d38a1
describe
'218991' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSES' 'sip-files00146.jpg'
0dda8b27fce5b8a53fd33b104bd90ad4
dd21dfe34f323f7c5d8de6effe6ebae4eb5ed162
describe
'217618' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSET' 'sip-files00146.pro'
07071685c53ed5c6f59f44e2d1feac38
39a9f04670b899fc174b271d741bbca563d5e7b2
describe
'56315' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSEU' 'sip-files00146.QC.jpg'
517bc17f01f22c5ebf463c87e3ee6434
c04dece9231937df349b0f71b50e0667efc03c50
describe
'9258912' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSEV' 'sip-files00146.tif'
691ac280d4dee7e237e64f0d69f47a37
66184dacfbe6dd6a6e12cea34096f550d703af21
describe
'8917' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSEW' 'sip-files00146.txt'
c2c22d4444f4727d1a5a6e5aa4d09529
d2f763b1f5ef94b9ca416a4d8ec21aca9bd2f0b0
describe
Invalid character
'13361' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSEX' 'sip-files00146thm.jpg'
0bccfb25818f49a8ad975117f26446d1
f96f1cab387b3bf8999bb320a81e334f339cadc8
describe
'1194711' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSEY' 'sip-files00147.jp2'
cd3c0a4c56d2bed58373f59e18133130
89d08d00ba544a531c48c0fe44f34c987375d9a7
describe
'134862' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSEZ' 'sip-files00147.jpg'
e631e172a3cc988588b62f17dbc77608
10375093919b01af9b6eb7fbf0682acacdd15d98
describe
'18809' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSFA' 'sip-files00147.pro'
a31d9937f6ff0330ba2f6c88bf389b7c
69862080132cef482a5679ed46bbd3e3a7b95055
describe
'35736' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSFB' 'sip-files00147.QC.jpg'
580444e9287bb607d63ecafde9ce1ad9
68859e086f2dbc68cf2a398f1fd1f193608ab496
describe
'9572904' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSFC' 'sip-files00147.tif'
546ed1b7eb8ff2c3b6baae4ef3465917
b2c25d8525b13ebb1dec437a39a65f737b6db23f
'2012-02-11T15:53:51-05:00'
describe
'952' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSFD' 'sip-files00147.txt'
c048c2ce7c02b43202533ac753d1047e
5da66945d7a39cffa6cebead78f6d6ba6dc7101e
describe
Invalid character
'9011' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSFE' 'sip-files00147thm.jpg'
6ab11c008739f9a4a8d0f892d8b8dc13
83e4257be8edec5dc6473bd6052959222398149e
describe
'1148096' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSFF' 'sip-files00148.jp2'
5bec1eabb8630391ea27735116636483
ae3575d5a4abc75a37031d3b7397e60d76fba68f
describe
'119423' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSFG' 'sip-files00148.jpg'
ae00ec1164afcf397eadaafc3017b070
2c45195b7d7c23e7e0b03bdbacae88d20219ec47
describe
'26061' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSFH' 'sip-files00148.pro'
a2081d2778a934ca8e84cd90456d23cd
95d5da39c7a8b7dab45e0e9d34018ff57b2ddd05
describe
'33314' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSFI' 'sip-files00148.QC.jpg'
89ae754b1a6f98ccd0612c5a6bb16e09
0217ee6ab0731e04fb8dc1232a20f76a5b189831
describe
'9199816' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSFJ' 'sip-files00148.tif'
64956830551b358ff3d5a3ef0582d06e
3e26304790d188853f2576d71f5105b3339833f6
describe
'1010' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSFK' 'sip-files00148.txt'
56986566a01d276725a38c56e18a99e0
9104b7eaa08921a0b33465f33d596bb2e78fd390
describe
'9513' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSFL' 'sip-files00148thm.jpg'
4afb2a867fca7cb820af689fbd4f99ff
0b45badfe763a386b8c62d9fd9d285877847f20e
describe
'1171285' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSFM' 'sip-files00149.jp2'
9620b471c8663f13dea665ce437ab520
318c246ab09b0c604c9f6d3f87418f4b9f47a4ae
describe
'150040' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSFN' 'sip-files00149.jpg'
2ae47e76442cfb7b1e0900ea418249b3
4c18497bb6690176f90becf051c8aa99154cb359
describe
'16487' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSFO' 'sip-files00149.pro'
6dcb0efac97e346aa7562f198e6c080e
78db50c278c057519b1cc0fa7ca775072ed834b0
describe
'39083' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSFP' 'sip-files00149.QC.jpg'
0108fee3e16ea6f5a732a7ec7e19f556
ac45fabfa3e2ecb6a7307b240901b2f1beab8a68
'2012-02-11T15:55:01-05:00'
describe
'9386344' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSFQ' 'sip-files00149.tif'
49c25a28be330930bffac9bbc7df7d12
695d32012855e9ec319355f46b35c77fa2e76d4a
describe
'777' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSFR' 'sip-files00149.txt'
0ba6de79edb1b3adee0e9740330c82e9
8e01b07e2909d3340f83133faf9559419fdda85c
'2012-02-11T15:49:47-05:00'
describe
Invalid character
'9990' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSFS' 'sip-files00149thm.jpg'
08bf3f5ac68e92c463864ad3f7d9fff7
15e4fe17644d682562bf913d081fadc1845e263c
describe
'1089233' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSFT' 'sip-files00150.jp2'
81e05051c5ebb315c6c858a252a70145
465a1f0d980e0a02746bcb89a74462188f496b4e
describe
'94244' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSFU' 'sip-files00150.jpg'
cdedbd7f57f2459e4d758bb3d188b5a8
945c7caa86a5e05a57c62f636e8c75a554bd30d6
describe
'24630' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSFV' 'sip-files00150.pro'
2c0872d7cf5c78a85baf23087042dfd9
6ecb99b80a0f98ff769efdc3a3a1a52822f8c5a1
describe
'27574' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSFW' 'sip-files00150.QC.jpg'
06894e11676c1899c4af95ea7f6e3929
1eb38cc31365cbf2b2d1d636bff465182709965a
describe
'26159000' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSFX' 'sip-files00150.tif'
ab1075d442c4f1ff707eb97a7fe85c64
df7977b16a9bb79c5f3c8d2293199a3418faf5fa
describe
'1631' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSFY' 'sip-files00150.txt'
6d09163b89bc5eb3ddc53b269d1edcf2
8d3353876fafce45a5733cab47f9817615440ebd
describe
'8393' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSFZ' 'sip-files00150thm.jpg'
6f970d0c3b7f4ffcb2aa53f0d1d19c2f
69fe6fc782603dc89b9df16b0d8f62d5f83b9491
describe
'1064749' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSGA' 'sip-files00151.jp2'
14a8c734a54bb18b7f33da1564132b3c
9f47ba0662e898f92930d3a3b7fbdcbd3a961bbd
describe
'104905' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSGB' 'sip-files00151.jpg'
0f5cfb010d134f7111edc498d2e33a96
8bfdd21e6de9a13dab8b7bb651822b291baff901
describe
'27615' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSGC' 'sip-files00151.pro'
39079831e865aaa1b4e9da00c6afb188
564a0bf4d2df7c27202bb783b30f4b9ca229bd09
describe
'31380' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSGD' 'sip-files00151.QC.jpg'
6082554bbc52b12db492beab8ec5731f
cfbde8c73a0cb4fa916f0d2c22fd9d2f1df065d4
describe
'25566968' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSGE' 'sip-files00151.tif'
4e4c73129217b8d99875457278a75766
0997acbf355c0bbee879c914a85934b89c6e72c9
describe
'1127' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSGF' 'sip-files00151.txt'
08da4b06a9a7e20e7f1b598ee5b3f722
7fa52ea970ca7993e88616b2a5da759856fbf40e
describe
'9371' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSGG' 'sip-files00151thm.jpg'
aafc49b3dfb53285eaa8ea7c88de33f6
d0dc769704a8e2541ec60298e2236c3d584018e7
describe
'8' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSGH' 'sip-filesprocessing.instr'
c33e8128a863330c2eb8c2ebbfadc37e
189b3fc6c712aef66069fec5bbae44f47e605420
describe
'223405' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSGI' 'sip-filesUF00029010_00001.mets'
8a7927922a39530fced2b846d645aaa6
a1daf8f5599e8bab4f1aec9590ce92ed3221f40d
describe
TargetNamespace.1: Expecting namespace 'http://www.uflib.ufl.edu/digital/metadata/ufdc2/', but the target namespace of the schema document is 'http://digital.uflib.ufl.edu/metadata/ufdc2/'.
'2016-05-19T08:52:08-04:00'
xml resolution
TargetNamespace.1: Expecting namespace 'http://www.uflib.ufl.edu/digital/metadata/ufdc2/', but the target namespace of the schema document is 'http://digital.uflib.ufl.edu/metadata/ufdc2/'.
TargetNamespace.1: Expecting namespace 'http://www.uflib.ufl.edu/digital/metadata/ufdc2/', but the target namespace of the schema document is 'http://digital.uflib.ufl.edu/metadata/ufdc2/'.
'289170' 'info:fdaE20090608_AAAABOfileF20090608_AABSGL' 'sip-filesUF00029010_00001.xml'
5dbb74d856f35e31f2f2eafb148dd271
36d0ee6618ab28f23ec9f0114078ab3d27983d77
describe
'mixed'
xml resolution
http://www.loc.gov/standards/xlink.xsd
BROKEN_LINK schema http://www.loc.gov/standards/xlink.xsd